Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
En las localidades de Antonio Nariño y Puente Aranda, 590 personas con discapacidad reciben el apoyo de complementación alimentaria con el bono canjeable por alimentos de la Secretaría Distrital de Integración Social.

Bogotá D.C, 10 de julio de 2020. Ronald es un beneficiario del proyecto ‘Por una ciudad Incluyente y sin barreras’. Debido al aislamiento obligatorio en casa no podía asistir a los talleres presenciales psicosociales, los cuales le ayudaban a mejorar su estado de ánimo y a conocer más sobre los derechos de las personas con discapacidad.

Velando por el restablecimiento pleno de los derechos de esta población con discapacidad, la Subdirección Local de Puente Aranda - Antonio Nariño viene adelantando actividades virtuales, que van desde acompañamiento psicosocial hasta talleres de relajación. A Ronald le han servido para mitigar la ansiedad del encierro y que se ha manifestado en un insomnio constante.
 
 
 
Ronald fue víctima de la delincuencia hace algunos años cuando estaba cursando segundo semestre de Derecho. Un disparo impactó su cuerpo y lo dejó en silla de ruedas para siempre.

Aunque su vida cambió totalmente, Ronald, no dejó de continuar con sus metas personales, entre ellas el deporte. Su pasión por el lanzamiento de jabalina, bala y disco lo llevaron a vincularse a la Liga de Bogotá y al Comité Paralímpico, logrando reconocimiento a nivel nacional.

Hace 6 años, Ronald ingresó al proyecto ‘Por una ciudad Incluyente y sin barreras’ de la Secretaría Distrital de Integración Social, en donde recibe bono canjeable por alimentos y acompañamiento profesional e integral para una inclusión social y laboral.

Ronald es un artista en la talla de madera, utilizando técnicas como pirograbado, pintura y corte. Esto lo ha llevado a producir cuadros con alta calidad y mucha imaginación.

Durante esta cuarentena ha tenido que afrontar las situaciones del aislamiento y se ha adaptado a otras maneras laborales para sus ingresos personales. “Me he dedicado a hacer trabajos por computador, ya que ha sido difícil continuar con el arte creativo y unas clases de inglés que daba para niños y niñas; esto me ha hecho sentir muy decaído, pues económicamente ha impactado mucho”, comenta Ronald.

“En los últimos meses, se han realizado ciclos de talleres de inclusión comunitaria para beneficiar a los cuidadores y personas con discapacidad en el marco de la temática de confinamiento saludable. Se trabajan temas como pautas saludables, sana alimentación, manejo del estrés, hábitos de sueño e información sobre prevención de contagio por el Covid-19”, destaca Johana Ramos, referente del servicio de discapacidad de Puente Aranda.

En las localidades de Antonio Nariño y Puente Aranda, 590 personas con discapacidad reciben el apoyo de complementación alimentaria con el bono canjeable por alimentos de la estrategia de inclusión comunitaria.
 

 
 
Facebook

 

 
Se atienden 50 niñas, niños y adolescentes, entre los entre 6 y 18 años, con discapacidad cognitiva moderada, autismo y Síndrome de Down.

Bogotá, D.C, 6 de julio de 2020: Jostin Alexander Yepes Cárdenas es un niño de 10 años y quien, pese a su discapacidad, no deja de motivar con su voz impactante a los demás integrantes del Centro Crecer Puente Aranda de la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS).

Este pequeño padece parálisis cerebral espástica y estrabismo, lo que no le ha impedido demostrar el don que tiene para cantar. Interpreta todo tipo de canciones y aprende con facilidad la letra y el ritmo. En compañía de su madre, hacen la selección de los temas y ensayan.

“Desde muy pequeño demostró el gusto por la música. Me di cuenta que tenía una voz muy bonita y siempre ha manifestado que quiere ser un gran cantante”, resalta Karen Lorena Yepes Cárdenas, su mamá.

Camilo Zarama, profesor de música del Centro Crece, manifiesta que “Jostin es un niño muy inteligente, con unas capacidades para interpretar y entender la música. Desde el Centro Crecer estamos trabajando con acciones y terapias para que su movilidad avance, de la misma manera con acompañamiento profesional lo motivamos mucho para que no vea que su discapacidad es una limitante para el desarrollo de sus sueños”.
 

El aislamiento en casa no le ha permitido continuar con las presentaciones y actividades que desde la Subdirección Local de Puente Aranda – Antonio Nariño se realizaban en diferentes centros de atención y escenarios.

Actualmente Jostín, en compañía de su mamá, aprovecha la cuarentena para perfeccionar la técnica vocal. Ella graba los videos de Jostin cantando y ha creado una página en YouTube donde los muestra para que conozcan del talento de su pequeño. Han buscado nuevos artistas y melodías para incorporar en su repertorio musical. No deja de lado las canciones de sus artistas favoritos, como Maluma, NickyJam, Alejandra Guzmán, Shakira, Jesús Adrián Romero, José Luis Perales y Gabriel Arriaga. Su canción favorita es ‘Adicta’, interpretada por Ozuna, Tainy y Anuel AA.

Para Jostin la cuarentena no ha sido fácil por el encierro, porque antes salía al parque o al Centro Crecer, en donde compartía sus canciones con sus amigos. Ahora en casa continúa con su exigente rutina de ensayos. En compañía de su profesor Camilo Zarama, y de manera virtual, practica expresión corporal para una excelente puesta en escena,minimizando el miedo ante el público.
 

 
 
Facebook

 

 
Tres hermanas que nacieron con discapacidad visual han superado la discriminación y batallan para lograr sus sueños contra toda adversidad.

Bogotá, D.C., 2 de julio de 2020. Un nuevo Contrato Social es trabajar articuladamente en todas las acciones para el bienestar de las comunidades. La Subdirección Local de Bosa demuestra que con su trabajo se logra que los núcleos familiares estén seguros en casa con acompañamiento profesional y el proceso de inclusión social, laboral y crecimiento personal.

Luna, Cielo y Sol son tres hermanas que nacieron con catarata congénita, extirpación del cristalino e implante intraocular, una enfermedad degenerativa e irreversible que heredaron de sus padres.Tienen apenas el 20% de visión y la seguirán perdiendo día a día.

Las tres hermanas han superado el acoso y la discriminación con el apoyo de Jazmín, su madre, quien ha batallado contra toda adversidad por alcanzar los sueños de sus hijas.

Luna Sofía es la mayor, tiene 14 años, es alegre, algo solitaria y extrovertida. Le encanta la moda y escuchar música. Es la más aguerrida ante las dificultades.
 

Sol Alejandra, con 13 años, es tímida, reservada y le gusta el dibujo. Es la que más ha padecido discriminación. En el colegio la maltrataban al punto de que en una ocasión le rompieron sus lentes y duro algún tiempo pasando dificultades para cumplir con sus deberes escolares.

Cielo Daniela es la menor, con 11 años. Es la que tiene más limitaciones de visión. Nació con ceguera total en su ojo izquierdo y en el otro tiene un implante intraocular. Es la más dispersa de las tres, pero también la más alegre. Le gusta el canto y tiene una linda voz.

Estudian en el Colegio Distrital OEA en Kennedy, una institución que brinda educación con inclusión, dirigida a aquellas personas que por su discapacidad no pueden acceder con facilidad a otros sectores. A pesar de la enorme distancia y de los inconvenientes para movilizarse por su discapacidad,en este colegio han podido conocer a otros niños y niñas de su misma condición, hacer amigos y socializar; lo cual les da estabilidad y les garantiza su derecho a la educación.

“Conocimos el caso de estas tres hermanas y desde la SDIS en Bosa, donde reside esta familia, Sol, Cielo y Luna son atendidas por el proyecto Por una ciudad incluyente y sin barreras estamos articulados con las instituciones como el Fondo de Ayudas Técnicas de la Alcaldía Local, para el suministro de elementos para la lectura braille y bastones adecuados para mejorar la movilidad de las niñas. Con el apoyo de la Secretaría de Educación, se busca facilitarles transporte para desplazarse cómodamente hasta el centro educativo”, menciona Luis Hernando Parra, Subdirector Local de Bosa.

Por su parte, Jazmín, la mamá de las niñas dice que ellas están llenas de sueños. “Luna Sofía quiere ser filóloga, a Sol Alejandra le gusta el diseño gráfico y Cielo Daniela desea ser cantante. Las tres aman los animales y esperan algún día tener un gato”, dice.

El proyecto Por una ciudad incluyente y sin barreras de la Localidad de Bosa presta orientación profesional a la población con discapacidad y entrega más de 1.908 bonos canjeables por alimentos.
 

 
 
Facebook

 

 
Una niña hace parte de las 165 personas con discapacidad que atiende la Subdirección Local de Chapinero.

Bogotá, D.C, 6 de julio de 2020. Sofía Bolaño es una niña de 12 años con Síndrome de Down. Desde hace varios años asistía a una fundación para niños y niñas con discapacidad. Hace cinco meses recibe los servicios del Centro Crecer La Paz de la Subdirección Local de Integración Social de Chapinero.

Según ella y su mamá, Soledad Olarte, esto le ha cambiado su manera de vivir, pensar y actuar por el apoyo que recibe en lo que hace.

Desde que tiene 3 años practica danza árabe y ballet contemporáneo. También disfruta pintar y maquillarse. Así mismo, ha mostrado interés por otras actividades como cantar y posar ante las cámaras, llegando a ser modelo de la Fundación FIDES.

Su llegada al Centro Crecer La Paz ha generado varios avances en sus dinámicas diarias, así como cambios positivos en su personalidad. “Llegó el momento en el que Sofía no quería ir más a la fundación, no tenía esa motivación. Soy feliz ahora porque tiene muchos amigos, es más activa y más autónoma. Además, el Centro Crecer es interdisciplinario y el tiempo que hemos estado en casa no nos han dejado ni un solo momento solas en el proceso”, asegura su mamá, una mujer comprometida y dedicada con la educación de su hija.

Con el apoyo de su familia, que integra con su mamá y su hermana mayor, Sofía ha logrado unir su pasión por el arte y la gran afinidad con la tecnología sin ninguna dificultad. Siempre está dispuesta con una gran sonrisa a realizar diferentes actividades frente a la cámara de su propio canal de YouTube que bautizó “El Mundo de Sofía Bolaño”, así como su perfil de Instagram, al que llega con temas como danza, cocina, moda, arte y viajes.

“Su gusto por la tecnología le ha ayudado a estar a la par con otros niños y niñas. Gracias a los youtubers que sigue se pone al día con temas actuales para su edad. Eso le ha ayudado a integrarse”, expresa María de los Ángeles, hermana de Sofía, profesional en diseño de indumentaria y textil y su asesora de imagen. Juntas crean formas interesantes y creativas para lograr llegar a más personas.

Por su parte, Grace Pisciotti, educadora del Centro Crecer La Paz, expresa que “ella es una niña con una personalidad muy alegre, muy extrovertida, le gusta compartir con sus compañeros y desde que llegó al Centro Crecer ha fortalecido todo el proceso de independencia, desde tomar los alimentos por su propia cuenta hasta participar en las diferente actividades de forma activa y autónoma”.

Sofí demuestra que no existen límites cuando se trata de lograr lo que se desea y se convierte en un ejemplo de superación, incluso para muchos niños y niñas regulares. Como se actualiza a diario, tiene la capacidad de crear contenidos para sus redes sociales fomentando la inclusión y el respeto por todas las personas.

La atención que recibe por parte de los profesionales del proyecto de discapacidad de la Secretaría Distrital de Integración Social ha sido fundamental para continuar con los avances en su proceso cognitivo, la meta más importante. Lograr que ella, su mamá y su hermana se sientan integradas y felices es un objetivo que en muy poco tiempo ya se ha logrado.

El proyecto ‘Por una ciudad incluyente y sin barreras’ va dirigido a las personas con discapacidad con o sin redes familiares y a sus cuidadores y cuidadoras. Dentro de los servicios ofertados está el de los Centros Crecer pensados específicamente para niños, niñas y adolescentes entre los 6 y 17 años 11 meses, con discapacidad cognitiva no psicosocial que requieran apoyos extensos y generalizados, o con discapacidad múltiple que requieran apoyos intermitentes y limitados.
 

 
 
Facebook

 

 
Es un medio para estimular el desarrollo integral de los participantes con discapacidad, ya que potencian sus habilidades comunicativas, cognitivas y sociales. 

Bogotá, D.C, 30 de junio de 2020. El Centro Crecer La Paz de la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS) en la Localidad de Chapinero nuevamente innova con la creación de una nueva herramienta digital pensada para el beneficio de los niños, niñas y adolescentes vinculados a los servicios, enfocada hacía sus cuidadores y sus familias.

Previamente se había dado buenos resultados a nivel de acompañamiento familiar, gracias a la creación del canal en YouTube, que permitió a personas con discapacidad, cuidadores y profesionales compartir las clases, actividades físicas y lúdicas, generando ambientes agradables en familia, durante esta cuarentena.

Ahora, se realiza el lanzamiento de la revista digital ‘Centro Crecer La Paz”, que llega a los hogares con un balance de las actividades realizadas en la semana, consejos para un mejor cuidado en casa y una agenda cultural para compartir en familia.

Maribel Caycedo, educadora especial del Centro Crecer La Paz relata que “lo más importante para nosotros es poder mantenernos en contacto con nuestras personas con discapacidad, sus cuidadores y familias en esta cuarentena, así sea de manera virtual”.

La revista digital se convierte en una forma de estimular el desarrollo integral de los participantes con discapacidad, ya que potencian sus habilidades comunicativas, cognitivas y sociales.

“El acompañamiento familiar refleja el trabajo que motiva la revista en cada una de estas áreas, mediante el ejercicio de la lectura y explicación de los contenidos que realizan los cuidadores. Se genera una interacción y participación familiar”, destaca Johana Rubio, educadora especial del Centro Crecer la Paz.

“La revista digital busca entregar información de forma más fácil a las familias de los participantes, sobre todo a aquellos que tienen acceso muy limitado a la conexión a internet, dando la oportunidad a todas y a todos de sentirse en continuidad con los procesos”, resalta Johanna Zambrano, coordinadora del Centro Crecer La Paz

Durante todo el fin de semana se realizó una campaña de expectativa que fue compartida con las familias de los participantes. Ahora se abren nuevas puertas para el intercambio de información desde casa con las personas beneficiadas del proyecto y la Subdirección Local de Integración Social de Chapinero.

El Centro Crecer La Paz de Chapinero nuevamente demuestra que la creatividad nace del profesionalismo y compromiso.Esta nueva herramienta es una nueva forma de generar lazos más fuertes de interacción.
 

 
 
Facebook

Página 1 de 31

Noticias Recientes
Otros 11 Julio 2020

Familias de Altos de la Estancia reciben tarjetas canjeables por alimentos

Familias de Altos de la Estancia reciben tarjetas canjeables por alimentos
• Son 411 tarjetas por valor de $233.000 pesos cada una, qu...
Infancia y Adolescencia 10 Julio 2020

Funcionarios enviaron mensajes que expresan afecto a niñas y niños con medidas de protección

Funcionarios enviaron mensajes que expresan afecto a niñas y niños con medidas de protección
• En los 6 Centros Proteger del Distrito se atienden integr...
Otros 10 Julio 2020

Alrededor de 700 mil familias recibirán apoyos para cumplir la cuarentena por localidades

Alrededor de 700 mil familias recibirán apoyos para cumplir la cuarentena por localidades
• 550.000 familias pobres y vulnerables recibirán giro del...
Footer