Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

En los servicios para la vejez de la localidad de Ciudad Bolívar se sella una historia de amor

  • La Secretaría de Integración Social, a través de los servicios de apoyos económicos y de la Casa de la Sabiduría Centro Día Carlos Gaviria, ha servido de ancla para que una pareja de 50 años de casados continúe fortaleciendo sus proyectos de vida.
  • Víctor Rosas y Gloria Estella Torres superaron los oscuros días vividos en el antiguo sector de la Calle de El Cartucho y ahora son un ejemplo de superación.

 

Bogotá, D.C., noviembre 24 2022. Gloria Estella Torres y Víctor Rosas son una pareja que se casaron hace 50 años; se conocieron cuando tenían tan solo 12 y 17años respectivamente, en uno de los sectores más tenebrosos que tuvo la ciudad por muchos años: El Cartucho, lugar a donde llegaron huyéndole a sus problemas familiares.

Víctor es huérfano de padres, lo adoptó una familia en Chipaque, Cundinamarca y en su niñez se dedicó a las actividades del campo, a ordeñar, a entregar en cantinas la leche, a sembrar y a recoger las cosechas.

Gloria, por su parte, se escapó de la casa ante la falta de oportunidades y decidió buscar empleo, pese a que su madre, una mujer viuda y sin apoyo familiar, se esmeró en su trabajo como vendedora de chorizos con arepa en varios centros comerciales.

El paso de estos dos jóvenes por El Cartucho no fue la mejor experiencia; el vicio, la violencia y las malas condiciones de vida no se hicieron esperar.  Víctor empezó a lustrar zapatos y “asuntos varios” como el mismo lo describe.  Cupido apareció el día en el que vio a Gloria cruzar la calle, su atención la centró en ella hasta que indagó el sitio de trabajo en el que se desempeñaba como auxiliar de cocina de un restaurante.

Un café fue la excusa para entablar una conversación. “Así fue como empecé con esta historia de amor, yo le picada el ojo, el coqueteo y le decía palabras románticas, así enamoré a mi amada”, cuenta Víctor, recordando en sus propias palabras, esos momentos en los que los nervios del amor lo asustaban más que vivir en la calle.

Un día decidieron abandonar El Cartucho para darle paso a una nueva oportunidad de vida con expectativas laborales y la unión de ambos en un sello de amor que juraron nunca romper pese a las adversidades.

A partir de ese día, esta pareja inició un camino al que se unieron dos hijos a los cuales les brindaron mucho amor, abrigo, respeto y educación. Con el pasar de los años se trasladaron al barrio República de Canadá de Ciudad Bolívar para continuar forjando el hogar, fundamentado en el amor y el respeto.

Hace aproximadamente cinco años conocieron los proyectos de la Subdirección Local de Ciudad Bolívar y, sin dudarlo, se vincularon a los servicios de apoyos económicos y a la Casa de la Sabiduría Centro Día Carlos Gaviria, un espacio para el fortalecimiento de habilidades sociales, artísticas y culturales para tener una vejez digna y feliz.

Las actividades de la Casa de la Sabiduría Centro Día Carlos Gaviria les permitieron seguir unidos de corazón y sonriéndole a la vejez. “En ellos se ve la alegría, el sentido de pertenencia y su buena actitud con que llegan todos los días para enriquecer su parte personal”, afirma Liliana Arevalo, coordinadora de la Casa de la Sabiduría.

 “A todos los adultos del mundo que viven encerrados en la casa, que aprovechen los Centros Día para que no estén en la casa, para que no se enfermen. Lo de Centro Día es muy bonito, porque hay oportunidades bonitas, nos enseñan muchas cosas, hay paseos, se juega rana, tejo y se baila”, destaca Gloria Estella.

A Víctor siempre le ha gustado ayudar a las demás personas y orientarlas de acuerdo con las necesidades. Un día encontró la oportunidad de hacerlo y se vinculó al Comité de la Junta de Acción Comunal del barrio Limonar en Ciudad Bolívar en donde empezó a trabajar por las comunidades más vulnerables. También integró el Consejo local de Sabios y Sabias local y asistió a talleres y capacitaciones para aprender y seguir con su labor social.  

Ahora, esta pareja de enamorados acompañados de sus seis nietos se dedica a su hogar, a disfrutar y a sonreír, tejiendo lazos por el buen trato, la comunicación y el amor.

Víctor y Gloria continúan eternamente enamorados y confiesan que el secreto para estar juntos, a pesar de las circunstancias, es el amor, el diálogo y el respeto. Su historia es una fuente de inspiración para sus hijos y sus nietos a quienes les brindan un camino libre de violencia, lleno de oportunidades y de amor.

 

 

Noticias Recientes

Discapacidad 29 Noviembre 2022

Gabriela se prepara para los 100 metros más importantes de su vida

Gabriela se prepara para los  100 metros más importantes de su vida
Esta pequeña deportista se convierte en un gran ejemplo de...
Vejez 28 Noviembre 2022

Resultados, logros y retos para la atención de las personas mayores en Bogotá

Resultados, logros y retos para la atención de las personas mayores en Bogotá
El Consejo de Sabios y Sabias recibió el informe distrital...
Territorio 28 Noviembre 2022

Un administrador que aprendió el arte de la panadería en el CDC Timiza

Un administrador que aprendió el arte de la panadería en el CDC Timiza
William Fernando Abril aprendió panadería en el Centro de D...