Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

En la zona rural de Chapinero se siembra y se cosecha con amor

 

 
● El proyecto Compromiso por una alimentación integral en Bogotá de la localidad de Chapinero, por medio de su servicio de entrega de apoyos alimentarios de canasta rural atiende a 49 familias en la zona del Verjón bajo.

Bogotá, D.C., 4 de septiembre de 2020. La localidad de Chapinero es famosa por múltiples razones en Bogotá: se caracteriza por concentrar en la misma zona a universidades, restaurantes, clínicas, bares, discotecas, entre otras. Pero pocos saben que en este tradicional sector de la ciudad existe una zona rural extensa que abastece de alimentos a muchos habitantes dentro y fuera de la localidad, y a donde la Subdirección Local de Integración Social de Chapinero también llega con sus diferentes servicios y proyectos.

En el Verjón Bajo vive Marleny Moreno, oriunda de Marquetalia, Caldas. Ella está en Bogotá desde los 17 años, y en Chapinero lleva dos décadas. Su rostro adornado por una gran sonrisa irradia ese espíritu trabajador. Esposa dedicada y madre incansable, quien empezó a hacer parte del servicio de apoyo alimentario de canasta rural desde hace más de 6 años, junto a su familia.

Desde que se convirtió en beneficiaria de este servicio ella se ha convertido en una líder destacada, todo esto sin dejar de lado su labor principal que consiste en su trabajo en el campo.
 
 

Marleny y su familia, conformada por su esposo y tres hijos, se dedican a la siembra y comercialización de productos como espinaca, acelgas, rúcula, mixuna, perejil liso y crespo, rábanos, cubios, papa nativa, además de venta de huevos criollos y producción de miel, polen, entre otros. Todos de tipo orgánico.

La forma en la que distribuían sus productos antes de la llegada de la pandemia era por medio de diferentes ferias realizadas en Bogotá a donde eran invitados, lugares entre los que se encontraban la Universidad Nacional, la Universidad del Rosario, la Universidad Jorge Tadeo Lozano, la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, la Secretaría Distrital de Salud, el Parque Lourdes, La Plaza de Los Rosales, La Alcaldía Local y La Subdirección Local de Chapinero, entre otras.

La dificultad en ese entonces era el transporte, teniendo en cuenta que dentro de la vereda no se cuenta con una ruta permanente y la vía, en algunos tramos, está en muy mal estado.

Con las nuevas dinámicas de la cuarentena, ella se vio obligada a repensar su negocio, ya que finalmente es el único ingreso económico que tienen ella y su núcleo familiar. Su gran dinamismo y el apoyo de algunas personas la impulsó a comercializar sus productos con las personas que ya conocía por medio de WhatsApp, y aunque la señal en su casa no es la mejor, ella encuentra siempre la manera de dar respuesta a sus clientes.

Cindy Olarte, referente del proyecto ‘Compromiso por una alimentación integral en Bogotá’, se refiere a ella como “una mujer con mucho sentido social, colaboradora y noble, líder en su sector, quien trabaja siempre destacando la labor de las mujeres en la ruralidad y procura estar enterada de todos los servicios que ofrece el Distrito para beneficio de la ruralidad en pro de tener una mejor calidad de vida”.

Por su parte, Eloísa Moreno Briones, referente del servicio Creciendo en familia en la ruralidad, ha sido la profesional que ha apoyado a Marleny de manera constante, motivándola a cambiar la forma de comercialización de sus productos y ayudándole a generar nuevos contactos para esas dichas ventas.

Eloísa agrega que “ella ha encontrado cómo vincularse y conectarse con otras personas que le permiten hacer un despacho o tener la comercialización de sus productos un poco más organizada, ha sido un avance en su línea de comercialización y ha sido un proceso muy bonito ver como esa mujer de hace 6 años ha crecido como persona, se ha fortalecido como comerciante y campesina, ella se encuentra orgullosa de sus productos”.

Marleny afirma que en la vereda “la vida es muy tranquila”, y expresa su profundo cariño y agradecimiento con el servicio, pero no solo refiriéndose a la canasta como tal, sino al apoyo que ha recibido por parte de las profesionales, ella asegura que “ellas siempre están pendientes, dan consejos, nos preguntan cómo estamos y nos ayudan”. También extiende su agradecimiento a las docentes que van hasta la vereda a enseñarles a los niños y niñas, ya que como ella misma lo dice “aquí no hay un jardín ni nada, esas cosas son muy buenas”.

La Secretaría de Integración Social ofrece servicios integrales a sus participantes, que busca una Bogotá más sostenible, incluyente, con más oportunidades, pero sobretodo servicios que ofrezcan una calidad humana. En la zona del Verjón Bajo beneficia actualmente a 49 familias, entre ellas la de Marleny.

Marleny se despide con un mensaje contundente: “los invito para que vengan a conocer la vereda el Verjón Bajo, esto es Chapinero rural. Vengan y conocen nuestros productos, aquí todo es sembrado con mucho amor y cariño. Por favor apoyen el campo, este es un sitio muy bonito”. 
 

 
Facebook

Noticias Recientes

LGBTI 02 Julio 2022

Bogotá marchará con orgullo y por el respeto a la diversidad

Bogotá marchará con orgullo y por el respeto a la diversidad
Bajo el slogan: “Nuestras diferencias nos enorgullecen” Bog...
LGBTI 01 Julio 2022

Natalia, una mujer mayor orgullosa de su identidad

Natalia, una mujer mayor orgullosa de su identidad
La Secretaría Distrital de Integración Social refrenda su c...
Territorio 01 Julio 2022

Distrito abre nuevo centro de atención integral en salud en la Manzana del Cuidado de Bosa

Distrito abre nuevo centro de atención integral en salud en la Manzana del Cuidado de Bosa
Este centro hace parte de la estrategia de Servicios Integr...