Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Cindy Karina una mujer '¡De raca mandaca!

 

 
Bogotá, 28 de febrero de 2020. La historia de Cindy Karina, una aguerrida mujer, empezó en el año de 1987 en el municipio de Chigorodó - Antioquia, en donde vivió rodeada de animales, naturaleza y los placeres que ofrece el campo, y en donde ella misma afirma: “Era feliz en compañía de mi familia y el canto de los pájaros y el ‘quiquiriquí’ de las gallinas”.

Karina recuerda que su infancia fue muy tranquila. Lastimosamente apenas a los diez años de edad, la historia cambió. “Una madrugada apenas cuando se escuchaba el susurro de la alborada, los gritos desesperados de mi padrastro y el llanto desolador de mi madre irrumpieron mis sueños. Me desperté y de frente me encontré con varios hombres que armados de fusiles y machetes, arremetían contra mi familia y les gritaban que teníamos que dejar el lugar o sino nos matarían a todos”, relata Cindy Karina, tomándose un minuto de silencio para recordar a sus padres, y aquella madrugada que le cambiaría la vida para siempre.

Ese día salieron corriendo de la finca, sin nada en las manos y dejando atrás los sueños, las ilusiones y hasta las ganas de vivir, todo por culpa de una guerra que les arrebató la alegría. Llegaron a un pueblo cercano en donde una tía les abrió la puerta y en medio de todas las incomodidades que puede traer estar lejos de casa, recibieron toda la ayuda que pudieron encontrar.

Allí en ese nuevo hogar, Cindy Karina pasó parte de su adolescencia. A los 17 años de edad, y superado en su momento los recuerdos de aquella madrugada, logró terminar sus estudios con todos los honores, enfrentando la cruel realidad social que vivía el país y que por esos tiempos, en las tierras antioqueñas, el desplazamiento de la gente por la culpa de la guerra alcanzó los momentos más difíciles.

“A pesar de vivir todas las noches en la incertidumbre de los toques de queda que proclamaban los grupos armados, y que dejaban las calles solas, y los jóvenes rezagados en su hogares, el amor llegó a la puerta de mi hogar; por esos días conocí a un hombre que me ofreció, sin dudarlo, todo el cariño y la oportunidad de compartir a su lado el resto de mi vida. Decidí irme de la casa con él y retomar de nuevo el campo y la tranquilidad de ese lugar”, recuerda Cindy.

Pasaron casi siete años en donde el amor fue perdiéndose debido al constante maltrato por parte de su pareja. Cindy, ya con tres hijos, John Gerber, John Jair y John Keiner, y a quienes debía darles un mejor hogar lejos de la mala vida que tenía con su pareja, decide salir del campo y viajar a la capital del país en busca de nuevas oportunidades de vida.

Dejó los tres hijos al cuidado del padre, pero les prometió que en poco tiempo volvería por ellos. Su viaje con rumbo fijo la llevó al barrio Santa Fe en pleno centro de Bogotá; allí logró conseguir una pequeña posada, lugar en el que conoció personas de gran corazón que le ayudaron a conseguir trabajo en casas de familia y empezar de nuevo una vida para ella y para sus tres hijos.

Así pasaron los días y los meses en donde conoció personas que le tendieron la mano. Logró en cinco meses hacer un buen ahorro que le permitió viajar por sus retoños. Al regresar a Bogotá con sus tres hijos debía contarles que en ese tiempo que estuvo sola conoció a alguien, un hombre que era muy diferente a su anterior pareja, y quien le brindó amor, confianza y apoyo en medio de su soledad.

“Quedé embarazada de mi nueva pareja y nació Alexandra. En compañía de mis otros hijos, empezamos los seis integrantes de este hogar una nueva vida, siempre pensando en salir adelante y con todo el amor de una familia que solo quería hacer realidad sus sueños” comenta Cindy quien con una sonrisa demuestra el cariño por su familia.

Pero una historia como esta, no siempre llega a ese final feliz que todos esperamos y para Cindy la vida le tenía de nuevo otro camino. Esta vez, el amor de la vida con quien disfrutaba los momentos más felices de la vida, tenía algunas deudas con la justicia, y la vida se había encargado que fuera ese momento para tener que pagarlas. Fue detenido y juzgado, al mismo tiempo fue separado de su hogar dejando sola a Cindy quien no tuvo otra opción que empezar de nuevo.

“Por unos días lloré mucho, sentía que toda la tragedia que me acompañaba incluso desde pequeña se volvía a repetir. Estuve muy sola, pero gracias a la Secretaria de Integración Social y las bellas maestras del jardín infantil ‘Perpetuo Socorro’ quienes me escucharon cuando acudí a ellas, recibieron mi pequeña bebe Alexandra y me dieron impulso para seguir con mi otra pequeña, porque para mi sorpresa, estaba embarazada de mi segunda hija, Isabela venía en camino”, comenta Cindy.

Gracias al apoyo en el jardín, Cindy empezó de nuevo a trabajar. Las preocupaciones por el cuidado de su hija desaparecieron. Con uno ahorros que tenía, compró materiales y con el conocimiento que recibió en el colegio en tiempos de su adolescencia, empezó a fabricar bolsos, correas y accesorios.

“Mis fieles compradoras, fueron mis vecinas y mis amigas las maestras del jardín infantil. Ellas me referenciaron con varios proyectos de la Secretaría de Integración Social en donde cada día encontraba más y más ayuda. Hasta me vincularon en las ferias de empleabilidad que adelantaba la subdirección local de Kennedy y en donde tenía la oportunidad de vender mis productos”, destaca Cindy.

Así fueron llegando nuevas bendiciones para Cindy Karina y sus hijos. Con el juicio y la dedicación de ‘raca mandaca’ como ella misma lo afirma, logró vincularse a un proyecto de vivienda para madres cabeza de hogar desplazadas por la violencia, y hace algunos días atrás, y después de tantas caídas, lágrimas, triunfos y algunas derrotas, recibió de manos de la Alcaldía Mayor de Bogotá las llaves de su nueva vivienda. Un sueño que se hizo realidad luego de tantos sacrificios y de la gran ayuda que ha recibido por parte de la Secretaría de Integración Social, que la apoyó cada momento de su vida y la inspiró a transformarla positivamente.   

 
Facebook

Noticias Recientes
Juventud 12 Agosto 2020

El 12 de agosto es el Día Internacional de la Juventud: participa de las actividades

El 12 de agosto es el Día Internacional de la Juventud: participa de las actividades
• Conversatorios y conciertos pensados por y para los jóven...
Otros 11 Agosto 2020

Así transcurrió la cuarentena estricta en Puente Aranda y Antonio Nariño

Así transcurrió la cuarentena estricta en Puente Aranda y Antonio Nariño
• Cerca de 408.426 ciudadanos fueron sensibilizados en las...
Infancia y Adolescencia 11 Agosto 2020

Estatuas humanas promueven práctica de lactancia materna en la ciudad

Estatuas humanas promueven práctica de lactancia materna en la ciudad
Una estrategia en territorio para promover la lactancia mat...
Footer