Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Se reencontró con su hijo luego de dos años de buscarlo por San Victorino

 
Bogotá, mayo 31 de 2017. Durante 730 días María Cecilia Rincón. No tuvo paz. Deambuló por las calles del centro de la ciudad buscando a su hijo Ómar de Jesús Gutiérrez Rincón, quien había abandonado su casa, en el barrio El Dorado, en la localidad de Santa Fe hacía dos años. Sabía que estaba en las calles, sabía que estaba cerca, sabía que lo habían visto, sin embargo, ese fantasma era esquivo con ella.

9:30 de la mañana. 30 de mayo. Un grupo de ‘Ángeles Azules’, liderado por Never Medrano, aborda a Ómar de Jesús, quien a sus 29 años, decidió entregarse a las calles llevado por una pena: la muerte de su padre dos años atrás. El mismo tiempo que lleva buscándolo su madre, María Cecilia y que ahora, entre lágrimas, observa como el joven que decide ir a un hogar de paso a intentar recomponer su vida, es el mismo que ella estaba buscando sin descanso.

La escena, que no deja de ser confusa, llena de emoción. Aparece también Blanca Alicia, hermana de Ómar e hija de Cecilia, quien le cuenta al grupo de ‘Ángeles Azules’, el sufrimiento que habían pasado intentando ubicar a su hermano, Ómar, y ayudarlo.

“Estábamos detrás de él desde hace 2 años que falleció mi padre. Desde ese día él no volvió a la casa y se fue internando en la calle. Meses después, cuando venía para mi trabajo, lo vi acostado en el pasto. Hablé con él, le di comidita y le pedí que cambiara y se reintegrara a nuestras vidas, él decía que sí, pero no lo hacía”, cuenta Blanca Alicia, quien, a pesar de que su hermano está como habitante de calle, le brinda su apoyo porque siempre, durante su infancia, fue él quien la ayudó, incluso con su estudio.
 
 

“Él -Ómar- ha sido un excelente hijo y un excelente hermano. Un niño que desde los 7 años trabajó. El poco estudio que tenemos, es gracias a él, porque nos ayudaba a pagar el colegio. Siempre estuvo pendiente de mi papá, hasta que mi papá murió. Él nunca ha sido ‘tomatrago’. Es una persona muy humilde, excelente persona, se puede tratar con él, no es grosero, es muy humilde, noble, generoso”, asegura Blanca Alicia, quien recordó que su hermano cayó a las calles y a las drogas por una mala amistad, quien le dio a conocer el ‘bazuco’.
Ómar ha intentado varias veces recuperarse. Tiene dos niñas, quienes lo esperan. El camino, dice, no es fácil, pero planea hacerlo una vez más. Haber encontrado a su mamá, le dio un nuevo motivo.

“Quiero cambiar, cambiar mi vida y ser otra persona. Estar en la calle no es bueno”, dice, mientras besa a su mamá. No deja, ni dejará de hacerlo durante los próximos días. Solo en sus brazos encontró la paz.

“Siempre salía a buscarlo con una bolsa que llevaba una muda de ropa. Como me habían dicho que estaba sucio y comiendo en la calle tenía la esperanza de encontrarlo. Él está hecho para cosas grandes”, finaliza. No puede dejar de llorar. Pero no está triste. Son lágrimas cargadas de felicidad.

Tras el encuentro Ómar fue llevado al Hogar de Paso de la calle 18 junto con su mamá, quien apoyará su proceso de recuperación las veces que sea necesario.
 

 
 
Facebook

Guardar

Guardar

Noticias Recientes
Juventud 17 Junio 2021

Nuevos servicios sociales para los y las jóvenes vulnerables de Bogotá

Nuevos servicios sociales para los y las jóvenes vulnerables de Bogotá
En el marco de la nueva resolución 509, los servicios socia...
Juventud 17 Junio 2021

Con ‘RETO a tu barrio’, cada 15 días hay nuevas oportunidades para jóvenes vulnerables en Bogotá

Con ‘RETO a tu barrio’, cada 15 días hay nuevas oportunidades para jóvenes vulnerables en Bogotá
Durante 2020 y 2021, la ‘Estrategia RETO’, iniciativa distr...
Infancia y Adolescencia 17 Junio 2021

Estrictos protocolos de bioseguridad en jardines infantiles de Los Mártires y Santa Fe

Estrictos protocolos de bioseguridad en jardines infantiles de Los Mártires y Santa Fe
Actualmente asisten 34 niñas y niños, divididos en grupos e...
Footer