SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Niñas, niños y adolescentes son constructoras y constructores de memoria y paz en Bogotá

Bogotá Humana puso en marcha el pilotaje de una propuesta que busca incluir las voces de cientos de niñas, niños y adolescentes víctimas del conflicto armado en el diseño de acciones, en materia de política pública, que garanticen sus derechos en las proyecciones del proximo plan de gobierno.
 
Hace dos meses Bogotá Humana puso en marcha la Escuela de niñas, niños y adolescentes constructores de Memoria y Paz, una iniciativa cuyo propósito es incluir sus propuestas y recomendaciones en el diseño e implementación de acciones de protección integral y aportes a la reparación de 183 mil niñas, niños y adolescentes víctimas que viven en la ciudad, de acuerdo con cifras de la Unidad para la Atención y Reparación Integral de Víctimas.
 
La Escuela de Memoria y Paz es la estrategia mediante la cual el Distrito adaptó para la ciudad el Protocolo de participación de niñas, niños y adolescentes víctimas del conflicto armado 00623 de 2014, que a su vez se articula con la Política Pública de Infancia y Adolescencia y la Ley 1448 de 2011 en su componente de infancia y adolescencia.
 
Su propuesta metodológica -diseñada por la Mesa Distrital de Protección a los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes Víctimas y Afectados del Conflicto Armado- se desarrolla en cuatro módulos que buscan fomentar en las niñas, los niños y adolescentes ejercicios colectivos de recuperación de la memoria individual, familiar y cultural, la comprensión de su entorno actual reconociendo sus historias y saberes, el reconocimiento y ejercicio de sus derechos y la formulación de propuestas para que gobiernos futuros impidan que las violencias de las que han sido víctimas se repitan.
 
Los módulos de la Escuela son: Mosaico de colores, historias y vida, para generar espacios de confianza con el fin de recuperar la memoria individual. Encendiendo el sol de la memoria, para que a partir de las historias individuales se recuperen memorias de la familia, del barrio y de la ciudad de origen. Abrazando el universo de mis derechos, para que niñas, niños y adolescentes conozcan y ejerzan sus derechos fundamentales. Y en el corazón de la paz, para reflexionar, dialogar y sentir lo vivido para impedir, desde sus propuestas, la repetición de las violencias.
 
Actualmente el Distrito -en cabeza de la Mesa Distrital de Protección a los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes Víctimas y Afectados del Conflicto Armado, cuya secretaría técnica está a cargo de la SDIS- desarrolla dos pilotajes con aproximadamente 180 niñas, niños y adolescentes: 90 del Colegio Sierra Morena (Ciudad Bolívar) y 90 en Plaza de la Hoja (Puente Aranda), incluida la participación de la primera infancia junto con sus cuidadores y cuidadoras.
 
Los resultados de este primer pilotaje de la Escuela de Memoria y Paz serán expuestos durante la ceremonia de graduación de su primera generación, jornada que se realizará en el marco del módulo La Escuela se Crece, que tiene como objetivo de que las niñas, niños y adolescentes sean reconocidos como constructoras y constructores de memoria y paz, y la importancia de promover acciones, procesos y programas que recojan sus propuesta de agenda pública y social de cara a la formulación de programas del próximo gobierno de la ciudad.
 
La graduación de la primera generación de la Escuela de Memoria y Paz se llevará a cabo el sábado 12 de diciembre en Plaza de La Hoja, el proyecto de solución de vivienda de interés prioritaria construida para víctimas del conflicto armado residentes en Bogotá.
 
 

 
Footer