Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

La abuela Huitoto que ‘recibe’ a las nuevas generaciones en Bogotá

 

 
Bogotá, marzo 8 de 2019. “Hablen con la tierra, hablen con el sol, ¿o cuándo han visto al sol envejeciendo?” Así responde Muitokori, cada vez que le preguntan cuál es el secreto para que su rostro no demuestre el paso del tiempo.

Muitokori tiene una de las dignidades más altas dentro del cabildo Huitoto en Bogotá: es la abuela de un grupo que actualmente está conformado por alrededor de 500 indígenas.

Su conocimiento ancestral se centra en una de los saberes más importantes para cualquier comunidad: es partera, o como se dice en su lengua materna, Jeikragn.

“A mí me gusta, ¿sabe por qué?, porque eso es salvar vidas”, dice Muitokori orgullosa. En sus más de cuarenta años de experiencia en este oficio, ha visto nacer a tantos niños que su memoria no logra dar una cifra con exactitud.

Ser partera no es una tarea fácil. La preparación comienza desde que las niñas tienen su primera menstruación, y como en el caso de Muitokori, es iniciada por sus madres, que heredan el conocimiento a sus hijas.

Su tarea es darle la ‘oración’ a la madre gestante, una tradición oral que protege al niño y que facilita el parto.

“La oración es oral, usando medicina en el sitio sagrado que se llama mambeadero. El papá del niño lleva una planta como la albahaca, y entonces el Taita le pide a la madre tierra para que geste bien y tenga un buen parto”, dice Muitokori.

Luego, utiliza plantas medicinales y su aliento espiritual para facilitar la llegada al mundo del bebé.

“En la simbología del vientre, está la totuma. Si la mujer no tuviera ese vientre, no existiría la humanidad, porque el hombre es el que engendra, pero la mujer es la que tiene la gestación”, explica.

Muitokori se siente muy orgullosa de ser mujer indígena, pues su cultura considera que la maloca, lugar de encuentro, en realidad simboliza el vientre de la madre, el origen: “por allí entra y llega toda la humanidad, por eso hay una sola puerta en una maloca”.

Mujeres indígenas como Muitokori tienen prioridad en la prestación de servicios sociales con el fin de garantizar sus derechos y ayudar a preservar su cultura ancestral.

En los dos primeros meses de 2019 se han atendido en los centros día de la Secretaría de Integración Social 285 mujeres con discapacidad y pertenecientes a minorías étnicas (indígenas, negras y raizales).

Además, en lo que va corrido de esta administración, La Secretaría Distrital de Integración Social ha atendido a través de sus servicios sociales (Centros día, Centros Noche, Centros de Protección Social, Apoyos Económicos, Hogar de Paso Día, Hogar de Paso Noche, Comedores, Atención Social y Gestión del Riesgo y otras modalidades complementarias) a 694 personas mayores que pertenecen a los grupos étnicos indígenas, afrodescendientes, raizales y Rrom

 
Facebook

Noticias Recientes

Discapacidad 29 Noviembre 2022

Gabriela se prepara para los 100 metros más importantes de su vida

Gabriela se prepara para los  100 metros más importantes de su vida
Esta pequeña deportista se convierte en un gran ejemplo de...
Vejez 28 Noviembre 2022

Resultados, logros y retos para la atención de las personas mayores en Bogotá

Resultados, logros y retos para la atención de las personas mayores en Bogotá
El Consejo de Sabios y Sabias recibió el informe distrital...
Territorio 28 Noviembre 2022

Un administrador que aprendió el arte de la panadería en el CDC Timiza

Un administrador que aprendió el arte de la panadería en el CDC Timiza
William Fernando Abril aprendió panadería en el Centro de D...