SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

36 niños fueron arrebatados a la mendicidad y ahora son los primeros huéspedes del Centro Abrazar

 

 
Bogotá, agosto 8 de 2019. Milagros Jiménez, ciudadana venezolana con 21 años de edad y su esposo, Eduardo Vásquez, de 28 años, provenientes de Puerto de la Cruz, en Venezuela llevan dos difíciles meses viviendo en Bogotá. 

Hoy esta pareja experimentó que el destino les dio una nueva oportunidad y con éste para sus hijos Dayann, de 8 años, Nerlys, de 6, Meleyn, de 4, y Damaris de tan solo 1 año de edad.

El sol, el frío, el hambre, la indiferencia y la incertidumbre eran los compañeros inseparables de esta familia que jornada tras jornada salía a recorrer las calles de Bogotá, pidiendo limosna y esperando que la suerte cambiara.

El temor a ser deportados por no tener sus documentos en regla rondaba siempre en la cabeza de Milagros, pero lo peor era la impotencia de ver a sus hijos con hambre o con frío y no poderlos atender de manera debida.

Pero la suerte para esta familia venezolana cambió intempestivamente. Hoy en horas de la mañana un grupo de 'Ángeles Azules' de la Secretaría de Integración Social recorrió las calles de Barrios Unidos y allí encontró a Milagros y a Eduardo y sus hijos. Tras algunos minutos de un diálogo fraterno en un andén, la brigada los convenció para trasladarse junto con los niños al Centro Abrazar.
 

“Ellos (los funcionarios de la Secretaría de Integración Social), llegaron como caídos del cielo. Ahora entiendo porque les dicen los 'Ángeles Azules'. Realmente estaba muy acongojada. Se acercaba el medio día y mis hijos no habían comido bien. Cuando nos hablaron a mi esposo y a mí de ir a un Centro de atención, le pedimos a la Virgen que nos ayudara a tomar la mejor decisión y nos fuimos con ellos”, dijo Milagros

Camino al nuevo servicio para niños en riesgo de mendicidad por la cabeza de Milagros pasaron muchos pensamientos, pero ella estaba segura por la 'bonita energía' de las personas que la abordaron.

"Al ingresar al lugar sentí algo raro. Escuché la voz de más chiquillos. Vi más personas con chaqueta azul (profesores), dirigiendo actividades recreativas y pedagógicas con más niños. Inmediatamente pensé se me hizo el milagro, como es mi nombre", dijo la mamá con la voz entrecortada.

En el centro Milagros y familia fueron caracterizados y los niños empezaron de manera inmediata a recibir los primeros cuidados del grupo multidisciplinario conformado por 20 profesionales entre psicólogos, abogados, especialistas en primera infancia, auxiliar de enfermería, talleristas y educadores.

"Puedo ver que los niños están felices y pueden hacer amigos, jugar y recibir alimento sin problema. Mi marido y yo tenemos la tranquilidad de ir a buscar nuestro sustento porque sabemos que nuestros hijos los están cuidando muy bien, cosa que nosotros sus padres no podíamos hacer", sostiene Milagros.

A partir de ahora Dayann, Nerlys, Meleyn y Damaris, junto con 32 niños más que estaban en riesgo de mendicidad, llenan con alegría el Centro Abrazar, un espacio que los acoge con cariño y calor humano, el que Milagros pensó nunca iba a encontrar y que hoy gracias a la Secretaría de Integración Social volvieron a sentir.  

 
 
Facebook

Noticias Recientes
Ultimas Noticias 18 Octubre 2019

Semana del Buen Trato 2019

Semana del Buen Trato 2019
Semana del Buen Trato 2019 Del 18 al 25 de Noviembre Conoce...
Adultez 18 Octubre 2019

App ‘Ángeles Azules, Salvando vidas’, reconocida por su apoyo a la transformación social en la ciudad

App ‘Ángeles Azules, Salvando vidas’, reconocida por su apoyo a la transformación social en la ciudad
Bogotá, octubre 18 de 2019. La Federación Colombiana de la...
Otros 18 Octubre 2019

Centros de Desarrollo Comunitarios (CDC), reconocidos internacionalmente como programa de buenas prácticas

Centros de Desarrollo Comunitarios (CDC), reconocidos internacionalmente como  programa de buenas prácticas
Bogotá, octubre 17 de 2019. En 1967 nacieron los Centros de...
Footer