Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
Bogotá, febrero 28 de 2019. Más de 190 rostros de esperanza y convicción compartieron en el ‘carnavalito’, danzando y gozando, para evidenciar que, con la voluntad y fuerza mental, se pueden materializar metas y objetivos para seguir siempre adelante.

“La vida es un carnaval”, fue la expresión de Alejandro Pardo y Paola Rico, ciudadanos que habitaron la calle por más de 15 años y que ahora se encuentran asistiendo al ‘Hogar de paso día/noche la 35’, de la Secretaría Distrital de Integración Social y disfrutan de su amor, una linda relación sentimental a la que le están apostando con todas sus energías y dedicación para superar barreras y desarrollarse como personas.

Se conocieron hace unos 12 años, en la Plaza de España, allá donde vendían ropa de segunda, “ahí fue donde vi a mi monita y me quedó gustando resto, pero por estar echando calle le perdí el rastro y en mi soledad le pedía a papito Dios que me la volviera a encontrar y mire donde se me vino hacer el milagrito. Llegué acá por cosas de la vida y cuando volví a ver a mi flaca dije: ‘aquí es’. Así es como comencé una nueva vida, le fui cayendo y ya llevamos 4 meses en los cuales la vida me cambió por que Paola para mí es todo, al estar al lado de ella me volvieron los sueños, las ganas de vivir, de superarme como persona y de querer salir adelante”.

Trabajar, estudiar y tener casa son los 3 propósitos principales que se vienen para esta bonita pareja y así hacer realidad sus sueños con voluntad y ayuda. Una gran ayuda que por parte de Integración Social y sus actividades de resocialización, como la de hoy, han llenado de felicidad y esperanza para seguir creyendo en ellos mismos, seguir luchando y demostrar que son personas con habilidades y destrezas para aportar a nuestra sociedad.
 
 

En dicho hogar de paso se reunieron ex y habitantes de calle para cumplir un solo objetivo: pasar un momento agradable con sus compañeros y afianzar lazos de unión y amistad. Se mostraron alegres y participativos con disfraces como ‘la marimonda’, ‘la loca’, ‘María moñitos’ y ‘Joselito carnaval’, entre otros. Bombos, platillos, pitos y un bafle gigante con música de fiesta recorrieron parte de la localidad con el ánimo de dar un mensaje de optimismo y superación personal.

Lo más importante de estos procesos es que Alejandro y Paola están saliendo adelante por la confianza depositada en una Entidad que les ha brindado calor humano, confianza y respaldo para que vuelvan a creer en ellos construyendo una nueva vida y por eso es que se pueden respaldar los procesos de rehabilitación e inclusión social para que de aquí salgan hacer parte activa de nuestra sociedad.

Ex y habitantes de calle de los centros de atención como: Hogar de paso Mujeres Diversas, Centro de Atención Transitorio (CAT), Hogar de paso calle 18, Hogar de paso Bakatá y Hogar de paso la 35 aportaron a esta linda actividad con bailes y mucho júbilo para gritar ¡Sí se puede!, frase simbólica que ciudadanos habitantes de calle tienen interiorizada en su mente para seguir adelante.

¡Sí se puede!, vamos por más vidas …

 
Facebook

 

 
Bogotá, febrero 19 de 2019. El ocaso de ‘Mariluna’, una actriz caleña, quien tuvo su debut en la popular serie ‘Padres e Hijos’ por allá en el año 92, no es diferente al de millones de personas, quienes tras probar la droga cayeron en un foso sin fin. Sin embargo, su historia se erige con una novedad, a sus 53 años desea retornar a la caja mágica y morirse en su ley: actuando.

Prima, según ella de David Guerrero -el niño rico en la serie Los Victorinos-, lleva esa pasión en la sangre. Se formó muy adolescente con el maestro Alejandro Buenaventura en el barrio Miraflores, de Cali y compartió escenario con grandes como Naren Daryanari, Robinson Díaz y Flora Martínez, en ‘La otra mitad del sol’, e incluso estuvo en el apartamento de Rosemary Bohórquez.

“Hice hasta 9° grado y me salí porque quería estudiar actuación. Estaba en ‘Los Cedros del Líbano’, en Pance, en un colegio de niños ricos. Todo lo tuve, crecí en un hogar bonito, fui muy afortunada. A los 18 años, me vine para Bogotá. Estuve en el apartamento de Rosemary porque la mamá de ella era novia de mi tío. Ella me recibió y yo ya había hecho mi curso y así empezó todo”, asegura María del Pilar Montoya Trujillo, ‘Mariluna’, quien alcanzó a estar en varios capítulos de la serie, según cuenta.

Probó la droga por un novio. Eso la llevo a vender el carro y a alejarse de su familia. Conoció al padre de sus hijos, Mariana y Miguel Ángel Giraldo, los cuales le fueron arrebatados por el bienestar familiar, debido a su condición de consumidora. La droga se la llevó en años, tanto que llegó a pesar 47 kg y a perder todos sus dientes por el bazuco.

“Tenía la cara aruñada porque por la ansiedad me la dañaba. Me entrevistaron en personajes del mundo y en varios medios cuando estuve en las calles donde no podían creer cómo estaba. Pasaba noches en pagadiarios y si no tenía dinero me tocaba dormir en los parques”, recuerda apenada. Como si revivir esos momentos la avergonzaran.
 

Foto sacada de Facebook:  Antes de Mariluna

Y fue precisamente en un parque donde encontró una oportunidad. “Gracias a los Ángeles Azules, quienes me vieron durmiendo en una banca y me dijeron que me iban a dar comida, útiles de aseo, un techo, un baño; mi vida cambió. Fue de verdad un cambio de vida, estoy muy agradecida”, afirma ‘Mariluna’, quien actualmente está en el hogar de Carreteros y Mascotas y lleva tres meses en proceso.

Ya no piensa en la ‘L’, ni en El Bronx, ni en las maquinitas donde perdía las monedas que ganaba cantando y bailando, para escuchar una que otra canción. El día de la intervención al tétrico lugar vio la noticia desde Cali, ciudad donde está su familia, y decidió, años después, venirse de nuevo a la capital.

“Me estoy graduando de globoflexia, de sistemas y de soldadura. Estoy muy agradecida con el Alcalde Peñalosa, porque gracias a él y a mi pareja Cristian Parra, con quien nos conocimos en un hogar de paso de Cali, estamos recuperándonos de la droga. Sueño con volver a actuar porque cuando uno hace un personaje, uno sale de ser uno mismo y se monta en los zapatos de otra persona, hay que meterle sicología a un personaje. Yo no soy yo, me desdoblo y me encanta lo que es la actuación”, finaliza ‘Mariluna’ emocionada. Sus ojos le brillan. Gigantes sus pupilas, se dilatan cuando pronuncia la palabra actuación. Aprieta el diploma que lleva en sus manos. Tiene una ilusión de nuevo.

“Se están graduando personas que están en los diferentes niveles de los procesos de la Secretaría, ya sea personas que asisten a los centros transitorios, o que están en hogares de vida y están terminando sus procesos. Hay personas que recibieron 3, 4 y hasta 5 diplomas y lo que les hemos dicho es que este es un primer empujoncito que le damos con la Alcaldía, pero que es un camino que deben recorrer ellos solos”, aseguró la secretaria social, Cristina Vélez Valencia, quien entregó los diplomas a los graduandos.

‘Mariluna’ fue una de las 543 personas, exhabitantes de calle, quienes recibieron su diploma por graduarse en artes y oficios. Globoflexia, sistemas, reparación de motos y bicicletas, arte con papel reciclado y bisutería, entre otros, fueron algunos de los cursos de formación que recibieron.

 
Facebook

 

 
Bogotá, febrero 12 de 2019. Con la participación de exhabitantes de calle vinculados a los centros de atención, funcionarios públicos de la Secretaría Social y periodistas de diferentes medios de comunicación, inicia el primer torneo relámpago de fútbol denominado ‘Sí se puede volver a soñar’.

Estos encuentros deportivos, que buscan la sana convivencia, amistad y confianza en los ciudadanos habitantes de calle, quienes se encuentran actualmente en procesos de recuperación y su entorno, sirven para su inclusión social.

El hogar comunidad de vida ‘El Camino’, abre sus puertas a más de 100 competidores de los géneros masculinos y femeninos, quienes en un torneo relámpago, se disputarán diferentes encuentros deportivos para finalmente, condecorar al mejor equipo que no solo meta muchos goles, sino que demuestre el mejor ‘Fair play’ en la cancha.

Los hogares de paso de la ‘Cr 35, Bakatá, Calle 18’ y el ‘Centro de Atención Transitorio’ reúnen sus mejores deportistas, algunos muy experimentados en el campo de futbol; otros por el contrario aprovecharán para dar sus primeros pinos en la materia y porque no, dedicarle más tiempo a este deporte.

“Estas actividades recreativas, no solo hacen parte del diario proceso de muchos de los habitantes de calle, sino adicionalmente, promueven el sano esparcimiento y el contacto con otras personas que muchas veces no suelen ser tan cercanas en la vida cotidiana de aquellos que permanecieron en calle aislados de muchas cosas”, comenta Diana Rodríguez, líder del hogar el Camino y cabeza en la organización del mismo.

El evento convoca a nueve equipos, entre los cuales se encuentra uno conformado por funcionarios de la Oficina Asesora de Comunicaciones de la Secretaría Social. Por otro lado, la invitación al equipo de prensa del Distrito, quienes traerán a sus mejores ‘figuras’ para coronarse campeones del torneo.

Los horarios a jugar, estarán entre las 6 a.m. y las 2 p.m., y se espera que finalizando la semana se dé a conocer el finalista del campeonato.

 
Facebook

 

 
• Durante la actual administración, 1.829 exhabitantes de calle han recibido formación en artes y oficio
 
• Bogotá mejoró la oferta para esta población con tres nuevos centros de atención: carreteros y mascotas, mujeres diversas y comunidades de vida.

• 2.323 exhabitantes de calle adelantaron procesos de recuperación en los centros de atención de la Secretaría Social.

Bogotá, febrero 19 de 2019. Como los más aplicados de los estudiantes, 543 exhabitantes de calle se formaron en artes y oficios y recibieron su diploma directamente de las manos de la secretaria social, Cristina Vélez Valencia, quien estuvo pendiente de sus procesos.

Aprendizaje en sistemas, reparación de electrodomésticos, belleza, bisutería, soldadura, tejidos manuales fueron algunos de los oficios que estos exhabitantes de calle, en proceso de recuperación y vinculados a los centros de atención de la Secretaría Social; aprendieron en los talleres desarrollados en los últimos cuatro meses.

Su logro hace que los participantes salgan certificados en formación de talleres socio-ocupacionales.
Con una intensidad de estudios, entre las 20 a 40 horas, contacto directo con herramientas, maquinaria y espacios de práctica, los exhabitantes de calle que adelantan su proceso personal en temas de recuperación de hábitos de aseo personal, alimentación, sueño, acercamiento con las familias e inclusión social; también reciben formación socio ocupacional con el objetivo de potenciar las habilidades, aptitudes y capacidades cognitivas con el fin de generar oportunidades de desarrollo autónomo y el goce pleno de sus derechos.

“Cada proceso de aprendizaje logró no solo el contacto con otras personas, que es una acción muy relevante para los procesos de recuperación individual, sino también la superación de cada uno. Así mismo, la formación en artes y oficios contó con prácticas y laboratorios en donde el ciudadano exhabitante de calle, no solo recibió formación teórica sino adicionalmente, tenía la opción de aplicar dichos conocimientos a través de la práctica. Talleres de belleza que incluían contacto directo con personas del común, en donde se adelantaban acciones como manicure, pedicure y corte de cabello. Además, espacios con las herramientas y elementos necesarios para adelantar técnicas de soldadura y reparación de electrodomésticos, entre otras tareas”, destacó Cristina Vélez, secretaria social.

En la oferta académica también se encontraban talleres en globoflexia, material reciclado, papel artesanal, construcción y mantenimiento de motos. En el marco de la restitución plena de sus derechos a la cultura y el entretenimiento, cada grupo conformado adelantó visitas pedagógicas guiadas por instructores y los ‘Ángeles Azules’ a diferentes lugares de la ciudad, reforzando los conocimientos recibidos en el aula de clase.

Durante la ‘Bogotá Mejor Para Todos’, 1.829 exhabitantes de calle vinculados a los centros de atención de la Secretaría Social han recibido formación en artes y oficios.

En el año inmediatamente anterior, se dio apertura a tres nuevos centros de atención para habitantes de calle con una oferta de 400 nuevos cupos.

 
Facebook

 

 
Bogotá, febrero 5 de 2019. Sangraba a borbotones. Tenía una herida ocasionada por una navaja en su vientre. Junto con él, muy cerca, otro cachorro se debatía entre la vida y la muerte. Al verlos, Wilmar Vargas solo atinó a recogerlos y llevárselos. Uno de ellos murió. El otro hoy es su ilusión para vivir. Así empezó la historia de amor de ‘Negro’ y este capitalino.

Completó 40 años, de los 46 que tiene, viviendo y durmiendo sobre el asfalto de la ciudad. Recuerda que llegó a ella desde muy temprano. “Yo en las calles estoy desde los 6 ó 7 años porque quedé huérfano. Desde muy niño. En ellas perdí la salud, me han herido con cuchillo y pistola por estar donde no debería estar, incluso en una machetera, en Armenia, (Quindío), perdí una mano por rebeldía.

No consume drogas hace dos meses. Lo asegura seguro, como quien encontró por fin el camino después de muchas noches perdido, y se le abre diáfano, tranquilo, prometedor.

“Me estoy dando la oportunidad. Ya no meto vicio pues después de que uno quiera uno puede, y voy para adelante”, sentencia sonriendo. Ahora lo hace todos los días y más sabiendo que ‘Negro’ está muy cerca de él.
 
 

“Sí señor, me la estoy dando”. Repite con fuerza y refiriéndose a la oportunidad. “Gracias a que puedo estar con mi perro, porque yo como voy a estar en un lado y mi perro aparte, si el perro es mi familia, ¿yo que hago con el perro afuera?, pues no estaría aquí, no podría estar en ningún lado socializándome sino estaría consumiendo droga. Ese perro para mí, mi vida, ese perro es como mi hermano, el perro es como mi hermano, pues yo no tengo familia alguna, el perro me divierte, el perro es mi compañía”, dice Wilmar.

Entró al nuevo ‘Hogar de Paso para Carreteros y Mascotas’ desde el 24 de diciembre, día que se puso en marcha, en prácticamente un plan piloto. El hogar es el primero de su tipo en el Distrito y prácticamente en Colombia. Es una apuesta que hace la alcaldía de Enrique Peñalosa, por hacer más atractiva la oferta en los centros de recuperación, y así continuar salvando vidas a diario.

“El hogar, la realidad, todo perfecto. La realidad me siento cómo emocionado de saber que ‘Negro’ está aquí cerquita. Al perro me lo desparasitaron, me le pusieron un chip, me le dieron un purgante y me lo alimentan a diario. Me gustaría que otros compañeros supieran que ya hay un centro donde usted puede venir con su perro, su perra, su gato y se lo van a cuidar muy bien, va a estar bien, le van a dar asilo y se lo están cuidando con amor”, finaliza mientras evoca que se enteró del nuevo hogar gracias a un promotor, quien lo vio sufriendo, y le dijo que ya no tenía excusas para no recuperarse, porque ya existía donde centenares como él podrían ir con sus mascotas.

‘Negro’ más que su mascota, es su familia.

 
Facebook

Noticias Recientes
Vejez 21 Febrero 2020

‪Si quieres cambiar la vida de una persona mayor esta información te interesa‬

‪Si quieres cambiar la vida de una persona mayor esta información te interesa‬
Bogotá, 21 de febrero de 2020. Ya está publicado en la plat...
Discapacidad 19 Febrero 2020

Erika descubrió en sus recetas, el camino para superar las barreras

Erika descubrió en sus recetas, el camino para superar las barreras
Bogotá, 19 de febrero de 2020. Vestida de blanco impecable,...
Footer