Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Rubén: un exhabitante de calle, un sueño, un caballete, un lienzo, una esperanza

 

 
Bogotá, julio 27 de 2018. Como Claude Monet, el pintor francés que iba con el caballete debajo del brazo plasmando en el lienzo todos los sitios que recorría, Rubén Cortés sueña con viajar por el país pintando. Vivir de pintar y pintar para vivir, ese es su anhelo.

Pareciera poco para una persona. Pero mucho para alguien en que pintar se convirtió en su mayor propósito y su razón para derrotar a sus demonios. Ya logró lo más importante. Venció 20 años de consumo, 10 de cárcel por un doble homicidio –asesinó con tiros de fusil a dos de sus compañeros en un ‘viaje’-, y varias recaídas que lo han tenido al borde de la muerte.

Ahora sus manos ya no están llenas de mugre. En sus dedos solo resaltan colores vivos. En sus uñas tiene los vestigios de los vinilos con los que pinta el día de hoy. No traía nada en mente, solo cogió los pinceles y empezó a ver el mismo escenario que él había visto años atrás.

A menos de 10 metros, debajo del canal de agua de la Avenida Boyacá, con calle 66, dos habitantes de calle fumaban bazuco en una pipa. Una más dormía en un colchón. El olor nauseabundo penetraba el ambiente y por el caño corría un riachuelo de aguas putrefactas. Las paredes, sucias por el hollín de los carros, tenían las señales de varios días de lluvia. Era una escena dantesca.
 
 

Sin embargo, en tan solo dos horas, Rubén Cortés, el exhabitante de calle que quiere ser como Monet había retratado la escena. Su habilidad es tal que, atento a los detalles, plasmó en minutos varios habitantes de calle más, que llegaron al cambuche. Ya eran cinco los protagonistas de su obra.

“Está bonito ese avión si Dios quiere lo dibujo”, asegura al pasar por el firmamento una aeronave que venía del aeropuerto. “Esto me ayuda desde adentro, pero si me puedo ayudar a superarme económicamente me gustaría, porque si no qué le puedo ofrecer a una mujer, porque como voy a ser yo para hacer una familia”, se cuestiona mientras coge otro tarro de vinilo. Es la cuestión de un hombre de 34 años, que perdió 20 de su vida entre las calles y las rejas, y que sueña ahora con tener un hogar.

“Con esa pintura quiero tener un mejor nivel de vida. También le estoy pidiendo a Dios que me ayude a hacer algo original para expresar su obra. Él me ha ayudado a conservar la vida, y a conservar las cosas desde otra perspectiva. Aprendí a pintar con el profesor Heiner –tallerista de la Secretaría Social-, que es artista plástico. Yo ya había hecho lecturas en la cárcel y había leído sobre pintura, tres o cuatros libritos, porque yo no tengo para ir a pagar una universidad o una academia de artes”, sentencia mientras vuelve los ojos al cuadro. Luego al horizonte. De nuevo al cuadro y una más al horizonte. No quiere perderse un solo detalle.

Rubén fue uno de los más de 30 participantes, quienes junto con 12 ‘Ángeles Azules’ asistieron a una jornada de recuperación del caño de la calle 66, un escenario identificado donde acuden habitantes de calle a consumir y a dormir.

A ellos se les ofrece diariamente la ayuda de la Secretaría Social. Se les insiste en que se den una oportunidad y en que inicien un proyecto de vida. Muchos de ellos aceptan. En esta jornada, cinco decidieron ir a los centros. La vida en la calle cansa.

“Esta es una actividad con exhabitantes de calle que se encuentran en proceso en El Camino, tomaron la decisión de realizar con aquellas personas que hoy viven como ellos alguna vez vivieron, en las calles, en un canal. Ellos tomaron la decisión de venir y decirles: 'vea, sí se puede, dése una oportunidad en la vida, no es fácil pero lo podemos lograr'. Están saludando a las personas, a los ciudadanos, están haciendo actividades culturales, y están dejando plasmadas unas manos en el canal que le van a dejar a los habitantes de calle para que cuando ellos quieran se cojan de esa mano y se vayan a recibir los servicios”, aseguró Miryam Cantor, subdirectora para la adultez, quien participó en la jornada.

Como Rubén, quiere ser Monet, hay miles de habitantes de calle en Bogotá que anhelan con ser Gabo, Davinci, Mozart, Robespierre, Allan Poe… Sólo necesitan una oportunidad y un sueño.
 

 
 
Facebook

Noticias Recientes
Juventud 17 Junio 2021

Nuevos servicios sociales para los y las jóvenes vulnerables de Bogotá

Nuevos servicios sociales para los y las jóvenes vulnerables de Bogotá
En el marco de la nueva resolución 509, los servicios socia...
Juventud 17 Junio 2021

Con ‘RETO a tu barrio’, cada 15 días hay nuevas oportunidades para jóvenes vulnerables en Bogotá

Con ‘RETO a tu barrio’, cada 15 días hay nuevas oportunidades para jóvenes vulnerables en Bogotá
Durante 2020 y 2021, la ‘Estrategia RETO’, iniciativa distr...
Infancia y Adolescencia 17 Junio 2021

Estrictos protocolos de bioseguridad en jardines infantiles de Los Mártires y Santa Fe

Estrictos protocolos de bioseguridad en jardines infantiles de Los Mártires y Santa Fe
Actualmente asisten 34 niñas y niños, divididos en grupos e...
Footer