Secretaría Distrital de Integración Social

Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

125 familias de la comunidad indígena ‘Kichwa’ en Engativá se beneficiaron con jornada nutricional y canasta alimentaria

 

En la Subdirección Local de Engativá se adelantó la segunda jornada de salud para garantizar el bienestar de la comunidad indígena de la localidad.

 

Bogotá, D.C., 6 diciembre de 2021. 125 familias de la poblaciónindígena de la comunidad Kichwa de la localidad de Engativá se beneficiaron con una jornada de tamizaje nutricional y la entrega de canasta alimentaria.

 

Las acciones fueron coordinadas con el Cabildo Mayor Indígena Kichwa y el proyecto Compromiso por una alimentación integral en Bogotá de la localidad de Engativá, de esta manera, en forma mensual en este mismo espacio, las personas que pertenecen a esta comunidad reciben el apoyo alimentario.

 

De forma paralela, se desarrolló la segunda y última jornada de tamizaje nutricional que se realiza en el año, con toma de talla y peso a las y los participantes de la comunidad kichwa, la actividad estuvo a cargo del componente nutricional del cabildo.

 

Patricia Roncancio, nutricionista del cabildo indígena explicó:En el año hacemos dos grandes jornadas de salud, esta es la segunda y tiene como propósito conocer cuál es el estado nutricional de la comunidad, luego de hacer el tamizaje y tomar medidas antropométricas, se analiza la información, esta se socializa con la población indígena para determinar las acciones a seguir.

 

En la atención en salud también se hicieron recomendaciones sobre la prevención del contagio del Covid-19, indicando los puntos de toma de muestras e invitando a la comunidad a proteger su salud y la de sus familias.

 

Patricia León, profesional de la Subdirección Local de Engativá, quien acompaña y orienta en forma mensual la entrega de la canasta indígena, sobre el particular aseguró que para la Secretaría Distrital de Integración Social es muy satisfactorio hacer realidad el enfoque diferencial en el territorio, entregandode manera mensual un apoyo alimentario a esta comunidad en cantidad y calidad suficientes y además conservando las costumbres y las tradiciones de esta población”.

 

La emergencia sanitaria afectó a personas de todas las condiciones, es el caso de Clemencia Vega quien pertenece a esta comunidad, tiene cuatro hijos y vive con su esposo en el barrio las Ferias, en donde paga arriendo; ambos son vendedores ambulantes, se dedican a la venta de artesanías y debido a la pandemia se vieron seriamente afectados porque durante largo tiempo no pudieron generar recursos para atender los gastos básicos del hogar.

 

Para ella y su familia, la canasta alimentaria se ha convertido en una ayuda invaluable que le permite brindarle seguridad alimentaria a todo su núcleo familiar, esta es su impresión acerca de este apoyo que le brinda la Secretaría Distrital de Integración Social.

 

Las autoridades del Cabildo Indígena Kichwa en la localidadcoordinan acciones con la Subdirección Local de Engativá para construir tejido social y preservar las tradiciones y saberes de la comunidad, contribuyendo al fortalecimiento del Cabildo ‘Kichwa.

 

La Secretaría Distrital de Integración Social, a través del proyecto Compromiso por una alimentación integral en Bogotá, aporta a la seguridad alimentaria de las poblaciones que son sujetos de especial atención institucional por sus características, su historia y su acervo cultural, materializando en los territorios el principio del enfoque diferencial.

Así es el proceso de entrega de bonos canjeables por alimentos a personas vulnerables

 

Para recibir el servicio, los ciudadanos o ciudadanas solo deben acercarse a la subdirección local más cercana, deben dejar los datos y luego la Tropa Social realizará una visita al hogar para determinar y asignar los servicios de alimentación que mejor se adapte a las necesidades.
 
Actualmente el servicio de bonos canjeables por alimentos de la Secretaría Distrital de Integración Social se ha posicionado como uno de los que más apoya la seguridad alimentaria de los bogotanos.
 
Entre enero y octubre de 2021, la entidad rectora de la política social ha beneficiado a 109.218 personas con los bonos canjeables por alimentos de diferentes grupos poblacionales.

 

 

Bogotá D.C., 27 de noviembre de 2021. Las personas que se encuentran en situación vulnerable y que requieran los bonos canjeables por alimentos solo deben acercarse a la subdirección local más cercana y solicitar la información a los referentes asignados para ello, un beneficio sencillo y fácil que ofrece la Secretaría Distrital de Integración Social a través de la Dirección de Nutrición y Abastecimiento.

 

Luego de realizar el proceso anterior, los funcionarios son los encargados de revisar los datos, luego el equipo que conforma la Tropa Social realiza una visita en sus casas para determinar y asignar los servicios de alimentación que mejor se adapte a las necesidades del ciudadano o grupo familiar.

 

Doña Fernanda, una madre cabeza de familia y usuaria registrada en el servicio de Bonos Canjeables por Alimentos, ella y sus hijos reciben este servicio de la Secretaría de Integración Social, quien asegura “recibí las ayudas entonces quedo súper contenta y súper agradecida. Mis hijos nunca se han acostado sin comer. Ha sido una ayuda grandísima, no se imaginan cuanto”.

 

Boris Flomin, director de Nutrición y Abastecimiento de la Secretaría Distrital de Integración Social, explicó que la entidad establece la necesidad del bono definiendo la población objetivo que presenta diferentes condiciones socioeconómicas y requieran de atención diferencial.

 

En el periodo de enero-octubre de 2021, la Secretaría Distrital de Integración Social ha beneficiado a un total de 109.218 personas únicas en esta modalidad a diferentes grupos poblacionales, así:

 

Población en inseguridad alimentaria: 26.392
Personas en condición de discapacidad: 12.586
Beneficiarios de Centros Crecer: 1.257
Población infantil de Jardines infantiles, centros Amar y Abrazar, Centros Integrarte y Avanzar: 43.912

 

Carlos Camacho, gerente deSurtimax La Española, operador del servicio aseguró que “en promedio redimimos 10 bonos diarios para una media de $ 21600.000 en el almacén al día.

 

Las políticas de inocuidad del almacén consisten en desinfectar los camiones de carga, mantener las temperaturas del supermercado y tener una capacitación continua del personal”, agregó Camacho.

 

En este sentido, Integración Social ha implementado, junto con las subdirecciones técnicas y locales, estrategias y mecanismos para garantizar la entrega de bonos canjeables por alimentos,teniendo en cuenta las medidas implementadas en el marco de la emergencia sanitaria por la Covid-19 tales como el aforo, pico y cédula cuando ha aplicado.

 

Actualmente el servicio de bonos canjeables por alimentos se ha posicionado como uno de los que más apoya la seguridad alimentaria de los bogotanos y, el compromiso desde la Secretaría de Integración Social será seguir trabajando para que ningún ciudadano o ciudadana de Bogotá,identificado en situación de pobreza, vulnerabilidad o fragilidad social, pase un solo día con hambre.

 

Miembros del Programa Mundial de Alimentos de la ONU acompañaron entrega de comida caliente de Integración Social

 

  • Delegados de las Naciones Unidas del Programa Mundial de Alimentos se unieron a la Tropa Social de la Secretaría Distrital de Integración Social en la jornada de entrega de refrigerios reforzados a los ciudadanos-as en condiciones de vulnerabilidad.

 

  • El gobierno de la alcaldesa Claudia López sigue comprometido con brindar en las localidades de Bogotá, comida digna, caliente, bien empacada y con los nutrientes necesarios para obtener un aporte del 40 % diario que requiere biológicamente una persona.

 

  • El refrigerio reforzado ofrece una proteína de alto valor biológico como carne o pollo, verduras, cereal o tubérculo en preparaciones calientes, mejorando así el aporte nutricional de un 10 % a un 25 %.

Bogotá D.C., 25 de noviembre de 2021. Como un acto interesante y de reconocimiento catalogó la secretaria de Integración Social, Xinia Navarro la vista de los delegados de las Naciones Unidas del Programa Mundial de Alimentos, que participaron en la jornada de entrega de refrigerios reforzados calientes que se llevó a cabo en el barrio Las Cruces y Santa Fe.

 

En medio de una pertinaz lluvia que se presentó la noche de este miércoles en la capital del país, la secretaria de Integración Social manifestó: “Es muy interesante que la comunidad internacional reconozca la diversidad de la oferta social que en el gobierno de la alcaldesa Claudia López estamos brindando, sin importar la hora, sin importar la lluvia, una comida digna, caliente, bien empacada y con los nutrientes necesarios para obtener un aporte del 40 % diario que requiere un ser humano. A un precio justo, optimizando recursos públicos y generándole a la gente lo que necesita, atención del Estado Social Democrático y de Derechos”.

 

Además, la funcionaria indicó que los delegados de las Naciones Unidas expresaron que se encontraron sorprendidos de la labor que realiza la entidad y aprendieron mucho del trabajo que se está haciendo en materia de poblaciones pobres y vulnerables. Desde la Alcaldía Mayor de Bogotá hemos hecho un gran ejercicio apoyado el Distrito y con una lideresa tan comprometida que es la alcaldesa Claudia López y nuestro equipo de la Tropa Social, demostrando que se puede llegar a las distintas poblaciones, no ellos a nosotros, sino nosotros a ellos”.

 

Ni los factores ambientales como la lluvia intensa de la noche pudieron detener la labor del equipo de troperos. El refrigerio reforzado que se entrega, ofrece una proteína de alto valor biológico como carne o pollo, verduras, cereal o tubérculo en preparaciones calientes, mejorando así el aporte nutricional de un 10 % a un 25 %.

 

La Tropa Social Alimentaria todos los días continúa alegrando los corazones de los bogotanos que se encuentran en situación vulnerable, llegando a las diferentes localidades del Distrito, donde habitantes de calle, recicladores de oficio, vendedores informales, cachivacheros, coroteros, población migrante indocumentada, habitantes de zonas de invasión, entre otros, esperan para recibir los alimentos calientes y debidamente empacados.

 

“Estamos haciendo todo el esfuerzo para incrementar las entregas, ya vamos en 10.500 entregas de raciones diarias, la idea es llegar a 20.000, necesitamos subir nuestra capacidad operativa con el contratista, estamos entre todos trabajando para poder subir las raciones parar garantizar que ningún ciudadano en Bogotá pase un día sin comer”, concluyó la líder de la entidad rectora de la política social.

 

 

 

Seis acuerdos comerciales se realizaron en el encuentro de Compras Públicas para la Región Central

 

· Fueron 20 asociados, 26 productores y 6 acuerdos comerciales los que los que se generaron en el marco del evento de Compras Públicas para la Región Central que busca promover canales y estrategias de comercialización equitativas.

· Al cierre del año 2020, a pesar de la pandemia generada por la Covid-19, se lograron comercializar cerca de 10.000 millones en alimentos de producción local, en el marco de las ruedas de negocios promovidas por la Secretaría de Integración Social.

· Integración Social, en el marco de la Ley 2046 de 2020, se encuentra comprometida, promoviendo la adquisición de productos agrícolas y agropecuarios que sean producidos por Organizaciones de la Agricultura Campesina Familiar y Comunitaria (ACFC) y Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES) de la Industria Alimentaria local¨.

 

Bogotá D.C., 23 de noviembre de 2021. En total fueron 20 asociados, 26 productores y 6 acuerdos comerciales, los que se llevaron a cabo en el marco de la rueda de negocios del evento de Compras Públicas para la Región Central que busca promover canales y estrategias de comercialización equitativas apoyando dos aspectos específicos, productores locales y precios justos.

Luis Alejandro Mujica, productor local del municipio de Villa Pinzón fue uno de los asistentes al evento quien expuso sus productos lácteos para ofertarlos a los operadores y comentó que, actualmente su emprendimiento de quesos ‘Milk Ches’ favorece a las familias campesinas y vecinas de su región, debido a que tiene contratadas a 17 personas de forma directa y, además, compra la materia prima para la realización de los productos alimenticios que vende a 50 familias más habitantes de la zona.

Como Luis Alejandro, hubo 25 exponentes más de productores locales que tuvieron la oportunidad de mostrar los productos que tienen a la venta en sus regiones para lograr acuerdos comerciales con las entidades públicas y privadas que compren alimentos con recursos públicos de forma directa o indirecta.

El acuerdo entre la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Región Administrativa y de Planificación Especial (RAPE) en Alianza con la Secretaría Distrital de Integración Social y la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico de Bogotá ofrecen, con este encuentro, un escenario para avanzar en los retos institucionales relacionados con la implementación de la Ley de compras públicas y proponen un escenario para transacciones comerciales de operadores institucionales y productores de la agricultura familiar.

Al cierre del año 2021, a pesar de la pandemia generada por la Covid-19, se lograron comercializar cerca de 10.000 millones en alimentos de producción local, en el marco de las ruedas de negocios promovidas por la Mesa Nacional de Compras Públicas, que dieron como resultado desde la primera rueda realizada en el año 2016 hasta el 20 de diciembre de 2020 un valor total de $36.000 millones de pesos en compra local de alimentos, según lo comenta Verónica Vera, consultora FAO en políticas públicas para el fortalecimiento de la agricultura familiar en Colombia.

Por su parte, Luis Gerardo Arias, secretario de Agricultura de Boyacá, mencionó que “esta alianza es muy importante, especialmente con la Secretaría de Integración Social quienes a través de sus compradores por el canal de compras públicas de alimentos se ha podido hacer un acuerdo que se esperar llevar a la práctica, comprando un buen volumen de alimentos a los productores boyacenses de forma directa y sin intermediarios”.

De acuerdo a la intervención de Ana María Ángel, líder de equipo técnico de la Subdirección de Nutrición de la Secretaría Distrital de Integración Social, se afirma que la entidad, en cabeza de la doctora Xinia Navarro y, desde la Dirección de Nutrición y Abastecimiento, en el marco de la Ley 2046 de 2020, se encuentra comprometida, promoviendo la adquisición de productos agrícolas y agropecuarios que sean producidos por Organizaciones de la Agricultura Campesina Familiar y Comunitaria (ACFC) y Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES) de la Industria Alimentaria local¨.

En este sentido, actualmente, la entidad cuenta con alrededor de 62 convenios de asociación suscritos con entidades sin ánimo de lucro – ESAL- para la atención de comedores comunitarios y concinas populares. Agrega la líder.

Los asistentes coinciden en sus intervenciones en que la misionalidad de aunar estos esfuerzos, es crear sistemas agroalimentarios más sostenibles y es en ese propósito que la agricultura campesina y comunitaria se convierte en un actor fundamental para abastecer de alimentos al mundo.

Boris Flomin, director de Nutrición y Abastecimiento de la Secretaría de Integración Social dijo más de 2.570 millones de pesos en compras de alimentos a organizaciones y/o asociaciones de pequeños productores, legalmente constituidos y registrados en la Cámara de Comercio correspondiente, debidamente inscritos en la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, estos únicamente para la atención de la modalidad de comedores comunitarios – cocinas populares.

La normatividad vigente promueve el acompañamiento a las organizaciones para que se puedan fortalecer y comercializar sus productos con características de calidad e inocuidad en términos de asociatividad que es la única forma de hacerlo a gran escala.

La Tropa Social Alimentaria continúa entregando refrigerios reforzados calientes en todo Bogotá 

 

  • Diariamente, la Secretaría Distrital de Integración Social entrega 8.000 refrigerios reforzados calientes para las personas más vulnerables de la ciudad. La meta es llegar a 20.000 raciones diarias. 

 

  • La entrega de alimentos tiene dos objetivos fundamentales: primero, calmar el hambre y, segundo, que las personas atendidas conozcan los servicios de Integración Social y accedan a ellos. 

 

  • El circuito de oferta de servicios es un trabajo interinstitucional entre, la Secretaría Distrital de Integración Social, la Subred Norte de salud y agentes comunitarios.  

 

  • En este sector de Villas de la Capilla de la localidad de Usaquén, la SDIS ofreció los servicios de jardines infantiles, Centro Día, Estrategia RETO y programa Creciendo Juntos. 

 

Bogotá, D.C., noviembre 21 de 2021. En el marco de la entrega diaria de 8.000 refrigerios reforzados calientes que realiza la Secretaría Distrital de Integración Social en la ciudad, la Tropa Social Alimentaria visitó la localidad de Usaquén. Allí, en el sector de Villas de la Capilla entregó 400 de estas raciones a personas del territorio que se encuentran en situación de vulnerabilidad. 

Para Miguel Ángel Barriga, director Territorial de la SDIS, esta entrega de alimentos tiene dos objetivos fundamentales: primero, calmar el hambre y aportar a la inseguridad alimentaria y segundo, brindar una oportunidad para que las personas atendidas conozcan los servicios de Integración Social y accedan a ellos.  

“En particular estamos trabajando de la mano tres actores fundamentales: Integración Social, la Secretaría de Salud y actores comunitarios. Hemos acordado también con líderes de la comunidad esta acción que nos permite mostrarles a las personas que reciben los refrigerios reforzados calientes, qué oferta tenemos nosotros en infancia, qué oferta tenemos en adulto mayor, en la estrategia RETO, en emergencia social, entre otros”, señaló Barriga.  

Este trabajo interinstitucional permite, no sólo que cada entidad ofrezca los servicios que tiene, sino que se establezca un diálogo con los/as líderes del territorio, con la Junta de Acción Comunal, para entre todos hacer una lectura integral de realidades y a partir de ahí construir una agenda social territorial.  

Como lo explica el agente territorial de la subdirección de Usaquén, Javier Arango, “luego de brindarles el refrigerio caliente reforzado, las personas tienen la oportunidad de acceder con la subred norte en salud a pruebas de COVID, vacunación para menores entre cinco y once años, prevención de embarazo adolescente, salud sexual y reproductiva, al tiempo que pueden conocer los servicios de Integración Social, como los Centro Día, los Jardines Infantiles, los programas para los/as adultos mayores y la estrategia RETO”.  

Esta nueva modalidad de prestación de servicios surge a raíz de la necesidad de llegar a más personas en situación de vulnerabilidad que a causa de la pandemia han visto disminuidos sus recursos alimentarios y/o han perdido el empleo, entre otros factores. 

“Con este ejercicio, queremos además de aportar en la inseguridad alimentaria, empujar a la gente hacia nuestros servicios, de esta manera, garantizamos protección y garantizamos derechos en clave de movilidad social. Estas 400 raciones que hoy estamos entregando, en esta zona de Usaquén, se convierten en esa posibilidad”, manifestó el director territorial. 

El circuito de oferta de servicios se realiza también gracias a actores comunitarios. En esta ocasión, la Fundación ‘Trabajando por Amor’ que se encarga de hacer refuerzos escolares y apoyar en todos los temas de educación a los niños y niñas de la comunidad, facilitó sus instalaciones, como lo indica Andrea Norato, una de las integrantes de esta organización, que celebró esta actividad. 

“Nos gustó mucho esta iniciativa por parte de la Secretaría de Integración Social, porque esto ayuda a que nosotros también podamos apoyar a la comunidad en todos los programas que quieren desarrollar y más en zonas como esta, donde no hay fácil alcance”, concluyó Norato. 

Para Marilyn Pinzón, referente de familia de la SDIS, este tipo de ejercicios interinstitucionales, contribuyen a que la comunidad de cada territorio conozca, al mismo tiempo que recibe el beneficio de los refrigerios calientes reforzados, los servicios que nosotros brindamos. 

“Ahora, por ejemplo, estamos haciendo un taller de prevención de violencia, violencia física, psicológica, sexual, económica, patrimonial y así mismo estamos dando a conocer nuestras ofertas. Aquí en el sector, específicamente nos han llegado muchas beneficiarias que nos están solicitando Centro Día y Jardines infantiles. Entonces de una vez estamos haciendo la postulación, para que nuestras compañeras, la otra semana le tomen los datos y luego las llamen para ver si cumplen con los criterios” enfatizo la referente de familia. 

Solicitud de servicios como los que solicita la madre cuidadora Ledys Rodríguez, para quien la oferta es una valiosa oportunidad para mejorar su calidad de vida y la de su nieta menor de edad.  

“Me parece maravilloso. Yo estoy aquí a ver a qué beneficio puedo integrarme, porque en realidad yo soy una de las que soy adulto mayor y no tengo ningún beneficio de la alcaldía, de nada, ni siquiera de adulto mayor. Yo vivo con mi nieta y no tengo ayuda de nadie, tengo dos o tres días de trabajo, a veces que me salen de por días a la semana y pues con eso me defiendo”, contó Ledys con una luz de esperanza en su mirada. 

Al final del circuito de oferta de servicios y luego de la entrega de refrigerios reforzados calientes, el director territorial Miguel Ángel Barriga, fue enfático en afirmar que todas estas acciones en los territorios, se realizan gracias al arduo trabajo y al compromiso de la primera alcaldesa mujer de Bogotá, Claudia López y la secretaria Distrital de Integración Social, Xinia Navarro.  

“De esto se trata la política social, de esto se trata la Tropa Social como herramienta de búsqueda activa. Nosotros, troperos y troperas llegamos a las comunidades, llegamos a los territorios, golpeamos la puerta de los hogares, ¿para qué? Para garantizar derechos, para garantizar protección y para llevar la oferta social del Estado, en particular del Distrito Capital a los hogares”, puntualizó el director Territorial. 

Bogotá aumenta sus servicios de atención a población vulnerable y mejora los menús de los refrigerios

 

Con 36 puntos de entrega, que funcionan para prestar el servicio de comedores comunitarios – cocinas populares móviles se han programado 10.700 cupos diarios para entregar a los usuarios comida caliente en las localidades del Distrito.

 

El reto de la Secretaría Distrital de Integración Social es poder garantizar que 1100.000 pobres registrados reciban un alimento diario.

 

Uno de los cambios importantes de comedores comunitarios – cocinas populares móviles es que, actualmente, no es un requisito contar con puntaje SISBÉN para acceder al servicio de apoyo alimentario.

 

 

Bogotá D.C., 21 de noviembre de 2021. Con 36 puntos de entrega que están funcionando para prestar el servicio de comedores comunitarios – cocinas populares móviles se han programado 10.700 cupos diarios para entregar a los usuarios comida caliente en las localidades de Bogotá.

 

El menú de la comida que se entrega todos los días, es cuidadosamente seleccionado por las profesionales en nutrición de la Secretaría de Integración Social quienes, además, se aseguran que las combinaciones que realizan cubran el 40 % de los requerimientos nutricionales diarios de una persona.

 

En este sentido los menús son completos y diversos. No contemplan sopas, jugos ni ensaladas crudas debido a la logística de distribución. Siempre contienen tubérculos, verduras, leguminosas, fruta entera y proteína.

 

Geraldine Beltrán, profesional social del la Cocina Popular Móvil Chircales de la localidad Rafael Uribe Uribe, comentó que este punto cuenta con una cobertura de 250 personas a las que se les brinda su ración de almuerzo diariamente.

 

Estos alimentos se producen en una cocina popular, ubicada en la localidad y las raciones se especifican para tres grupos etáreos diferentes, teniendo en cuenta que los requerimientos de un niño, adulto y de una persona mayor son diferentes, agregó la profesional.

 

Por su parte, Boris Flomin, director de Nutrición y Abastecimiento de la misma secretaría, aseguró que en el marco de la transformación de los servicios, la mayoría de comedores se estandarizaron con 400 cupos cada uno y las ubicaciones se realizaron en correspondencia con los mapas de pobreza construidos por la entidad; es decir que su ubicación se estableció por la cercanía a los territorios con mayor concentración de pobreza.

 

Flomin aclara que comedores comunitarios – cocinas populares móviles, funcionan con la entrega de los alimentos en puntos fijos, desde vehículos con contenedores isotérmicos, cumpliendo con condiciones de bioseguridad, calidad e inocuidad.

 

Es pertinente tener en cuenta que uno de los cambios importantes de este servicio es que actualmente, no es un requisito contar con puntaje SISBÉN para acceder al servicio de apoyo alimentario. Los profesionales de la Subdirección Local para la Integración Social, realizan una entrevista a la ciudadanía, y luego de identificar sus condiciones de vida y la inseguridad alimentaria, proceden a realizar la solicitud del servicio, lo cual ha permitido que un mayor número de personas se beneficien de este servicio en 2021.

 

La Secretaría de Integración Social tiene puesta la camiseta para garantizar la seguridad alimentaria en Bogotá, de manera que toda la población en condiciones de vulnerabilidad tenga al menos una comida al día, los esfuerzos se intensifican,aumentando la cobertura con mayor cantidad de servicios dispuestos para los ciudadanos.

 

La Tropa Social entregó 3.600 refrigerios reforzados calientes en la localidad de Ciudad Bolívar

 
  • · Los habitantes de los sectores Villa Esperanza, Bella Flor y La Coruña de la localidad de Ciudad Bolívar fueron los beneficiados.  
 
  • · En los que resta del 2021, la Secretaría Distrital de Integración Social ha estado entregando cerca de 20.000 raciones diarias, un compromiso para enfrentar la pobreza y trabajar por erradicarla.
 
 
Bogotá, 19 de noviembre de 2021.- Sandra Milena, una ciudadana que se dedica al reciclaje y habitante de calle se benefició de la entrega de refrigerios reforzados calientes que repartió la Tropa Social de la Secretaría Distrital de Integración Social en tres sectores de la localidad de Ciudad Bolívar, allí fueron entregados 3.600 raciones a las personas más vulnerables.  
 
Como una bendición catalogó Sandra la ración de comida que recibió por parte del equipo de troperos. “A veces uno no puede conseguir dinero para la comida. No había almorzado porque no se tiene con qué comer. Esta comida es una bendición que Diosito nos está mandando”, dijo la beneficiaria.
 
Así mismo, Luisa León una beneficiaria de 16 años que vive en el barrio Bella Flor de esa misma localidad, aseguró que la entrega de esta comida fue la oportunidad para llevarle un plato de comida a su hermano que sufre una discapacidad y a su abuela de 56 años.  
 
Durante la entrega y el recorrido, Miguel Barriga director territorial de Secretaría de Integración Social aseguró: “En lo que resta de este periodo estamos entregando cerca de 10.200 raciones diarias en los mapas de pobreza. Es un compromiso enfrentar la pobreza y trabajar por erradicarla. Son las mujeres las que más han tenido la carga en la pobreza. Integración Social está llegando a los lugares donde le corresponde llegar, en presencia de lideresas, golpeando puerta a puerta, aquí estamos, somos el Estado”.  
 
Por su parte, el subdirector de Ciudad Bolívar, Óscar Javier Sierra comentó: “Estamos en un proceso de la realización de 1.280 suscripciones de contratos sociales familiares, se han entregado 16.000 mercados durante el año. Durante la pandemia, en el 2020, se entregaron 100.000 mercados. En servicios de Creciendo Juntos, 2.000 mujeres lactantes y gestantes se han logrado identificar, en los comedores más de 5.000 niños y niñas se han beneficiado”.  
 
Integración Social continúa garantizando una alimentación integral de refrigerio reforzado tipo 2, el cual cubre el 25 % de la alimentación de cada persona beneficiaria. Además, a través de la Tropa social, seguirá visibilizando la institucionalidad, ofertando los servicios con el fin de eliminar las barreras de acceso a población vulnerable, identificando jefatura femenina, niños, niñas, personas con discapacidad, habitantes de calle, activaciones de alertas que permiten dar una respuesta intersectorial.
 
Doralina Palacio, lideresa del barrio Villa Esperanza indicó: “Es un trabajo fortalecido con el Distrito y para nosotros como comunidad es una alimentación segura. Muchas veces no se sabe qué comer, no se tiene con qué comprar. La pandemia dejó mucha pobreza, mucho desempleo. Hay mucha necesidad”.  
 
La entrega de los refrigerios reforzados calientes no solo cumple con la garantía de la alimentación, sino que es una puerta de entrada para direccionar a los servicios sociales del Distrito a las personas que los requieran.

 
 
 

En Fontibón, la Tropa Social Alimentaria continúa garantizando la seguridad alimentaria de los más vulnerables

La Tropa Social Alimentaria de la Subdirección Local para la Integración Social de Fontibón entrega aproximadamente 250 refrigerios calientes reforzados a la población más vulnerable de la localidad.

 

Gracias a la Tropa Social Alimentaria, la población más vulnerable de la localidad de Fontibón está recibiendo comida caliente para cubrir sus necesidades básicas alimenticias.

 

En promedio, se dispone de 8.000 raciones diarias de refrigerios calientes reforzados que se entregan en todas las localidades de Bogotá.
 

Bogotá, D.C.,19 de noviembre 2021. La Tropa Social Alimentaria de la Subdirección Local para la Integración Social de Fontibón, a diario entrega un promedio de 250 refrigerios calientes reforzados en la localidad de Fontibón.

 

Alexandra Medina, profesional a cargo del proyecto ‘Compromiso por una Alimentación Integral en Bogotáaseguró que, “los refrigerios calientes reforzados aportan el 25 % de los requerimientos nutricionales de una persona diariamente y esta destinado a atender poblaciones que estén en inseguridad alimentaria y que por diversos motivos no hagan parte de los servicios que ofrece la Secretaría Distrital de Integración Social.

 

Por ejemplo, a diario los ciudadanos y ciudadanas habitantes de calle, vendedores ambulantes, carreteros, personas dedicadas a actividades sexuales pagas o población en pobreza oculta que sea fluctuante, se ven beneficiados de los servicios de la Secretaría Distrital de Integración Social, un apoyo que llega a todos los rincones de la localidad.

 

Para determinar los lugares donde se realiza la entrega de los refrigerios calientes reforzados, los profesionales tienenen cuenta los mapas de pobreza que se definen a nivel distrital y las focalizaciones que han hecho para la localidad, adicionalmente para la localidad de Fontibón, el equipo territorial, cuando se implementaron las cocinas móviles, realiza un recorrido para definir estos puntos estratégicos donde es necesario prestar un servicio como este.

 

Los refrigerios calientes reforzados se implementaron a partir del 7 de septiembre de 2021 en toda la ciudad, y en promedio se entregan 250 comidas calientes diarias y un estimado de 7.500 al mes.

 

Martha Ospina, beneficiaria del servicio de la Tropa Social Alimentaria vive hace 10 años en la localidad de Fontibón, con sus tres hijos y dos nietos es la primera vez que recibe este beneficio por parte de Integración Social, ella manifestó que “me parece muy delicioso y rico porque comparte uno y también nos ayuda a calmar un poco el hambre, me parece espectacular esa idea”.

 

La Secretaría Distrital de Integración Social busca garantizar el bienestar alimentario de la población en condición de vulnerabilidad en cada una de las localidades de Bogotá, aportando una cuarta parte del requerimiento nutricional de las personas, la entidad propende por disminuir el hambre y llegar a los lugares que más lo necesitan en cada sector de la ciudad.

Entrega de refrigerios reforzados calientes se redobla para llegar a más personas pobres y vulnerables


El reto de la Secretaría de Integración Social es que ninguno de los 1100.000 pobres identificados en Bogotá pasen hambre; por esta razón, es urgente garantizar su alimentación.

 La Tropa Social sigue en la búsqueda de los menos favorecidos en el Distrito para que la seguridad alimentaria sea un hecho en la ciudad.

Los refrigerios calientes tipo 2 no reemplazan los comedores comunitarios, ya que estos son otro servicio adicional y complementario que garantiza la seguridad alimentaria en la ciudad.
 

Bogotá D.C., 21 de octubre de 2021. Beatriz Zárate, tecnóloga en prescolar, hace dos años vivía en Venezuela y tenía una franquicia de una reconocida marca cervecera que comercializaba junto con su familia por varios lugares del país, como parte de las actividades propias de su negocio. Un día, cansada de ser víctima de la violencia y de las continuas amenazas de despojo de su mercancía, decidió partir hacia este país en la búsqueda de un mejor futuro, pese a que sus hijos no estaba de acuerdo con esa decisión.

 

A partir de ese momento, Beatriz ha experimentadoconstantes escenarios de retos, en los que día tras día debe afrontar incomodidades a la de dormir en el piso, y, ya a sus 61 años, la falta de ingresos para su sustento y la garantía de sus alimentos se ha convertido en una constante por estos días.

 

Así como Beatriz, son centenares de personas que viven diariamente situaciones difíciles de afrontar; por tal razón, esta semana la Secretaría de Integración Social, a través de la Tropa Social, redobló esfuerzos para identificar a esta población que requiere atención inmediata para la entrega decomida caliente en los diferentes barrios de Bogotá y, de esta manera, suplir las necesidades de una comida digna.

  

A la fecha, se han entregado en total 7.100 refrigerios tipo 2 diarios en localidades como Usaquén, San Cristóbal, Rafael Uribe, Tunjuelito, Fontibón, Barrios Unidos, Teusaquillo, Chapinero, Puente Aranda, Los Mártires, Antonio Nariño, Kennedy, Santa Fe, La Candelaria, Usme, Ciudad Bolívar, Bosa, Usme, Ciudad Bolívar y Suba.

 

Con un gesto de gratitud en su cara, Beatriz expresó: “Me ayuda mucho la comida que nos dan acá, me la voy a comer en este momento ya que está calientica; de esta manera se está pensando en la humanidad, pues hoy si no fuera por este alimento, no tendría qué comer”.

 

El director de Nutrición y Abastecimiento de la Secretaría de Integración Social, Boris Flomin es enfático en señalar queestos refrigerios no reemplazan los comedores comunitarios, los cuales son servicios adicionales y complementarios.

 

Con este nuevo servicio de entrega de refrigerios reforzadospor medio de las cocinas móviles, la Secretaría de Integración Social viene aumentando la cobertura de usuarios y usuarias que no cuentan con los recursos suficientes para garantizar su propia alimentación”, dijo el director.

 

Por su parte, Jacqueline Londoño, subdirectora de Nutriciónde Integración Social aseguró que se está trabajando para garantizar el derecho a la alimentación saludable, por esto, un equipo calificado de nutricionistas define semana a semana los menús que contienen los refrigerios reforzados tipo 2, garantizando que siempre sean muy bien balanceados y con los nutrientes que se requiere para obtener una alimentación adecuada.

 

La consigna de la Secretaría Distrital de Integración es que nadie pase hambre en la ciudad y la Tropa Social es la herramienta clave para que se logre identificar en las calles a la población que requiere de manera urgente un alimento para vivir.

 

 

 

La huerta del hogar El Camino, una herramienta de sostenibilidad en una ciudad cuidadora

  • En el Día Mundial de la Alimentación, la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS) llevó a cabo un foro social sobre los retos alimentarios en una ciudad cuidadora.
  • La huerta del hogar El Camino es una muestra de que los sistemas agroalimentarios sostenibles conducen a una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor para todos y todas.

Jonhatan, un joven de Facatativá que llegó a Bogotá hace cuatro años aproximadamente, hoy se siente orgulloso de cómo luce la huerta que él, junto con sus compañeros, se encarga de cuidar como parte de sus tareas matutinas en el hogar El Camino de Integración Social.

“Me encanta ver lo que nace en esta huerta, cuando uno siembra algo, al poco tiempo da frutos”, cuenta Jonhatan sonriendo.

Alrededor de la misma huerta, hoy desde las 10 de la mañana en la Comunidad de Vida, El Camino, se conmemoró el Día Mundial de la Alimentación con el foro ‘Retos alimentarios de una ciudad cuidadora’. Diferentes representantes de distintas entidades, insistieron en la importancia de concientizar a los estados y sus poblaciones de promover la solidaridad en la lucha contra el hambre, la pobreza y la desnutrición.

El secretario encargado de la SDIS, Julián Moreno Parra, considera que existen varios retos alimentarios en una ciudad cuidadora como la que se está construyendo desde la Alcaldía de Bogotá.

“El primero tiene que ver con pensar en las cadenas de producción de alimentos, por eso ha sido muy importante la conexión ciudad región entre Bogotá y Cundinamarca, debido a que permite definir cuáles son los alimentos que se necesitan y cómo producirlos. Se quiere establecer cadenas reales de abastecimiento. Se está construyendo ciudadanía alimentaria, espacios de agricultura urbana como esta huerta del servicio social El Camino de la Secretaría de Integración Social que permite cultivar a pequeña escala alimentos que ayudan a cubrir la demanda de alimentos que se tiene en la ciudad”, dijo el funcionario.

Otro reto, según explicó Moreno es la necesidad de revisar la provisión y compra de alimentos, revisar los costos de alimentos para lograr equilibrarlos y que puedan ser accesibles para todos los ciudadanos.

“Transformar las practicas que tenemos de nutrición, la seguridad alimentaria también pasa por una salud nutricional que invita a revisarnos diariamente para prevenir la obesidad y otras enfermedades no transmisibles. Y el último reto se refiere a evitar el desperdicio de alimentos, se requiere controlarlo”, agregó el secretario encargado.

En la mitad del evento se observaron, alrededor de la huerta, diferentes muestras de arte que los usuarios del servicio social El Camino, prepararon para dejar ver que su producción de alimentos a pequeña escala se ha convertido, no sólo en parte fundamental de su nutrición, sino en un estilo de vida.

 

Boris Flomin, director de Nutrición y Abastecimiento de la Secretaría de Integración social, mencionó que hay un reto que se ha vuelto mayor después de la pandemia. Hay registrados 1 millón 100 mil pobres en Bogotá, “nuestro reto principal y explicito es que esta población no pase hambre, garantizar su alimentación”.

“El Día Mundial de la Alimentación es una oportunidad para recordar a la sociedad y a todas las personas usuarias de nuestros servicios la importancia de la alimentación como un ejercicio que va más allá del acto de comerse un alimento. En Bogotá nuestro compromiso es a 2030 no tener personas con malnutrición en el Distrito”, agregó Flomin.

En este sentido, Jacqueline Londoño, moderadora del foro y subdirectora de Nutrición de la entidad, afirma que “es importante enterar a la ciudadanía de lo que hacemos desde la agricultura urbana. Por eso, y con el apoyo de nuestros invitados, les contamos durante el desarrollo del evento cómo contribuimos desde las instituciones a lograr las metas y propósitos de ciudad, donde realmente podemos tener una ciudad alimentaria en una ciudad cuidadora en la que el derecho a la alimentación esté garantizado y donde todos seamos responsables de conseguir esta ciudad alimentaria”.

Este servicio en el que se hacen huertas y agricultura a pequeña escala con usuarios en condiciones de vulnerabilidad es una iniciativa de la Secretaría de Integración Social, denominada Construyendo Autonomía Alimentaria y responde a la transformación de los servicios de la entidad, la promoción de la corresponsabilidad y la generación de autonomía en los hogares/familias participantes de las modalidades, transformando la atención asistencialista en procesos de asistencia digna.

Noticias Recientes

Vejez 17 Abril 2024

Convocatoria abierta para operadores del Servicio Comunidad de Cuidado en Integración Social

Convocatoria abierta para operadores del Servicio Comunidad de Cuidado en Integración Social
• Podrán participar Entidades sin Ánimo de Lucro (ESAL) ing...
LGBTI 16 Abril 2024

Inclusión laboral LGBTI, sensibilización y respeto

Inclusión laboral LGBTI, sensibilización y respeto
• La Secretaría Distrital de Integración Social tiene 297 e...
Juventud 16 Abril 2024

¿Dónde están ubicadas las Casas de Juventud?

¿Dónde están ubicadas las Casas de Juventud?
• 10.265 jóvenes se han beneficiado durante 2024 de la ofer...