SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
Bogotá, noviembre 17 de 2018. Durante la VI Asamblea Distrital de Sabios y Sabias de la ciudad, la Secretaría Social entregó el balance de las acciones adelantadas este año por la administración distrital en favor de la población mayor. 

Con la participaron de más de 500 personas mayores, y la presentación de los consejeros Distritales de Sabios y Sabias inició la jornada de balance y reconocimiento a la participación activa de las personas mayores en el seguimiento y veeduría a la aplicación de la política de vejez en la ciudad.

"Hay que disfrutar de la maravillosa experiencia de llegar a la vejez. La vida solo termina con la muerte y tenemos el derecho de ser reconocidos por nuestra sabiduría, en los consejos locales y distritales de sabios y sabias estamos abriendo los verdaderos caminos hacia el futuro, así que la persona mayor debe ser respetada por su conocimiento", afirmó María Conchita Ramírez, Coordinadora General del Consejo Distrital de Sabios en la entrega de resultados de gestión.
 
 

Durante su balance, el consejo de sabios también destacó el acompañamiento que ha recibido de las instituciones y el apoyo brindado a la población mayor a través de la ejecución de programas y espacios de participación.

Por su parte, la Secretaria Social presentó los avances de la Política Pública Social para el Envejecimiento y la Vejez en el Distrito Capital y los resultados de atención en los servicios sociales de la entidad.

A junio de 2018, la Secretaría Social ha atendido a 10.203 personas mayores en Centros Día, 143.782 personas mayores han recibido apoyo económico, 2.307 mayores han sido atendidas en los Centros de Protección y 694 personas han podido beneficiarse de los Centros Noche.

Con el fin de contribuir a un envejecimiento digno, activo, feliz y en condiciones de igualdad, la Secretaría Social acompaña a los Consejos Locales de Sabios y Sabias para escuchar sus requerimientos y establecer acuerdos entorno a los servicios ofrecidos a la población mayor de la capital.

Por último, durante la asamblea adelantada en las instalaciones del Gimnasio Moderno los mayores participaron activamente del conversatorio “las personas mayores protagonistas de ciudad” y disfrutaron de un variado repertorio de la Orquesta Filarmónica Juvenil de Bogotá y de la presentación artística del Grupo de Danza “Años Dorados, somos Colombia”.

Consejo de Sabios

El Consejo de Sabios fue creado por el Acuerdo Distrital 608 de 2015, el cual le permite interactuar con los Consejos Locales y el Concejo Distrital para ser un ente consultivo obligatorio en el manejo presupuestal de los recursos proyectos y todos los temas que tengan que ver al interior de la política pública de la persona mayor.

Estos consejos son conformados por personas de 60 años en adelante, que viven en Bogotá y son representantes de las unidades de planeación territorial o de las organizaciones reconocidas socialmente en las localidades.

 
Facebook

 

 
Bogotá, octubre 29 de 2018. Con el objetivo de brindar información concreta sobre el envejecimiento y la vejez en el país y en Bogotá, así como construir una estrategia de cuidado comunitario en la capital, la Secretaría Social adelantó con éxito el conversatorio ‘Cuidar de nosotros y de las personas mayores en comunidad’.

El encuentro, que se desarrolló en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, contó con la participación activa de personas mayores beneficiarias de los servicios sociales, el Consejo Distrital de Sabios y Sabias, los comités operativos locales de envejecimiento y vejez y expertos nacionales en cuidado de personas mayores.

Durante la jornada los asistentes pudieron conocer proyecciones del envejecimiento demográfico por parte de DANE, así mismo la Encuesta Multipropósito 2017 y los retos del cuidado en Colombia y Bogotá a partir de los resultados del Estudio SABE (Salud, Bienestar y Envejecimiento).
 
 

“Los expertos nos contaron de los avances que hay en Colombia en cuanto al cuidado de las personas mayores en la comunidad. Este evento abordó el cuidado más allá de la salud y de lo médico. Se habló de cómo debemos cuidar de nosotros mismos y de nuestros mayores en los barrios, en nuestras casas y en las comunidades donde vivimos”, manifestó Lucas Correa Montoya, subdirector para la vejez de la Secretaría Social.

De otra parte, en mesa de trabajo con los expertos, se discutió sobre cuáles deberían ser los componentes de una estrategia de cuidado comunitario, es decir, qué debe hacer una entidad pública para fomentar y fortalecer el cuidado de las personas mayores en la comunidad.

“La estrategia va a permitir diseñar y tener en cuanta distintos componentes, sondear ideas para que en los próximos años, el Distrito pueda implementar una estrategia de cuidado comunitario que vaya más allá de la formación de cuidadores”, puntualizó Correa Montoya.

Con acciones como estas, la actual administración le apuesta a garantizar una vejez digna y promover el envejecimiento activo e intergeneracional en la ciudad además de contrarrestar los imaginarios adversos que se tienen sobre el envejecimiento y la vejez. 

 
 
Facebook

 

 
Bogotá,octubre 4 de 2018. Con la participación, de más de 60 personas mayores, y el colectivo raizal de la ciudad, se adelantó en la emblemática Maloca del Jardín Botánico, el primer encuentro intercultural raizal con el objetivo de intercambiar saberes en torno a la atención diferencial a las personas mayores raizales.

A través de un diálogo con la comunidad raizal se desarrolló el encuentro que permitió identificar necesidades, intereses y problemáticas de esta población desde la perspectiva de envejecimiento activo.

Este proceso fue concertado y construido conjuntamente con la Organización de la Comunidad Raizal con Residencia fuera del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina(ORFA).

Actualmente la diversidad étnica se abre paso como colectivos humanos con diversas lógicas de vida y pensamientos particulares, para potenciar los sentidos y significados que se hallan tejidos con sus sabidurías, saberes y conocimientos, en la implementación de las políticas públicas.

En ese sentido, para la Política Pública Social para el Envejecimiento y la Vejez se requiere de la transversalización del Enfoque Diferencial mediante una estrategia que contribuya al reconocimiento, visibilización y atención adecuada a las personas mayores de acuerdo a su diversidad cultural y situacional.

Para dar cumplimiento a lo anterior, la Secretaría Social a través de la Subdirección para la Vejez, concertó dos acciones afirmativas para las personas mayores raizales que consisten en el diseño e implementación de un plan de trabajo para la identificación de personas mayores raizales en el marco de los servicios que presta la entidad, al igual que el diseño y aplicación de un instrumento de recolección de información para identificar los intereses y problemáticas de la población mayor raizal.

Estas acciones fueron concertadas para el desarrollo de una estrategia de atención diferencial a las personas mayores permitiendo así ajustar la oferta de servicios ofrecidos y adecuar la institución para responder satisfactoriamente y de manera oportuna a las necesidades de las personas mayores raizales.

En diciembre se conocerán los resultados del informe que dé cuenta de la caracterización de necesidades e intereses de personas mayores raizales residentes de Bogotá para establecer así la atención diferencial en la entidad a los mayores garantizándoles una vejez digna, activa y feliz.

Plan Integral de Acciones Afirmativas para grupos Étnicos

La Corte Constitucional ha desarrollado este concepto en los siguientes términos: “Acciones Afirmativas son las políticas o medidas dirigidas a favorecer a determinadas personas o grupos, ya sea con el fin de eliminar o reducir las desigualdades de tipo social, cultural o económico que las afectan, bien de lograr que los miembros de un grupo sub representado, usualmente un grupo que ha sido discriminado, tengan una mayor representación”.

El Distrito pretende restablecer y garantizar los Derechos colectivos de los grupos étnicos en la ciudad de Bogotá, a través de la elaboración de un Plan Integral de acciones Afirmativas (PIAA), en el cual se desarrollan acciones encaminadas a resolver las problemáticas que conllevaron a la existencia de las mismas políticas, para que mediante ese instrumento se haga efectivo el goce de los derechos colectivos vulnerados; la Secretaria de Gobierno a través de la Subdirección de Asuntos Étnicos como cabeza rectora de las políticas públicas étnicas, realizó el proceso de concertación y formulación del PIAA con cada uno de los grupos étnicos, siendo esta entidad la encargada de hacer seguimiento de sus avances e implementación.

Después de este proceso de concertación, se expide el Decreto Distrital 507, “Por medio del cual se adopta el Plan Integral de Acciones Afirmativas para el Reconocimiento de la Diversidad Cultural y la Garantía de los Derechos de la población Raizal, Negra, Afrodescendiente y Palenquera residente en Bogotá D.C.”, decreto que enmarca la acción institucional en beneficio de la población afrodescendiente.

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, octubre 24 de 2018. Demostrando sus habilidades deportivas y que la edad no es un impedimento para permanecer activos y felices, las personas mayores de los Centros Día de Suba, Usaquén y Barrios Unidos disfrutaron este fin de semana de un ‘bicirecorrido’ por la zona norte de la ciudad.

Con el objeto de promover la actividad física y fortalecer hábitos de vida saludable en la vejez, la Secretaría Social, en articulación con el IDRD, adelantan una serie de recorridos guiados, dirigidos a las personas mayores beneficiarios de los servicios sociales de la ciudad.

Con recorridos de 6 a 12 km, los participantes de los Centros Día aprovechan los domingos de ciclovía para participar en familia, de un recorrido guiado por diferentes sectores de la capital.

Para el recorrido las personas mayores solo deben tener la disposición, ya que aquellos que no cuentan con bicicleta, el IDRD les facilita una. De otra parte, durante el trayecto los mayores cuentan con el acompañamiento permanente de un profesional del Instituto y del Centro Día.

“Me gusta participar de estas salidas. Monto bicicleta desde los 45 años. La utilizaba muchas veces para ir a trabajar, ahora para salir a ciclovía y para distraerme, creo que el ejercicio me ha ayudado a tener una buena salud hoy en día”, afirmó durante el recorrido Rosa Elvia Tinjacá.

Con acciones como éstas, en los Centros Día de la ‘Nueva Bogotá’ se promueven actividades que aumenten la expectativa de vida saludable y la calidad de vida para todas las personas que están envejeciendo, inclusive las que se encuentran en situación de fragilidad, incapacidad física, y/o que requieren cuidados de otros.

Este tipo de actividades que promueven la actividad física en las personas mayores, permite obtener los siguientes beneficios, según la Organización Mundial de la Salud (OMS):

• Reducción del riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y colon, depresión y caídas.

• Equilibrio calórico y el control del peso. Las personas mayores que realizan algún tipo de actividad física de manera continua viven más años, disminuyen la incidencia de diabetes y en caso de padecerla mejoran su control.

• Mejora la calidad de vida, su salud y su autoestima. Además, para la persona mayor es muy importante porque le ayuda a mantenerse activo en todo lo funcional de su cuerpo.

Para la administración del alcalde, Enrique Peñalosa Londoño, el garantizar una vejez sana, es una prioridad integral donde no solo se debe asegurar la alimentación, los servicios de salud, confort habitacional e higiene; sino promover en los mayores una vida útil, productiva, independiente y activa.

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, octubre 3 de 2018. Ser huérfano, perder su casa por haber sido fiador, o ser solo en la vida, no son un obstáculo para buscar mejores horizontes.

Así lo piensa Claudio Melo, un hombre que ha sufrido y gozado sus 90 años de edad, enfrentando la vida con entereza desde que era un niño y hoy como persona mayor decide alcanzar una de sus grandes metas y que había aplazado por años: terminar sus estudios secundarios .

Don Claudio, quien nació un 7 de mayo de 1928, en el municipio de Anolaima (Cundinamarca), quedó huérfano siendo apenas un niño. Su madre murió por complicaciones de salud cuando él apenas tenía 8 años y 3 años después falleció su padre por un derrame cerebral, lo que los llevaría junto con sus cuatro hermanos, a quedar bajo la custodia de un primo hermano por parte de su padre y quien se apropiaría de la finca familiar para dejarlos a su propia suerte.

Dadas las nuevas circunstancias tuvo que empezar a trabajar para aportar para la manutención de sus hermanos quienes ahora vivían con un padrino. Se marchó a Tocaima para conseguir el sustento, como él mismo recuerda, “echando azadón”, en una finca.

En 1944 decidió viajar a Bogotá buscando un futuro mejor. Cuatro años después conocería y se casaría con su vecina. Ella fue su esposa por 50 años. Juntos conformaron una familia con 9 hijos.
 

Hace 20 años enviudó y la relación con sus hijos se hizo distante. Actualmente vive solo en una pequeña habitación tras haber perdido su casa luego de haber servido como codeudor. “En aquella casa que se construyó poco a poco y con mucho sacrificio, se quedaron los recuerdos y los ahorros de toda mi vida”, recuerda don Claudio.

Todas las noches llega puntualmente a las 6 de la tarde al Centro de Desarrollo Comunitario ‘Pablo de Tarso’, en la localidad de Tunjuelito, y de la Secretaría Social, para tomar sus clases de bachillerato. Siempre es de los primeros en llegar, para él es muy importante la puntualidad.

Dayna Olarte, su docente tutora, dice que es uno de sus mejores estudiantes. Actualmente cursa el ciclo 6 que corresponde al grado 11. Es activo y muy participativo, le encantan las actividades grupales y tiene un rol conciliador entre sus compañeros. Ella destaca su prodigiosa memoria y gran facilidad para asociar lo aprendido en clases con sus experiencias de vida, es caballeroso y atento y tiene muy buena comunicación con sus compañeros más jóvenes.

La docente reconoce que es la primera vez que tiene un alumno de 90 años y que ha sido una gran experiencia porque ella ha aprendido mucho de él, dice que se siente agradecida por haber tenido la oportunidad de tener a este maravilloso estudiante en su curso.

Sus compañeros lo aprecian mucho y sienten gran admiración. Dicen que es un ejemplo para quienes siempre tienen excusas para no estudiar, piensan que él no tiene límites y que su edad no ha sido impedimento para aprender. “Él es una muestra de que todo lo que cada persona se proponga lo puede conseguir con perseverancia, esfuerzo y motivación”, destacaron.

En diciembre, a sus 90 años, don Claudio será bachiller. Espera su grado con ansias y ya está organizando un compartir para celebrar con sus compañeros. Cuando se le preguntó qué haría después de graduarse, con decisión y un brillo lleno de esperanza en sus ojos, respondió: “Quiero presentarme a la universidad, voy a estudiar agronomía”.

 
 
Facebook

Página 1 de 25

Noticias Recientes
Juventud 20 Noviembre 2018

Nuevo aplicativo web y móvil denominado ‘Distrito Joven’

Nuevo aplicativo web y móvil denominado ‘Distrito Joven’
Bogotá, noviembre 20 de 2018. Por primera vez y gracias a l...
Adultez 20 Noviembre 2018

El amor que todo lo puede, hasta sobrevivir en las calles

El amor que todo lo puede, hasta sobrevivir en las calles
Bogotá, noviembre 20 de 2018. Como dicen por ahí “el amor t...
Otros 20 Noviembre 2018

A través del juego, más de 200 líderes de Bogotá miden sus conocimientos en Políticas Públicas

A través del juego, más de 200 líderes de Bogotá miden sus conocimientos en Políticas Públicas
Bogotá, noviembre 20 de 2018. Gracias a un formato de pregu...
Footer