Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

El Centro Día Tierra de Saberes promueve el emprendimiento de las personas mayores

 

  • Más de 100 personas de la localidad de Teusaquillo disfrutaron de un encuentro cultural y artístico lleno de música popular, bailes típicos y emprendimientos realizados por las personas mayores.

 

Bogotá, D.C., junio 29 de 2022. Más de 30 emprendimientos creados por las personas mayores del Centro Día Tierra de Saberes fueron expuestos en la feria de servicios realizada en el parque Brasil de la localidad de Teusaquillo.

Con música folclórica, danza típica colombiana, charlas de sensibilización y la venta de emprendimientos cómo artesanías, cuadros artísticos, accesorios para mascotas, ropa y gastronomía de la región, se invitó a la ciudadanía a disfrutar una experiencia cultural y de entretenimiento, con el objetivo de dignificar esta etapa del ciclo vital. 

La actividad que más impactó a la comunidad fue la muestra de talentos productivos, los cuales visibilizaron el aprovechamiento del tiempo libre de las personas mayores, demostrando sus múltiples habilidades, y cómo a través de la comercialización de los mismos, pueden recibir ingresos que ayudan a mejorar su calidad de vida. 

Es el caso de Gladis Mestre, beneficiaria del Centro Día Tierra de Saberes, quien a sus 66 años de edad, ha tenido que enfrentar la vida sin tener una red de apoyo, pero gracias a la creación de sus artesanías ha podido tener los recursos suficientes para pagar su vivienda, además, recibe, por parte de la Secretaría Distrital de Integración Social, mensualmente un bono para su alimentación. 

 

Gladis camina diariamente por todos los locales de bisutería del centro de Bogotá para que le regalen materiales reciclables, tales como lanas, cadenas y bisutería no comercial, para crear accesorios como aretes, manillas y collares, los cuales vende en las calles de Teusaquillo o en ferias promovidas por el Centro Día. 

“Gracias a la vida tengo un talento que me ayuda a tener los recursos necesarios para vivir, por eso, agradezco al Centro Día Tierra de Saberes por crear espacios que nos ayudan a las personas mayores a ser feliz en nuestra vejez”, concluyó Gladys. 

Por su parte, el responsable del servicio Centro Día Tierra de Saberes, Andrés Felipe Suarez, manifestó que: “la idea de esta feria es crear un encuentro intergeneracional para visibilizar las causas y consecuencias del maltrato hacia las personas mayores, entender sus necesidades y hacer que esta población se empodere a través de la muestra cultural de talentos, donde más allá de un emprendimiento, hay una persona creando bienestar emocional en esta etapa de la vida”. 

La feria también contó con una muestra gastronómica de sabores, donde la ciudadanía pudo deleitarse con la sazón tradicional de algunas abuelas, quienes prepararon platos típicos como papa chorreada, arepas boyacenses, envueltos de maíz e inclusive postres clásicos como arroz de leche y milhojas. 

Se espera que estas actividades se sigan desarrollando a lo largo del año y que más habitantes del sector puedan conocer el trabajo que se realiza en el Centro Día Tierra de saberes, para seguir promoviendo las iniciativas productivas, talentos y habilidades que tienen las personas mayores.

 

 

 

 

Acciones que garantizan un envejecimiento digno y feliz

  

  • Actividades culturales, recreativas y acompañamiento profesional reciben las personas mayores a través de los servicios de los Centros Día

 

Bogotá, D.C., junio 23 de 2022. La Casa de la Sabiduría La Montaña del Saber de la localidad de San Cristóbal es uno de esos espacios que brinda a las personas mayores momentos de armonía, tranquilidad, compañerismo y distracción. El común denominador de las historias que se encuentran en este lugar es el agradecimiento hacía el Centro Día. 

 “Aquí me he podido desarrollar como persona y siento aportar desde lo que me apasiona, como lo es la defensa de los derechos de las mujeres”, resalta Mariela Chaparro, tallerista de La Montaña del Saber, quien no deja emocionarse cada día adelantando sus labores en el lugar. 

Luz María Pantoja, persona mayor llegó a la Montaña del Saber tras experimentar un doloroso suceso. “Tuve un momento muy duro porque a mi hijo le quitaron la vida. Pensé en que no podría seguir, fue una situación muy triste para mí, pero este lugar me fortaleció” resalta Luz María Pantoja, beneficiaria del servicio. 

También está Miriam Moreno, a quien el Centro Día se ha convertido para ella en su “Centro de Vacaciones”, como ella misma lo llama, destacando la importancia del espacio para las personas mayores. “Para muchos de nosotros venir acá es como un día de descanso, un día de receso. Yo estoy muy agradecida con este programa y esperamos que continúe, pues hay muchas personas mayores que no cuentan con la ayuda de los hijos o no tienen una pensión”, puntualizó Miriam Moreno. 

 

Algunas personas mayores, beneficiarias del Centro Día, reciben servicios de apoyo psicológico, acompañamiento personal y el beneficio de tener ayudas económicas. Es el caso de Aurora Gómez quien perdió a su esposo hace algo más de seis meses, situación que la llevó a un estado de vulnerabilidad económica y de soledad. “Estar aquí ha sido como una luz, porque después de quedar viuda me sentía muy sola, aquí hice nuevas amistades, me encontré con gente muy servicial y solidaria conmigo. Los profesores de aquí nos hablan con un cariño y tienen un carisma que yo creo que mi Dios se los regaló”, destaca Aurora. 

 “Para mí ha sido una experiencia muy gratificante trabajar con personas mayores”, agregó Freddy Vargas, docente del Centro Día La Montaña del Saber quién también siente esa gratitud por las personas mayores. 

En el Centro Día se acompañan los procesos profesionales con la formación y el desarrollo en expresiones artísticas como la pintura, danza, literatura, música, teatro y las artes visuales, todas ellas potencian algunas habilidades en las personas mayores, la cuales que se han ido perdiendo con el paso del tiempo o por situaciones relacionadas con la salud, el encierro o la soledad. 

Los servicios para las personas mayores están dados en todas las localidades de la ciudad, en donde a través de apoyos económicos y los servicios de los Centros Día, se garantiza la protección, restitución de los derechos y un envejecimiento digno y feliz para las personas mayores.

 

 

 

 

Félix, un pintor tejedor de sueños en Ciudad Bolívar

 

  • Félix Fajardo es un pintor empírico bogotano, beneficiario del Centro Día Tejedores de Sueños de Ciudad Bolívar, su capacidad y pasión por este arte hizo que los seleccionaran para pintar el mural de la fachada de este servicio. 
  • En el Centro Día Tejedores de Sueños las personas mayores desarrollan sus capacidades y alcancen sus realizaciones en cada una de las dimensiones y necesidades identificadas.

 

Bogotá, D.C., 2 de junio de 2022. Desde niño a Félix Fajardo le encantaba dibujar las tiras cómicas del Llanero Solitario, Tarzán y la Pequeña Lulú, aquellos gratos tiempos de su niñez lo conectaron con su gusto por el arte de retratar y pintar. Este bogotano, de 62 años de edad, llegó hace 5 meses al Centro Día Tejedores de Sueños de la Subdirección Local de Ciudad Bolívar. 

Este pintor empírico encontró en el arte del dibujo una manera de expresar sus emociones y mostrarle a sus amigos y vecinos otra manera para ser feliz. Estando en el Centro Día dio rienda suelta a su preferencia por la pintura y empezó a reunir pinceles, trementina, linaza, bastidores, para iniciar sus trazos en el óleo. 

Félix se integró al grupo de artes del Centro Día y, rápidamente, sus compañeros y docentes destacaron su habilidad para el dibujo, tanto así que, recientemente, fue seleccionado para que junto a otros compañeros realizaran un mural en la fachada del Centro Día Tejedores de Sueños. 

 

“Desde su llegada al Centro Día, Félix manifestó el gusto por la pintura y para seguir potenciando sus conocimientos se integró al grupo de pintura. Ha sido muy positiva su participación por el manejo de la técnica del óleo, la perspectiva, dibujo y ha sobresalido como monitor con sus compañeros, a quienes les explica y ayuda a terminar los trabajos, o a interpretar las indicaciones que se dan en el desarrollo del taller”, manifestó Martín Toledo, profesor de Arte del Centro Día Tejedores de Sueños. 

De acuerdo con Félix, “en el Centro Día Tejedores de Sueños me he sentido bien, siempre me ha gustado conocer personas y dibujar, lo hago porque me hace sentir bien, lo he hecho desde niño. Me gusta pintar retratos y lo hago con mis dedos, los cuadros que elaboro son como mis hijos y eso lo dice todo”. 

En el Centro Día Tejedores de Sueños se propician las condiciones para que las personas mayores socialicen, compartan conocimientos, desarrollen sus capacidades y alcancen sus realizaciones. 

Actualmente son más de 684 personas mayores que reciben atención a través de los espacios para el esparcimiento, la diversión y el desarrollo humano por medio de actividad física, juegos tradicionales, artes plásticas, huerta urbana, y danza; siendo así el Centro Día un verdadero lugar para ilusionarse y tejer sueños de vida.

 

 

 

 

Personas mayores de Suba enseñan a proteger el planeta

 

  • Aprender a reciclar, cuidar las fuentes hídricas y el adecuado uso de las basuras son algunas acciones que adelantan los beneficiarios del Centro Día Alegría de Vivir de la Subdirección Local de Suba.
  • En el ‘Carnavalito Ambiental’, una iniciativa recreativa y cultural para incentivar el cuidado del medio ambiente, los participantes lucieron trajes coloridos e instrumentos musicales hechos con distintos materiales reciclables.

 

Bogotá, D.C, 13 de junio de 2022.  Las personas mayores del Centro Día Alegría de Vivir de la Subdirección Local de Suba participaron en el ‘Carnavalito Ambiental’, una iniciativa recreativa y cultural para incentivar el cuidado del medio ambiente con trajes típicos e instrumentos musicales creados por ellos mismos. 

El carnaval comenzó con un recorrido por los alrededores del Centro Día y, después de recorrer varias manzanas del entorno, llegaron hasta el parque La Gaitana luciendo trajes coloridos hechos con distintos materiales, incentivando a la comunidad a cuidar y ser responsables con el medio ambiente como parte del cuidado del planeta. 

Miriam Ivonne Rico, persona mayor que asiste al Centro Día Alegría de Vivir, gozó del recorrido y le puso el alma a la actividad, ella aseguró: “Estuve participando, realizando carteleras con mensajes alusivos al cuidado del medio ambiente para la concientización, con trajes creativos que favorecen el planeta tierra. Fue un ejercicio para aprender a cuidar y a valorar la creación de Dios”. 

Las personas mayores, a manera de sensibilización reciclaron distintos materiales en sus casas, indicándoles a sus nietos, hijos, hijas y demás familiares, la importancia de apartar en la fuente elementos reutilizables, así dieron ejemplo a sus vecinos y compañeros. 

 

Con materiales y objetos reciclados como papel crepé, papel silueta, celofán y plástico de varios clores, y con el uso de tapas de botellas, latas de cerveza y gaseosa, las personas mayores hicieron trajes alusivos a la Región Andina, Pacífica y Caribe, que combinaron con sombreros en fique y papel periódico. 

También elaboraron mensajes con frases que invitan a proteger el agua, defender los mares, preservar los bosques y querer de corazón el planeta tierra. 

Los participantes, no solo crearon trajes, sino también instrumentos musicales como: maracas, tambores y panderetas con materiales de arroz, botellas, tubos, palos, pepas de sandía y tapas de botella, convirtiendo el recorrido en una fiesta de colores y sonidos que resaltaron la importancia de separar el material reciclable en casa. 

De esta forma. el ‘Carnavalito Ambiental’, trascendió a sus vecinos, amigos, nietos, hijos y demás miembros de la familia para que se solidarizaran con la protección del planeta. 

Paola Correa Buitrago, psicóloga de la Casa de la Sabiduría Centro Día Alegría de Vivir de la localidad de Suba mencionó: “El beneficio de la actividad ‘Carnavalito Ambiental’ va enfocado a la toma de conciencia de las personas mayores sobre cómo debemos cuidar el planeta y qué acciones podemos ejecutar con todos los desechos y materiales que se han venido acumulando”. 

La Subdirección Local de Suba a través del Centro Día Alegría de Vivir promueve entre las personas mayores y sus familias prácticas de uso doméstico y de la vida diaria para el cuidado del medio ambiente, con la protección de las fuentes hídricas y el buen uso del agua, así como el adecuado manejo de las basuras.

 

 

 

 

 

Un arbitraje con mucha diversión y alegría para las personas mayores de Ciudad Bolívar

 

  • Jenny Arias Parga es una de las dos mujeres colombianas certificadas como árbitro VAR (arbitro asistente de video) y, actualmente, trabaja en el Centro Día Bella Flor de la Secretaría Distrital de Integración Social en Ciudad Bolívar.
  • Entre sus planes, está organizar la selección de fútbol con personas mayores que reciben servicios en los cinco Centros Día, ubicados en dicha localidad.

 

Bogotá, D.C., mayo 23 de 2022. Jenny Arias Parga es edufísica del Centro Día Bella Flor en Ciudad Bolívar, allí ella trabaja con personas mayores a través de la preparación física, realizando actividades de recreación, deporte, movilidad articulada y calentamiento. 

Su experiencia profesional fue un golazo o mejor un ‘pitazó’ final, que ha logrado gracias a su pasión por el arbitraje, una labor que impone justicia en las canchas de fútbol. 

A la edad de los siete años a Jenny le apasionaba jugar microfútbol con los amigos de la cuadra hasta altas horas de la noche. Nunca imaginó que esa pasión, la llevaría tiempo después a ser una de las dos mujeres colombianas Árbitro Asistente de Video (VAR) certificadas.   

“Cuando cursaba grado once, en el colegio Confederación Brisas del Diamante de Ciudad Bolívar, iba perdiendo la materia de educación física. Para recuperar la nota, el profesor me indicó que debía leer el reglamento de microfútbol, para luego pitar un encuentro deportivo, de ese resultado dependía mi buena nota. Estaba nerviosa y ansiosa por pasar la evaluación, pero nunca imaginé que pitar un partido de microfútbol era el examen que presentaría”, contó Jenny, recordando esos momentos en donde se dieron sus primeros pitazos en el campo deportivo. 

Para ella, esta prueba la tomó por sorpresa, pitar un encuentro deportivo entre los estudiantes de décimo y once, un juego bastante difícil, entendiendo las dinámicas estudiantiles en su momento. 

 

Fue tanta la emoción, el gusto y la dedicación que Jenny se aprendió el reglamento al derecho y al revés; lo que le permitió sobresalir, tanto así, que se reflejó en la cancha, pues, sus amigos del colegio le hacían barra y animaban. 

Al terminar el partido, el profesor le preguntó si antes había pitado un partido, pues su desempeño fue muy bueno, la felicitó, pero ella le afirmó que nunca había tenido un silbato ni un encuentro deportivo por definir. 

Al ver su buen desempeño, el docente la invitó a participar en el Colegio de Arbitraje, en donde empezó a trabajar los fines de semana en el impartiendo justicia en diferentes partidos de microfútbol.   

Poco a poco fue escalando y alternando su pasión con su carrera universitaria en Ciencias del Deporte y la Educación Física en la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca. 

En el año 2015, participó en una convocatoria para ingresar al curso del Programa De Asistencia Arbitral (RAP) de árbitros talentos del país para competir por la escarapela internacional, lugar en donde fue elegida como Arbitra Internacional. 

A la fecha, Jenny ha participado, arbitralmente, en los Juegos Panamericanos en Cochabamba Bolivia, encuentros femeninos en la Copa libertadores de Brasil Manaos, partidos amistosos FIFA en Venezuela y el suramericano Sub-20 en Chile. 

En Colombia estuvo en la final del torneo femenino en el año 2019, y fue seleccionada por la revista Fémina de Futbol, como la mejor arbitra del año.

 

Esta pasión la comparte con su carrera de edufísica que desarrolla en el Centro Día, en donde lleva formación y actividades físicas para las personas mayores del servicio. Entre sus sus planes está organizar la selección de fútbol con personas mayores que reciben servicios en los cinco Centros Día ubicados en la localidad de Ciudad Bolívar, buscando espacios y para que los competidores entrenen y se preparen de acuerdo con su condición física, y vean el deporte como alternativa de vida. 

“Jenny ha ayudado a que en la localidad eliminemos mitos y estereotipos negativos sobre la vejez, como es que las personas mayores no pueden hacer actividades, al contrario, ella promociona un envejecimiento activo, hábitos y estilo de vida saludables en los asistentes al centro Día, aportando con su experiencia en diferentes actividades”, destacó María Isabel Castaño, líder del servicio compromiso con el envejecimiento activo y una Bogotá cuidadora e incluyente de Ciudad Bolívar. 

Para Jenny estar en el Centro Día Bella Flor es un triunfo importante para su vida, en donde combina sus pasiones futbolísticas con el deporte, llevando alegría a las personas mayores.

 

 

 

Página 1 de 44

Noticias Recientes

LGBTI 02 Julio 2022

Bogotá marchará con orgullo y por el respeto a la diversidad

Bogotá marchará con orgullo y por el respeto a la diversidad
Bajo el slogan: “Nuestras diferencias nos enorgullecen” Bog...
LGBTI 01 Julio 2022

Natalia, una mujer mayor orgullosa de su identidad

Natalia, una mujer mayor orgullosa de su identidad
La Secretaría Distrital de Integración Social refrenda su c...
Territorio 01 Julio 2022

Distrito abre nuevo centro de atención integral en salud en la Manzana del Cuidado de Bosa

Distrito abre nuevo centro de atención integral en salud en la Manzana del Cuidado de Bosa
Este centro hace parte de la estrategia de Servicios Integr...