Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

Jóvenes y adultos con discapacidad disfrutaron de una jornada de equinoterapia en el Centro Integrarte de Suba

 

 

  • Estas actividades permiten mejorar el desarrollo cognitivo y social de los participantes, beneficiarios de los centros de la Subdirección para la Discapacidad de la Secretaría Distrital de Integración Social.
  • El Centro Integrarte La Gaitana atiende a personas entre los 18 y 59 años de edad, que presenten discapacidad cognitiva o discapacidad múltiple asociada.

 

Bogotá, D.C., mayo 11 de 2021. Con un encuentro ecuestre en la Escuela de Carabineros de la Policía Nacional, los participantes con discapacidad del Centro Integrarte grupo 6, atención externa de la Subdirección Local para la Integración Social de Suba, disfrutaron de una jornada de equinoterapia, que les aportó herramientas para fomentar su autonomía, potenciar la concentración, mejorar su comunicación y, por ende, su bienestar físico y mental. 

Los participantes, en compañía de sus familiares y el equipo profesional integrado por fisioterapeuta y enfermera, asistieron a la actividad de alcance terapéutico,  la cual estuvo dirigida por los Carabineros de la Escuela de Policía, quienes con sus recomendaciones y apoyo brindaron seguridad al momento de montar el caballo, además de invitar a los participantes a tener acciones de afecto a través de pequeñas caricias, como parte de los estímulos sensoriales, logrando mayor confianza entre el potrillo y su acompañante. 

La actividad, liderada por el equipo de profesionales de la Subdirección para la Discapacidad, inició con acciones como peinar el caballo, luego algunas recomendaciones y afianciamiento, para luego dar inicio al momento de montarse en la silla y, finalmente, ingresar a las pesebreras para empezar con el abordaje terapéutico con los profesionales. 

Natalia Andrea Rico Esquivel, fisioterapeuta, especialista en el área de neuro rehabilitación del Centro Integrarte, describe la importancia de esta actividad: “La equinoterapia posibilita una vida diferente, ya que beneficia su estado emocional. Ayuda a las personas que sufren problemas físicos, psíquicos, sensoriales y comportamentales. La terapia con caballos es asistida e integral, es muy usada y recomendada por los profesionales de la salud”. 

 

En el desarrollo de la actividad, los movimientos del caballo se orientan en buscar una respuesta de la persona beneficiaria, el equino es un animal dócil, tranquilo, su cercanía trasmite calor y esto ayuda a relajar los músculos, los ligamentos de las personas y el flujo sanguíneo del animal estimula el sistema circulatorio de las personas con discapacidad. 

“Quiero agradecer a la Subdirección para la Integración Social de Suba por esta actividad, es una experiencia muy gratificante para los participantes. Montar en los caballos les genera mucha felicidad, ojalá vuelvan a repetir este tipo de actividades porque es grande la ayuda que reciben, gracias”, resaltó Alejandra Torres, madre de Daniela Jaramillo, participantes de la actividad. 

Otros beneficios de esta práctica son el desarrollo del tono muscular por el hecho de trabajar varios músculos. Incrementan la fuerza y la resistencia. Mejoran el equilibrio y la coordinación. Se ven avances relevantes en la destreza motora. 

La Subdirección Local de Suba junto a su equipo de profesionales coordina acciones en los territorios, que ofrezcan y les proporcione oportunidades de desarrollo y bienestar a los participantes de los diferentes servicios, las cuales contribuyen a mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

 

 

 

Reconocimiento a cuidadoras(es) de personas con discapacidad por culminar curso de ‘Cuidador experto’

 

  • Este curso hace parte de la oferta que tiene el Centro Distrital para la Inclusión Social (CADIS) de la Subdirección para la Discapacidad en la Secretaría Distrital de Integración Social.
  • El reconocimiento se desarrolló, en el marco de las acciones que ha venido desarrollando el Distrito Capital y una de sus grandes apuestas, el Sistema Distrital de Cuidado.
  • Culminaron este proceso 29 cuidadoras y cuidadores de personas con discapacidad, además de una persona con discapacidad, gracias a una articulación entre el CADIS y el Instituto Roosevelt.

 

Bogotá, D.C., abril 25 de 2022. Con toga y birrete, 29 cuidadoras y cuidadores de personas con discapacidad, además de una persona con discapacidad, recibieron un reconocimiento especial por haber culminado el curso de ‘Cuidador experto’, que hace parte de la oferta de cursos que hay en el Centro de Atención Distrital para la Inclusión Social (CADIS) de la Secretaría Distrital de Integración Social, en articulación con el Instituto Roosevelt. 

Aureliano Briceño Forero, uno de los cuidadores que recibió el reconocimiento, aseguró: “Pensaba que estaba haciendo las cosas bien con la persona que estoy cuidando y gracias a este curso me di cuenta de que todavía nos falta mucho por aprender. Cuidar no es obligación, es algo que nace porque estas personas merecen el amor más grande del mundo. Esa es la verdadera razón de la vida, por eso pienso que este curso fue maravilloso”. 

Este evento de reconocimiento se desarrolló, en el marco de las acciones que ha venido desarrollando el Distrito Capital y una de sus grandes apuestas, el Sistema Distrital de Cuidado, en cabeza de la primera mujer alcaldesa de Bogotá, Claudia López. En el CADIS las y los participantes adquieren herramientas que les permiten una posible vinculación laboral o el inicio de un proyecto productivo. 

El Centro de Atención Distrital para la Inclusión Social (CADIS) hace parte de la Subdirección para la Discapacidad en la Secretaría Distrital de Integración Social. Este servicio social opera desde 2019 y está ubicado en la Avenida Calle 1 No. 24B-26 (Bogotá), ofrece una serie de cursos que están disponibles para la comunidad. 

“Este curso tuvo un proceso de tres sesiones que desarrollamos en la planta física del Instituto Roosevelt, ubicado en Soacha, espacio que propició un ejercicio armónico para la población, donde se abordaron temas como el cuidado al cuidador, el decálogo del cuidador, los derechos y los deberes del cuidador, el manejo de emociones y de las sobrecargas de emociones, con el objetivo de potenciar y cualificar la labor del cuidado”, explicó Claudia Soler, coordinadora del CADIS. 

En el CADIS participan personas con discapacidad, cuidadoras y cuidadores. Sus áreas de atención se enfocan en cursos como gastronomía, logística, corte y confección, salud y servicios, entre otros. 

Yolanda Galindo, una de las cuidadoras que recibió este reconocimiento, agregó: “Después de haber tomado este curso, he entendido muchas cosas que a veces uno hace mal y no debía de haberlas hecho. Cuido a mi hijo con epilepsia y retardo leve moderado y aprendí mucho porque, a veces, uno se descuida bastante entonces también aprendí para no olvidarme de que yo también existo”. 

“Sentimos mucha felicidad, algunas de estas personas nos han manifestado que es la primera vez en la que reciben un reconocimiento así. Seguiremos trabajando para generar más procesos como este y para 2022, los próximos dos cursos se desarrollarán en el CADIS, habrá uno en la localidad de Barrios Unidos y el último en Ciudad Bolívar”, explicó Soler. 

María Muñoz, cuidadora que recibió el reconocimiento, manifestó su agradecimiento: “Realmente uno no está preparado en la vida para ser cuidador y acá aprendí muchas cosas, además de fortalecerme más. Cuido a mi hermano que tiene cuadriparesia neonatal. Uno se dedica solo a ellos y se olvida de uno mismo, entonces este curso me enseñó a que yo también debo cuidarme para tener la tenacidad de poderlo cuidar a él”. 

Por su parte, Omaira Vera Cuerpo, terapeuta ocupacional y profesional del CADIS, resaltó: “Me siento feliz por todos los aprendizajes que han recibido estos cuidadores, además de conocer sobre sus derechos, deberes, y las posibilidades que tienen para mejorar cada día”. 

Los servicios sociales del CADIS también se pueden encontrar en las diferentes subdirecciones locales de Integración Social y existe la modalidad virtual. Trabajamos de manera articulada con otras entidades, entre ellas el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), con el que hacemos procesos de formación mediante nuestras cinco líneas de atención a la comunidad que atendemos.

 

Paso a paso para inscribirse a los cursos del CADIS 

Las y los interesados deberán enviar al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  la siguiente información: 

  • Nombre completo de la persona con discapacidad, cuidadora o cuidador. En caso de que sea menor de edad, incluir también el nombre de la persona a cargo.
  • Número de teléfono (celular o fijo) 

Las acciones de esta modalidad de atención son de carácter Distrital y se enmarcan en el desarrollo de cinco líneas de atención: perfilamiento ocupacional, orientación individual y familiar, formación, acompañamiento pedagógico, competencias blandas y transversales.

 

 

 

Una fiesta transformadora para las niñas, niños y adolescentes de los Centros Renacer y Avanzar

 

  • Penélope Banguera, Erika Garzón y Jeimmy Bocanegra, tres niñas con discapacidad, disfrutaron de una celebración de cumpleaños al ritmo del grupo musical Cielo de Tambores.
  • 70 personas, entre niños, niñas y adolescentes que presentan discapacidad y medida de restablecimiento son atendidas en condiciones de dignidad y afecto en dichas unidades operativas.

 

Bogotá, D.C., abril 22 de 2022. A ritmo de tamboras, el clarinete y con la mejor energía, Penélope Banguera, Erika Garzón y Jeimmy Bocanegra, tres pequeñas con discapacidad, disfrutaron de una celebración de cumpleaños inolvidable gracias al buen ambiente musical del grupo Cielo de Tambores, liderado por Orlando Vargas, persona con discapacidad visual. 

La actividad que se desarrolló en los Centros Renacer y Avanzar fue un espacio transformador y motivador para los pequeños participantes. Nancy Correa, coordinadora del centro que atiende a 27 niños, niñas y adolescentes en la modalidad Renacer y 43 en la modalidad Avanzar, enfatizó que “el lugar es un torrente de transformación permanente en donde se respira crecimiento y cada día se renace en el acompañamiento y cuidado de la atención de las niñas, niños y adolescentes con discapacidad con medida de restablecimiento de derechos”. 

Eso mismo considera el líder del grupo musical, ya que, “a través de la música, los niños, niñas y adolescentes desarrollan el sentido de la concentración, socializan, trabajan en equipo, aprenden a superar dificultades, forjan carácter personal, musical y desarrollan la sensibilidad”. 

Durante la actividad, Fanny Gutiérrez, directora Territorial de la Secretaría de Integración Social, se mostró complacida de poder compartir con lo que ella califica como niños, niñas y adolescentes maravillosos.  

 

 

“Estar aquí produce varios sentimientos, la alegría al ver como ellos disfrutan cada actividad al máximo, hoy compartimos el cumpleaños de tres participantes y poder estar aquí me hace feliz. Observar el trabajo que adelanta el equipo humano de la entidad.  Que ellos sientan que no están solos en este arduo proceso desde el momento en que despiertan para enfrentar un nuevo día hasta que se acuestan con el acompañamiento permanente del área de psicología además de los espacios académicos”, indicó la directora. 

“Aquí la principal cualidad del talento humano es la sensibilidad, mezclada con ética y conocimiento de la discapacidad del participante.  A los niños, niñas y adolescentes que tenemos a nuestro cuidado les han sido vulnerados sus derechos por parte de familiares en la mayoría de los casos y aquí llegan a la Secretaría y se convierten de una u otra manera en nuestros hijos para garantizar esos derechos vulnerados desde sus espacios”, agregó la coordinadora. 

Al final de la jornada, Penélope, Erika y Jeimmy junto a sus otros compañeros y profesores disfrutaron de la fiesta, no dejaron de moverse, no pararon de reír, con esa magia especial con la que ellos perciben y viven a tope sus vidas.     

 

 

 

Así se puede acceder a los Centros Crecer, unidades operativas para niñas, niños y adolescentes con discapacidad

 

  • A través de este servicio social se brinda atención integral para desarrollar las habilidades y capacidades de las y los participantes.
  • Hay 1.247 niñas, niños y adolescentes con discapacidad, entre los 6 y 17 años, 11 meses, participando en Centros Crecer, cifra que se proyecta en aumento para 2022.

 

Bogotá, D.C., abril 25 de 2022. Las habilidades y capacidades de más de 1.247 niñas, niños y adolescentes con discapacidad, entre los 6 y 17 años, 11 meses, se potencializan a través de la atención integral que se brinda en los 16 Centros Crecer de la Subdirección para la Discapacidad, en la Secretaría Distrital de Integración Social. 

Estas unidades operativas atienden a niñas, niños y adolescentes con discapacidad cognitiva no psicosocial, quienes requieran apoyos extensos y generalizados o con discapacidad múltiple que requieran apoyos intermitentes y limitados, a través de diferentes modalidades que incluyen alternancia, virtualidad, atención domiciliaria, encuentros locales y entrega de bonos canjeables por alimentos. 

En las 16 unidades operativas de Centros Crecer, ubicadas en todas las localidades de Bogotá, además de brindar acompañamiento general, hacemos seguimiento de los procesos que se desarrollan con las y los participantes a nivel integral, incluyendo a sus cuidadoras, cuidadores y familiares. 

“A través de los Centros Crecer se generan oportunidades de fortalecimiento de las habilidades básicas de nuestros participantes, encaminadas a lograr la visibilidad de sus capacidades en el entorno para que haya una participación plena y efectiva, que incluye el goce de sus derechos”, agregó Paula Andrea Alvarado Ramírez, coordinadora de Centros Crecer en Integración Social. 

Explicó, además, que los tipos de apoyo son un sistema aplicado por las y los profesionales de Centros Crecer, con el objetivo de identificar el tipo de funcionalidad y el tipo de apoyos que requiere un participante para que pueda estar en el pleno goce de sus derechos y en igualdad de condiciones con las demás personas. 

“Realizamos los ajustes razonables para que nuestros participantes puedan ser incluidos efectivamente en sus entornos. Por eso, cuando ingresan a las unidades operativas se hace un plan de atención individual, donde se identifican las fortalezas y se hacen acciones que llevan a esos procesos de inclusión”, añadió la coordinadora. 

Cada Centro Crecer cuenta con un equipo interdisciplinario conformado por una coordinadora, educadoras especiales, terapeuta ocupacional, trabajadora social, psicólogo, fonoaudióloga, nutricionista, auxiliar de enfermería, educadora física y talleristas. Además de apoyo en talento humano para las áreas administrativas, manipulación de alimentos, servicios generales y vigilancia. 

Los servicios sociales se trabajan desde tres líneas de atención, donde la primera se enfoca en el desarrollo de habilidades y capacidades familiares; la segunda, potencializa el desarrollo de habilidades individuales y la tercera busca desarrollar capacidades en el entorno y territorio. Además, se brinda apoyo alimentario (bono canjeable por alimentos) y servicio de transporte para la movilización de las niñas, niños y adolescentes a los centros de atención y a los encuentros locales.

 

¿Cómo es un día en un Centro Crecer? 

Liliana Gil, coordinadora del Centro Crecer Bosa, detalló: “Las y los participantes llegan en sus respectivas rutas, que brindamos desde este servicio social, entre las 7:00 a.m. y 7:30 a.m. Ahí realizamos la revisión del estado en que llegan y la rutina de bioseguridad. Luego pasan al comedor para iniciar con el saludo general, canto de himno nacional y saludos patrios. Después, según el componente, van a cada una de las actividades para luego volver al área de enfermería y asepsia, recibir su refrigerio y continuar con las demás actividades”. 

La jornada culmina aproximadamente a las 12:30 del mediodía y allí, nuevamente llegan las rutas para llevarlos de regreso a sus casas, donde están llegando, en promedio a las 1:30 p.m.

 

Paso a paso para acceder a Centros Crecer: 

  1. Se puede hacer una solicitud de cupo a través de la plataforma ‘Bogotá te escucha’, o por medio de las subdirecciones locales para la Integración Social. También, a través de las unidades operativas o directamente en Nivel Central (Carrera 7 # 32 -12, Edificio San Martín). En todos los casos, se debe radicar la solicitud de cupo para la modalidad de atención en la que se quiere estar. 
  1. Dicha solicitud debe incluir datos personales: nombre completo, número de cédula, dirección de residencia, número de contacto. Adicional a esta solicitud, se debe adjuntar el certificado de discapacidad o el diagnóstico de la persona y fotocopia del documento de identidad. 
  1. Luego de que ingresa el radicado, el equipo a cargo de la Secretaría Distrital de Integración Social asigna el caso para iniciar un proceso de validación de condiciones, a través de una visita domiciliaria, donde debe estar presente la persona con discapacidad. 
  1. Se hace una evaluación por sistema de apoyos y una entrevista con el referente familiar, la persona con discapacidad y el equipo profesional, para generar un informe. 
  1. A partir de dicho informe, se determina si la persona cumple con los criterios de ingreso. Si cumple, ingresa a la lista de asignación de cupos. Si no cumple, se le informará a la persona vía correo electrónico o correo certificado, sobre las razones por las cuales no cumple con los requisitos y recibirá información acerca de qué otras opciones pueden tener a nivel Distrital. 
  1. Una vez hay disponibilidad de cupos en las listas de asignación, van ingresando las personas admitidas, según los criterios de priorización y el número en la lista donde estén ubicadas.

 

 

 

Literatura, lúdica y amor: ingredientes de una novedosa propuesta pedagógica incluyente

 

  • A sus casi año y medio de nacido, Valentino Valera es un beneficiario de los servicios de Integración Social que llegan sin barreras a toda la ciudadanía

 

Bogotá, D.C., 18 de abril de 2022. Valentino Valera Torin es un niño de 17 meses de edad, con Síndrome de Down; beneficiario del jardín infantil Sol Naciente de la Subdirección para la Integración Social de Usaquén, lugar en donde ha recibido el amor propio de sus maestras, además del acompañamiento profesional que ha permitido que Valentino presente un progreso paulatino y alto nivel de desarrollo.

Cuando Valentino llegó al servicio, se percibía en él una condición de quietud, baja interacción social, dificultades motoras, cierto nivel de apatía y un grado de desconexión con gran parte de su entorno. Ruth Angélica Torin, madre de Valentino y su esposo Luis José Valera acudieron al jardín infantil con la esperanza de encontrar un lugar donde le ofrecieran atención profesional que les permitiera atender las alteraciones de su desarrollo.

Un equipo interdisciplinario, integrado por psicólogo, educadora especial y docentes inició un proceso de atención especializada basado en el aprendizaje continuo, arte, literatura y un proyecto pedagógico. Muy pronto Valentino empezó a dar muestras de progreso, sus padres notaron una nueva actitud, mejorando su comunicación, logrando un mayor grado de atención, e interacción y evidenciando una mayor facilidad en sus movimientos y desplazamiento.

Nos sentimos felices de ser parte de la familia del jardín infantil Sol Naciente, como padres nos ha sorprendido inmensamente el progreso logrado por Valentino, pues se ha integrado con otros niños en forma favorable, hemos visto su interacción, y su actividad de matronatación, le ha ayudado en sus movimientos y desenvolvimiento, estamos muy felices con todo lo logrado hasta el momento”, destaca Angélica Torin.

 

                    

 

Cantos, cuentos y sonidos onomatopéyicos han favorecido el lenguaje y fortalecido la evolución comunicativa de Valentino, quien ahora comparte e interactúa con sus compañeros y expresa sus emociones participando de todas las actividades.

Luisa Fernanda Ruiz Quintero es una de las maestras que han participado en este proceso, sobre su experiencia destaca: “Valentino es un niño que ha respondido muy bien a todo el esquema de atención que se le ha entregado, fortaleciendo su confianza, por eso su progreso se hace evidente, porque el desarrollo pedagógico y cognitivo es integral y el componente afectivo es fundamental en el desarrollo de los niños”.

Otros progresos que han sido evidentes en Valentino son el fortalecimiento de la motricidad fina y gruesa; además con el gateo mejorar sus movimientos.

Con el equipo interdisciplinario hemos respondido a las expectativas de desarrollo de Valentino, además resalto el compromiso de los padres el niño, algo fundamental que aporta en su desarrollo “, señala Sandra Arboleda Bernal, coordinadora del jardín infantil Sol Naciente.

 

 

 

Página 1 de 39

Noticias Recientes

Familia 14 Mayo 2022

Bogotá celebra este 15 de mayo el Día de la Familia con una feria de servicios en el Parque el Tunal

Bogotá celebra este 15 de mayo el Día de la Familia con una feria de servicios en el Parque el Tunal
La celebración de esta fecha se realiza a nivel internacion...
Juventud 13 Mayo 2022

Dos jóvenes del programa Parceros por Bogotá ganan beca para estudiar, virtualmente, en Universidad de España

Dos jóvenes del programa Parceros por Bogotá ganan beca para estudiar, virtualmente, en Universidad de España
El acompañamiento y asesoría de las y los profesionales de...
Familia 13 Mayo 2022

En Bogotá, ‘SaludableMENTE nos cuidamos en familia’

En Bogotá, ‘SaludableMENTE nos cuidamos en familia’
El 15 de mayo es el Día Nacional de la Familia, declarado p...