Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

Un educador de arte con discapacidad auditiva, ejemplo de inclusión laboral en el Distrito

 

  • Se trata de de Omar Gabriel Villalobos, persona con discapacidad auditiva, que a sus 60 años trabaja, hace siete años, como profesional, licenciado en educación artística en la Secretaría Distrital de Integración Social.
  • En el mes de la discapacidad auditiva, la historia de Omar se convierte en un ejemplo de vida y superación.
  • Gracias a los servicios y herramientas que brinda Integración Social, personas con discapacidad pueden desarrollarse personalmente y laboralmente.

Bogotá, D.C, septiembre 21 de 2022. Haciendo señas con sus manos y gesticulando, Omar Gabriel Villalobos, contó cómo ha sabido vivir, a sus 60 años, con una discapacidad auditiva. Eso no ha sido una dificultad para comunicarse y tener una vida normal. Al contrario, él al igual que otras personas sordas, que reciben los servicios de la Secretaría Distrital de Integración Social, son un ejemplo de motivación y superación personal.

Actualmente, Omar se encuentra apoyando procesos en los talleres y cursos para personas con discapacidad auditiva en el equipo del Centro de Atención Distrital para la Inclusión Social (CADIS) de Los Mártires de la Secretaría Distrital de Integración Social.

Su vinculación con la entidad se dio hace 7 años, cuando por cosas del destino, y gracias a su esfuerzo por superarse y aprender la lengua de señas, participó en una convocatoria y fue seleccionado, tras pasar las pruebas y entrevistas que exigía la vinculación laboral con Integración Social.

En el mes de la discapacidad auditiva, la historia de Omar es un ejemplo de vida y superación para las personas que tienen esta discapacidad, pues gracias a los servicios y herramientas que brinda la Secretaría de Integración Social, personas como Omar pueden desarrollarse como personas personalmente y laboralmente.

César Bermúdez, subdirector para la Discapacidad en Integración Social aseguró: “En el marco del mes de la población sorda, queremos visibilizar las acciones que realizamos en pro de la inclusión social de las personas con discapacidad auditiva, mostrando la historia de vida de nuestro compañero, modelo de inclusión Omar Villalobos, ejemplo de superación, que lleva trabajando para Integración Social hace 7 años  y moviliza sus acciones para sensibilizar sobre el adecuado uso de la Lengua de Señas Colombiana (LSC), como integrante de la Estrategia al Fortalecimiento a la Inclusión (EFI)”.

Desde que Omar era muy pequeño, a pesar de su discapacidad y la adversidad, siempre buscó la manera de comunicarse con los demás y hasta con su propia familia, ya que sus padres no tenían recursos, herramientas ni el conocimiento para aprender y entender cómo comunicarse con él. En ese entonces, Omar entendió que debía aprender a comunicarse con lengua de señas para poder trabajar y educarse.

A través de la lengua de señas, Omar contó: Desde muy pequeño me di cuenta de lo complicado que era comunicarme con mi familia y mi entorno, a pesar de que conocí otras personas, ellos tampoco sabían la lengua de señas, fue desde ese momento que me dediqué a aprender y enseñarles a los miembros de mi familia y personas con discapacidad auditiva cómo, por medio de la lengua de señas, se pueden comunicar y expresar”.

Ahora, Omar es profesional, licenciado en educación artística, vive en la localidad de Puente Aranda, en compañía de su esposa, gracias al amor y la entereza de los dos, tuvieron dos hijos que ya son profesionales, tiene dos nietos que no nacieron con discapacidad auditiva, sin embargo, Omar les enseñó la lengua de señas para que puedan comunicarse con sus abuelos.

Integración Social trabaja para que las personas que tienen alguna discapacidad, y no cuentan con los recursos o herramientas necesarias para poder desarrollar sus habilidades y formarse académicamente, puedan hacerlo a través de los servicios que presta la entidad, con el fin de que historias como las de Omar se repitan y cada día en Bogotá haya más estrategias y servicios incluyentes para personas que las necesitan.

 

 

 

Arley, un programador de sueños e ilusiones sin barreras en Chapinero

  • Gracias a los servicios de la Secretaría Distrital de Integración Social y a la perseverancia de Arley Aristizábal, persona con discapacidad, hoy a sus 33 años es un brillante programador de Software.
  • Nubia Guavita, madre de Arley, a través de la Estrategia Territorial para Cuidadores(as) de la Subdirección local de Chapinero, ha logrado que su hijo pueda vincularse laboralmente.

Bogotá, D.C., septiembre 12 de 2022. Las capacidades siempre serán más grandes que la discapacidad, así lo demostró Arley Aristizábal junto a su madre Nubia Guavita, participantes del servicio Estrategia Territorial para Cuidadores-as de Personas con Discapacidad de la Subdirección para la Integración Social de Chapinero, quienes hoy son grandes ejemplos de perseverancia para la comunidad.

La parálisis cerebral de Arley, ocasionada al momento de su nacimiento, le produjo dificultades en el habla y la movilidad. Las esperanzas de realización personal y profesional para Arley eran nulas, sin embargo, Nubia no se rindió y dedicó su vida al cuidado de Arley, lo que le trajo grandes satisfacciones. “Cuando Arley terminó quinto de primaria, que fue el primer logro de Arley, me sentí muy agradecida”, recuerda Nubia.

Luego de su paso por la Universidad Manuela Beltrán, en donde se graduó como ingeniero de sistemas, Arley comenzó una nueva lucha que era conseguir trabajo, pues, pese a sus estudios vincularse en el ámbito laboral fue un verdadero reto, debido que para profesionales con discapacidad las ofertas laborales son mínimas.

“Asistíamos a las ferias de trabajo para personas con discapacidad, pero solo ofrecían trabajos como auxiliares de servicios o celadurías, ninguna oferta era para profesionales”, recuerda Nubia.

Su paso estudiantil estuvo acompañado por todo el apoyo de la Subdirección para la Integración Social de Chapinero, a donde llegó Nubia y Arley y, gracias al apoyo desde discapacidad y los profesionales de los servicios, lograron articular hasta conseguir una silla de ruedas para Arley, medio que le facilitó más sus desplazamientos.

“Esta labor es muy significativa, pues con nuestro equipo de trabajo buscamos generar en nuestros participantes una oferta los más integral posible, que impacte positivamente en sus proyectos de vida, y esto lo hacemos articulándonos con otras entidades y proyectos o servicios de Integración Social, que nos sirvan para impulsar esos procesos”, menciona Mario Murcia, referente local del proyecto de Discapacidad.

      

 

Luego de su graduación, Arley inició como todo ciudadano la búsqueda de empleo, algo que para él era un poco más difícil por su discapacidad, y por las mínimas opciones laborales a su paso. Sin embargo y hasta hace apenas un año la multinacional brasileña Stefanini, proveedora de servicios y software, contactó a Arley requiriendo sus servicios como programador de sistemas.

Esta multinacional, no solo reconoce sus habilidades como profesional, sino que, además, lo ha invitado a su conferencia a nivel de Latinoamérica con profesionales psicosociales, mostrándolo como un ejemplo de vida y resaltando sus cualidades y su importancia para la compañía.

La siguiente meta para Arley es seguir escalando y obtener más conocimientos para llegar a tener mayores reconocimientos. Su sueño es lograr realizar una especialización, aunque por el momento no cuenta con los medios para realizarla, pero si algo le sobra a este hombre es su capacidad de perseverancia, porque para él no existe la palabra rendirse.

Esta gran dupla de madre e hijo, ha logrado traspasar todas las barreras. “Recuerdo que el médico me decía: ‘con el niño hay que tener paciencia porque él de ahí no va a pasar’, pero yo al verlo hoy convertido en un ingeniero me llena de mucho orgullo”, afirma Nubia, quien hoy sigue luchando con su programador de sistemas e ilusiones.

 

 

 

El Centro Crecer de Ciudad Bolívar alberga a dos amigos inseparables, sin barreras

 

  • En este espacio, no solo cuidan de sus beneficiarios y beneficiarias, sino que los motivan a ser grandes personas, solidarios y empáticos con los demás. 
  • La rifa de una gallina y el apoyo de su familia le ayudaron a José David en poder donarle una silla de ruedas a su amiga Talía Espinosa.

 

Bogotá D.C., agosto 18 de 2022. José David Rueda Campos y Talía Lizeth Espinosa Castañeda, ambos a sus 17 años de edad, han logrado una amistad por encima de las discapacidades múltiples que cada uno tiene. Esto no ha sido impedimento para hacer acciones que llegan al alma, y esto fue lo que José hizo por su gran compañera del Centro Crecer Arborizadora Alta de la Secretaría de Integración en Ciudad Bolívar.

Y es que, para José, la amistad va más allá de un saludo o una compañía; así valoró todo lo que su gran amiga Talía le ofrecía, pero para él, algo en su cabeza le preocupaba y era ver a su compañera sin un medio adecuado para movilizarse, solo una vieja silla de ruedas con la que contaba Talía, elemento que no le brindaba la mejor seguridad para sus desplazamientos.

José David, un día decidió contarle a su familia la necesidad de lograr conseguir una silla de ruedas con mejores condiciones para su gran amiga Talía, iniciativa que fue apoyada por su mamá, Zuldemaide Campos, quien de inmediato organizó la rifa de una gallina para recolectar el dinero.

 

“Ver a mi hijo tan entusiasmado por apoyar a su amiga, no lo creía, gracias al Centro Crecer porque no solo cuidan de nuestros hijos, también los motivan a ser grandes personas, apoyando a tus semejantes, dándonos un lindo mensaje que la discapacidad no es una barrera para ser mejores ciudadanos”, relata Zuldemaide, quien motivada por su hijo, inicio la maratónica carrera de lograr el sueño de su hijo.

“Desde que ellos están en el Centro han ido reforzando sus habilidades y sus capacidades, para poder ser independientes en su hogar, poder colaborar con sus familias, sobre todo, lograr aprendizajes que permitan ser vinculados en un ambiente distinto al Centro Crecer y a sus casas”, destaca Denny Castro, terapeuta ocupacional.

Para José, las ganas de cambiarle las condiciones de vida a su gran amiga cada día tomaban fuerza; pues salían a diario a ofrecer los números de la rifa a los amigos, familiares, conocidos y vecinos. Finalmente, lograron recoger el dinero para la compra de la silla de ruedas y empezaron los preparativos para que las familias se encontraran y pudieran vivir tan anhelado momento.

En las instalaciones de Centro Crecer Arborizadora Alta se dieron cita, fue un momento de felicidad, sonrisas y admiración puesto que, con este gesto de solidaridad, quedó claro que la amistad entre ellos está basada en el apoyo y el amor.

 

Estas familias beneficiarias del Centro Crecer, también ha recibido apoyo de otros servicios de la Subdirección para la Integración Social de Ciudad Bolívar; caso como el de la mamá de José David, quien participó en los cursos gratuitos del Centro de Desarrollo Comunitario, fortaleciendo habilidades para emprender nuevas ideas de negocios.

José y Talía disfrutan de las actividades del Centro Crecer, se apoyan, son felices y día a día le dicen no a las limitaciones y las barreras. Con este gesto de solidaridad y amistad demuestran que la unión hace la fuerza, y que cuando se quiere se puede. 

Olga Castañeda, madre de Talía Espinosa se siente feliz con la familia de José David Rueda, toda vez que son personas que le ponen el alma a los propósitos. Ahora la movilidad de Talía está acompañada de tranquilidad, logrando que las barreras para transportarse en la calle o en su casa disminuyan y los sueños se hagan realidad,

“A mí me gustarían que cuiden muy bien a esos niños las mamitas, así tengan los problemas, siempre seguir adelante con sus hijos, primero están los hijos sobre lo que sea”, destaca la madre agradecido por tan linda gestión.                                    

Desde la localidad de Ciudad Bolívar, la entidad continua en la promoción de oportunidades de inclusión para el desarrollo, fortalecimiento de capacidades y habilidades en los niños, niñas, adolescentes con discapacidad y sus familias para la autonomía y el mejoramiento de la calidad de vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Población con discapacidad: canje de bonos irá hasta 30 de agosto, cada mes hay nuevas fechas

 

  • Debido a un compromiso de entregar en este mes un bono extraordinario, se entregarán en agosto cerca de 26.000 bonos alimentarios a población con discapacidad.
  • Cada mes se agendan nuevas fechas para el canje de bonos por alimentos en alguno de los 42 supermercados Colsubsidio, Jumbo y Metro, disponibles para este fin.
  • Don Jaime Martínez, uno de los beneficiarios del bono alimentario, cuenta su experiencia con este servicio y los beneficios que brinda a su familia.

 

Bogotá, D.C., agosto 24 de 2022. “Este bono sí fue un ángel, un ángel bastón que llegó a todos los beneficiarios de Bogotá”, aseguró don Jaime Martínez, beneficiario desde hace tres años del bono alimentario que se entrega a población con discapacidad en la Secretaría Distrital de Integración Social; como él, 13.000 personas reciben este apoyo alimentario, que se entrega mes a mes por medio de la Subdirección para la Discapacidad. 

“Para el mes de agosto estamos entregando los bonos canjeables por alimentos a 13.000 beneficiarios, eso quiere decir que, como hubo un compromiso de entregar en este mes un bono extraordinario, vamos a entregar cerca de 26.000 bonos”, precisó César Bermúdez Paz, subdirector para la Discapacidad en la Secretaría Distrital de Integración Social. 

Agregó, además, que las y los beneficiarios han hecho un proceso de inscripción, lo que ha permitido organizar la información en una base de datos donde se programan las entregas según el sector donde vive cada persona para que el canje sea cercano a su hogar. Esta información se socializa con cada referente en las diferentes localidades de Bogotá y las personas beneficiadas pueden verificar el supermercado pueden realizar el canje de alimentos. 

 

Don Jaime suele canjear su bono junto a su hijo, Cristian David Martínez Bolaños, de 21 años, quien tiene una discapacidad cognitiva congénita. Juntos recorren los pasillos del supermercado con dos herramientas esenciales para ellos: un cuaderno y un esfero. “El bono tiene un valor y nos gusta aprovecharlo al máximo, por eso, voy calculando los precios de cada producto para que corresponda con el monto. Pero más que eso, me interesa llevar todo lo que necesitamos”, agregó don Jaime. 

“Hemos establecido 42 de canjes en los supermercados dentro del convenio con la UT, que son los almacenes de Colsubsidio, Jumbo y Metro. Este ha sido un trabajo técnico que ha hecho la Subdirección para la Nutrición en Integración Social, para que, lo que llevan a sus casas, tenga todos los componentes nutricionales que se requieran”, explicó César Bermúdez. 

Los huevos, el pollo, el chocolate, la leche y el aceite, son algunos de los productos que don Jaime da prioridad en el momento de su compra. “Vivo con mis dos hijos, mi esposa y yo. Recibimos dos bonos, uno para mí y otro para mi hijo Cristian, ambos tenemos discapacidad. Yo adquirí mi discapacidad en el marco del conflicto armado por una mina antipersona. Primero, fui desplazado en el año 1999, luego, en el 2005, caí en un campo minado… Desde esa fecha estoy radicado en Bogotá y agradezco a las instituciones distritales por habernos acogido a mí y a mi familia”. 

El subdirector para la Discapacidad en Integración Social recomienda a las y los beneficiarios seguir el conducto regular, en caso de que se presente alguna dificultad con el canje de los bonos alimentarios. En sus palabras: “Hay personas que supervisan dentro de los supermercados, se les puede preguntar cualquier duda, si no se subsana la duda pueden acudir al referente local y ellos nos trasladan la información a la sede central para tomar las medidas pertinentes”. 

Las fechas para entrega de bonos canjeables por alimentos en septiembre para personas con discapacidad, se estarán comunicando a través de las y los referentes locales y medios digitales de la Secretaría Distrital de Integración Social.

 

 

 

 

 

 

Página 1 de 40

Noticias Recientes

Juventud 24 Septiembre 2022

Sex consciente: sexualidad segura y autónoma para jóvenes en Bogotá

Sex consciente: sexualidad segura y autónoma para jóvenes en Bogotá
En la celebración del Urban Sex, que se desarrolló en el ma...
Juventud 22 Septiembre 2022

Con propuestas innovadoras, jóvenes aprenden de sexualidad en la Sexpoferia

Con propuestas innovadoras, jóvenes aprenden de sexualidad en la Sexpoferia
El evento convocó a agrupaciones de jóvenes, que tuvieron i...
Adultez 22 Septiembre 2022

Con ciclopaseo, población exhabitante de calle se unió al Día sin Carro y sin Moto, en Bogotá

Con ciclopaseo, población exhabitante de calle se unió al Día sin Carro y sin Moto, en Bogotá
La actividad se realizó con el objetivo de seguir apoyando...