Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Juan Pablo, el joven con discapacidad que da ‘cátedra’ de historia

 
Bogotá, junio 8 de 2017. Con una capacidad de memoria única y una enorme pasión por la historia, la literatura y el arte, Juan Pablo, un joven de tan solo 26 años, se convirtió en ejemplo de vida y superación, recordando que las discapacidades sólo existen en la mente de la personas. 

A los 6 meses de edad, su madre Clara Barragán, se dio cuenta que algo no andaba bien. Su bebé aún no gateaba ni fijaba la miraba cuando alguien se dirigía a él. Fue así que decidió consultar con su médico y seis años después, luego de diversos estudios clínicos detallados, fue diagnosticado con Síndrome de Asperger, un trastorno profundo del desarrollo cerebral, caracterizado por deficiencias en la interacción social y en la coordinación motora.

Según Clara, su hijo no reía, no hablaba y era muy retraído, pero al cumplir los 4 años todo cambió. Juan Pablo pronunció sus primeras palabras y luego de eso “ya nadie lo callaba”, agarraba el periódico con ganas de leerlo y luego se “enamoró” del directorio telefónico, cada página era un universo nuevo para él y fue así, que nació su pasión por la literatura.

Durante el periodo escolar, la crueldad de los niños y el poco conocimiento de su enfermedad por parte de los profesores hizo difícil su adaptación, una realidad que lo motivó a abandonar el colegio en cuarto de primaria, pero luego de un tiempo y con ayuda de su abuela materna encontraron una institución para niños con necesidades especiales y allí logró culminar sus estudios y graduarse como bachiller.

A pesar de su corta edad y los tropiezos que ha debido superar, su talento ha sido reconocido en diferentes oportunidades, la ‘Bogotá Mejor Para Todos’, a través de la Secretaría Distrital de Integración Social, se convirtieron en su apoyo incondicional por medio de la Subdirección Local de Chapinero, que además de impulsar sus capacidades, le otorga un bono alimentario que recibe desde hace aproximadamente 5 años.
 

En la Gala de Exaltación y Reconocimiento 2016 realizada en el Hotel Tequendama e impulsada por el Sistema Distrital de Discapacidad, recibió en la Categoría Especial el galardón “Promoción a la Juventud”, dejando en alto el nombre de la localidad.

Ingresar a la universidad es uno de sus más grandes sueños, pero por recomendaciones del psiquiatra lo más prudente es buscar otras opciones ya que el miedo y la nobleza que lo caracterizan a él y a la mayoría de ‘Asperger’, les dificulta visitar lugares concurridos; el ruido y las aglomeraciones les molesta y les causa sensación de angustia.

Pero rendirse nunca ha sido una opción para él, su memoria es prodigiosa y sus ganas de aprender no paran, hace poco, buscando en internet encontró un taller de historia Rusa en el Museo Nacional y se dio cuenta que tres personas con su misma condición lo están tomando, esto lo motivo aún más y por estos días los Zares de Rusia son quienes ocupan gran parte de su tiempo.

Las personas con Síndrome de Asperger son seres tan inocentes que todo lo interpretan al pie de la letra, frases como “malas pulgas” se lo toman literal, para ellos no existe el doble sentido de las palabras, por eso muchas personas inescrupulosas buscan aprovecharse de su nobleza y condición. Contemplando esta situación y por el bienestar de Juan Pablo, su familia a pesar de los señalamientos decidió declararlo interdicto con el fin de proteger su integridad.

A pesar de haber nacido sin uno de los músculos que permite el movimiento de su dedo pulgar, aprendió a escribir y a desarrollar en menor medida su motricidad fina. Usó férulas por mucho tiempo, pero esto no le ayudó, así que sus padres y su obstinación por verlo superado, decidieron matricularlo en un curso de bisutería, una oportunidad que además de haberle servido como terapia a Juan, también los convirtió en una familia de emprendedores, que hoy tienen como sustento económico los collares, manillas y demás artículos de moda que fabrican de manera artesanal desde su vivienda.

Clara ha sido una madre entregada, luchadora “una viejita” guerrera como le dice Juan, que no se deja derrotar, que vive de terapia en terapia, de taller en taller, acompañando siempre a su “regalo de Dios”, brindándole el mejor medicamento que puede recibir una persona con Asperger, el amor.
 

 
 
Facebook

Guardar

Guardar

Noticias Recientes
Infancia y Adolescencia 26 Septiembre 2020

Los niños y niñas se adaptaron a la nueva normalidad de los jardines infantiles

Los niños y niñas se adaptaron a la nueva normalidad de los jardines infantiles
• Las familias manifestaron su Alegría de poder regresar al...
Infancia y Adolescencia 25 Septiembre 2020

Así fue la reapertura gradual de los jardines infantiles de Integración Social

Así fue la reapertura gradual de los jardines infantiles de Integración Social
• La presencialidad en alternancia es una de las tres opcio...
Seguridad Alimentaria 25 Septiembre 2020

Jornada maratónica contra la desnutrición en Bosa

Jornada maratónica contra la desnutrición en Bosa
● Más de mil niñas y niños fueron caracterizados en peso y...
Footer