Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
El Distrito cuenta con 6 centros para la atención de personas mayores

Bogotá, D.C, junio 16 de 2020. El Centro Día y Noche San Luis, de la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS) acoge a 50 personas mayores de 60 años en condición de vulnerabilidad de las localidades de Barrios Unidos y Teusaquillo. Cambió de sede y brinda ahora espacios más confortables y cumple con los estándares de calidad exigidos.

El Centro estaba ubicado en la Diagonal 61B No.17–75 y ahora está en el sector céntrico de la Localidad de Teusaquillo, en la Calle 36 No 16-57. Este nuevo espacio cuenta con amplias y confortables habitaciones, sala, comedor, baños, zonas de esparcimiento y recreación y con todas las medidas de bioseguridad para proteger la salud de los beneficiarios.
 

“En su modalidad noche el Centro San Luis ofrece atención integral para personas mayores de 60 años que no cuentan con un domicilio permanente para pasar la noche, garantizando la restitución de sus derechos a través de la satisfacción de necesidades básicas, como dormitorio, alimentación y actividades de desarrollo humano, que promuevan un envejecimiento activo”, destaca Oscar Hernando Vásquez, subdirector local de Integración Social de Barrios Unidos - Teusaquillo.

Mario Vanoy, vinculado al Centro Día y Noche asegura que ”la nueva sede no solo es amplia y bonita, sino que tiene excelentes servicios. Contamos con buenos espacios para los talleres. Me gusta la pintura y acá tengo un mejor lugar para poder dibujar”.

Mario Díaz, beneficiado de los servicios del proyecto ‘Envejecimiento digno, activo y feliz’ de la SDIS destaca como positivo el cambio de sede. “Tenemos nueva casa, más grande, podemos hacer ejercicios y somos bien atendidos”, dice.

La SDIS ofrece atención integral para las personas mayores a través de los centros Día y Noche con servicios de alimentación, alojamiento, duchas y acompañamiento profesional en las localidades de Los Mártires, Teusaquillo, Puente Aranda, Antonio Nariño y Rafael Uribe Uribe.
 

 
 
Facebook

 

 
• Durante la cuarentena, el Instituto Distrital de las Artes - Idartes desarrolló la serie Los Viejos Robles, protagonizada por Don Abedul Roble y Don Acacio Roble, dos adultos mayores que se ven en la necesidad de usar las redes sociales y la tecnología, en medio del confinamiento. 
 
● La Secretaría Distrital de Integración social, a través de los Centros de Servicio de Desarrollo Comunitario, se une al Instituto Distrital de las Artes - Idartes, para conmemorar el Día mundial de la toma de conciencia del abuso y maltrato de la vejez, que se celebra este lunes 15 de junio.

Bogotá, 13 de junio de 2020. La serie audiovisual ‘Los viejos Robles’, centrada en los adultos mayores, se une al Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato de la Vejez, que se celebra cada 15 de junio.
 
  
´Los Viejos Robles’ es una propuesta creada por el programa Cultura en Común y los grupos artísticos El Fuelle y La Guarida. Es una serie de seis capítulos protagonizada por los personajes Don Abedul Roble y Don Acacio Roble, dos personas mayores, quienes poco a poco aprenden sobre tecnología y, a la vez, enseñan a sus familiares más jóvenes conocimientos valiosos y útiles que sobreviven, en muchos casos, gracias a quienes ya han llegado a la tercera edad. 
 
Los adultos mayores de los Centros de Servicios de Desarrollo Comunitario, tendrán acceso a la serie alojada en www.idartesencasa.gov.co, en el marco del convenio entre la Secretaría Distrital de Integración social y el programa Cultura en Común del Idartes.

La serie combina el teatro y los ritmos tradicionales de la región cundiboyacense. “Nos enseñan sobre esos remedios caseros y ancestrales y todo ese conocimiento que han acumulado y que en casa siempre ha servido. Es una divertida comedia que nos acerca más a ellos”, dice Julián Albarracín, Coordinador de Cultura en Común.
 
 
Los protagonistas, cuya representación es un símil de los robles -árboles fuertes y longevos-, invitan a las familias a proponer dinámicas y acciones que les permitan a todos sus miembros, sin importar su edad, disfrutar juntos de la oferta cultural.

En este caso particular, es una invitación a compartir con las personas mayores, quienes, en su mayoría, no tienen una relación muy cercana con los productos culturales ofrecidos que encuentran en internet.

En el primero de los seis capítulos, los protagonistas se ven en la necesidad de utilizar las redes sociales y los teléfonos móviles para comunicarse y entretenerse, pues están ya hartos del confinamiento. De no ser porque su familia les mostró que existen las video llamadas, el par de hermanos habría salido a la calle a encontrarse, a hacer ejercicio, sembrar plantas, contar y cantar historias, entre otras actividades, a las que estaban acostumbrados, antes de la emergencia.

Este lunes 15 de junio, Día mundial de la toma de conciencia del abuso y maltrato de la vejez, Los viejos Robles se suman a la conmemoración para compartir sus experiencias y saberes con las nuevas generaciones.

Enlace capítulo 1 en Idartes se muda a tu casa 
Enlace capítulo 2en Idartes se muda a tu casa

Los capítulos restantes de la serie se estrenan cada martes a partir de las 5:00 p.m. a través de www.ideartesencasa.gov.co
 

 
 
Facebook

 

 
• El Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez fue institucionalizado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Se celebra el 15 de junio.

• En los próximos 30 años, la población mayor de 60 años se duplicará en Bogotá, pasando de 1.193.991 personas mayores en 2020 a 2.849.961 en 2050.

Bogotá, 11 de junio de 2020. Luz Marina Bachiller Tuta, nacida en 1954, es una bogotana de racamandaca. Ama entrañablemente a Fontibón, la localidad de sus afectos y donde ha vivido toda su vida.

Sus intereses han estado ligados a los asuntos comunitarios: estar al día en lo que pasa en su territorio y participar para aportar su grano de arena en la construcción de posibilidades para una vida digna y con plenos derechos para las personas mayores,como lo señala la Política Pública social para el envejecimiento y la vejez 2010-2025.

Luz Marina hace parte del grupo de personas mayores de 60 años quienes conforman el 14% de la población de Bogotá. Se calcula que, en los próximos 30 años, la población mayor de 60 años se duplicará, pasando de 1 millón doscientas mil personas en el 2020 a 2 millones 849 mil en el 2050.

El Consejo Distrital de Sabios y Sabias y el Consejo Local para el Envejecimiento y Vejez (COLEV) son espacios de participación de la sociedad civil. Luz Marina hace parte del segundo y, desde allí,se ha propuesto sacar a las personas mayores del encierro, del abandono que tienen y de la soledad. Y en ese empeño ha puesto su energía y su entrega de manera decidida y desinteresada.

En estos espacios de participación, a través de los intercambios con sus compañeros, ha podido contar con herramientas para evitar la depresión y los pensamientos negativos.

Y ese es su mayor orgullo: estar activa, ocupándose de que las personas mayores estén bien y que sus intereses estén reflejados en los planes locales.

Este 15 de junio se celebra el día Mundial de la toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejez, un día especialmente propicio para que la comunidad y las instituciones reflexionen acerca de las garantías para el ejercicio de los derechos de las personas mayores y de la importancia su protección.
 

 
 
Facebook

 

 
• Este 15 de junio se conmemora el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. 

• En Bogotá, el mayor número de personas mayores víctimas de violencia intrafamiliar se ha presentado en Bosa, Ciudad Bolívar, Engativá, Kennedy y Suba.

Bogotá, 13 de junio 2020. El 15 de junio se conmemora el Día Mundial de la toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejez, un día designado por las Naciones Unidas para que todo el mundo exprese su oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a las personas mayores.

Sonia Tovar, subdirectora para la vejez de la Secretaría Distrital de Integración Social, extiende “una invitación a que reconozcamos el valor que tienen las personas mayores en la sociedad con su sabiduría, y a entender que son productivos, que son activos y que también hacen parte de esas redes de cuidado que tenemos en la sociedad”.

Sin embargo, la realidad para las personas mayores no siempre es favorable. En Bogotá, durante 2019 fueron 1.871 personas mayores atendidas por las comisarías de familia por casos relacionados con violencia intrafamiliar. Y entre 2016 y 2019, sólo en la localidad de Engativá se presentaron más de 1.000 casos de violencia intrafamiliar contra personas mayores. Otras localidades con situaciones similares son Kennedy, Suba, Ciudad Bolívar y Bosa.

El estudio ‘Salud, bienestar y envejecimiento’, realizado por el Instituto de Envejecimiento de la Universidad Javeriana, señala que el 12% de la población de 60 y más años en Bogotá, había sido víctima de algún maltrato el último año. “La mayoría de esos maltratos suelen ser agresiones verbales y en una minoría de ellos, un 0.3%, son maltratos de tipo sexual”, indicó Carlos Alberto Cano Gutiérrez, director del Instituto.

Otras formas de maltrato como la violencia sexual es mayoritaria en la localidad de Bosa, con más de 7 casos entre 2016 y 2019; mientras que la negligencia es frecuente en Los Mártires, con más de 27 casos. En cuanto a la violencia psicológica, Engativá, Kennedy y Suba puntean, con más de 800 casos en cada localidad en ese mismo periodo, y en Bosa la violencia económica afectan a más de 120 personas mayores.

Otra forma de maltrato hacia las personas mayores es el abandono. Durante 2019 se reportaron más de 300 casos en las comisarías de familia y por las subredes de salud. “Saber que a un abuelo lo dejan sentado en una esquina de la clínica y no vuelve a tener contacto con nadie porque quien lo dejó no está interesado en volver a saludarlo es supremamente doloroso”, expresa Orfilia Mejía, integrante del Consejo Distrital de Cultura, como representante de grupos etáreos.

Desde la Secretaría de Integración Social se adelantan acciones para la implementación dela Política Pública Social de Envejecimiento y Vejez (PPSEV) mediante un trabajo coordinado con otras instancias como salud, educación y el sector productivo para fortalecerla autonomía de las personas mayores, desarrollar sus capacidades y el reentrenamiento laboral para la generación de ingresos y la integración a la vida de la ciudad.

Para este 15 de junio Sonia Tovar, subdirectora para la vejez, extiende “una invitación a que veamos a nuestro alrededor a todas las personas mayores que nos acompañan en nuestra vida cotidiana, a que reconozcamos el valor que tienen en la sociedad con su sabiduría, que son productivos, que son activos y que también hacen parte de esas redes de cuidado que tenemos en la sociedad”.

Desde la Mesa Distrital de Envejecimiento y Vejez, Angélica Badillo invita a la ciudadanía a que se “fortalezcan los derechos de las personas mayores siendo conscientes cuando naturalizamos los abusos frente a ellas e invitando a la ciudadanía a una toma de conciencia frente al abuso y prevención del maltrato en la vejez”.

Para la academia,los espacios de participación ciudadana y las instituciones, la conclusión es la misma: “es necesario un esfuerzo para garantizar los derechos de las personas mayores porque al fin y al cabo serán nuestros propios derechos en poco tiempo”, como lo indica el doctor Cano. 

 
 
Facebook

 

 
A través de apoyos económicos, en la localidad de Suba se atienden a 10.396 personas mayores en situación de vulnerabilidad.

Bogotá, D.C, 10 de junio de 2020. La Secretaría Distrital de Integración Social cuenta con 27 Centros Día en las 20 localidades de Bogotá. Son escenarios de encuentro de las personas mayores de 60 años donde se potencia su autonomía y se desarrollan capacidades. Les permite fortalecer proyectos de vida en compañía de sus redes de apoyo.

La cuarentena y el asilamiento obligatorio para las personas mayores les ha generado sentimientos de tristeza a muchas de ellos. Antes de esta emergencia se habían acostumbrado ala visita diaria a estos espacios. Disfrutaban de actividades lúdicas, recreativas y psicosociales para estimular y generarles estilos de vida más activos para ellos.

El Centro Día ‘La Alegría de Vivir’, de la Localidad de Suba, atiende a más de 367 personas mayores, que reciben acompañamiento de profesionales en las áreas psicosocial, nutricional y educación física.
 
 

En ese grupo se destaca una de las parejas de esposos que más tiempo han compartido y que demuestran que,pese a tantas situaciones de la vida,el amor todo lo puede.

Beatriz Fonseca Palacios y JesúsMaría Rodríguez llevan 63 años de casados. Aseguran que nunca habían disfrutado tanto su vida desde que se vincularon al Centro Día. Ahora en casa no dejan de valorar cada segundo que comparten de manera virtual con sus familiares y sus nuevos amigos y añoran el regreso a sus actividades cotidianas.

Oriundos de Manta (Cundinamarca), Beatriz y Jesús María se casaron en 1957. Desde entonces están juntos. Tienen 5 hijos, 14 nietos, 2 nueras, 3 yernos y un bisnieto.

“Lo que más me llamó la atención de Jesús fue la manera de conquistarme, su elegancia y porte”, destaca Beatriz. Han sido momentos de alegrías y tristezas, de constantes luchas para sobrevivir. El momento más difícil que tuvieron que superar fue hace 15 años,con la muerte de su hija mayor por un cáncer linfático.

Pese a ese dolor y a la falta de empleo fijo para Jesús, acudieron a la Secretaría Distrital de Integración Social por ayuda profesional y social. Fue la mejor decisión que a su juicio pudieron tomar en estos últimos años.

Patricia Sierra Pineda, coordinadora del Centro Día ‘La Alegría de Vivir, dice que “hace más de 18 meses esta pareja ingresó al Centro, es un matrimonio ejemplar lleno de amor por sus familiares y son muy cariñosos. Como pareja siempre le enseñan a otras personas mayores a seguir adelante, a llevar los valores y el respeto a las nuevas generaciones. Se sienten más útiles en cada actividad, hablan de diversos temas y han tomado más conciencia de su salud, de la nutrición y de la importancia de hacer ejercicio”.

A pesar de la cuarentena, Beatriz y Jesús recuerdan cada momento de su aprendizaje desde el apoyo del Centro Día, porque han visto muchas cosas que no habían tenido la oportunidad antes de disfrutarlas.

“Le damos las gracias a todos los profesionales del Centro Día, ya que su trabajo es bonito, redignifican y le dan valor a la vejez, lo que les ha permitido a mis padres sentirse valiosos, comprendidos y tratados con amor”, destaca Alcira Bermúdez, una de las hijas de Beatriz y Jesús.

Desde casa, al igual que cientos de personas mayores, no dejan de contar los días para volver al Centro Día y disfrutar de todas las actividades que los hacen sentirse activos y felices.

Por ahora, a través de charlas y seguimientos virtuales que adelantan los profesionales del proyecto Envejecimiento Digno y Feliz de la Secretaría Distrital de integración Social, las personas mayores disfrutan desde casa este tiempo de cuarentena, sin dejar a un lado la buena salud, estilos de vida saludables y conservando siempre la actividad física diaria.
 

 
 
Facebook

Noticias Recientes
LGBTI 22 Junio 2021

Una familia homoparental que se fortalece a través de la diferencia

Una familia homoparental que se fortalece a través de la diferencia
Tatiana y Judy llevan siete años como pareja y viven con un...
Otros 22 Junio 2021

El 19 de junio se conmemoró el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos

El 19 de junio se conmemoró el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos
Durante el primer trimestre del 2021, la Secretaría Distrit...
Otros 21 Junio 2021

El CDC de Lago Timiza le apuesta al emprendimiento en la moda

El CDC de Lago Timiza le apuesta al emprendimiento en la moda
El sustento para muchas familias está en innovar con sus pr...
Footer