Secretaría Distrital de Integración Social

Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

Funcionarios de Integración Social cumplieron en el VIII Simulacro Distrital

 
Bogotá, octubre 26 de 2016. Siendo las 11 de la mañana se llevó a cabo el VIII Simulacro Distrital de Evacuación en Bogotá, ejercicio de prevención en el cual la Secretaría Distrital de Integración Social participó activamente. 
 
Este año 610 unidades operativas hicieron parte de esta actividad  que dio como resultado: 70.349 personas evacuadas, de las cuales 52.095 eran niños y niñas, 18.254 eran adultos incluyendo 2.304 personas que presentaban algún tipo de discapacidad. 
 
Fue un gran reto evacuar oportunamente a todas las personas que estaban en nuestros espacios institucionales;  el orden, la rapidez y efectividad del ejercicio fueron el mejor resultado que para la SDIS arroja el ejercicio del Simulacro Distrital. Sin embargo, esto no hubiera sido posible sin la colaboración de los 5.319 brigadistas que apoyaron esta titánica tarea. 
 
Por su parte, los funcionarios de nivel central evacuaron la torre sur del edificio San Martín en 21 minutos. Tiempo récord comparado con el pre-simulacro, del 22 de septiembre, donde gastaron 28 minutos. Fueron 810 funcionarios los que abandonaron la edificación en orden y siguiendo las directrices de los brigadistas. 
 
Recordemos que el simulacro nace como una iniciativa en Bogotá para preparar a las personas que vivimos en esta ciudad frente a la ocurrencia de un evento sísmico o de gran impacto basándonos en que sismos de magnitud similar, al del eje cafetero, afectaron nuestra capital en 1787, en 1827 y el último en 1917. 
 
Por lo tanto, las cifras citadas nos muestra la buena respuesta institucional que en la SDIS tenemos para evacuar a nuestros usuarios y servidores en una situación real de emergencia, lo cual indudablemente permitirá proteger lo más valioso que tenemos: la vida de todos. 
 
 
 

 Descargue la Noticia en PDF Aquí

 
 
Facebook

Tesón y valentía: ingredientes para el resurgimiento de los Hernández

 
Han pasado 85 días desde aquel 19 de abril cuando los Hernández lo perdieron prácticamente todo. Ese trágico martes las llamas consumieron enseres, electrodomésticos y lo peor: la vida de ‘Niño’ y ‘Óscar’, los dos gatos que desde hace varios años eran los consentidos de esta familia que habita el apartamento 504 en un conjunto residencial del barrio Galicia, en la localidad de Ciudad Bolívar.
 
Esta emergencia fue atendida por el equipo de Gestión del Riesgo de la Secretaría Distrital de Integración Social que presta sus servicios a las familias en situación de emergencia social, natural o antrópica, con el fin de contribuir a la superación de la situación.
 
A pesar de la difícil situación, hubo algo que el corto circuito que ocasionó la emergencia no pudo destruir: las ganas de Cristina, Karla y Rafael por superar este momento que, según la mujer cabeza de familia, logró unirlos con el propósito de darle una bofetada a la adversidad y demostrar que el hollín que recogían sus dedos de las paredes era solo el estímulo para fortalecerse como familia y comenzar un mejor futuro.
 
 
“Estas tragedias hacen que la gente se conecte más. En mi caso lo viví con mis hijos y mis vecinos, porque sin ellos no hubiera sido posible salir de esta situación”, relata Cristina Hernández, agregando que la ayuda inicial del Distrito con ropa, mercado, colchonetas, elementos de aseo y el subsidio de un mes de arriendo por 480 mil pesos le sirvieron para mitigar los malos días que pasó.
 
Al 30 de junio de 2016, el equipo de gestión del riesgo atendió a 1.021 personas que conforman 483 hogares en las 20 localidades de la ciudad.
 
Operación reconstrucción
 
No había tiempo que perder y los lamentos no reconstruyen casas. Con esta mentalidad, los Hernández y sus solidarios vecinos limpiaron, barrieron y cambiaron todo lo achicharrado por el fuego. Según cuenta Cristina, al comenzar las labores ‘mágicamente’ aparecieron tejas, vidrios, pintura y mano de obra que donaban las ferreterías del sector y las personas que con afecto le hacían saber que no estaba sola.
 
Fue tal la atención que recibieron del vecindario, que ningún detalle de la subsistencia de esta familia quedó a la deriva. “El uno traía desayuno, el otro llegaba con almuerzos, algunos simplemente nos visitaban y nos traían roscones con gaseosa”, recuerda esta bogotana de 42 años, quien al borde del llanto reconoce que nunca se imaginó tamaña solidaridad de la gente.
 
Pero la ayuda no terminaría ahí, ya que aparte de lo mencionado por Cristina, llegaron a su casa aportes inesperados. Un programa de televisión se solidarizó con su caso y en una campaña recaudó una nevera, una lavadora, un closet y varias cobijas. Los compañeros de 7° grado de bachillerato de Rafael realizaron una colecta donde completaron para los materiales faltantes; pero lo más impactante fue cuando recibió una encomienda de un familiar de una vecina, quien desde Estados Unidos le envío varios elementos que agradece con el alma.
 
Una experiencia para renacer
 
Hoy la casa de los Hernández tiene nuevamente calor de hogar. Los pisos blancos, las paredes perfectamente pintadas, y la convivencia de una familia normal, son la mejor muestra de que la voluntad y el tesón son más fuertes que las calamidades. Por eso con la frente en alto Cristina asegura que aunque faltan algunas cosas para completar su dotación de casa, ya cuenta con lo necesario para vivir feliz con sus hijos.
 
A esta familia le cabe perfectamente el dicho de ‘no hay mal que por bien no venga’. Frase que se aplica perfectamente para Rafael, quien gracias a la desgracia quedó con cuarto propio en el mezzanine que se construyó luego de la remodelación. Antes compartía habitación con su madre.
 
 
Para Cristina solo queda un tema pendiente en su recuperación: hace más de un mes no puede atender su negocio de fritanga cerca del Frigorífico Guadalupe por culpa del paro camionero, que espantó a sus clientes gastronómicos por la crisis del transporte. Sin embargo, por ahora los ingresos de la casa quedaron temporalmente en cabeza de Karla, quien a pesar de su juventud ha demostrado madurez para echarse encima tal responsabilidad.
 
En una nueva visita del equipo de gestión del riesgo de la Secretaría Distrital de Integración Social se hizo seguimiento del caso y se le solicitó a Cristina su retroalimentación acerca de la atención que recibió por parte del Distrito. De su experiencia quedaron importantes insumos para este grupo que a diario brinda asistencia humanitaria a las personas que enfrentan una emergencia natural o social.
 

Vea la noticia anterior: Los Hernández, la familia que renació entre las cenizas
 
 
 
Facebook

 

Los Hernández, la familia que renació entre las cenizas

 
El pasado 19 de abril quedó marcado en el calendario de la familia Hernández. A las 9:30 de la mañana de ese día, un incendió les quitó casi todo lo material que tenían y un par de gatos que adoraban. A pesar de esto, se consuelan al pensar que por lo menos siguen con vida, y sobre todo, con ganas de salir triunfantes de esta dura prueba del destino.

Todo comenzó con un corto circuito en una de las habitaciones del apartamento que desde hace 10 años comparten Cristina Hernández y dos de sus hijos, en el barrio Galicia de la localidad de Ciudad Bolívar en el sur de Bogotá.

La chispa que precipitó la emergencia ocasionó que en pocos minutos las llamas consumieran las cortinas, camas, ropa, electrodomésticos y todo lo que encontró a su paso.

Por fortuna, Cristina, la mujer cabeza de hogar y sus hijos Karla Michell y Rafael Alejandro no se encontraban en casa. Sin embargo, Niño y Óscar, los gatos que los acompañaban desde hace varios años, no corrieron con la misma suerte y fueron las víctimas de esta historia cuando una humareda negra los asfixió intentando escapar por las ventanas.  
  
A los pocos minutos del suceso los vecinos alertaron a las autoridades, quienes de inmediato activaron las acciones de atención. Las marcas que dejaron las herramientas en  la puerta de la edificación son la muestra del esfuerzo que hicieron los bomberos para poder ingresar. Cada minuto que se pierde es vital para salvar vidas y disminuir la tragedia.

Una realidad inevitable

Cuando Cristina regresó de su trabajo como vendedora ambulante de morcilla en las inmediaciones del Frigorífico Guadalupe, a unas diez cuadras de su casa, solo pensaba en sus hijos y en lo catastrófico que hubiera sido para ella que alguno hubiera muerto. Lo único que encontró al volver fue el producto de años de trabajo hechos carbón y a los animales tendidos, luego de luchar por salir.

“Yo sé que lo que perdimos es mucho, pero no importa porque poco a poco vamos a recuperarlo todo. Soy positiva porque gracias a la colaboración del Distrito y las ayudas de mis vecinos, cada vez mi casa tiene mejor cara”, narra esta bogotana de 42 años.

A pesar del infortunio, ella identifica este traspiés como una oportunidad de aprendizaje para todos: “nunca dejemos solos a los niños en las casas, nunca”, reflexiona mirando a sus hijos.  
 
Apenas ocurrió el hecho, el caso tuvo la atención de las entidades distritales. A la respuesta inicial de Bomberos de Bogotá, le siguieron la asistencia de la Alcaldía Local y la Secretaría Distrital de Integración Social, a través del equipo de Gestión del Riesgo que gracias a la labor de su referente local brindó el apoyo inicial con kits de aseo, ropa, colchonetas y un bono canjeable por alimentos para esta familia.

A partir de allí Cristina inició el plan de reconstrucción de su hogar. De todas las adversidades de su vida había salido avante y esta vez no iba la excepción. Por eso, apenas se apagaron las llamas y el susto se pudo controlar, comenzó para los Hernández una nueva etapa. La solidaridad de sus vecinos es quizá uno de los impulsos más grandes para seguir, señala con insistencia.

Mientras llega de la ferretería, su lugar más visitado por estos días, Cristina cuenta que gracias a las donaciones de los vecinos, su apartamento ya tiene techo y empieza a adquirir otra forma con cada mano de pintura que se aplica a las paredes negras, la limpieza de todos los rincones y el retiro de escombros. Incluso hay vecinos que la apoyan de tiempo completo instalando, limpiando, o simplemente acompañándola.  

Lo que sigue

Por ahora ella y sus hijos viven en casas de familiares. En el ambiente aún se perciben las partículas y el olor a material achicharrado que dejó el incendio y por eso no es saludable que habiten esta vivienda que adquirieron gracias a un subsidio que les entregó el Distrito.

Una nueva visita del equipo de Gestión de Riesgo de la SDIS verificó las condiciones de esta familia, que ahora cuenta con un subsidio de arrendamiento del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático- IDIGER-, para garantizar su seguridad física mientras se establece si el predio tiene daños estructurales.

Cristina, Karla y Rafael quieren volver lo antes posible a la normalidad de sus labores. Karla como agente de call center en una empresa española, Rafael como estudiante de séptimo grado de bachillerato en un colegio distrital, y Cristina que no puede descuidar su negocio de fritanga, donde en promedio se gana 25 mil pesos diarios para sostener su hogar. 
  
La asistencia humanitaria de esta familia no hubiera sido posible sin el trabajo articulado de las entidades distritales y, específicamente del grupo de Gestión del Riesgo de la Subdirección para la Identificación, Caracterización e Integración de la SDIS, que en el primer trimestre de 2016 atendió a 463 personas que conforman 163 hogares en 11 localidades de la ciudad. 
 
 
 
 
Facebook

 

La Secretaría de Integración Social presentará el Aplicativo de Planes Escolares de Gestión de Riesgos y Cambio Climático

Aplicativo de Planes Escolares

 
BOGOTÁ ES EJEMPLO DE AVANCE TECNOLÓGICO EN LA GESTIÓN DE RIESGOS
 
• En 2015, a 31 de octubre, se han asesorado de manera personalizada a 112  personas del talento humano de los jardines infantiles oficiales y privados y de manera grupal a 1334.
 

Bogotá, diciembre 10 de 2015. Con la participación de maestras y maestros coordinadores de los jardines infantiles privados y oficiales del Distrito y agentes educativos del Programa “Ser Feliz Creciendo Feliz”, relacionados con la gestión de riesgos en cada una de las entidades que conforman el espacio de articulación interinstitucional para Planes Escolares de Gestión de Riesgos y Cambio Climático, se realizará el Lanzamiento del Aplicativo de Planes Escolares de Gestión de Riesgos y Cambio Climático.

La gestión de riesgos en la infancia, es uno de los aspectos más importantes que ha trabajado Bogotá en los últimos años; realizando diferentes estrategias que le permiten a los escenarios de educación de la primera infancia, la infancia y adolescencia, identificar, mitigar, dar respuesta y recuperarse ante posibles emergencias y desastres.

Como parte de la implementación de esta política, la Secretaría Distrital de Integración Social desde su función de asesoría técnica, desarrolla periódicamente procesos de capacitación y fortalecimiento, dirigidos a agentes educativos de la primera infancia, infancia y adolescencia, con el objetivo de mejorar la calidad de la atención en los servicios sociales asociados a la infancia del Distrito.

Una de las estrategias de fortalecimiento, es la implementación de asesorías grupales y personalizadas dirigidas al talento humano de los jardines infantiles, en la documentación e implementación de los planes escolares de emergencia y contingencias –PEC-, realización de simulaciones y simulacros. Además la Secretaría de Integración Social viene trabajando desde hace cuatro años de manera articulada con el IDIGER, las Secretarías de Salud y Educación y la Unidad Administrativa Especial Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá, para construir los lineamientos de los Planes Escolares de Gestión de Riesgos y Cambio Climático, que se constituyen en un instrumento de gestión de las instituciones y establecimientos oficiales y privados de Atención Integral a la Primera Infancia, Infancia y Adolescencia. Este instrumento es modelo en las instituciones públicas del país y configura a Bogotá como ejemplo de avance tecnológico en la Gestión de Riesgos.

FECHA: Viernes, 11 de diciembre de 2015
HORA: 8:30 am
LUGAR: Auditorio Cinemateca Distrital- Carrera 7  #  22 - 79

Secretaría Distrital de Integración Social Oficina Asesora de Comunicaciones

 
Facebook

 

La SDIS y el Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá, juntos en la gestión del riesgo

foto de bomberos con niños

La Secretaría Distrital de Integración Social a través de la Subdirección para la Gestión Integral Local, avanza en las acciones territoriales que realiza en alianza con el Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá-(UAECOB), estas buscan la sensibilización y educación en prevención de incendios y emergencias conexas, dirigidos a niños y niñas entre los seis y doce años incluyendo a sus núcleos familiares. Con juegos y actividades lúdicas, la población participante de los procesos conoce operativamente la gestión del riesgo.

Con el éxito que han tenido eventos de gestión del riesgo en las localidades de Bosa, Usaquén, San Cristóbal y Tunjuelito, el pasado 21 de noviembre en la localidad de Fontibón, se celebró el evento con la participación de más de 300 personas.

Otro componente que hace parte de la alianza con esta entidad son las visitas a las estaciones de bomberos de las localidades, a las que se lleva a niños y niñas de los comedores comunitarios y otras unidades operativas de las localidades de Ciudad Bolívar, Tunjuelito, Rafael Uribe, San Cristóbal, Puente Aranda, La Candelaria y Engativá.

Con las visitas a las estaciones locales y los eventos de gestión del riesgo los participantes de los servicios sociales tienen la oportunidad de conocer las instalaciones, vehículos e instrumentos de trabajo y sensibilizarse para la prevención y mitigación del riesgo de incendios, accidentes con materiales peligrosos y los procedimientos para realizar rescates en general. 

 
Facebook

Noticias Recientes

Otras noticias 22 Julio 2024

El Karate Do, una disciplina que cambia vidas y crea talentos en el Centro de Desarrollo Comunitario La Victoria

El Karate Do, una disciplina que cambia vidas y crea talentos en el Centro de Desarrollo Comunitario La Victoria
• El club de karate del Centro de Desarrollo Comunitario (C...
Otras noticias 19 Julio 2024

Balance de resultados de la Estrategia Móvil 24 / 7 Parque Nacional

Balance de resultados de la Estrategia Móvil 24 / 7 Parque Nacional
Bogotá, D.C., julio 19 de 2024. Desde el 11 de julio de 202...
Infancia y Adolescencia 19 Julio 2024

Verónica, una sabedora emberá que preserva y comparte su cultura en el jardín infantil Pájara Pinta de Engativá

Verónica, una sabedora emberá que preserva y comparte su cultura en el jardín infantil Pájara Pinta de Engativá
• La presencia de Verónica en el jardín ha facilitado un in...