Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Las pesadillas de un exhabitante de calle, que se convirtieron en sueños de libertad

 
Septiembre 1 de 2016. Ya es tarde y llega la noche de otro jueves de agosto. Hasta hoy, han transcurrido para Carlos Augusto más de 1.800 noches de manera tranquila y en paz. Él trata de conciliar su sueño nocturno. Hoy, como todas anteriores noches, se siente mejor descansando en una buena cama en uno de los dormitorios del Hogar Comunidad de vida, ‘El Camino’.
 
Carlos, quien habitó en la calle por más de 12 años por los sectores de ‘San Victorino’ y ‘El Bronx’ describe paso a paso como eran esas noches oscuras y peligrosas que se vivían en las calles de la capital. El día transcurría de lado a lado, entre el rebusque de la calle, el reciclaje, la limosna y la comida que se iba “retacando de esquina en esquina”. A veces enfermo por la misma situación de la calle; otras tantas decepcionado de la vida que llevaba. Una vida en donde veía muy lejano un claro camino para salir del vicio y la mendicidad.
 
En las noches la situación cambiaba. Era correr contra el tiempo; pensar a diario que pronto saliera de nuevo la luz del sol. La penumbra y la incertidumbre rodeaban constantemente su cabeza. “Vivir en la calle -dice Carlos-, era sentir miedo, zozobra y sentimientos encontrados; en una noche pasaban muchas cosas”.  Tuvo que delinquir porque la, “desgraciada ansiedad que lo invadía no lo dejaba en paz y tenía que conseguir el vicio”, recuerda.. También tenía que defender su territorio. Muchos viven de molestar a otros, robarlos o aprovechar el mejor momento para cobrar venganza de alguna “cosita pendiente” que se dio en la calle durante el día.
 
Ajustar cuentas a veces era el pan de cada día. La muerte era la vecina del sector. Ver caer gente inocente o culpable, nadie lo sabe. Todo eso es insoportable para la memoria. Era esa pesadilla que todas las noches irrumpía un largo sueño lleno de vicio y alucinaciones producto del bazuco que consumía.  El hambre y la falta de líquido, era insoportable, no tener cómo conseguir un alimento o tener tanta sed y no poder comprar algo de beber era más molesto que cualquier pelea o conflicto con otro ‘parche’.
 
Los recorridos nocturnos durante los últimos tres años, terminaban siempre en ‘El Bronx’. Muchas veces su ansiedad o el mismo rebusque lo guiaban a ese lugar. Hoy con algo de rencor por la vida que tuvo que soportar, le hacen recordar esas noches de oscuridad en donde sus ojos tuvieron que ver tanta prostitución de menores, consumo y droga por todo lado. Su cuerpo sentía miedo, escalofrío y muerte. “Es triste ver niñas y niños que están empezando a vivir la vida en ese lugar. Veía reflejado a mis propios hijos y ver que no es justo de que la droga los atrape de esta manera tan fuerte y lo digo yo, adulto, que pude aguantar tanto en esa vaina”, comenta Carlos remembrando esas situaciones. 
 
 
“Todas esas noches fueron muy difíciles. Creo que aprendí tanto para enfrentar la calle, pero no puedo negar que el miedo de morir en algún momento en esos lugares me carcomía la mente y no me dejaba en paz. Esas noches sí que fueron pesadillas en mi vida”, sentencia.
 
Llegaron nuevas noches
 
El día que ocurrió la intervención en ´El Bronx´ pensó que era tiempo de cambiar. Las pepas, el bazuco la cocaína y el alcohol ya no podrían ser su único objetivo en la vida. Pensó que moriría. Creía que se podría iniciar una limpieza social, pero no se interiorizó en ese tema y más bien trato de buscar la ayuda que le brindaba ese día los “profes de Contacto Activo” que lo invitaron al hogar de paso.
 
Una vez aceptó subir a la camioneta que lo llevaría al Hogar de Paso, pasó allí varios días. Carlos recuerda que tuvo la necesidad de salirse después del servicio. “Tal vez la ansiedad y el temor a dar ese paso, volvió a correr por mi mente, decidí tomarme unos días analizando todas las cosas y finalmente retomé al hogar y acepté continuar con el servicio”, asevera. 
 
Recibió con mucho agradecimiento esa ayuda que le estaban bridando unas personas desconocidas. “Sentí que ellos serían los únicos que en ese momento podrían lograr que yo superara mi adicción por las drogas y me darían herramientas tanto para la mente y el cuerpo para así dejar la calle”, comenta Carlos.
 
Los nuevos días en ‘El Camino’ para él eran diferentes. No tenía que pensar en cómo rebuscarse la vida. Sus pensamientos primero que todo ahora estaban concentrados en recuperar su hogar y sus dos hermosos hijos a los cuales llevaba en su mente todos los días de la triste vida que vivió en calle. 
 
Ahora, él, ha conocido la calle pero con otros ojos. Ve con agrado las personas, siente que no es culpa de la sociedad que él hubiera pasado por esas. Hace una llamado a todos los bogotanos para que no apoyen regalando limosna o comida a los que aún habitan la calle. Cree que eso puede empeorar el problema.
 
Durante su permanencia en el hogar, ha podido volver a un museo y visita bibliotecas. Conoció el Concejo de Bogotá y lo emocionó mucho estar ahí. Siente que la vida sí que le sonríe y no va dejar escapar esa nueva oportunidad. Le agradece a su Dios supremo, el que coloca tanta gente bella por su camino.
 
Ahora sus noches son más alegres, en compañía de sus nuevos 106 amigos con los que comparte en el hogar. Disfrutan de un espacio lleno de armonía y tranquilidad. “Aquí las cosas son diferentes. Compartes historias, apoyas a tus amigos, haces tus cosas personales. Cada vez que me veo al espejo me siento diferente, siento que volví a nacer”,  afirma Carlos agradeciendo en silencio un momento a su Dios.
 
Hace mucho que Carlos dejó de tener pesadillas. Ahora se siente tranquilo en cuerpo y mente. Espera poder finalizar su proceso y volver a su adorada tierra que lo vio nacer. Quiere reencontrar definitivamente su familia y empezar de nuevo sus propios proyectos. Tiene toda la energía y sueña en la manera de lograr sus próximos objetivos. Nunca olvidará esa mano desconocida que le invitó hace unos meses atrás a empezar de nuevo.
  

Descargue la Noticia en PDF Aquí

 
 
 
Facebook

 
Noticias Recientes
Juventud 17 Junio 2021

Nuevos servicios sociales para los y las jóvenes vulnerables de Bogotá

Nuevos servicios sociales para los y las jóvenes vulnerables de Bogotá
En el marco de la nueva resolución 509, los servicios socia...
Juventud 17 Junio 2021

Con ‘RETO a tu barrio’, cada 15 días hay nuevas oportunidades para jóvenes vulnerables en Bogotá

Con ‘RETO a tu barrio’, cada 15 días hay nuevas oportunidades para jóvenes vulnerables en Bogotá
Durante 2020 y 2021, la ‘Estrategia RETO’, iniciativa distr...
Infancia y Adolescencia 17 Junio 2021

Estrictos protocolos de bioseguridad en jardines infantiles de Los Mártires y Santa Fe

Estrictos protocolos de bioseguridad en jardines infantiles de Los Mártires y Santa Fe
Actualmente asisten 34 niñas y niños, divididos en grupos e...
Footer