SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
Bogotá, agosto 12 de 2019. De pequeños nos convencían que comer espinaca nos haría fuertes como ‘Popeye, el marino’, un personaje de dibujos animados, con músculosos brazos, un tatuaje de ancla y una particular relación con el consumo de vegetales, los cuales aumentan su fuerza a límites sobrehumanos.

Y sin entenderlo muy bien nos comíamos hasta la última verdura que hubiera en el plato. Sin embargo, rara vez entendemos la importancia que tienen las frutas y vegetales para el crecimiento integral de los niños y las niñas.

¿Por qué es tan importante el consumo de micronutrientes en la primera infancia?

Los micronutrientes son conocidos como vitaminas y minerales y son esenciales para el organismo en cantidades muy pequeñas para múltiples funciones como en el crecimiento y desarrollo en los niños y las niñas. Son los encargados del mantenimiento de las funciones normales del cerebro, los huesos y del cuerpo en general, es por ello que la falta de estos micronutrientes puede ocasionar en los niños retrasos en su crecimiento, retrasos cognitivos, debilidad inmunológica, enfermedades en diferentes órganos como los ojos, la piel y el cabello, etc.

Según Martha Liliana Huertas, subdirectora de Nutrición de la Secretaría de Integración Social, “la carencia de estos micronutrientes se desarrolla de manera lenta y cuando se da, por lo general, los daños son irreversibles, por tal motivo es fundamental que los niños y las niñas consuman constantemente los alimentos que contienes gran carga de vitaminas y minerales”, agregó Huertas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia (ENSIN 2015), los déficits de micronutrientes más frecuentes en niños y niñas son: hierro, zinc y vitamina A. No obstante, la carencia de Calcio, vitamina D y Ácido Fólico, es una preocupación importante en la mujer en embarazo ya que puede conducir a complicaciones en la salud de la madre y del bebé en crecimiento.

El déficit de hierro produce anemia en los niños lo cual puede llevar a los niños y niñas a presentar más infecciones, así como, retraso y problemas en el aprendizaje. El déficit de Zinc altera las funciones inmunológicas del organismo, especialmente a nivel gastrointestinal, afecta la absorción de otros nutrientes y por su parte, la carencia de ‘Vitamina A’ afecta la visión, la piel y hace que se presente enfermedades como el Sarampión que puede llevar a la muerte cuando no se es tratado de manera adecuada principalmente en ciertas edades.

¿Cómo garantiza Integración Social prevenir el déficit de micronutrientes en niños y niñas?

La Secretaría Distrital de Integración Social realiza una planificación alimentaria cumpliendo la norma establecida por el Ministerio de Salud y el ICBF para el país, como son las recomendaciones de Ingesta de Energía y Nutrientes (RIEN), para la población colombiana, los mensajes de las Guías Alimentarias Basadas en Alimentos para la población colombiana (GABAS), y las diferentes estrategias para la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión, entre otras. Así mismo, suministra en la alimentación diaria micronutrientes como Calcio, Hierro, Vitamina A, sodio.

Teniendo en cuenta las recomendaciones establecidas en las Guías Alimentarias Basadas en Alimentos para la población colombiana (GABA), en los jardines infantiles del distrito garantizamos el 70% del aporte nutricional de las recomendaciones de ingesta de energía y nutrientes diarios, suministrando lácteos de dos a tres veces al día y vísceras una vez a la semana, frutas y verduras de tres a cinco porciones al día.

Adicionalmente NO se suministran alimentos enlatados y embutidos ya que estos son altos en sus componentes de sodio y pueden generar enfermedades crónicas a futuro.

¿Qué alimentos proporcionar para evitar un déficit de micronutrientes?

Durante los primero meses de vida es indispensable ofrecer a los niños y las niñas una alimentación balanceada y rica en vitaminas en minerales, no solamente rico en el consumo de frutas y vegetales, sino adicionalmente incluir proteínas que favorezcan el bienestar de los menores. Esta alimentación debe garantizarse a los más pequeños durante la primera fase de formación, desarrollo y crecimiento, es decir, por lo menos durante los primeros cinco años.

Según Huertas el principal alimento fuente de estos micronutrientes es la leche materna, “la cual debe suministrarse de manera exclusiva durante los primeros seis meses de vida y de manera complementaria hasta los dos años”. A partir de los seis meses de vida del bebé se debe iniciar con la alimentación complementaria, y en este proceso es fundamental introducir alimentos fuentes de estos micronutrientes así:
 
 MICRONUTRIENTE   ALIMENTOS FUENTE
Hierro Carnes rojas, vísceras de res, de ternera y de pollo
Zinc Alimentos proteicos de origen animal: carne, pollo, huevo, pescado
Vitamina A Vísceras de res y pollo, huevo. Verduras fuentes de carotenos: brócoli, zanahoria, espinaca, tomate. Frutas fuentes de carotenos: durazno, mango, papaya, melón
 
Durante la alimentación de la primera infancia y especialmente del menor de 2 años, deben proporcionarse los alimentos de manera equilibrada, consumiendo todos los grupos alimentarios y realizándose entre tres a cinco tiempos de comida diariamente en los que se les ofrezca a los niños y niñas frutas enteras, verduras cocidas y en ensaladas, cereales integrales, alimentos proteicos de origen animal.

Huertas recomienda que, “los productos ultraprocesados como paquetes, jugos industrializados, productos de bizcochería, entre otros, no deben suplir los tiempos de comida y adicionalmente no se deben consumir en exceso ya que estos no contienen los micronutrientes en las cantidades requeridas y son altos en grasas no saludables como las grasas trans, azúcares simples y sodio”, concluyó la subdirectora de Nutrición de la Secretaría de Integración Social.

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, agosto 9 de 2019. La subsecretaria de Nutrición de la Secretaría de Integración Social, Martha Liliana Huertas Moreno, participó del foro de la Revista Semana ‘SÉ LO QUE COMO’, una iniciativa que tiene como objetivo orientar a los usuarios de grandes marcas de alimentos, empresarios y ciudadanos acerca de los mitos y realidades que existen alrededor de la nutrición y la alimentación.

El foro, buscaba generar debate y poner en la agenda nacional las buenas prácticas alimenticias para sensibilizar al público sobre la importancia de su nutrición y alimentación sana mucho mas balanceada.

Allí, líderes, tomadores de decisión, médicos y especialistas, académicos y empresarios, entre otros, compartieron experiencias haciendo al público reflexionar con argumentos sobre una importante temática que afecta de manera importante a toda la sociedad: la alimentación.

‘SÉ LO QUE COMO’ hace parte de un proyecto multiplataforma compuesto de un micro sitio web, una publicación impresa y un evento que se realizó el pasado 8 de agosto y que se publicará en la Revista Semana.
 

Martha Liliana Huertas Moreno, subsecretaria de Nutrición de la Secretaría, hizo parte de los panelistas que participaron del conversatorio ‘Cómo educar a las siguientes generaciones’ en el que junto con ella participaron Martha Arbeláez, Directora de Marketing y Comunicaciones de Nestlé y Magali Torres Mejía quien es la actual Gerente Programa de Alimentación Escolar (PAE), del Ministerio de Educación.

Dicho panel fue moderado por Juan Carlos Bayona, exrector Gimnasio Moderno y actual Rector Gimnasio de Los Llanos en Yopal Casanare.

Al respecto de los retos que proponía el panel, Huertas resaltó la importancia de la educación adecuada en temas de nutrición en los padres de las próximas generaciones y agregó que, "los hábitos alimentarios se crean durante el primer año de vida. Es clave el inicio de una alimentación complementaria de manera adecuada, en los jardines del Distrito cumplimos con todos los parámetros que nos exigen para alimentación de la primera infancia”.

Adicionalmente, en los comedores de la Secretaría además de proporcionar alimentos se brindan a los participantes capacitaciones para que aprendan a preparar los alimentos de manera adecuada de modo que cumplan con los requerimientos de energía necesarios para el crecimiento sano de los niños y las niñas.

“Trabajamos por el bienestar de los más vulnerables, tarea que implica promover una formación en hábitos alimentarios, hemos formado más de 35 mil familias en el uso del plato saludable como herramienta para mejorar su alimentación", agregó la subdirectora de Nutrición de la Secretaría de Integración Social.

En el panel los especialistas discutieron sobre los desafíos de los padres, educadores y cuidadores en una época de redes sociales, exceso de información, fake news y del mismo modo crearon, en conjunto, propuestas para promover hábitos saludables en el colegio iniciando desde el hogar, generando desde la primera infancia hábitos alimentarios mas sanos sin perder el equilibrio, es decir, sin satanizar o restringir alimentos.

“Hemos implementado el plan de información, educación y comunicación 2016-2031, con metas que nos permite reconocer en qué debemos trabajar en temas relacionados con nutrición y alimentación desde la Secretaría con el interés de trabajar por un fin colectivo, velar por el bienestar de las poblaciones más vulnerables en temas alimentarios y de estilos de vida saludables”, añadió Martha Liliana Huertas durante su intervención.

Huertas destacó la manera eficaz en que la Secretaría de Integración Social ha venido realizando la inclusión de las políticas públicas para la alimentación exigidas en Colombia y como éstas están alineadas con el propósito de educar en hábitos nutricionales saludables y generar mejores estilos de vida saludable desde el hogar empezando en la gestación hasta la vejez.

En los servicios sociales realizamos cambios según las guías nutricionales como las Guías Alimentarias Basadas en Alimentos (GABAS), para la nación, reduciendo el uso de azúcares y sal y promoviendo los sazonadores y los postres a base de frutas, reconociendo que un niño saludable en el futuro será un adulto saludable. 

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, junio 28 de 2019. Curiosos, pero con mucho optimismo y satisfacción ingresaron a la nueva sede los beneficiarios y participantes del comedor comunitario La Concordia’: personas mayores, jóvenes, niños y niñas, ´quienes luego de tres meses de acompañamiento de la Secretaría de Integración Social, para el traslado a un sitio con una mejor infraestructura, entraron al lugar donde se les prestará el servicio en mejores condiciones de ubicación y seguridad.

Recordando con nostalgia y agradecimiento la anterior sede ubicada en una tradicional y longeva casona cercana al 'Chorro de Quevedo', los participantes poco a poco se apropiaron y habituaron a la que es su "nueva casa", un lugar cuya cobertura permite que 270 personas puedan almorzar de lunes a sábado, con altos estándares de salubridad e higiene.

Don Jorge Isaac Castiblanco, persona mayor de 71 años y quien llegó a Bogotá tras sufrir el desplazamiento, destacó su agradecimiento, agregando que: “la alimentación es ‘rebuena’, la atención lo mismo, todo me agrada aquí, estoy muy agradecido porque la comida me ha servido mucho”.

La señora Marisol Montañés, al referirse a la nueva ubicación, indicó que ésta es muy favorable para la gente: “el sector de la nueva ubicación es muy bueno, no está escondido y he invitado a más personas a que vengan”.

Mientras se realizó el traslado al nuevo lugar, el servicio alimentario nunca fue interrumpido y se entregaron 1.350 paquetes alimentarios que tuvieron como objetivo garantizar la seguridad alimentaria a las familias participantes.

Nidia Hernández, quien asiste al comedor con su esposo y dos nietos menores de edad, reconoce el esfuerzo de la administración distrital por brindar atención a la población más vulnerable. “Son muchas las veces que uno no tiene para brindarle a sus hijos un almuerzo, entonces un comedor comunitario sirve mucho para los hijos de uno. Ellos no molestan por la comida, les gusta hasta la ensalada”, asegura.

El comedor es operado por la ‘Fundación Pepaso’ y allí también se tiene previsto adelantar actividades de aprovechamiento de tiempo libre como huerta vertical, intervención de jardín con plantas aromáticas y un mural que refleje la incidencia del comedor e historias de los participantes.

Actualmente el proyecto ‘Bogotá Te Nutre’, de la Secretaría de Integración Social, a través de ocho comedores comunitarios, garantiza que 1.790 habitantes, entre adultos, jóvenes y niños de las localidades de Santa Fe y La Candelaria, puedan tener asegurado el aporte nutricional del 40% de energía, proteína, grasa, carbohidratos, calcio, hierro y vitaminas.

El comedor ‘La Concordia’ está ubicado en la Calle 6D Bis A # 3-23 este y actualmente tiene cupos disponibles para quienes quieran acceder a sus servicios.

Requisitos:

Copia del documento identidad y del núcleo familiar
Puntaje Sisbén menor o igual a 46,77
Fotocopia de un recibo de servicio público actualizado
 

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, julio 23 de 2019. La Secretaría Distrital de Integración Social está comprometida con el bienestar de los niños y las niñas, por ello reconoce la importancia de la alimentación adecuada principalmente durante el primer año de vida, de modo que garantiza el 70% de los requerimientos nutricionales para los más pequeños, quienes son beneficiarios de los jardines infantiles.

Allí los más pequeños reciben una alimentación balanceada desde sus primeros meses de vida y adicionalmente se les brindan las herramientas claves para el inicio de la alimentación complementaria a partir de los seis meses, que incluye las pautas de alimentación y recomendaciones de alimentos, que se deben brindar durante esta etapa de vida y que son esenciales para el adecuado crecimiento y desarrollo de los niños y niñas.

¿De qué trata la alimentación complementaria en los jardines infantiles del Distrito?

La alimentación durante los primeros años de vida es fundamental para un crecimiento y desarrollo óptimo, así como también para forjar hábitos de vida saludable en las diferentes etapas con el objetivo de que los niños y las niñas puedan convertirse en adultos sanos y saludables.

Martha Liliana Huertas, subdirectora de Nutrición, asegura que, “la alimentación complementaria debe aportar la energía y nutrientes necesarios para asegurar el adecuado crecimiento y desarrollo de los niños, desde los 6 meses de edad en adelante. Estos se encuentran en variados alimentos sin adición de sal ni azúcar y se deben ofrecer a partir del sexto mes de vida, como complemento de la leche materna. Sin embargo, la lactancia materna debe continuarse ofreciendo hasta los dos años junto con los alimentos sugeridos según la edad de los niños”, aseguró Huertas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se usa la alimentación complementaria, o alimentación perceptiva para la introducción de alimentos a partir de los seis meses teniendo en cuenta las siguientes pautas:

1. Lavar previamente las manos del niño.
2. Reconocer y respetar las señales de hambre y saciedad.
3. Alimentar a los niños y niñas directamente
4. Asistir a los niños mayores cuando comen por sí solos, ofreciendo alimentos más frecuentemente y en pequeñas cantidades
5. Animar a los niños a comer, brindando los alimentos despacio y pacientemente, sin forzarlos.
6. Ante el rechazo a los alimentos recurrir a diversas combinaciones, sabores y texturas.
7. Minimizar las distracciones durante las horas de comida como pantallas (celulares, tabletas, televisor, y otros similares), y videojuegos.
8. Permitir el contacto directo con los alimentos, como forma de aprendizaje, recordando que los momentos de alimentación deben ser espacios de tranquilidad, motivación y socialización.

Recomendaciones para iniciar la alimentación complementaria:

• Siente al niño(a), en una silla que quede frente a usted.
• Ofrezca pequeñas cantidades del alimento. Si lo rechaza puede volver a ofrecerlo al día siguiente hasta que el niño vaya conociendo el sabor del alimento.
• Teniendo en cuenta los alimentos que tiene en casa, prefiera prepararlos de manera natural, evitando incluir alimentos industrializados o listos para preparar.
• Es recomendable ofrecer agua partir de los seis meses de vida, es una excelente fuente de hidratación, para calmar la sed. Evite jugos o bebidas azucaradas.
• No adicione sal, azúcar, panela, ni mucho menos miel a las preparaciones que se van a ofrecer a los niños y niñas a partir de los 6 meses y hasta el año de edad.
• A medida que el niño va creciendo, vaya aumentando la frecuencia de alimentos sólidos llegando a tres tiempos de comida (desayuno, almuerzo y cena), al día a los 8 meses, y de 5 a 6 tiempos de comida (desayuno, nueves, almuerzo, onces, cena y refrigerio), al año de edad.
• Ofrezca solo un alimento nuevo entre dos a tres días y observe que no presente algún signo como sarpullido, hinchazón, vómito, diarrea. Si alguno de estos signos se presenta, suspenda el alimento y consulte al médico.
 
Alimentación familiar:

A partir del año los niños y niñas ya consumen los alimentos que se ofrecen al resto de la familia, por lo tanto tenga en cuenta:

• El niño ya puede consumir 5/6 tiempos de comida así: tres comidas principales desayuno, almuerzo y cena. Dos a tres refrigerios, uno en la mañana, uno la tarde y uno opcional en la noche
• La alimentación familiar debe ser baja en azúcares simples (azúcar, panela o miel) y sal, evite usar endulzante artificial como aspartame o similares
• No olvide limitar el consumo de productos de panadería y bizcochería con exceso de grasas y azucares tipo hojaldres, milhojas o con cubierta de chocolate
• Es importante evitar alimentos ultra procesados como jugos de caja, gelatinas, gaseosas, compotas industrializadas y productos de paquete por su alto aporte de sodio, azucares y grasas

Recuerde que la leche materna es el alimento ideal durante los seis primeros meses de vida. Aporta la energía y nutrientes necesarios durante esta etapa de vida y sustancias protectoras contra enfermedades, además no tiene costo y es natural. 

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, junio 21 de 2019. Con las botas puestas y agenda en mano para conocer la calidad del servicio en los comedores comunitarios del Distrito, la secretaria de Integración Social, Gladys Sanmiguel inspeccionó la calidad de alimentos que brinda la entidad en los comedores comunitarios de la ciudad.

Esta vez la visita de la alta funcionaria fue en el comedor comunitario ´Las Cruces II´, en la localidad de Santa Fe, donde evidenció la excelente calidad de alimentos que ofrece la Secretaría de Integración Social, a través de los 124 comedores, en 18 localidades de Bogotá; alimentos que cuentan con un aporte del 40% de los requerimientos en energía y nutrientes diarios que requiere el ser humano.

“Acabamos de visitar el comedor comunitario de ´Las Cruces´. En verdad que es un servicio espectacular, estuvimos con los beneficiarios, compartimos con las personas mayores, con el servicio que se les presta a nuestras personas mayores, tuvimos la oportunidad de acompañar a nuestros beneficiarios del comedor ya que es una comida deliciosa llena de nutrientes, sin sal ni dulce pero sí llena de nutrientes. Definitivamente los niños y adultos mayores están muy contentos con nuestra comida”, aseguró Gladys Sanmiguel, secretaria de Integración Social.
 
 
 

Es importante mencionar que la inversión de la ‘Bogotá Mejor Para Todos’, para el programa ‘Bogotá Te Nutre’, en el cuatrienio supera los $882 mil millones de pesos.

Además, más de 45 mil personas recibieron alimentación balanceada, a través de 124 comedores comunitarios, durante el 2018.

“Tengo 83 años de edad y llevo asistiendo 6 años en este comedor comunitario. Definitivamente toda la comida es muy rica y deliciosa. A mí me ha caído muy bien porque es bajita de grasa, de dulce y de sal lo cual hace que me caiga muy bien esta alimentación, estoy muy feliz de la comida, las señoras que nos sirven son muy queridas y amables además, con los compañeros echamos risas y cuentos a la hora de almorzar”, expresó, Carolina Guavita, beneficiaria del comedor comunitario ´Las Cruces II´”.

Conozca los logros del programa ´Bogotá te Nutre´

• Bogotá cuenta con 124 Comedores comunitarios, distribuidos en 18 localidades, en los cuales se tiene la capacidad atender a 35.700 personas al día mediante la entrega de alimentos calientes en adecuadas condiciones sanitarias y de calidad, con un aporte nutricional del 40%, de los requerimientos de ingesta de energía y nutrientes para la población colombiana. La población priorizada en este servicio son niños y niñas mayores de 4 años, adolescentes, personas mayores, mujeres gestantes y personas en riesgo de inseguridad alimentaria severa y moderada.

• Durante la vigencia 2018 se atendieron a 45.505 personas entregando un total de 9’230.964 raciones, 35.899 personas beneficiadas en lo que va del 2019, además de procesos de fortalecimiento de capacidades, educación nutricional y vigilancia nutricional.

• En 2018, 64.661 personas recibieron bono canjeable por alimentos y 11.575 recibieron canasta complementaria.

• Se Identificaron 27.195 personas cuyos hogares se encuentran en Inseguridad alimentaria severa o moderada en Bogotá para hacer intervención integral.

• La Secretaría de Integración Social ha comprometido más de 543 mil millones de pesos en procesos de nutrición y abastecimiento de bienes y servicios, entregando apoyos alimentarios programados: servicio social de comedores comunitarios, bonos canjeables por alimentos, canastas básicas y el suministro de alimentos crudos a servicios sociales de los proyectos. 

 
 
Facebook

Página 1 de 5

Noticias Recientes
Discapacidad 15 Octubre 2019

"El mejor vehículo educativo es el deporte"

Bogotá, octubre 15 de 2019. Así define Juan Pablo Parra San...
Discapacidad 15 Octubre 2019

Bogotá vivió ‘rumba y yoga inclusiva’ con cuidadores de personas con discapacidad

Bogotá vivió  ‘rumba y yoga inclusiva’ con cuidadores de personas con discapacidad
Bogotá, octubre 15 de 2019. Con Actividades físicas, rumba...
Discapacidad 11 Octubre 2019

Daniel Quiroga, campeón nacional con discapacidad, prendió la llama de las ‘III olimpiadas incluyentes’

Daniel Quiroga, campeón nacional con discapacidad, prendió la llama de las ‘III olimpiadas incluyentes’
Bogotá, octubre 11 de 2019. Daniel Quiroga, atleta con disc...
Footer