Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Gracias a los cursos del CDC, Adriana emprendió y tiene nuevas fuentes de ingreso

 

 

  • El Centro de Desarrollo Comunitario (CDC) Pablo de Tarso, ubicado en la localidad de Tunjuelito impulsó a Adriana Sánchez, una mujer que había perdido su empleo a causa de la pandemia, a emprender y tener su propio negocio.

 

  • A través de cursos cortos y gratuitos, certificados por el SENA, la Secretaría Distrital de Integración Social busca, por medio de estos espacios, contribuir al desarrollo de capacidades y a la generación de oportunidades para la comunidad que habita en diferentes localidades de la ciudad.

 

 

Bogotá, mayo 31 de 2021.  Hace más de un año que Adriana Sánchez tuvo que cambiar su forma de trabajar a causa de la pandemia. Antes se ganaba la vida como monitora de ruta escolar, pero las cuarentenas dejaron como resultado que esta mujer perdiera su empleo.

 

Con la nueva realidad era necesario cambiar de planes y buscar nuevas fuentes de ingresos para poder aportar con al sostenimiento de su familia.  En esa búsqueda Adriana recurrió al Centro de Desarrollo Comunitario CDC Pablo de Tarso, en donde pudo encontrar una amplia oferta de cursos gratuitos que le abrirían las puertas a nuevas oportunidades laborales.

 

Adriana quien ya tenía referencias del CDC Pablo de Tarso, porque su mamá había realizado distintos cursos años atrás, decidió iniciar allí su proceso de cualificación.  Empezó con el curso de arte country, posterior con el de bisutería artesanal en cuero y luego el de muñequería navideña.

 

Con lo aprendido decidió abrir una miscelánea en un pequeño local ubicado en la misma casa en la que vive.  Poco a poco empezó a llenar sus vitrinas con los productos que elaboró en los cursos y, aunque al principio no fue fácil, poco a poco sus vecinos del barrio Venecia empezaron a preguntar por ellos y a hacerle encargos.

 

Así empezaron a identificarla como ‘la señora de las artesanías’. Incluso ahora ha logrado aprovechar aplicaciones como WhatsApp y varias redes sociales para ampliar la promoción y difusión de sus artículos y aumentar sus ventas.

 

Los 18 Centros de Desarrollo Comunitarios de la Secretaría de Integración Social están ubicados en las diferentes localidades de la capital y tienen el propósito de contribuir al desarrollo de capacidades y a la generación de oportunidades, capacitando de manera gratuita a la comunidad, con una amplia oferta de cursos certificados por el Servicio Nacional de Aprendizaje SENA.

 

Dylia Esperanza Prieto Gómez, coordinadora del CDC Pablo de Tarso señaló: “Los Centros de Desarrollo Comunitario facilitan espacios de formación en donde se busca aportar al mejoramiento de la calidad de vida de las personas y brindar apoyo desde lo académico a las ideas de emprendimiento; a partir de la articulación con entidades de orden público como privado”.

 

Y agregó, “los CDC son espacios de la comunidad donde nacen amistades, se comparten ideas y a partir de allí surgen liderazgos y emprendimientos que han facilitado un ingreso económico a las familias a partir de colocar en marcha sus ideas de negocio”.

 

Adriana no para, ahora su siguiente meta será capacitarse en mercadeo y servicio al cliente en el CDC, para seguir fortaleciendo su emprendimiento. Esta emprendedora reconoce que capacitarse no sólo le ha ayudado a nivel económico, sino también en su crecimiento personal. “Yo era muy introvertida y muy tímida, con los cursos he podido conocer gente, he logrado hablar un poco más y expresarme. Los cursos me han ayudado a desarrollar también la parte social”.

 

Al respecto, Prieto señala que, dentro de los beneficios relevantes que se observan en los CDC está la construcción de amistades, la identificación de situaciones comunes en las familias, lo que hace que se generen acciones de autoayuda social.

 

“Los espacios de infraestructura permiten que las personas puedan acceder a cursos cortos, cerca de sus hogares en áreas como: gastronomía, temas administrativos, emprendimiento, uso del tiempo libre entre otros. Fortaleciendo de esta manera el tejido social y las acciones comunitarias”, añadió la coordinadora del CDC.

 

Dentro de las ventajas que reconoce Adriana de haber emprendido, es que ahora ella maneja su tiempo y su modo de trabajo y lo mejor es que puede estar más pendiente de su familia y concluyó animando a los ciudadanos a participar en la oferta que ofrecen los Centros de Desarrollo Comunitarios: “Los invito a que participemos de estos cursos que realmente son muy buenos y nos sirven muchísimo para poder generar ingresos en estos momentos en donde la situación está tan difícil”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Facebook

 

Noticias Recientes
Discapacidad 23 Julio 2021

Con la alcaldesa, nuevo Centro Crecer abrió sus puertas a niñas, niños y adolescentes con discapacidad

Con la alcaldesa, nuevo Centro Crecer abrió sus puertas a niñas, niños y adolescentes con discapacidad
El Centro Crecer Campo Alegre Calandaima, ubicado en la Car...
Ultimas Noticias 23 Julio 2021

“Bogotá es la ciudad más generosa con la migración venezolana": Claudia López

“Bogotá es la ciudad más generosa con la migración venezolana
En lo corrido de esta administración se han atendido, a tra...
Ultimas Noticias 23 Julio 2021

Convocatoria abierta para concurso de méritos en Integración Social

Convocatoria abierta para concurso de méritos en Integración Social
En atención a lo dispuesto por el Decreto 399 de 2021, el p...
Footer