Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

Con cocidos boyacenses se celebró el Día de la Alimentación

 

 
• La Secretaría de Integración Social, junto a empresas privadas, efectuaron una celebración muy emotiva con beneficiarios de los servicios sociales
 
● En el mundo, cerca de 3 mil millones de personas no tienen acceso a una dieta saludable

● En Bogotá cada año se desperdician un millón doscientas mil toneladas de alimentos

La Secretaría Distrital de Integración Social, junto a empresas privadas, celebraron el Día de la Alimentación con un cocido boyacense, para más de 300 beneficiarios de los servicios de esta entidad.

Jornada de alegría y felicidad reflejada en los rostros de los beneficiarios que degustaron un plato ancestral y que les trajo a la memoria justamente momentos felices de su pasado. Por ejemplo, Martín Camacho Cortés, confesó que por lo menos hacía unos 20 años no comía este platillo. “Yo siempre iba al pueblo y lo primero que pedía era un cocido, es mi plato favorito. Les agradecemos mucho por la atención que nos han brindado, en esta situación de pandemia, esto se lo agradecemos de corazón”, señaló el beneficiario.
 
 
 

Tatiana Bolívar, asesora de la subdirección de Nutrición, explicó que el menú de la celebración garantizó todo el aporte nutricional. “El hecho de que los beneficiarios pudieran tener una celebración y un día especial en medio de la pandemia, nos emocionó”, destacó la funcionaria.

El cocido boyacense, que se entregó con apoyo de un medio de comunicación independiente, es reconocido como un plato incluyente de la cultura gastronómica latinoamericana que motivó expresiones de agrado.

Rosa Lilia Sepúlveda, una de las beneficiarias, agradeció el menú y aseguró que “el almuerzo de hoy nos cayó de perlas, muy delicioso, hirviendo como a mí me gusta. Delicioso todo. Gracias a todos los que colaboraron y que nos tienen en cuenta”.

Otra de las personas que disfrutó del menú fue Canela Urrea: “Soy del Hogar el Camino y esto de hoy es algo súper especial. Estaba súper calientico y el sazón 1A. Fue un menú natural que además viene de nuestras raíces colombianas, muy rico, muchas gracias”, apuntó.

Otra de las ventajas del cocido de la celebración es que todos sus ingredientes fueron cultivados en huertas agroecológicas cercanas a Bogotá. Así lo explicó Antonuela Ariza, de la empresa que hizo posible esta celebración. “Siempre promovemos eso, el alimento bueno, limpio y justo para todos, eso debe ser un derecho para todas las personas, todas las personas tienen el derecho a alimentarse bien. Si uno se alimenta bien hace todo bien”, indicó Ariza.

Así lo notó Jorge Rubio, otro beneficiario, quien además de decir que la comida tenía muy buen sabor, apuntó que, “es bueno que apoyen a la gente de los cultivos, es muy importante para quienes realizan esa labor”.

El fundador del medio de comunicación independiente cuyo aporte fue decisivo para realizar la jornada, Alejandro Osses Sáenz, aseguró que la idea es la de “recuperar y redignificar el alimento, nuestros tubérculos andinos y platos tradicionales. Fue gratificante escuchar a algunos beneficiarios mencionando que el cocido les recordaba a su abuelita. También muy importante entender de dónde viene el alimento, quién lo cultiva, quién lo transporta, en fin”, expresó.

Desde la Dirección de Nutrición y Abastecimiento de la Secretaría Distrital de Integración Social se recomienda el consumo de frutas y verduras, además de garantizar el consumo de proteínas en cada comida: desayuno, almuerzo y cena.
 

 
Facebook

Llamado para reducir las pérdidas y desperdicios de alimentos

 

 
• La solicitud fue expresada por secretaria de Integración Social, Xinia Navarro, en desarrollo de la Semana de la Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos que finaliza este viernes
 
• Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, cada año se desechan en el mundo cerca de 1.300 millones de toneladas de alimentos.

Bogotá, 9 de octubre de 2020. -La secretaria de Integración Social, Xinia Navarro, llamó la atención sobre las acciones que desde la Secretaría Distrital de Integración Social se realizan para mitigar las pérdidas y desperdicios de alimentos, que en Colombia ascienden a 9,76 millones de toneladas con las que se podría alimentar a la población completa de Bogotá.

El pronunciamiento de la secretaria se dio en el marco de la Semana de la Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos que finaliza este viernes. Y es que en el caso de la capital de la República, las pérdidas ascienden a un millón doscientas mil toneladas al año, aproximadamente.

“Ajustándonos siempre a la normatividad, nos permitimos ser precisos con las cantidades de alimentos a utilizar en cada preparación y así ofrecer una alimentación, que va de la mano no solo con el concepto de seguridad alimentaria, sino fomentando hábitos de vida y de consumo para el cuidado colectivo del ambiente”, indicó la secretaria Navarro.

“Tenemos un reto inmenso desde nuestra Secretaría, y es el de trabajar de la mano con nuestros y nuestras participantes para mostrarle a Bogotá que sí se puede apostar a la seguridad alimentaria, pero en el marco del cuidado colectivo. Y ¿Cómo estamos iniciando con este reto? por ejemplo, llevando registros de peso de pérdidas y desperdicios en comedores comunitarios”, expresó la funcionaria.
 

Además, es de rescatar, según lo indicó también la secretaria, que en la Secretaría de Integración Social se está desarrollando un proyecto de agricultura urbana en las unidades operativas e incentivando a que los participantes tengan sus huertas en casa. “vinculamos activamente organizaciones recicladoras para desarrollar proyectos de compostaje de residuos orgánicos y obtención de abonos. Desde la entidad estamos comprometidos a no entregarle a nuestros ecosistemas toneladas y toneladas de desperdicios que podemos aprovechar y reinsertar en nuestros procesos productivos de alimentos”.

La pérdida y desperdicio de alimentos es un problema mundial, regional y local, directamente relacionado con el agotamiento de los recursos y degradación de nuestros ecosistemas.

En medio de nuestro modelo de consumo generamos unas cantidades de residuos y desperdicios que, de otra manera, con innovación y nuevos modelos, nos ayudarían en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible.

Las cifras apuntan a que en el mundo se desechan alrededor de 1.300 millones de toneladas anuales de alimentos y que, en Latinoamérica, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, se desperdician 127 millones de toneladas al año. Esto en un continente con cifras alarmantes de desnutrición, a pesar de sus ventajas en productividad frente al mundo.

El Plan Distrital de Desarrollo “Un nuevo contrato social y ambiental para Bogotá” invita a que la ciudadanía sea corresponsable de mitigar estos desperdicios de alimentos. Desde la Secretaría Distrital de Integración Social se cuenta con equipos interdisciplinarios que está en pro de la mejora continua de los procesos de planeación, compra, suministro, recepción, almacenamiento, preparación y servido de alimentos, para optimizar la entrega de alimentos a las poblaciones vulnerables. 

 
Facebook

Jornada maratónica contra la desnutrición en Bosa

 

 
● Más de mil niñas y niños fueron caracterizados en peso y talla por la Secretaría Distrital de Integración Social en este sector de Bogotá.

• Se considera que son cerca de 18.000 niñas y niños los que estarían en riesgo de desnutrición en la ciudad.

Bogotá, 25 de septiembre de 2020. -En una jornada maratónica, la Tropa de Estrategia Territorial Integral Social ETIS y la Subdirección Local de Bosa, de la Secretaría Distrital de Integración Social, les siguió el rastro a más de mil niñas y niños reportados por la Secretaría Distrital de Salud en posible riesgo de desnutrición que hay solo en esta localidad.

En general en Bogotá, las cifras del sector salud le apuntan a que son cerca de 18.000 los niños que estarían en riesgo de desnutrición, por eso la Tropa ETIS recorrerá la ciudad para corroborar estos casos, empezando por la localidad de Bosa.

Luis Hernando Parra, subdirector de Integración Social de Bosa, apuntó: “por directriz de nuestra alcaldesa mayor y nuestra secretaria Xinia Navarro, hoy estamos haciendo la búsqueda activa de los niños y niñas que están en riesgo de desnutrición, según las listas del sector salud. De los 18.000 niños que habría en Bogotá, 1.570 corresponden a nuestra localidad. Desde el día de ayer les estamos llegando a estos niños, ubicándolos, caracterizándolos con talla y peso para ver sus condiciones actuales de nutrición”.
 

Un equipo interdisciplinario de más de 200 personas, con un nutricionista, un psicosocial, un coordinador de unidad operativa y maestras llegaron a las casas de las familias de esta zona de la ciudad para caracterizar a los niños, detectar la desnutrición y, como dice Parra, “acabarla porque ningún niño en Bogotá, en esta administración distrital, debe estar en desnutrición, por eso hoy estamos haciendo ese ejercicio con la Alcaldía Local de Bosa y la Secretaría de Salud”.

Según el subdirector de Bosa, en la jornada de ayer, de 517 niños el 64 por ciento estaba en talla y peso adecuados, el 24,4 por ciento estaba en riesgo de desnutrición y un 3,7 por ciento en desnutrición. Esos casos fueron registrados para realizar las acciones necesarias para superar esa condición.

Visita oportuna

Una de las madres que recibió la visita de la Tropa ETIS fue Katherine Julieth Díaz López, madre de una niña y un niño. Ella aseguró que la visita es muy pertinente “porque por el tema de la pandemia no hemos podido ir al médico de la EPS a hacer un control como debe ser, entonces esto de que vengan y se aseguren que los niños estén bien me parece que es muy bueno, además, porque me parece riesgoso llevar a los niños a una EPS en este momento”.

Geraldine Prada López, nutricionista local de la Secretaría Distrital de Integración Social, explicó que, “inicialmente desde el tamizaje nutricional lo que debemos hacer es toma de peso y talla, que son las medidas básicas para llegar a clasificar a un niño dependiendo el indicador para su edad, averiguar si tiene desnutrición aguda, si es el peso adecuado para su talla y conforme a eso tomar decisiones”.

La profesional agregó que “la Secretaría de Integración Social cuenta con una ruta distrital institucional establecida, la idea es que una vez se detecta a niños con desnutrición aguda, moderada o severa realizamos inmediatamente la comunicación con la subdirección para la infancia local para vincular de manera prioritaria a este niño a un jardín infantil y luego se hace seguimiento mensual con el sector salud”.

La desnutrición es multicausal y multifactorial, por eso se debe atacar desde todos los frentes: la calidad del consumo del agua, las condiciones de la vivienda, ambientes sanos y alimentos naturales, además de las medidas preventivas higiénicas del caso.

La Tropa ETIS continuará su labor en distintos puntos de la ciudad, para prevenir y atacar a la desnutrición.
 

 
Facebook

‘Mi comedor comunitario ‘Boyacá Real’, en Engativá, me ayudo en tiempos difíciles’

 

 
• Una de las metas del proyecto ´Compromiso por una alimentación saludable en Bogotá´ es orientar a 36.000 personas en estilos de vida favorables, con énfasis en alimentación, nutrición y actividad física.

Bogotá, D.C,29 de septiembre de 2020. A Silverio Colmenares lo que más le encanta hacer es bailar salsa, practicar ciclismo y asistir al comedor ‘Boyacá Real’ de la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS) en la Localidad de Engativá, en donde tiene grandes amigos y adquirió nuevos estilos de vida saludable.

A sus 75 años, Silverio es pintor de profesión, hace un tiempo atrás decidió viajar al extranjero, pero después de cinco años regreso a Colombia. Esta vez la soledad, el desempleo y las difíciles situaciones familiar eslo acogieron.

Esas circunstancias hicieron que Silverio buscara ayuda. Desde la Subdirección Local de Engativá se atendió el caso, generando el ingreso al servicio del comedor comunitario‘ Boyacá Real, en donde encontró alimentación balanceada, buen trato y actividades del componente social que motivaron a salir de sus problemas económicos y personales. También hubo tiempo para retomar el baile, uno de sus hobbies, además del aprendizaje de manualidades, salidas a sitios de interés, talleres de formación artística, entre otras actividades.

“En el comedor comunitario ‘Boyacá Real’ también aprendí que una alimentación balanceada, acompañada con hábitos de vida saludable y la práctica de actividad física en forma regular, son elementos esenciales para tener una vida feliz y lejos de la rutina y las enfermedades”, resalta Silverio Colmenares agradecido por todo lo aprendido en ese lugar.
 
 

Una de las metas del proyecto ‘Compromiso por una alimentación saludable en Bogotá’ es orientar a 36.000 personas en estilos de vida beneficiosos, con énfasis en alimentación, nutrición y actividad física

Con los talleres ofrecidos por los profesionales del servicio, Silverio desarrolló sus potencialidades y redescubrió su amor por la salsa, afianzó más su gusto por el deporte y aprendió conceptos de vida saludable, como: dormir bien, comer lo suficiente; no fumar, no ingerir bebidas embriagantes y, sobre todo, no quedarse quieto, ser activo para mantenerse vivo y sentirse útil.

Liliana Toro, profesional del comedor comunitario, comenta que “en este lugar se realizan muchas actividades para potenciar las habilidades de los participantes, abordamos espacios que promuevan estilos de vida saludable, como rumba aeróbica, gimnasia y recreación activa, unido a la incorporación de hábitos de alimentación para una vida saludable”.

Por su parte, Silverio resalta que encontró “apoyo en el comedor en el momento que más lo necesitaba. Estoy satisfecho y muy agradecido porque me tratan muy bien, nos dan comida de muy buena calidad y nos enseñan muchas cosas para estar activos, comer sanamente y vivir sin lujos, pero en buena condición”.

Este bogotano conoce de la importancia del deporte por eso todos los fines de semana sale en bicicleta a recorrer municipios cercanos, como Chía y Funza. Su pasión y vocación al amor que siente por la actividad física lo motivó a formar un grupo de gimnasia con los usuarios del comedor.

Silverio Colmenares espera con ansias el regreso de la presencialidad para volverse a abrazar con sus compañeros y amigos, con quienes tanto compartió. También desea volver a retomar las clases de actividad física y poder servirle a toda la comunidad del comedor.

La promoción de estilos de vida saludable es un componente que los comedores promueven entre los participantes y su núcleo familiar, buscando modificar hábitos desfavorables y motivándolos para que adopten estilos de vida que les permita vivir sanamente. El proyecto le apuesta a la territorialización de los servicios y cuenta con siete comedores comunitarios en la Localidad de Engativá.
 

 
Facebook

Se conmemora la Semana de Hábitos y Estilos de Vida Saludables

 

 
• La subdirección de Nutrición y Abastecimiento de la Secretaría Distrital de Integración Social desarrolla este espacio de cuidado y promoción de una vida saludable
 
• Durante la semana se ha contando con expertas que han brindado recomendaciones para hacerle frente a los hábitos no saludables en esta nueva normalidad

Con el objetivo de generar un espacio para combatir la obesidad, el sobrepeso y las enfermedades que devienen de una inadecuada alimentación, el sedentarismo y el consumo de tabaco y de licor en exceso, se creó la semana de hábitos y estilos de vida saludable en cumplimiento de la Ley 1355 de 2009.

Así entre el pasado lunes 21 y este viernes 25 de septiembre Bogotá, se cumple con éxito este espacio en el que se realizaron distintas actividades y talleres con el objetivo de propiciar una consciencia sobre la importancia de los cuidados que se requieren tanto para las personas como en sus núcleos familiares.

“La Secretaría de Integración Social, a través de la Dirección de Nutrición y Abastecimiento y la Subdirección de Nutrición, invitamos a todos los participantes de los servicios sociales, así como a los contratistas y funcionarios a que nos acompañen en las actividades programadas. Tuvimos conferencistas expertos, actividad física, talleres de cocina, que les fueron útiles en sus actividades diarias con familia, para poder buscar una buena salud y tener unos hábitos adecuados y para que, definitivamente, prevengamos en este momento tan importante la llegada de cualquier enfermedad”, apuntó Jacqueline Londoño, Subdirectora de Nutrición de la Secretaría Distrital de Integración Social.

La prevención del sobrepeso y la obesidad está relacionada directamente con la prevención de enfermedades Crónicas como la diabetes, hipertensión arterial y el cáncer, entre otras.

Las actividades efectuadas enfatizaron en las recomendaciones para afrontar la nueva normalidad, tras el prolongado y necesario aislamiento en el que el sedentarismo y alimentación inadecuada aumentaron.
 

 
Facebook

Noticias Recientes

Infancia y Adolescencia 23 Enero 2022

Avanza la búsqueda de niñas y niños que requieren los servicios de los jardines infantiles nocturnos

Avanza la búsqueda de niñas y niños que requieren los servicios de los jardines infantiles nocturnos
Los padres y madres de familia que trabajen o estudien de n...
Infancia y Adolescencia 20 Enero 2022

Fontibón inicia búsqueda activa de 748 niños y niñas de 0 a 5 años para sus jardines infantiles

Fontibón inicia búsqueda activa de 748 niños y niñas de 0 a 5 años para sus jardines infantiles
Fontibón dispone de 5 servicios con horarios flexibles y no...
Adultez 20 Enero 2022

Vivencias de la Tropa Social que recorre sectores como María Paz, El Amparo y Puerta 6 en Bogotá

Vivencias de la Tropa Social que recorre sectores como María Paz, El Amparo y Puerta 6 en Bogotá
Los recorridos en terreno y las jornadas para entregar comi...