Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

El Trencito de la Alimentación Saludable, un estilo de vida para primera infancia y mujeres gestantes

 

  • Actualmente, más de 300 personas beneficiadas y más de 24 familias disfrutan de esta iniciativa que integra y enseña a los hogares a vivir mejor.

 

Bogotá, D.C., abril 28 de 2022. Para contribuir a la reducción del riesgo de inseguridad alimentaria de la población, la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS), a través de la Subdirección para la Infancia está desarrollando estrategias que permitan atender a la población en situación de vulnerabilidad y pobreza, con apoyos alimentarios que fortalecen los valores nutricionales.

Una de esas estrategias es el Trencito de la Alimentación Saludable’, una actividad que clasifica los alimentos de acuerdo con su contenido nutricional, y enseña hábitos de vida saludables a niños y niñas, mujeres gestantes y padres de familia para contribuir a su desarrollo físico y emocional.

El propósito de esta iniciativa institucional es el fomentar una alimentación balanceada en las familias de niños y niñas de 7 a 24 meses, a través del reconocimiento de los grupos de alimentos que se dan a conocer en la campaña del ‘Tren de la Alimentación Saludable’.

“Durante los primeros mil días de vida, desde la gestación y hasta los dos años, la alimentación cumple un papel crucial, ya que permite la transmisión y recepción de información entre el cerebro, el cuerpo y el ambiente. De ahí que la intervención de la familia en el suministro alimentario de la primera infancia constituya un factor crucial para fomentar una buena salud, calidad de vida y bienestar en todas las dimensiones sociales”, explicó Karol Torres, referente de la modalidad Creciendo Juntos de la Subdirección para la Integración Social de Usaquén.

Son cerca de 300 personas beneficiadas y más de 24 familias que hoy disfrutan de esta iniciativa, la cual integra y enseña a los hogares a vivir mejor, a partir de la nutrición y consumo responsable.

 

En la vía de la garantía del derecho a la alimentación y del bienestar de los niños, niñas y familias, desde la Secretaría de Integración Social se generan hábitos alimentarios adecuados para prevenir enfermedades relacionadas con la alimentación, entre ellas, la malnutrición,  un problema complejo de salud pública que afecta a los menores de 5 años, generando consecuencias a corto, mediano y largo plazo para el desarrollo físico y cognitivo, acelerando la aparición de enfermedades cardiovasculares.

“El objetivo de esta actividad, que integra padres de familia, niños y profesionales de la salud y la educación, es fomentar hábitos de vida saludables y balanceados, especialmente, en hogares de niños y niñas entre 7 y 24 meses”, indicó Paola Mesa, subdirectora local de Usaquén.

Aunque la lactancia exclusiva es esencial durante los primeros seis meses de vida del menor, es necesaria la incorporación de alimentos complementarios y de una nutrición adecuada a partir del sexto mes para satisfacer los requerimientos nutricionales de los niños hasta los dos años.

Menores con malnutrición cuentan con asesoría individual y seguimiento nutricional y son remitidos a las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) para una revisión completa.

De acuerdo con las recomendaciones, es fundamental que menores, con la guía y cuidado de sus padres, consuman los cuatro grupos de alimentos: proteínas, lácteos, frutas y verduras y harinas (papas, arroz, cereales).

Es importante destacar que el propósito de esta iniciativa interdisciplinaria es brindar herramientas a las familias de la modalidad Creciendo Juntos para fortalecer el desarrollo integral del niño mediante actividades lúdico-pedagógicas.

Para Integración Social es crucial crear herramientas que permitan fortalecer el desarrollo humano de una forma integral y en el marco de la Política Pública de Seguridad Alimentaria, vigente en la ciudad.

 

    

 

 

Comedores comunitarios - cocinas populares de Los Mártires atiende a más de 120 beneficiarios

 

  • Más de 22.000 personas y familias reciben los servicios de alimentación saludable y atención integral en los 55 comedores comunitarios - cocinas populares de la Secretaría Distrital de Integración Social.
  • En los tres comedores, ubicados en la localidad de Los Mártires, los participantes reciben alimentos recién preparados con estrictos protocolos de sanidad, calidad y seguridad alimentaria.
  • Henry Ballesteros, un reciclador de oficio, es uno de los participantes que hace parte de los servicios de seguridad alimentaria en dicha localidad.

 

Bogotá, D.C., abril 27 de 2022. Cerca de 22.000 personas y familias, diariamente, se benefician de los 55 comedores comunitarios - cocinas populares de la Secretaría Distrital de Integración Social, con un abastecimiento nutricional óptimo de acuerdo al gasto calórico diario que cada una de las personas representan en sus actividades diarias. 

En la localidad de Los Mártires se encuentran tres de estos centros de entrega de asistencia alimentaria a la ciudadanía: Voto Nacional, La Favorita y Los Mártires en el Barrio Santa Fe, allí se hace la entrega de los alimentos recién preparados con estrictos protocolos de sanidad, calidad y seguridad alimentaria, recibiendo un considerable valor nutricional de cereales, proteínas, carbohidratos, verduras y azúcares frutales naturales para que los usuarios conlleven una calidad alimentaria óptima. 

Las familias y población más vulnerable del sector del Barrio Santa Fe, donde se concentran diversos retos en el acceso a una buena alimentación, han encontrado en el comedor comunitario-cocina popular Los Mártires una nueva oportunidad para el abastecimiento de alimentación diaria. 

Henry Ballesteros, un reciclador de oficio y quién muy puntualmente sale a trabajar todos los días a las seis de la mañana, recorre la localidad con su maleta en la espalda y una gran bolsa negra y blanca, recolectando material reciclable que encuentra a su paso por la avenida Caracas y las calles de la localidad. 

“Desde que me levanto y salgo a trabajar, muy temprano todos los días, rebuscándome en las canecas lo del diario, a veces $10.000, $15.000 y con eso pago mi piecita”, asegura Henry mientras hace la fila para recibir los alimentos. 

En medio de las calles y el reciclaje, Ballesteros recuerda con nostalgia a su familia, que hace años partieron de este mundo a un lugar mejor, cuenta que su esposa con la que se casó a los 18 años y con quien tuvo cuatro hijos fueron bendecidos al llegar primero que él al reino de los cielos. 

Mientras recicla, cuenta que le gusta la electricidad y afirma que tiene un gran conocimiento para realizar mantenimientos y arreglos. Yo compro tacos y como sé de electricidad, sé arreglar televisores, sé hace instalaciones, porqué mi papá cuando yo tenía ocho años me llevó a un pequeño curso en el Sena y allá me enseñaron a arreglar licuadoras, brilladoras, lo que sea electricidad y electrónica y hay yo me rebusco mi plata”, destaca. 

Desde un poco más de 6 meses, Henry Ballesteros lleva beneficiándose de los servicios alimentarios que le ofrece el Comedor comunitario-cocina popular Los Mártires, el apoyo alimentario. “Me siento muy feliz y agradecido por la comida que aquí y a muchos nos dan, quisiera uno repetir, pero si para mi hay, para todos también”, afirma Henry. 

Milena Herrera, coordinadora del servicio explica los beneficios que obtienen los beneficiarios en el comedor comunitario- cocina popular Los Mártires: “Consiste en alimentos preparados, listos para el consumo en condiciones de calidad, inocuidad e inclusión social, con una población sectorizada como lo son los habitantes del sector, habitantes de calle, vendedores ambulantes, personas LGBTI y personas que ejercen Actividades Sexuales Pagadas (ASP). Son los principales beneficiarios, así como familias con niños en primera infancia y personas mayores que tengan inseguridad alimentaria”. 

Estos beneficios se extienden a lo largo y ancho de la ciudad de Bogotá y al cual pueden participar los ciudadanos con vulnerabilidad alimentaria, acercándose a las subdirecciones locales de Integración Social y recibir mayor información sobre los procesos de inscripción para recibir estos beneficios.

 

 

 

 

En los 68 comedores comunitarios – cocinas populares se conmemora el Día Nacional de las Víctimas del Conflicto Armado

 

  • Desde el 4 de abril, la Dirección de Nutrición y Abastecimiento de la Secretaría Distrital de Integración Social ha realizado actividades en conmemoración de las víctimas del conflicto armado en Colombia. 
  • En junio de 2011, el Congreso de la República aprobó la Ley 1448 de Víctimas y Restitución De Tierras y exhortó al Estado colombiano en el artículo 142 a realizar actos de memoria y Reconocimiento a los hechos violentos sucedidos durante el conflicto armado en Colombia. 
  • El conflicto armado interno en Colombia ha ocasionado 9.2 millones de víctimas con una afectación desproporcionada en los derechos de mujeres, niños y niñas, y poblaciones étnicas.

 

Bogotá, D.C., 9 de abril de 2022. “No puedes matar la risa de los niños de mi tierra, pues sus voces exorcizan tu cruel cántico de guerra…por eso no creas que he de temerte no más porque dices que eres la muerte…”. A tono de esta canción compuesta e interpretada por Gustavo Arias, un beneficiario de 63 años del Comedor Comunitario – Cocina Popular Abraham Lincoln, da cuenta de la crueldad y el sinsentido del conflicto armado en Colombia. 

En el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado, la Dirección de Nutrición de la Secretaría Distrital de Integración Social ha venido realizando actividades en los 68 Comedores Comunitarios – Cocinas Populares del Distrito, para conmemorar la fecha y como lo exige la Ley 1448 de Víctimas y Restitución De Tierras, donde se exhortó al Estado colombiano en el artículo 142, a realizar actos de memoria y reconocimiento a los hechos violentos sucedidos durante el conflicto armado en Colombia. 

Los comedores comunitarios – cocinas populares se visten de paz para generar un espacio de reflexión en el que, desde la Dirección de Nutrición y Abastecimiento se promueve su reconocimiento, la reconciliación y su memoria. 

Nubis Ortega, de 58 años de edad, participante del comedor Abraham Lincoln y víctima del conflicto armado dijo: “Yo soy de la zona bananera del Magadalena, nosotros teníamos una parcela en la zona bananera. Un día nos llamaron que en nuestra parcela entró la guerrilla y acabaron con todos, además le dieron machete a todo. Hubo como 50 muertos cuando eso. Nos tocó irnos. Nos vinimos para Bogotá porque no pudimos volver”. Agregó con voz sentida, “este tipo de conmemoraciones son buenas porque nos hacen ver que no se ha olvidado todo lo que pasó”. 

En Bogotá residen 379.185 víctimas del conflicto, de acuerdo con las estadísticas oficiales de la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas -UARIV- y el Observatorio Distrital De Víctimas del Conflicto Armado, hecho que deja entrever la necesidad de su atención especial y, además, la importancia de tener actividades que permitan develar lo sucedido con el conflicto durante años. 

 

 

Ángela López, profesional social del Comedor Comunitario – Cocina Popular Abraham Lincoln, contó que “muchos de los participantes del comedor, hicieron un mensaje significativo con una reflexión de las personas que perdieron la vida, producto del triste y desgarrador conflicto que ha quebrantado muchos de nuestros hogares, dejando niños huérfanos y mucha gente sin familia. Los niños hicieron un mural grande con mensajes de solidaridad”. 

Por su parte, el compositor expresó la importancia de que el colombiano de a pie tenga consciencia de lo que ha sido la guerra. “Hay generaciones que nacieron con la guerra y para poder cambiar las cosas es vital saber lo que ocurrió en el pasado. Uno cuando ve las fotografías, como las que nos mostraron, no olvida. Todos podemos hacer algo por la paz, antes de entender que somos seguidores de una causa u otra, es vital saber que somos colombianos”, concluye el cantante. 

El conflicto armado interno en Colombia ha ocasionado 9.2 millones de víctimas con una afectación desproporcionada en los derechos de mujeres, niños y niñas, y poblaciones étnicas. 

La Alcaldía de Bogotá de forma articulada con la Secretaría Distrital de Integración Social, recuerda a través de las actividades que se vienen realizando durante la semana, las víctimas del conflicto, con una agenda de actos de memoria y reconocimiento, modulada con los servicios alimentarios y nutricionales, con el propósito específico de dignificar las experiencias vividas, promover el respeto, la vida y la empatía con las personas que han sufrido situaciones victimizantes.

 

                     

 

 

Así fue la jornada de seguridad alimentaria para cabildos indígenas

 

  • La Secretaría Distrital de Integración Social realizó un taller de estilo de vida saludable para participantes de cabildos indígenas, para brindar un servicio integral en la entrega de canastas básicas alimentarias. 
  • La entidad promueve el derecho a la alimentación de las familias participantes de los diferentes cabildos indígenas, contribuyendo a la disminución de los índices de desnutrición de la población.

 

Bogotá, D.C., abril 21 de 2022. Jornadas de respiración consciente, ejercicio físico y entrega de canastas con enfoque diferencial para comunidades indígena fueron algunas actividades que se realizaron en la localidad de Suba, en el marco de mitigar el sobrepeso y la obesidad de la población para garantizar la seguridad alimentaria en todos los rincones de Bogotá. 

En este sentido y mediante la entrega mensual del apoyo de complementación alimentaria con la canasta básica para cabildos indígenas del proyecto Compromiso por una Alimentación Integral en Bogotá́, la Secretaría Distrital de Integración Social promueve el derecho a la alimentación de las familias participantes de esta población, contribuyendo a la disminución de los índices de desnutrición. 

Así mismo, implementa el componente social con enfoque diferencial, orientado a reducir la exclusión social, fortalecer las capacidades y posibilitar oportunidades de mejoramiento en la calidad de vida de estas familias y el componente alimentario y nutricional, enfocado en mejorar patrones de alimentación y contribuir a mejorar el estado de salud. 

Rosimar González, nutricionista y dietista del cabildo indígena de Suba, comentó que, “precisamente, se realizó un taller de estilo de vida saludable para participantes con sobrepeso u obesidad que fueron registrados en la toma de medidas. Las Canastas Básicas para cabildos indígenas tienen enfoque diferencial y la entrada es libre para cualquier participante para sesiones de actividad física”. 

Esta implementación, permitirá dar continuidad al fortalecimiento de los saberes tradicionales, bajo sus usos y costumbres, el intercambio de conocimientos y saberes, permitiéndoles el ejercicio de los derechos y deberes, tanto los fundamentales como los derechos étnicos especiales de autonomía, identidad, participación, territorialidad y desarrollo propio, en la búsqueda del bienestar, la felicidad de la familia y la de su comunidad. 

 

 

Por su parte, Sandra Yopasa, profesional de la Subdirección de Abastecimiento afirmó que, “en el marco del plan integral de acciones afirmativas y de conformidad con los proyectos de inversión que tienen injerencia en los cabildos indígenas, se destinan enlaces étnicos indígenas de los cabildos para ser los interlocutores entre los cabildos y la entidad. Estos enlaces facilitan la comunicación y el entendimiento entre las partes. Un ejemplo claro de esto es el reconocido abuelo Ignacio”. 

El médico ancestral del cabildo indígena de Suba, el abuelo Ignacio, minuciosamente prepara la medicina para la comunidad. “La gente me reconoce como el abuelo Ignacio, yo tengo 72 años y vine a la tierra para el servicio de la humanidad. Soy consejero espiritual y ayudo a mucha gente escuchándola y orientándola. Me gustaría que todas las personas que necesiten la medicina puedan tenerla porque es muy beneficiosa la medicina ancestral”, dijo Ignacio. 

Euripides Caito y Ángela Ramírez son participantes del servicio y pertenecen a la comunidad muisca de Suba. De acuerdo con la pareja, se benefician junto con sus familias de los talleres y de las canastas alimentarias. “Acá recibimos clases de cocina, nos ensenan a cocinar lo típico de nuestros pueblos indígenas. También recibimos canastas alimentarias con alimentos nuestros”, señalaron. 

Este tipo de talleres y servicios se hacen como parte del compromiso de la Secretaría Distrital e Integración Social  para garantizar la inclusión social y permitir que las comunidades tengan las oportunidades y capacidades para participar plenamente en la vida económica, política, social y cultural de la sociedad en la que viven.

 

 

 

 

Con 1.000 días de oportunidades para la vida, Sandra aprendió a amamantar a su bebé

  

  • Esta estrategia de la Secretaría Distrital de Integración Social brinda acompañamiento a las madres gestantes y lactantes, de esta manera, busca prevenir la desnutrición y la mala alimentación en los hogares bogotanos.
  • Distrito busca promover, en el caso de los menores de 6 meses, como único alimento, la lactancia materna para evitar riesgos de desnutrición y episodios de mortalidad.

 

Bogotá, D.C., 26 de marzo de 2022. Sandra Torrenegra es una de las tantas mujeres en Bogotá que, por desconocer los procedimientos de extracción y almacenamiento de la leche materna para alimentar a su hijo recién nacido, ha pasado momentos muy difíciles debido a su inmensa preocupación por no tener dinero para comprar leche de fórmula y por no poder alimentar a su bebé mientras va a su empleo. 

Con 1.000 días de oportunidades para la vida, una estrategia de la Secretaría de Integración Social, Sandra logró recibir el acompañamiento a las madres gestantes y lactantes y, de esta manera, prevenir la desnutrición y la mala alimentación en los hogares bogotanos. 

“Gracias a 1.000 Días de Oportunidades he podido aprender muchas cosas que no sabía. Me visitó la señora Mirna de la Secretaría de Integración Social, me explicó cómo extraer mi leche de manera adecuada y fue fantástico saber la técnica para

sacar la leche de mis mamas”, contó Sandra con risa tímida. 

Además, la beneficiaria aseguró que, “me da tranquilidad porque mi niño va a tener leche suficiente cuando yo me vaya a trabajar. Aprendí a ponerla en copas, fue genial, no tengo palabras para explicarlo, porque ya sé que mi niño va a estar bien alimentado cuando yo no esté en casa y eso me de mucha tranquilidad”. 

Jacqueline Londoño, subdirectora de Nutrición de la entidad mencionó que, “la estrategia 1.000 Días de Oportunidades para la Vida se creó en el año 2020 con el fin de hacer prevención de la desnutrición crónica en niños y niñas. Esto mediante la atención de mujeres gestantes de bajo peso y de niños hasta los dos años que se encuentren en riesgo de desnutrición. La estrategia conlleva varias acciones, una de ellas es la consejería y lactancia materna, la cual es muy importante porque se acompaña con personal especializado a las madres una vez nacen sus hijos y pueden tener toda la orientación, la técnica de lactancia, almacenamiento de leche y todo el acompañamiento familiar para que sea una lactancia exitosa”. 

Así mismo, Integración Social hace un trabajo con toda la familia de fortalecimiento desde el punto de vista de nutrición y psicosocial. La leche materna es considerada como la primera vacuna que recibe el recién nacido, debido a que aporta sustancias que traen beneficios para la salud del bebé, entre los cuales se destacan sustancias como pro bióticos y anticuerpos que son los responsables de reforzar su sistema inmune. 

Por su parte, Mirna Bastidas, trabajadora social de la entidad quien ha acompañado la estrategia de 1.000 Días de Oportunidades para la Vida, explicó que esta surge como un reto para llegar a las familias que se encuentren en gestación o lactancia, con bajo peso o que su niño o niña se encuentren en riesgo de desnutrición. El objetivo es poder fortalecer las practicas de alimentación saludable, de actividad física y seguimiento de los cuidados en salud. Se quiere contribuir a un nacimiento de niños y niñas con peso adecuado. 

En este sentido, es importante mencionar que la estrategia funciona de la siguiente manera: Los usuarios ingresan, realizan el proceso de toma de peso y medidas; luego comprueban su estado nutricional y después reciben una calurosa bienvenida. 

La primera fase se llama ‘reconociéndonos en familia’, que es un acercamiento a las familias para conocer su salud, actividad física y su realidad familiar. Esto permite tener un semáforo de las familias que dan una luz distinta, dependiendo de lo que se identifique. Verde reconoce las capacidades de las familias, amarillo es aquello que se debe fortalecer y rojo son cosas que deben darse a conocer a las familias para hacer cambios de acuerdo a la información brindada. 

Una vez tienen el semáforo, pasan a la segunda fase que se llama ‘trabajando juntos’, hacen un árbol de transformación para trabajar lo que indica el semáforo y concluye con la tercera fase que es la transformación, brindan las herramientas a las familias para que los acuerdos se puedan cumplir. 

“No es lo mismo la leche materna que leche de tarro, a través de este líquido preciado, un bebé obtiene todo lo que necesita para el adecuado crecimiento y desarrollo durante sus primeros 6 meses de vida”, concluyó Sandra.

 

 

 

Página 1 de 14

Noticias Recientes

LGBTI 17 Mayo 2022

Distrito conmemora el Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia, Bifobia y Transfobia

Distrito conmemora el Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia, Bifobia y Transfobia
Hoy se cumplen 33 años de haber sido eliminada la homosexua...
Juventud 16 Mayo 2022

La Casa de Juventud se convirtió en el hogar de una emprendedora de la comunidad Yagua del Amazonas

La Casa de Juventud se convirtió en el hogar de una emprendedora de la comunidad Yagua del Amazonas
Neivy Yosi Samuel Isuiza llegó a Bogotá en plena pandemia y...
Vejez 16 Mayo 2022

Doña Gloria, un ejemplo de superación que renace en el Centro Día Celebra la Vida de Usme

Doña Gloria, un ejemplo de superación que renace en el Centro Día Celebra la Vida de Usme
Tras vivir diferentes situaciones difíciles, doña Gloria St...