Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

Centro Amar Engativá, un grato descubrimiento para una familia

  • La familia Rocha Hernández llegó de Ecuador a Bogotá sin recursos, ni red de apoyo familiar, en el Centro Amar encontraron un entorno seguro, que los protegió y alejó del peligro.

  • En esa unidad operativa, desarrollaron capacidades y potenciales que actualmente hace que los niños estén alegres, entusiastas y seguros, porque cuentan con herramientas para protegerse de los peligros y situaciones adversas.

Bogotá D.C., 23 de junio de 2021. Después de vivir en Ecuador y debido a una crisis económica y familiar, Mónica Viviana Hernández y sus tres hijos decidieron regresar a Bogotá sin estabilidad económica, ni redes de apoyo familiar, pero encontraron en el Centro Amar Engativá de la Secretaría Distrital de Integración Social un lugar que los protegió del peligro.

Mónica es bogotana y jefe de hogar, tiene 39 años, sus hijos son ecuatorianos, al igual que su compañero, de quien a causa de la situación económica se separó. Domenica Valentina Rocha quien hoy tiene 17 años es su hija mayor, Paula Rocha tiene14 y Camilo Rocha con 12 años es el hijo menor.

Llegaron hace más de tres años a Bogotá, buscando mejores oportunidades, sin recursos, Mónica, después de insistir varias veces en la búsqueda de trabajo, encontró un empleo y así pudo pagar una habitación y solventar los gastos esenciales del hogar.

Como Mónica trabajaba 10 horas diarias, Domenica Valentina, la hija mayor, quien en aquel tiempo tenía 14 años, se encargaba de hacer los alimentos, limpiar la casa y estar al cuidado de sus hermanos menores de 11 y 9 años respectivamente; esta situación los colocaba en riesgo de ser víctimas de posible abuso y estar expuestos a peligros como la delincuencia.

Domenica, la hija mayor, venía ejerciendo el rol cuidador de un adulto, realizando más de 15 horas semanales en labores domésticas, constituyendo una forma de trabajo infantil ampliado y encierro parantelizado, para detener esta situación que comprometía el bienestar de los niños y poder garantizar sus derechos, los tres hermanos fueron vinculados al Centro Amar Engativá.

La acogida

Yised Díaz, coordinadora de dicha unidad operativa y quien ha vivido de cerca el proceso de la familia Rocha Hernández cuenta que “la familia no contaba con red familiar, estuvieron expuestos a los peligros de un entorno agresivo, al ingresar al Centro Amar Engativá se garantizaron sus derechos, fue sorprendente su adaptación con los profesionales del equipo, se fortalecieron sus habilidades y lo más importante se creó un entorno seguro para que crezcan lejos de los peligros que puedan comprometer su integridad”.

En el Centro Amar recibieron una acogida afectuosa, socializando con las y los compañeros e integrándose prontamente a las actividades pedagógicas, lúdicas, recreativas y artístico culturales; además de contar con apoyo alimentario y la orientación de un grupo calificado de profesionales.

Mónica Hernández, quien ha batallado sin descanso por el bienestar de sus hijos dice emocionada: “Centro Amar fue el más grato descubrimiento para nosotros, se convirtió en el segundo hogar para mis hijos, allí lo encontraron todo, socializaron y se volvieron más extrovertidos y seguros, recibieron afecto, además, descubrieron muchas cosas, han asistido a museos, parques y lugares que nunca imaginaron conocer, participan en distintos eventos, con ellos nunca nos hemos sentidos solos, Centro Amar le dio la oportunidad a mis hijos de ser libres otra vez”.

Los niños reciben formación integral, y tienen acercamiento a las artes plásticas, música, lectura, escritura, hábitos de vida saludable y actividad física; durante su estadía han desarrollado habilidades artísticas, a Valentina le gusta el canto y Camilo se inclina por la música, en Centro Amar aprendieron a tocar la guitarra, a Paula le gusta los deportes, el patinaje es su pasión.

David Calderón, educador de Centro Amar fue testigo de su arribo, “desde que ellos llegaron empezaron a desarrollar sus potencialidades y capacidades, fueron creciendo y hoy son adolescentes alegres, seguros y entusiastas que cuentan con herramientas para protegerse de los peligros y situaciones adversas”, concluye el docente.

En el año internacional en contra del trabajo infantil, Centro Amar Engativá brinda atención a niñas, niños y adolescentes en riesgo o en situación de trabajo infantil ampliado, en este momento acoge 95 niñas y niños a quienes atiende en modalidad virtual y presencial gradual, con un grupo de profesionales, que, a través de estrategias como laboratorios Eureka, Happy Yoga, Súper Liga por la Justicia y Noti Amar garantizan sus derechos y su bienestar.

 
Facebook

 

Noticias Recientes

Territorio 19 Mayo 2022

Beneficiarias del CDC de Usaquén aprenden a confeccionar prendas para empezar a emprender

Beneficiarias del CDC de Usaquén aprenden a confeccionar prendas para empezar a emprender
Los cursos hacen parte del área textil y de confecciones qu...
Vejez 19 Mayo 2022

Subdirectores locales, comprometidos con la garantía de los derechos de las personas mayores

Subdirectores locales, comprometidos con la garantía de los derechos de las personas mayores
En un encuentro de directivos y consejeros de Sabios y Sabi...
Otras noticias 19 Mayo 2022

Gobierno Abierto, un espacio para promover la participación de la ciudadanía en la era digital

Gobierno Abierto, un espacio para promover la participación de la ciudadanía en la era digital
En la Semana Internacional de Gobierno Abierto de Bogotá se...