Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Crónica: Jaime y sus compañeros le cambian la cara a la Plaza de las Nieves

Es un nuevo día en Bogotá. Después de un baño fresco y una bebida caliente que llena el cuerpo de energía, Jaime empezó a vestirse. El overol y las botas ya están listos para la jornada de labores que inicia antes de las seis de la mañana. Un promotor social escribe en una hoja los nombres de los participantes del Centro de Autocuidado y Acogida Bakatá, quienes estarán vinculados a las acciones programadas para este día.

Las manos trajinadas de Jaime terminan el amarre de los cordones de sus botas. Los casi diez años habitando la calle, le dejaron huellas en su cuerpo y alma difíciles de olvidar. Sin embargo Jaime controla los malos recuerdos, vuelve a sonreír, respira profundo y se levanta de la silla en la que descansaba para integrarse al grupo.

La ruta de trabajo ya está establecida. Con herramientas al hombro, el equipo de Bakatá se dispone a salir. Para algunos integrantes del grupo, abandonar por unas cuantas horas el centro integral les causa temor y no es para menos; allí se sienten tranquilos y abrigados. Este es un espacio digno para dormir, donde reciben alimentos y una atención psicosocial, que ellos llaman “el empujoncito” para lograr dejar las calles e iniciar una nueva vida. Por eso, como lo cuenta Jaime, “estar en la calle es sentir de nuevo el temor de visitar los lugares que en alguna época le quitaron a uno las ganas de vivir, las ganas de sentir, las ganas de triunfar”.

Quince habitantes de calle y varios profesionales conforman la brigada de corresponsabilidad que estará interviniendo el muy conocido Parque de la Nieves, ubicado en pleno centro de la capital. Algunos de estos habitantes, estuvieron por muchos años recorriendo esas mismas calles, por eso recuerdan las cientos de noches frías, acompañadas por el vicio, la soledad y la violencia como única oferta de esas viejas bancas y rincones del parque. “Estos son los peores recuerdos de un pasado oscuro que nos dejaron tantos años en la calle”, afirma un ciudadano que empuñando su escoba narra sus viejas tragedias.

Esta mañana de lunes les ofrece otra posibilidad. Por eso sonríen, por estar ahí de nuevo y poder actuar diferente. Hoy tienen una nueva vida gracias a esos promotores sociales de la SDIS que los guiaron; esos que los buscaban con insistencia debajo de puentes, canales y parques invitándolos para ir al servicio de habitantes de calle que presta la Secretaría Distrital de Integración Social.

Pasaron de comer migajas y porquerías, a tener una alimentación adecuada y caliente, hoy disfrutan de camas cómodas con cobijas limpias y empezaron a conformar un espacio lleno de esperanza. Esa es la diferencia entre la oscuridad del pasado y la alegría de este día soleado en la carrera séptima con calle 20, en el que los transeúntes y comerciantes del sector los empiezan a mirar con ojos distintos, cuando perciben que hoy en lugar de dañar los ambientes de la ciudad, los recuperan.

Luego del deber, de vuelta al hogar

¡Barriendo y barriendo!, Jaime y sus compañeros liberaron de mugre la calle. Como si conformaran una comparsa muy ensayada, los cepillos y las palas castigaban el adoquín de la plaza para devolverle su color natural y salvarlo de los malos olores. Caminantes, vendedores y residentes observaban la labor, por eso el reconocimiento por parte de vecinos y comerciantes a los habitantes de calle no se hizo esperar. Era evidente que la comunidad comprendía que esta brigada de aseo no solo estaba mejorando el aspecto de la ciudad, también era la prueba irrefutable de la vuelta a la sociedad de estos guerreros de la calle.

Al Medio Día, con el sol en su máxima expresión, comienza la retirada del grupo. El buen trabajo de esta cuadrilla de aseo y ornato se puede medir por la cantidad de bolsas de basura que se reunieron a un lado de la plaza. Por su parte, Aguas de Bogotá, aliado incondicional de las jornadas, complementa la limpieza del sector con el lavado que realizan con agua reciclada. Igualmente, los muros y postes que albergaban información de eventos, productos de belleza y publicidad política también son intervenidos.

Con la satisfacción del deber cumplido, Jaime se quita los guantes para limpiarse el sudor, que a esa hora del día le brota a chorros. En su cara se nota que por un instante volvieron los recuerdos de las malas horas, pero los combate de frente con estas labores que según cuenta le dan un impulso para seguir adelante y no dejarse ganar por el pasado. El grupo retorna al Centro Bakatá en medio anécdotas para contar en la tarde. 

Estas actividades que han tenido gran acogida ciudadana, se realizan diariamente con la participación activa de los habitantes de calle y hacen parte de la intención de la administración distrital por garantizar sus derechos y ofrecerles opciones para su recuperación. Sin embargo, en esta oportunidad la apuesta es por potenciar sus capacidades en beneficio de ellos mismo y de la ciudad, algo que Jaime y sus compañeros cada vez comprenden más.

 
 
Facebook

 
Noticias Recientes
Otros 18 Junio 2021

Con caminata ecológica se realizó relanzamiento del Centro de Desarrollo Comunitario Santa Helenita

Con caminata ecológica se realizó relanzamiento del Centro de Desarrollo Comunitario Santa Helenita
Con una jornada ambiental, lúdica y de respiro, que contó c...
Otros 18 Junio 2021

De participante a coordinadora del Consejo Local de Sabios y Sabias

De participante a coordinadora del Consejo Local de Sabios y Sabias
Hasta el 30 de junio las personas mayores que tengan 60 año...
Adultez 18 Junio 2021

Integración Social garantiza alimentación balanceada para participantes del Centro Sociosanitaria Balcanes  

Integración Social garantiza alimentación balanceada para participantes del Centro Sociosanitaria Balcanes   
El centro de atención sociosanitaria Balcanes, ubicado en l...
Footer