Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

Amamantar a los recién nacidos ayuda a fortalecer los lazos de unión íntima con la madre

  • Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia puede influir en la prevención de enfermedades como sobrepeso, obesidad y otras enfermedades crónicas no trasmisibles a largo plazo.

  • Además, la OMS asegura que, para el buen desarrollo del bebé es importante suministrar la leche materna en sus primeros seis meses.

Bogotá, 18 de agosto de 2021. Sin duda, la leche materna es considerada como la primera vacuna que recibe el recién nacido porque aporta sustancias que traen beneficios para la salud del bebé, entre los cuales se destacan sustancias como probióticos y anticuerpos que son los responsables de reforzar su sistema inmune.

La lactancia materna es un regalo para el bebé, constituye un momento único en el que se fortalece el vínculo emocional entre la madre y el hijo y se genera desde el crecimiento en el vientre. La invitación para las madres es aprovechar la oportunidad de amamantar a su bebé y fortalecer los lazos de unión íntima que se crean con este acto.

Además, la leche materna no representa ninguna inversión monetaria por parte de la familia, es el top 10 de los alimentos disponibles para el consumo del recién nacido y no requiere de ningún alimento ni suplemento adicional.

A través de este líquido preciado, el bebé obtiene todo lo que necesita para el adecuado crecimiento y desarrollo durante sus primeros seis meses de vida, por esta razón la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que sea exclusiva durante este periodo y complementaria hasta los 2 años o más.

Estudios han demostrado que los componentes de la lactancia, en los primeros meses de vida pueden influir en la prevención de enfermedades como sobrepeso, obesidad y otras enfermedades crónicas no trasmisibles a largo plazo.

La lactancia materna protege la salud de la madre, reduciendo el riesgo de presentar cáncer de ovario y mama, adicional de depresión posparto, según información brindada por la OMS.

Los bebés amamantados de forma exclusiva tienen menos riesgo de padecer enfermedades y, en este sentido, se disminuye el ausentismo laboral de los padres.

La lactancia materna favorece el planeta, no deja huella de carbono, es un recurso renovable y producido por las madres, consumida por los bebés sin generar polución, empaque o desechos que contaminen el medio ambiente.

Es mucho lo que a lo largo de los años se ha hablado de la leche materna y su importancia para alimentar a los bebés, sin embargo, es preciso preguntarse; ¿cuáles son realmente sus beneficios y qué aporta realmente este llamado “oro blanco” a los recién nacidos?

Los científicos han demostrado que hay más de 1.000 proteínas en la leche materna1, mientras que las empresas productoras de fórmulas lácteas siguen intentando replicar su contenido nutricional sin obtener un producto similar.

Según investigaciones recientes, cada gota de leche materna contiene múltiples beneficios para el bebé, aportando anticuerpos que ofrecen protección contra las enfermedades e infecciones, hormonas que fomentan el vínculo y regulan el apetito, bacterias beneficiosas que favorecen la maduración y protegen el sistema digestivo del bebé, prebióticos llamados oligosacáridos que ayudan a mantener un intestino sano y ácidos grasos, que contribuyen al desarrollo del cerebro, el sistema nervioso y los ojos del bebé.

¿Sabías qué?

En los primeros días la producción de leche materna es en pequeñas cantidades para que él bebe vaya adaptando su estómago, la madre produce calostro entre el 1° al 5° día postparto, siendo de color amarillento y espeso, está compuesto por inmunoglobulinas que genera

defensas y protege el recién nacido de infecciones y enfermedades, considerándose la primera vacuna para el bebé.

Recuerda que la leche de transición se produce entre el 5° y 10° día contiene más grasa, lactosa y vitaminas hidrosolubles como la vitamina A, D, E y K, que ayudan a la formación de huesos, tejidos, entre otros. Esta leche está perfectamente adaptada y se ajusta a las necesidades y demandas para el adecuado crecimiento y desarrollo del bebé.

La leche final se produce del día 10 en adelante, es la leche materna propiamente dicha que aporta todos los nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo adecuados de niños y niñas, debe ofrecerse de manera exclusiva hasta los 6 meses y junto con alimentación complementaria hasta los 2 años o más.

Múltiples estudios demuestran que la lactancia materna es beneficiosa para las niñas y niños, madres, la sociedad y el medio ambiente. La leche materna es el mejor alimento que se puede ofrecer a un recién nacido no solo por su composición nutricional sino también por el aspecto emocional, ya que establece un vínculo especial entre madre e hijo.

A nivel individual y de salud pública, la leche materna tiene muchos beneficios en la salud de los bebés y las mamás desde la concepción y por el resto de la vida3.

Superpoderes de la leche materna

  • Nutrición
  • Salud
  • Amor
  • Sostenibilidad
  • Economía familiar

Baja prevalencia y baja duración de la lactancia materna se asocian a graves enfermedades

  • Durante el mes de la lactancia materna, se celebró con éxito el conversatorio que tuvo como tema central la vacunación contra el Covid-19, precisamente, durante el periodo de amamantamiento.
  • La Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS) en alianza con la Fundación Save The Children Colombia, trabaja constantemente con las madres de niñas y niños menores de dos años que están en etapa de lactancia para enseñarles a suministrar adecuadamente la leche materna.
  • Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la baja prevalencia y la baja duración de la lactancia materna se asocian con un aumento del riesgo de enfermedad y mortalidad en las lactantes, sobre todo por enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias agudas.

Bogotá 17 de agosto de 2021. A través de un conversatorio sobre la vacunación contra el Covid-19 durante el periodo de lactancia, la Dirección de Nutrición y Abastecimiento de la Secretaría Distrital de Integración Social celebró este mes con éxito la importancia de suministrar leche materna a los recién nacidos.

Estudios demuestran que durante los primeros 1.000 días el cerebro de las y los niños comienza a crecer y a desarrollarse y es ahí cuando se construyen las bases para su salud de por vida. Un elemento primordial para una vida saludable es la lactancia materna. Según la Organización Mundial de la Salud, la lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños/as pequeños nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludable.

Precisamente y tal como lo menciona Johanna Rivas, nutricionista de la Fundación Save The Children Colombia, Integración Social en alianza con la fundación, lleva trabajando con las madres de niños y niñas menores de dos años, que están en etapa de lactancia o en etapa gestacional, sobre la importancia de la lactancia materna en sus primeros meses de vida.

Cabe mencionar que, según datos de la OMS, la baja prevalencia y la baja duración de la lactancia materna se asocian con un aumento del riesgo de enfermedad y mortalidad en lactantes, sobre todo por enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias agudas.

Por su parte, Viviana Villegas, nutricionista epidemióloga de la Subdirección de Nutrición de la SDIS, manifestó que, “en el marco de la celebración mundial de la lactancia materna en el mes de agosto, se vienen adelantando este tipo de conversatorios que pretenden hacer un acercamiento con mamitas lactantes en temas relacionados con mitos y conocimientos para la práctica de la lactancia y periodo complementario.

Durante la jornada se llevaron a cabo talleres de preparaciones con leche materna, dirigido por un chef y una nutricionista, quienes fueron los encargados de explicar con claridad sobre los manejos especiales que se deben tener con este alimento, vital en los primeros dos años de vida de los bebés, adicionando alimentos como frutas, verduras y cereales.

La subdirectora de Nutrición de la SDIS, Jacqueline Londoño mencionó que en Integración Social se cuenta con las salas amigas de la familia lactante que son de índole comunitaria y que apuntan a que todas las madres tengan un sitio donde lactar.

“Creemos que las madres deben estar informadas permanentemente y conocer cuál es la política alrededor de la lactancia materna en el Distrito Capital, por esta razón las invitamos a un evento para hablar de diferentes temas sobre lactancia materna, pero el más importante, que debe estar como primordial es la relación entre el Covid-19 y sus vacunas en la etapa gestacional. Por eso nos acompañó el Ministerio de Salud para que nuestras madres estén absolutamente bien informadas acerca de estos temas sobre la salud, no sólo del bebé, sino de ellas también”, dijo la funcionaria.

En Bogotá, según información del Sistema de Vigilancia Alimentaria y Nutricional de la Secretaría Distrital de Salud, cuatro de cada 100 niños y niñas sufren de desnutrición aguda y 12 de cada 100 se encuentran en riesgo de llegar a esta desnutrición.

Además, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el riesgo de que un niño/a tenga desnutrición es 10 veces mayor en niños alimentados con fórmula y como resultado de esta desnutrición se presenta el deterioro nutricional, aparte del consumo de las reservas musculares y grasas. También se compromete en forma importante y muy temprana la inmunidad del recién nacido, produciéndose así una estrecha relación entre desnutrición y enfermedad.

Abre sus puertas un nuevo comedor comunitario- cocina popular en el sector de Las Cruces

  • En Bogotá hay 26.000 personas que se benefician de los servicios que prestan los comedores comunitarios- cocinas populares, espacios que aportan de manera significativa en la seguridad alimentaria de las poblaciones más vulnerables de la capital.

  • Al sector de Las Cruces llega un nuevo espacio para aportar en la seguridad alimentaria de 200 personas que viven situaciones de vulnerabilidad social y económica en el sector.

  • Este nuevo comedor brindará sus servicios sociales de lunes a sábado desde las 11:00 a.m. hasta las 2:00 p.m.

Bogotá, 16 de julio de 2021. Con una capacidad diaria para atender 200 personas de lunes a sábado entre las 11:00 a.m. y hasta las 2:00 p.m., un nuevo comedor comunitario-cocina popular de la Secretaría Distrital de Integración Social, abrió sus puertas en el barrio Las Cruces, localidad Santa Fe.

Este nuevo espacio llega para brindar seguridad alimentaria a personas que viven situaciones de vulnerabilidad económica y social en el sector, y se encuentra ubicado dentro del jardín infantil Las Cruces (Carrera 7 # 1 -57). Atenderá a las niñas y los niños que se encuentran vinculados a este jardín, además de personas mayores, madres cabeza de hogar, personas con discapacidad y residentes de los conocidos “pagadiarios”.

Boris Flomin de León, director de Nutrición y Abastecimiento de la Secretaria Distrital de Integración Social, aseguró durante la apertura del comedor- cocina popular: “Con la apertura del comedor comunitario – cocina popular de Las Cruces aumentamos el rango de atención a beneficiarios en la localidad de Santa fe y con esto, pretendemos mitigar un poco más la vulnerabilidad de los habitantes que lo necesitan”.

Actualmente hay 55 comedores comunitarios- cocinas populares operando en Bogotá, con 22.000 cupos. A esta cifra se suman seis comedores de Idipron que atienden 4.000 personas, para un total de 26.000 beneficiarias y beneficiarios de estos espacios que aportan de manera significativa en la seguridad alimentaria de las poblaciones más vulnerables de la capital.

Por su parte, el subdirector local, Víctor Hugo Valenzuela, argumentó que “el barrio Las Cruces, sector donde funcionará este comedor, es una zona de alta vulnerabilidad y eso, sumado a la pandemia, ha dado resultado a la generación de múltiples situaciones por atender en la población. Por tal razón se espera, en el periodo que inicia la atención, recibir no sólo a las 200 personas que asisten a la cocina popular sino, además, a las niñas y los niños que iniciarán su jornada en el jardín infantil”.

Doña Claudia Acero Ocampo, beneficiaria de esta cocina popular, agradeció al distrito porque considera que este espacio aporta de manera significativa a su diario vivir. En sus palabras: “Este nuevo comedor es un alivio para mi familia, porque vivimos actualmente una situación económica desfavorable”.

Martha Londoño, subdirectora de Abastecimiento en la Secretaría Distrital de Integración Social, comentó: “Nos agrada contribuir a la seguridad alimentaria de las familias aportando el 40 % de las necesidades de energía y nutrientes diarios de una persona, a través de un almuerzo que tiene todas las condiciones de higiene y seguridad que se requieren”.

La Secretaría Distrital de Integración Social le pone rostro a la pobreza y brinda apoyo, asistencia y acompañamiento desde diversos escenarios, a las clases pobres y vulnerables. Este nuevo comedor se suma a los avances en la transformación de los servicios sociales de la entidad, que orienta la política social del distrito.

 
Facebook

Nuevo servicio de comedores comunitarios- cocinas populares fortalece inclusión social, ambiental y productiva

 

  • Este nuevo servicio se denomina: ‘Construyendo Autonomía Alimentaria’ y funciona a través de la implementación de acciones de inclusión social, ambiental y productiva.

 

  • En Bogotá hay 26.000 personas que se benefician de los servicios que prestan los comedores comunitarios- cocinas populares, espacios que aportan de manera significativa en la seguridad alimentaria de las poblaciones más vulnerables de la capital.

 

Bogotá, agosto 9 de 2021. Los comedores comunitarios- cocinas populares de la Secretaría Distrital de Integración Social, liderada por Xinia Navarro, cuentan con un nuevo servicio denominado ‘Construyendo Autonomía Alimentaria’, donde se implementan acciones de inclusión social, ambiental y productiva en las diferentes modalidades de atención.

 

En esa medida, se han desarrollado jornadas de fortalecimiento para capacitar a las y los profesionales de estos espacios, con el fin de implementar las acciones de este nuevo servicio, que se desarrollan a través de cuatro ejes articuladores y dos transversales, así:

 

  • Primer eje: Proceso de fortalecimiento de capacidades y restablecimiento de derechos, identificados y priorizados en el documento denominado ‘Contrato social familiar’, que se concreta con las y los participantes y hogares/familias de la modalidad Comedores Comunitarios - Cocinas Populares.

 

  • Segundo eje: Hace referencia a la sensibilización para la inclusión social y contempla acciones de contextualización de la modalidad de atención, donde se vincula a las y los participantes para identificar su situación personal, familiar y social.

 

  • Tercer eje: Reconocimiento de capacidades que se aborda desde el enfoque de desarrollo humano y tiene el propósito de garantizar la igualdad de oportunidades para que las personas superen las condiciones de vulnerabilidad social o el riesgo a ello, además de promover la calidad de vida de las familias.

 

  • Cuarto eje: Fortalecimiento de capacidades que tienen el propósito de realizar procesos de capacitación, formación, orientación y posibilita espacios de encuentro, discusión y construcción colectiva.

 

  • Quinto eje: Se relaciona con la diversidad y la cultura. Posibilita la transversalización de los enfoques de derechos humanos, diferencial, de género, poblacional y territorial.

 

  • Sexto eje: Acompañamiento y seguimiento, tiene que ver con el acompañamiento a las y los participantes para fortalecer todas las acciones y apoyar la sostenibilidad de las gestiones individuales y colectivas.

 

Clayre Gisela Cruz Fandiño, líder del componente social de la Dirección de Nutrición y Abastecimiento en la Secretaría Distrital de Integración Social, aseguró: “En el transcurso de esta semana, se realizó un ejercicio de fortalecimiento de la línea técnica con profesionales sociales de los comedores comunitarios - cocinas populares, en la búsqueda de ampliar las capacidades que tienen los profesionales en el desarrollo de las diferentes acciones”.  

Y agregó, además, que, actualmente se está capacitando a profesionales sociales de los comedores comunitarios- cocinas populares, con el fin de fortalecer la línea técnica que tiene este servicio social de seguridad alimentaria.

Por su parte, Edwin Díaz Andrade, profesional social del comedor comunitario- cocina popular Potosí, ubicado en la localidad de Ciudad Bolívar, precisó: “Me parecen pertinentes e importantes las capacitaciones, ya que fortalecen nuestra labor en territorio con la comunidad, esto nos permite realizar de manera efectiva nuestro trabajo”.

La información que se trabaja durante estas jornadas de capacitación y actualización de procesos, buscan generar una relación más práctica con la comunidad, para así lograr los diferentes objetivos que tiene este proyecto social.

Actualmente hay 61 comedores comunitarios- cocinas populares operando en Bogotá, con 22.000 cupos. A esta cifra se suman seis comedores de Idipron que atienden 4.000 personas, para un total de 26.000 beneficiarias y beneficiarios de estos espacios que aportan de manera significativa en la seguridad alimentaria de las poblaciones más vulnerables de la capital.

 

 

 
Facebook

 

¿Qué hay detrás de la entrega de los mercados que brindan ayuda por emergencia social en Bogotá?

  • En cada una de las jornadas de entrega de mercados se desarrolla un despliegue logístico que involucra la conformación de un puesto de mando unificado – PMU -, donde se articulan entre entidades y funcionarios las diferentes acciones de distribución.

  • El almacenamiento y distribución de los mercados se realiza desde las Subdirecciones Locales que la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS) tiene en cada una de las localidades de Bogotá.

  • Empleados de los proveedores adjudicados y personal de la SDIS están comprometidos con el cargue, descargue, supervisión y almacenamiento de cada uno de los en promedio mil mercados que se entregan por jornada en los polígonos de pobreza de los barrios seleccionados por La #Tropa Social.

Bogotá, 11 de julio de 2021. Desde hace más o menos dos semanas e inicialmente hasta el mes de enero del próximo año, no será raro ver en las diferentes localidades y barrios de Bogotá a la Tropa Social de la Secretaría Distrital de Integración Social, entregando miles de mercados para mitigar la emergencia social que viven algunas familias vulnerables por la pandemia generada por el Covid-19.

“Esta cadena de distribución comienza en las plantas de los proveedores adjudicatarios donde se ensamblan los mercados y donde funcionarios de Integración Social realizan tareas de supervisión que garantizan la calidad de cada uno de los alimentos que los componen. Después son trasladados a las Subdirecciones Locales donde se distribuyen en los polígonos de pobreza, de acuerdo a la información suministrada por nuestra Tropa Social”, manifestó Boris Flomin, director de Nutrición y Abastecimiento de la SDIS.

Previamente a la entrega de mercados en las localidades se realiza un Puesto de Mando Unificado (PMU), donde en cabeza de un funcionario de la Subdirección de Nutrición y Abastecimiento se articulan con funcionarios de otras entidades distritales y con la Policía Nacional acciones de distribución y seguridad que garanticen que cada beneficiario recibirá la ayuda en óptimas condiciones.

Respecto al proceso de entrega de mercados, José Martínez quien labora como ‘todero’ en la Subdirección Local de Integración Social de Engativá dijo que, “la entrega de estos mercados a las familias y personas que más lo necesitan me parece una buena labor por parte de la alcaldía y de Integración Social. Nosotros cargamos estos mercados desde tempranas horas y pensamos en la alegría que cada uno de estos les producirá a las personas que lo recibirán”.

Agregó: “Uno se acostumbra al peso de cada caja y créame que eso es lo de menos cuando uno se pone a pensar en la tranquilidad que esto generará en las personas. Yo vivo en Usme y he visto que estas ayudas también se entregan en mi barrio a las personas que lo necesitan y eso produce buenos sentimientos”, dijo el empleado.

Cada caja de marcado pesa en promedio entre 25 y 15 kilos, dependiendo si es tipo 1 o tipo 2. Los mercados entre algunos otros artículos contienen aceite, granos, cereales, sal, azúcar, café, atún, chocolate; empacados en una caja de cartón que permite el empaquetamiento y carga de cada uno de estos alimentos.

 
Facebook

Noticias Recientes

Territorio 02 Diciembre 2022

Sistema Distrital del Cuidado, el tema principal en el evento Más Territorio, Menos Escritorio de Ciudad Bolívar

Sistema Distrital del Cuidado, el tema principal en el evento Más Territorio, Menos Escritorio de Ciudad Bolívar
En el Centro Día Carlos Gaviria se realizó el diálogo terri...
Territorio 02 Diciembre 2022

Caricaturas que invitan a niños y niñas a disfrutar del tiempo libre

Caricaturas que invitan a niños y niñas a disfrutar del tiempo libre
16 beneficiarios del Centro Amar de Ciudad Bolívar particip...
Infancia y Adolescencia 02 Diciembre 2022

Cunas nuevas para brindar dulces sueños a niñas y niños de Chapinero

Cunas nuevas para brindar dulces sueños a niñas y niños de Chapinero
Una alianza entre la Secretaría Distrital de Integración So...