Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
• Al 30 abril del año pasado se habían registrado 7.792 casos de violencia en las familias. En el mismo período de 2020 fueron 8.456 eventos reportados.

• La sobrecarga por el cuidado doméstico influye en la salud mental de las mujeres.

• El 53% de las atenciones en las Comisarías de Familia son por casos de violencia psicológica.

Bogotá, mayo 22 de 2020. Una estrategia pedagógica para la prevención de la violencia intrafamiliar lleva a cabo la Subdirección para la Familia de la Secretaría Distrital de Integración Social en las localidades de Teusaquillo, Suba y Usaquén.

La iniciativa contempla dos alternativas: Cuidadópolis, un juego de superhéroes encargados de las actividades de cuidado en casa, y Emocionario, para aprender sobre el manejo de las emociones durante el aislamiento obligatorio.

La idea surge de la necesidad de reducir los episodios de violencia intrafamiliar. Entre el primero de enero y el 30 de abril de este año, las Comisarías de Familia recibieron 8.456 consultas por violencia intrafamiliar, frente a 7.792 casos que se presentaron en el mismo período de 2019.

Los principales tipos de violencia intrafamiliar que se denunciaron durante ese periodo en las Comisarías de Familia se relacionan con violencia psicológica 6.049 (53 %) y violencia física 4.661(42%). A estos dos tipos de violencia corresponde el 95 % de los casos registrados en los cuatro primeros meses de 2020.
 

Dentro de las acciones de la política pública para la familia relacionadas con la prevención se encuentra la economía del cuidado y el manejo de las emociones, como mecanismos para la prevención de la violencia al interior de las familias. Por eso, desde los referentes locales de familia de la Secretaría Distrital de Integración Social la respuesta fue el desarrollo de acciones pedagógicas para la prevención en las que el juego es el eje central.

Cauidadópolis: sé el héroe de mi historia

En la localidad de Teusaquillo, Rocío Veloza lidera la estrategia Cuidadópolis dirigida a padres y madres de familia de los jardines infantiles de la Secretaría de Integración Social y los hogares del ICBF.

Combinando juego y prevención, los superhéroes luchan para erradicar cualquier forma violenta dentro de los hogares y en la comunidad. Los personajes activan sus superpoderes para poner en diálogo el tema del cuidado doméstico, las masculinidades alternativas, la equidad de género y propicia una reflexión en torno a los roles de la familia.

A través de Cuidadópolis se pretende representar la economía del cuidado como parte fundamental en el desarrollo de las familias y por ende de la sociedad. Incentiva además la construcción social basada en la posibilidad de un trabajo conjunto para disminuir la desigualdad de género y fomentar las labores participativas y equitativas entre hombre y mujeres.

Los superhéroes son parejas de hombre y mujer, así:

Orden mujer y Orden hombre se encargan de mantener el orden de la casa
El señor y la señora limpieza son responsables del aseo
La capitana y el capitán caparazón tienen el cuidado del vestido como prioridad
Los supernutritivos asumen la preparación de los alimentos
Edix y Edux tienen la responsabilidad de la educación de los niños y las niñas
La pareja cuidado femenino y cuidado masculino está cargo del cuidado de personas enfermas y en condición de discapacidad
Los Ultrarreparadores están a cargo de arreglar cualquier daño que se presente dentro de la casa
Los superdiligentes son los responsable de hacer vueltas como pagar servicios, reclamar medicamentos o comprar el mercado
Los Megavecinos están a cargo de ayudar en la comunidad y de las buenas relaciones con los vecinos.

El reto consiste en asumir el rol de uno de los superpoderes y realizar las tareas que se le asignan. Así, los participantes son conscientes de la importancia del trabajo doméstico, del tiempo que se invierte en él y de la importancia para el cuidado de los integrantes de la familia y la comunidad.

El Emocionario o la importancia de las emociones

Myriam Amarillo y Alejandro Cortés, referentes locales de Suba y Usaquén del Proyecto Una ciudad para la Familia, han liderado una estrategia de prevención de la violencia a través del manejo de las emociones en esta etapa de confinamiento preventivo de las familias donde los padres y los niños se encuentran agotados.

“Buscamos una estrategia que contara con las mínimas barreras tecnológicas y que no representara gastos adicionales para la familia, por eso se hace a través de WhatsApp”, explica Alejandro Cortés.

A través de la plataforma de mensajería instantánea, las familias reciben material con el que se informan acerca de las emociones básicas. La familia identifica cada una de ellas y cuáles son sus sentimientos. Luego dibujan y lo registran en un video o en fotografía para compartirlo con el equipo de asesores locales. Por último, se dan unas recomendaciones para manejar las emociones para que éstas no generen conflictos con los demás integrantes de la familia.

A partir de este trabajo, se han activado alertas con ciertas emociones para que se preste asesoría por parte de otras instituciones presentes en la localidad. De esta manera, se respalda y acompaña a las familias.

Más de 600 personas de colegios, jardines infantiles y fundaciones de Suba y Usaquén han participado de esta actividad.

“Se busca desmitificar que hay emociones buenas o malas, lo importante es cómo la interpreto y la manejo cuando se presenta para responder de manera más asertiva”, señala Myriam Amarillo, referente de familia en Suba.

Lo importante de esta estrategia es que se aborda desde la salud mental como elemento fundamental para la convivencia familiar. La meta es poder construir un diccionario de emociones con las imágenes que resulten de este ejercicio.

Pistas para el manejo de emociones

1. Las emociones no son buenas o malas. Solo son la forma en que nos preparamos para actuar.
2. Lo que puede ser bueno o malo es lo que hagamos con las emociones que sentimos.
3. Una de las claves está en aprender a pensar diferente frente a las cosas que pasan para poder responder (actuar mejor), aprender a expresar asertivamente las emociones y no reaccionar (actuar sin control y sin dar manejo a las cosas que sentimos).
4. Es más conveniente decir lo que piensa cuando esté en calma y no reaccionar impulsivamente ante las emociones.
 

 
 
Facebook

 

 
• Yonaris Zapata es una mujer venezolana que junto a sus cuatro hijos halló esperanza en los servicios de la Secretaría Distrital de Integración Social.

Bogotá, 21 de mayo de 2020. Yonaris Zapata tiene 29 años de edad y cuatro hijos. Es proveniente de Barquisimeto, en Venezuela, y llegó a Colombia en agosto pasado porque en su país la situación cada vez se ponía más complicada y no contaba con el apoyo del padre de los niños.

“Me vine para conseguir calidad de vida para mis hijos. No tenía a nadie que me recibiera. Me preguntaba dónde íbamos a dormir, ni siquiera traíamos ropa adecuada para las condiciones climáticas”, recuerda meses después ya con una realidad diferente.

Llegó por tierra, y en el terminal estuvo temblando de miedo hasta que una funcionaria de la Secretaría Distrital de Integración Social la abordó y le ofreció el servicio del Centro Abrazar, un espacio acondicionado para atender durante el día a niños, niñas y adolescentes de 0 a 16 años para evitar que sean víctimas de trabajo infantil.

Llegaron tan desnutridos que a la semana, Thiago, de 4 meses en ese momento, debió ser hospitalizado durante casi 20 días por gastroenteritis. Eso hizo que la desnutrición se volviera severa. “No sabía que veníamos así por la mala alimentación”, recuerda esta mujer que para entonces no era consciente de la importancia de la lactancia materna. “La doctora me explicó que al sustituir el pecho por el tetero el niño no se alimentaba bien”.

Mientras tanto, los otros niños (Saray, de 13 años; Antonieta, de 4; Elias, de 2) permanecieron en un hospedaje y recibían servicios de alimentación y apoyo psicosocial en el Centro Abrazar. “Mi red de apoyo siempre fueron las personas del Centro Abrazar. Durante el tiempo que estuve en la clínica cuidaron mucho de mis hijos, me ayudaron a conseguir dinero para pagar el hospedaje y les daban comida, hablaban con las personas donde yo me quedaba para que los tuvieran mientras yo estaba en el hospital”.

Sin embargo, cuando Thiago estaba mejorando, Elías, el niño de dos años, también enfermó de gastroenteritis. “En la misma habitación tuve a los dos niños hospitalizados”. Ambos fueron dados de alta pero una semana después el menor presentó una crisis de bronquiolitis que lo llevó de nuevo al hospital.

La mayor preocupación de Yonaris era que mientras ella estuviera en el hospital, los otros niños debían quedar bajo el cuidado de extraños. Fue entonces cuando consideró la posibilidad de entregarlos al ICBF para evitar que estuvieran en riesgo de mendicidad.

“No podía ser envidiosa. Que yo quisiera tener a mis hijos conmigo no significaba que ellos tuvieran que pasar trabajo. Esa es la decisión más difícil que he tomado en mi vida, jamás pensé que iba a pasar por una situación así”. Sus tres hijos mayores fueron al Centro San Mauricio en Suba, mientras el menor seguía recuperándose en el hospital.

Era tal la prisa de Yonaris para volver a estar con sus niños, que solo un mes después de haberlos llevado al ICBF ya había logrado más de la mitad de los requisitos: “debía tener una estabilidad, un lugar donde vivir con condiciones óptimas, un empleo, estar legalizada en el país y ser puntual en la hora de visitas”.

También requería garantizarles educación, así que en el Centro Abrazar agilizaron el proceso de inscripcion en los colegios distritales. Después de 2 meses recibió una respuesta de migración que le otorgaba el salvoconducto para permanecer legalmente en el país. Con ese documento pudo, finalmente, reunirse con sus hijos.

“Estoy agradecida con el trabajo del Centro Abrazar. La calidad humana que tienen es preciosa. Sé que les debe dar mucho honor ese trabajo humano”, dijo Yonaris al referirse a la labor del personal de la Secretaría y contenta porque ese diciembre recibió alimentación para ella y los niños y ya todos superaron la desnutrición.

Actualmente, los dos niños menores hacen parte del Jardín Infantil Caracolí, en Ciudad Bolívar, donde reciben apoyos alimentarios y toda la atención propia de la primera infancia. Por su parte, Yonaris trabaja dos veces a la semana vendiendo helados con lo que alcanza a pagar el arriendo y las demás necesidades de la familia. Además, ya no está sola. Hace algunos meses Yonaris logró que su hermana viniera también a vivir a Bogotá y es ella quien la apoya con el cuidado de los niños.

“Integración Social se convirtió en mi familia. No solamente son una institución, son seres humanos comprometidos con el bienestar de las personas”, concluye Yonaris llena de agradecimiento hacia quienes le tendieron la mano.
 

 
 
Facebook

 

 
• El 63,8% de hogares en Bogotá son nucleares, es decir, están conformados por padre y madre con hijos; padre o madre con hijos o parejas sin hijos.

• Según la Encuesta Multipropósito de 2017, en la ciudad hay 2.699.825 hogares, de los cuales el 11,7% es monoparental con la madre como cabeza de hogar, frente a un 2,1% monoparental, donde el padre es cabeza de hogar.

• En Bogotá, el 82,8% de los hogares son familiares, es decir, están conformados por personas con alguna relación de parentesco.


Bogotá, mayo 19 de 2020. La familia es definida como el núcleo fundamental de la sociedad, donde las manifestaciones de solidaridad, fraternidad, apoyo, cariño y amor la estructuran y le dan su razón de ser.

Según cifras del Observatorio Poblacional, Diferencial y de Familias de la Secretaría Distrital de Integración Social, 63,8% de los hogares en Bogotá son nucleares, es decir, están conformados por padre y madre con hijos; padre o madre con hijos o parejas sin hijos.

Otro 15,3% son hogares familiares amplios, que involucran a otros parientes o no parientes. Y un 3,7% son hogares familiares sin núcleo, es decir, aquellos en los que no existe una relación padre/madre e hijos, o de pareja. Son, por ejemplo, familias conformadas por hermanos viviendo juntos.

Estas son los tipos de familias posibles:

Nuclear: Está constituida por el padre, madre y los hijos, unidos por lazos de consanguinidad; conviven bajo el mismo techo y desarrollan lazos de afecto. En Bogotá corresponde al 63,8%

Compuesta: integrada por otros parientes y existe la participación de otros no parientes miembros de la familia. Su porcentaje en Bogotá es del 15,3%.

Mono parental: Esta tiene dos variables:

• Con jefatura femenina: Conformada por la madre y el o los hijos, siendo la mujer la cabeza del hogar. La ausencia de uno de los progenitores puede ser total o parcial. En Bogotá corresponde al 11,7%

• Con jefatura masculina: Conformada por el padre y el o los hijos. La ausencia de uno de los progenitores puede ser total o parcial cuando el progenitor que no
convive continúa desempeñando algunas funciones. El porcentaje es del 2,1%

Extensa: Integrada por miembros de más de dos generaciones. Los
abuelos, los tíos y otros parientes que pueden o no compartir la vivienda y participan
en el funcionamiento familiar. En Bogotá, este tipo de familias representa el 13,9%

Parejas sin hijos/as: Cuando conviven personas con vínculo heterosexual u homosexual y no tienen hijos/o hijas, corresponde al 11,69%

Simultáneas: El 1,4% de las familias en Bogotá está conformada por la unión de cónyuges, donde uno o ambos provienen de separaciones y divorcios anteriores, vínculos legales o de hecho, que traen hijos y tienen a su vez hijos de su nueva unión. Popularmente se les conoce como: “los tuyos, los míos y los nuestros”.
La gran mayoría de los hogares no familiares son unipersonales (16,3%) integrados por una sola persona y son muy pocos los hogares no familiares sin núcleo (0,9%) por ejemplo aquellos integrados por amigos que viven juntos.

Las familias en Bogotá son diversas en cuanto a conformación e identidad. En otro estudio adelantado por la Universidad de la Sabana, a través de la Encuesta de caracterización de las familias -ENCAF- adelantada con 7.420 familias de todas las localidades, hay una diversidad de etnias que las conforman. En un 0,96% de hogares, sus integrantes se reconocen como afrodescendientes; el 0,32% como indígenas; el 0,12% como gitanos o ROM (0,12%) y el 0,02% como raizales (0,02%).

La gama de familias es amplia. Por eso la política pública para la familia reconoce esa diversidad existente en la ciudad y busca la transformación de patrones culturales excluyentes y la promoción de relaciones armónicas al interior de las familias.

Se han diseñado estrategias que contribuyan a su seguridad económica, social, para la construcción de una sociedad justa y equitativa. Esos los pilares de la campaña “En mi familia el cuidado lo es todo”.

Las acciones se han venido adelantando, desde diferentes escenarios: prevención de la violencia intrafamiliar con ejercicios pedagógicos al interior de los hogares en medio de la cuarentena, una oferta institucional para que, en caso de presentarse cualquier tipo de violencia, se cuente con la orientación y atención oportuna a través de las comisarías de Familia, y ayudas para las familias más vulnerables de la ciudad.

Un hogar construido desde el cuidado y la solidaridad

Hace 20 años que la vida juntó a Mario Borrero y a Iván Ortiz. Desde entonces han sido el soporte uno del otro, tanto en sus emprendimientos económicos como en su vida cotidiana. Ellos hacen parte de los hogares conformado por hombres y sus mascotas. Su relación se ha basado en el afecto, en la solidaridad, el respeto, el cuidado y la tolerancia.

Desde que se decretó el aislamiento preventivo, el negocio de servicio de internet que tenían y del que dependía la mayor parte de sus ingresos, tuvo que cerrar. No así las cuentas de los servicios y el arriendo del local.

Los ahorros con que cuentan han sido la tabla de salvación para seguir y la gran lección es que no sólo es necesario el apoyo económico, también lo es el darse aliento cuando el ánimo de alguno de ellos decae.

Para Iván y Mario elaborar las rutinas de la casa ha sido un ejercicio de negociación porque cada uno tiene claro sus responsabilidades, hemos podido disfrutar de cosas muy pequeñas, como escuchar música, ver un programa de televisión, aprovechar el tiempo en otras actividades que antes no lo podíamos hacer. El aprendizaje más valioso en esta etapa ha sido la tolerancia y el respecto: callar cuando hay que callar, respirar profundo ante los genios de cada uno. Porque lo importante es que nos tenemos, nos apoyamos y nos cuidamos.
 

 
 
Facebook

 

 
• Con 45 familias de tres barrios del sector Suba Rincón inició la estrategia de prevención de violencia intrafamiliar, en lugares beneficiados por la entrega de ayuda alimentaria del sistema Bogotá Solidaria en Casa.

• La violencia intrafamiliar se ha incrementado un 8.5 %, entre enero y abril de 2020, en relación con las denuncias registradas en el mismo período de 2019.

Bogotá 21 de Mayo 2020. Con el fin de sensibilizar a las familias beneficiarias del Sistema Bogotá Solidaria en casa, la Secretaría Distrital de Integración Social implementó una estrategia de prevención de violencia, cuya prueba piloto se hizo con 45 familias de los barrios Guillermo Núñez, La Aguadita y Ciudad Hunza, del sector de Suba Rincón.

El propósito es promover un buen trato entre los integrantes de las familias, ofrecer herramientas para la resolución de conflictos y dar a conocer las líneas de orientación y atención del distrito y la nación que pueden ser útiles en tiempo de confinamiento para reportar casos de violencia o recibir orientación o atención psicológica.

“Por el aislamiento preventivo obligatorio en el cual nos encontramos las cifras de violencia se han venido incrementando en el reporte de cada una de las entidades del distrito. Hemos decidido llegar a las casas de las familias más vulnerables, orientarlos en resolución de conflictos, distribución de tareas en casa, relaciones en la familia, manejo de tensión y estrés”, aseguró Aleida Gómez Pinilla, coordinadora del equipo de prevención de violencia de la Secretaría Distrital de Integración Social.
 
 

Con el mensaje “El cuidado se contagia”, el proceso de sensibilización busca orientar a las familias en torno al manejo de las emociones, el tiempo en familia, la distribución de responsabilidades en el hogar y la corresponsabilidad de reportar situaciones de violencia.

“Las familias necesitamos mucho apoyo no solo económico, sino psicológico y para nosotros es muy importante saber que contamos con la Alcaldía. No sabemos cómo delegar las funciones en el hogar y se presentan conflictos. Si no sabemos manejar esos conflictos pequeños se terminan agrandando los problemas”, destaca Martha Lucia Triviño, habitante del barrio Guillermo Núñez.

“La manera de tomar conciencia es que todos los integrantes de la familia se distribuyan las tareas. Hoy en las tareas asignadas equitativamente me correspondió lavar la loza”, resalto Daniel Márquez, muy feliz por la labor cumplida.

Durante el pilotaje de la estrategia estuvieron 30 profesionales de la Secretaría Distrital de Integración Social que trabajaron en duplas para sensibilizar a las familias. El ejercicio se realizaba convocando a los jefes del hogar a salir a las puertas de sus viviendas donde después de la actividad diligenciaban una ficha para recibir información de prevención a través de medios digitales.

Los temas abordados con los jefes del hogar durante el proceso fueron:

• Manejo de sobrecargas en el hogar y tips para la resolución adecuada de conflictos.
• Organización del tiempo para compartir espacios en familia.
• Orientación para comprender rlas reacciones de los niños, niñas y adolescentes durante el confinamiento y saber cómo manejarlas.
• Prevención de situaciones de violencia al interior de las familias que puedan presentarse por el consumo de sustancias psicoactivas.

En los casos donde los hogares reportaron situación de violencia o que manifestaron estar en situación de riesgo de violencia propio o de algún vecino, los profesionales orientaron las acciones que se deben iniciar, e iniciaron el seguimiento y acompañamiento psicosocial.

Líneas de protección en Bogotá

• En caso de violencia intrafamiliar: 3808400

• Si se presenta violencia intrafamiliar y sexual: 122

• Si una mujer es víctima de violencias -018000112137

• En situación de maltrato hacia un niño, niña o adolescente: 141

• Si la vida de cualquier persona está en peligro: 123

• Si necesitas que te escuchen-106

• Por la salud mental y el manejo de emociones: 192, opción 4
 

 
 
Facebook

 

 
40 familias de La Colmena, en San Cristóbal, fueron identificadas y caracterizadas por el equipo de trabajo de la Secretaría de Integración Social

Bogotá D.C. 18 de mayo 2020. Un grupo de personas conformado por padres, madres con hijos, mujeres gestantes, adultos mayores, entre otras, se tomaron de forma ilegal unos apartamentos privados que están listos para ser entregados a sus propietarios.

La Alcaldía Local de San Cristóbal instaló un Puesto de Mando Unificado (PMU) y, en conjunto con las autoridades del Distrito, instauró diálogo con estas personas que, finalmente y de común acuerdo, accedieron a desocupar los apartamentos y los entregaran de manera pacífica.

Acto seguido la Secretaría Distrital de Integración Social realizó la caracterización e identificación de 40 familias, arrojando los siguientes resultados: Hay 56 niños, entre los 0 a los 17 años de edad, una mujer gestante, 3 adultos con discapacidad, 36 adultos mayores y 17 adultos, entre mujeres y hombres.

Durante el martes 19 y el miércoles 20 de mayo, las familias recibirán atención de los profesionales de la Secretaría de Hábitat y de la Secretaría de Integración Social, en la sede de la Subdirección de San Cristóbal, donde se evaluará su estado de vulnerabilidad, o de pobreza, para determinar si requieren la ayuda humanitaria que brinda el Distrito a través del programa ´Bogotá Solidaria en Casa´.

 
 
Facebook

Página 1 de 21

Noticias Recientes
Vejez 29 Mayo 2020

Adulto mayor creó sistema de desinfección en su hogar

Adulto mayor creó sistema de desinfección en su hogar
• Una historia de creatividad y solidaridad en el barrio Di...
Adultez 29 Mayo 2020

Medidas especiales de aislamiento en hogar de paso Bakatá

Medidas especiales de aislamiento en hogar de paso Bakatá
• Tras la identificación de nuevos casos positivos de Covid...
Discapacidad 29 Mayo 2020

La asistencia virtual a niños, niñas y adolescentes con discapacidad en tiempo de pandemia

La asistencia virtual a niños, niñas y adolescentes con discapacidad en tiempo de pandemia
• Son 163 las personas con discapacidad atendidas por los d...
Footer