SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
Bogotá, marzo 19 de 2019. A partir del 1 de abril la Secretaría Social duplicará la oferta de cupos en Centros Día y Centros Noche, a través de seis unidades para las personas mayores, de 60 años, más vulnerables de Bogotá.

Estos espacios estarán ubicados en cinco localidades (Los Mártires, Teusaquillo, Puente Aranda, Antonio Nariño y Rafael Uribe Uribe). En ellos se brindará alimentación, alojamiento, ducha, servicios psicosociales, entre otros.

Cada uno de estos centros ofrecerá 50 cupos diarios:

Centro Noche ‘Pensilvania’ (Av. Calle 6 No. 32A - 85), localidad Puente Aranda.
Centro Noche ‘Restrepo 1’ (Carrera 26 No. 16 - 31 sur), localidad Antonio Nariño.
Centro Noche ‘Restrepo 2’ (Carrera 24F No. 20 - 55 sur), localidad Antonio Nariño.
Centro Noche ‘San Luis’ (Diagonal 61B No. 17 - 75), localidad Teusaquillo.
Centro Noche ‘Renacimiento’ (Calle 24 No. 19B - 6), localidad Los Mártires.
 

Centro Noche ‘Quiroga’ (Carrera 24 No. 33 - 07 sur), localidad Rafael Uribe Uribe.

Estos centros serán operados por entidades sin ánimo de lucro que fueron seleccionadas por medio de un proceso abierto y competitivo a través de la plataforma de contratación SECOP:

‘Foro Cívico’ (una unidad operativa).
‘Hogares sí a la Vida’ (tres unidades operativas).
‘Fundipal’ (una unidad operativa).
‘Multietnias’ (una unidad operativa).

En 2019 la inversión en este servicio será cercana a los $4.300 millones de pesos, un 20% más que en 2018. También significa un aumento de cupos. Durante este año se ofertarán 300 cupos, en comparación con los 262 cupos ofertados en 2018.

A su vez, la unidad operativa Cundinamarca, operada por la fundación ‘Construyendo Futuro ONG’, prestará sus servicios hasta el día 31 de marzo de 2019. Las personas mayores que regularmente asistían a este espacio, podrán elegir su ingreso en cualquiera de las seis nuevas unidades operativas acorde con sus necesidades e intereses y garantizando su atención.

Cabe aclarar que la Secretaría de Integración Social ya no utiliza la balota como mecanismo de ingreso. De acuerdo con la Resolución 0825 de 2018, la edad de los participantes se usa como mecanismo aleatorio para asignar el uso de los cupos diarios entre quienes lo requieren, dándoles a todas las personas oportunidades reales de acceder con transparencia e igualdad.

A través de esta nueva oferta de atención, la Secretaría Distrital de Integración Social resalta su compromiso y entera disposición de trabajar por una ‘Bogotá Mejor Para Todos’, comprometida en promover y proteger los derechos de las personas mayores del Distrito Capital.

Para tener en cuenta

El Centro Noche es un servicio transitorio que día tras día brinda alojamiento seguro y digno a personas mayores, de 60 años en adelante.

Centro Noche no es un servicio permanente o que ‘institucionaliza’ a las personas mayores. Sin embargo, se regula su permanencia y egreso a través de lineamientos de convivencia.

El ingreso al servicio Centro Noche se hace en estricto cumplimiento de los requisitos de priorización de la Resolución 0825 de 2018 y del instructivo de ingreso. No se venden o se guardan cupos.

En los Centro Noche existe priorización e ingreso a las personas mayores que requieren el servicio y que cumplan estos requisitos:

Ser mujer de 60 años o más.
Personas de 70 años en adelante

Ser persona mayor con discapacidad, persona mayor víctima del conflicto armado, persona mayor perteneciente a sectores LGBTI; persona mayor indígena, afro, palenquera, raizal o Rrom.

Mecanismo aleatorio de ingreso (rango de edad, en reemplazo de la balota).

Finalmente, el Centro Día es un espacio que brinda herramientas personales, sociales y comunitarias para promover un envejecimiento activo y una vejez digna. Éste presenta un modelo de atención que potencia la autonomía de las personas mayores a partir de la participación en los diferentes encuentros y actividades dispuestas diariamente.

 
Facebook

 

 
Bogotá, marzo 14 de 2019. La subdirección de Vejez, de la Secretaría de Integración Social, reitera que los servicios ofrecidos por la entidad a los adultos mayores de la capital no tienen costo y no cuentan con intermediarios.

Es importante que la ciudadanía lo sepa, debido a una denuncia realizada en la localidad de Suba, en la que una persona ofreció a un grupo de personas mayores hacer parte de los beneficios económicos y de canasta alimentaria de la entidad, a cambio de dinero.

Once personas cayeron en el engaño esperando que el beneficio fuera efectivo desde el mes de diciembre.

Recordamos que para hacer parte de los servicios de la Secretaría de Integración Social las personas mayores deben acercarse a alguna de las 16 subdirecciones locales. Ningún funcionario está autorizado para recibir dinero:

Usaquén: Calle 165 No. 7-38 Servitá

Chapinero: Calle 50A 13-58

Santa Fe- Candelaria: Cra. 2 No. 3-10 Lourdes

San Cristóbal: Diag. 37 Sur, Cra. 2E La Victoria

Usme- Sumapaz: Calle 91sur No 3C 34 este

Tunjuelito: Diag. 47 A Nº 53-92 sur, Venecia

Bosa: Calle 73Sur#81B-10 

Kennedy: Calle 38 Sur No 94 C -29 Bellavista Patio Bonito

Fontibón: Cra. 104B No. 22J-15 Giralda

Engativá: Cra 78#69 A 57

Suba: CRA. 91 No. 146Bis-15

Barrios Unidos - Teusaquillo: Cra 58 Nº 67 D-31

Mártires: Diagonal 22B Bis #20- 51

Antonio Nariño- Puente Aranda: Av. Primera de Mayo #52B04 

Rafael Uribe Uribe: Cra. 13 B 31G-40 sur Gustavo Restrepo

Ciudad Bolivar: Calle 70 Sur No. 34-05 Arborizadora Alta 


 
Facebook

 

 
Bogotá, marzo 4 de 2019. “Jajajajaja esto sí es vivir feliz”, dice entre carcajadas don Álvaro José Cifuentes, mientras teje una colorida hamaca en el centro Bello Horizonte, en la localidad de San Cristóbal.

Don José se levanta desde muy temprano. Se baña, pasa al comedor toma su desayuno y se ubica como siempre en un extremo de “su segunda casa”, como la llama, a elaborar sus tejidos.

Tiene toda la paciencia del mundo. No le afana nada, no tiene prisa, nadie lo busca a excepción de una hermana que lo visita una o dos veces al mes. En cada producto que elabora siente que el tiempo pasa lento. Un tejido es hecho con delicadeza, despacio y con mucho cuidado. Se demora tres días para elaborar una atarraya, tiempo suficiente como su paciencia.

Cuando habla de su trabajo siente un orgullo inmenso, como si el corazón se le saliera del pecho. Sonríe con entusiasmo, como si su risa saliera de lo más profundo de su alma, es indescriptible. “Gracias a Dios y a la Santísima Virgen, me siento feliz aquí en este Bello Horizonte, porque acá tengo mi dormida, mi comida, los medicamentos, mi ropita al día, y trabajo en lo me que gusta, tejer mis hamacas”, comenta don José.

Don José sale dos veces a la semana para caminar entre la gente y sentirse parte de la sociedad, ver personas y caras nuevas, distraerse con la dinámica de la agitada ciudad. Cuando regresa al centro continúa con su acostumbrada jornada de tejidos. Tiene 69 años y esos no han sido impedimento para trabajar en lo que le gusta.

“Acá no solamente elaboro las hamacas, también hago, mochilas para el mercado y tejidos en lana para camas, entre otros productos, con los cuales me puedo hacer unos dos pesos”. Hoy me siento muy feliz y contento con lo que está haciendo la Secretaría con nosotros, la verdad… nos dan todo”, cuenta entre sonrisas.

Pero don José no solo realiza hamacas. Doña Stella, Luis y Eduardo elaboran todo tipo de manualidades. En el centro todos tienen algo por mostrar y demostrar que ser viejos no es sinónimo de inutilidad, al contrario que las personas mayores pueden llegar a ser productivas y útiles no solo para sentirse bien sino también para motivar a otros que se puede llegar a una mejor vejez.

Toda esta felicidad de don José y de otros tantos, es gracias a las mejoras que tuvo el centro de Bello Horizonte hace unos días. Pasillos amplios, baños de lujo, camas cómodas con timbre de llamado de emergencias; un parque con suficiente espacio para el deporte y el esparcimiento, zonas verdes que dan pie para la siembra de una buena huerta, entre otros ambientes que la Secretaría de Integración Social adecuó para que las personas mayores vivan en armonía, seguros y con las mejores garantías de bienestar.

La Secretaría invirtió más de $1.200 millones de pesos en el mantenimiento y recuperación del centro. Hoy 60 personas mayores gozan de todos los beneficios que presta el lugar para mejorar sus condiciones dignas y calidad de vida.

“El objetivo de nuestro centro de protección social, siempre ha sido brindar protección integral a las personas mayores de 60 años en adelante, mediante acciones de ocupaciones humanas, cuidado, fortalecimiento de vínculos familiares y promoción de todas sus potencialidades y capacidades. Lo que buscamos es que la persona mayor sea autónoma e independiente. Acá hay muchas actividades y es lo que nosotros logramos identificar, lo que les gusta a ellos para implementarlo junto con un gran equipo de profesionales”, finalizó Sandra León, coordinadora del lugar. 

 
Facebook

 

 
Bogotá, marzo 8 de 2019. “Hablen con la tierra, hablen con el sol, ¿o cuándo han visto al sol envejeciendo?” Así responde Muitokori, cada vez que le preguntan cuál es el secreto para que su rostro no demuestre el paso del tiempo.

Muitokori tiene una de las dignidades más altas dentro del cabildo Huitoto en Bogotá: es la abuela de un grupo que actualmente está conformado por alrededor de 500 indígenas.

Su conocimiento ancestral se centra en una de los saberes más importantes para cualquier comunidad: es partera, o como se dice en su lengua materna, Jeikragn.

“A mí me gusta, ¿sabe por qué?, porque eso es salvar vidas”, dice Muitokori orgullosa. En sus más de cuarenta años de experiencia en este oficio, ha visto nacer a tantos niños que su memoria no logra dar una cifra con exactitud.

Ser partera no es una tarea fácil. La preparación comienza desde que las niñas tienen su primera menstruación, y como en el caso de Muitokori, es iniciada por sus madres, que heredan el conocimiento a sus hijas.

Su tarea es darle la ‘oración’ a la madre gestante, una tradición oral que protege al niño y que facilita el parto.

“La oración es oral, usando medicina en el sitio sagrado que se llama mambeadero. El papá del niño lleva una planta como la albahaca, y entonces el Taita le pide a la madre tierra para que geste bien y tenga un buen parto”, dice Muitokori.

Luego, utiliza plantas medicinales y su aliento espiritual para facilitar la llegada al mundo del bebé.

“En la simbología del vientre, está la totuma. Si la mujer no tuviera ese vientre, no existiría la humanidad, porque el hombre es el que engendra, pero la mujer es la que tiene la gestación”, explica.

Muitokori se siente muy orgullosa de ser mujer indígena, pues su cultura considera que la maloca, lugar de encuentro, en realidad simboliza el vientre de la madre, el origen: “por allí entra y llega toda la humanidad, por eso hay una sola puerta en una maloca”.

Mujeres indígenas como Muitokori tienen prioridad en la prestación de servicios sociales con el fin de garantizar sus derechos y ayudar a preservar su cultura ancestral.

En los dos primeros meses de 2019 se han atendido en los centros día de la Secretaría de Integración Social 285 mujeres con discapacidad y pertenecientes a minorías étnicas (indígenas, negras y raizales).

Además, en lo que va corrido de esta administración, La Secretaría Distrital de Integración Social ha atendido a través de sus servicios sociales (Centros día, Centros Noche, Centros de Protección Social, Apoyos Económicos, Hogar de Paso Día, Hogar de Paso Noche, Comedores, Atención Social y Gestión del Riesgo y otras modalidades complementarias) a 694 personas mayores que pertenecen a los grupos étnicos indígenas, afrodescendientes, raizales y Rrom

 
Facebook

 

 
Bogotá, 14 de febrero de 2019. Alrededor de 30 ‘Ángeles Azules’ de la Secretaría Social, se tomaron los alrededores del ‘Canal Comuneros’ en el sector de la calle sexta con NQS, abordando a transeúntes, residentes, conductores de vehículos y vecinos de los barrios Ricaurte, Pensilvania, Veraguas y Santa Isabel llevando un mensaje puntual, ‘Ayudemos de Verdad’ a los habitantes de calle.

Con una ‘Toma Social’ que inició cerca de las 6 de la mañana, los ‘Ángeles Azules’ dialogaron con la comunidad sobre los servicios que ofrece la Secretaría Social a los habitantes de calle. Entre ellos se destacan los hogares de paso, que brindan atención integral diaria con servicios en alimentación, dormitorios, aseo personal, acompañamiento psicosocial y la invitación a procesos de recuperación personal con inclusión social y laboral.

En compañía de funcionarios de la subred suroccidente y centro oriente, IDIPRÓN, Alcaldía Local de Puente Aranda y Mártires, gestores de convivencia y Policía Metropolitana de Bogotá, también se ofertó en la zona servicios integrales a los habitantes de calle, quienes se encuentran ubicados en lugares como el canal ‘Los Comuneros’ y a lo largo de la calle Sexta.
 

“Estamos haciendo abordaje y toma social el día de hoy, donde nos acercamos a los habitantes de calle a ofrecer los servicios sociales y al mismo tiempo, dialogamos con la comunidad informándole la importancia de no arrojar basuras o no pagarle al habitante de calle para que lo haga, ya que esa dinero termina muchas veces en el consumo de droga o los residuos en lugares como este sector. Ofrecemos también centros de atención en donde atendemos el mandato del alcalde de Bogotá de no sacar al habitante de calle de la ciudad sino incluirlo socialmente, dándole la esperanza de volver a empezar una nueva vida con inclusión social y laboral a través de los servicios integrales para su recuperación personal”, destacó Daniel Andrés Mora, subdirector para la Adultez de la Secretaría Social.

Durante el abordaje alrededor de 20 habitantes de calle que pernoctan en el canal ‘Los Comuneros’ aceptaron el traslado voluntario a los hogares de paso como ‘Cr 35’ ubicado muy cerca del sector, en donde recibieron servicios de autocuidado personal, alimentación y acompañamiento psicosocial.

Durante la ‘Bogotá Mejor Para Todos’, 1.829 exhabitantes de calle vinculados a los centros de atención de la Secretaría Social han recibido formación en artes y oficios. A su vez, en 2018, 9.056 habitantes de calle fueron atendidos en los diferentes centros de atención con el fin de trabajar en sus proyectos de vida. En los últimos 3 años, 2.323 habitantes de calle han desarrollado procesos para mejorar su vida y de ellos 578 culminaron con éxito su recuperación logrando alejarse de las calles.

En el año inmediatamente anterior, se dio apertura a tres nuevos centros de atención para habitantes de calle con una oferta de 400 nuevos cupos.

 
Facebook

Página 1 de 26

Noticias Recientes
Otros 21 Marzo 2019

Distrito avanza en la ejecución de las Políticas Poblacionales para los más vulnerables

Distrito avanza en la ejecución de las Políticas Poblacionales para los más vulnerables
Bogotá, marzo 21 de 2019. Con una excelente participación i...
Adultez 21 Marzo 2019

Exhabitantes de calle, ‘Chef’s’ que preparan recetas para una nueva vida.

Exhabitantes de calle, ‘Chef’s’ que preparan recetas para una nueva vida.
Bogotá, marzo 21 de 2019. Como buen hijo de tierras chocoan...
Juventud 21 Marzo 2019

Cerca de 106 mil jóvenes ya participaron de los servicios de las Casas de Juventud

Cerca de 106 mil jóvenes ya participaron de los servicios de las Casas de Juventud
Bogotá 20 de marzo de 2019. La Secretaría Distrital de Inte...
Footer