Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

Comedores comunitarios operan en modalidad no presencial

 

 
Bogotá, 27 de marzo de 2020. En la Secretaría de integración Social las adultos mayores, los niños y las niñas son prioridad, por lo tanto, durante el tiempo de aislamiento preventivo obligatorio por causa del COVID-19 se adoptan medidas para continuar con la prestación del servicio.

En los comedores comunitarios se restringirá el funcionamiento de los espacios establecidos para el consumo de los alimentos con el fin de evitar aglomeraciones en recintos cerrados.

Para el abasto de las personas mayores de 70 años, se les entrega un paquete de contingencia para 26 días. El operador del servicio de alimentación generará un listado de participantes con horarios para entrega de los alimentos, asegurando turnos de máximo 30 personas cada 30 minutos y garantizando una distancia mínima de 2 metros entre los participantes para evitar contagios.

Estos apoyos son priorizados para los adultos mayores, quienes deben delegar a una persona del grupo familiar para recoger los paquetes alimentarios en el comedor, de modo que se evite el posible contagio del virus en esta población fundamental para la entidad.

Antes del ingreso de cada grupo se garantiza el adecuado proceso de aseo y desinfección. A su vez se genera el prealistamiento de la alimentación a suministrar del grupo citado priorizando por edades para agilizar el proceso de entrega.

Por su parte, la población de menos de 70 años recibirá alimentos en el comedor llevando 4 recipientes previamente lavados y desinfectados para transportar las comidas según los requerimientos nutricionales, se programarán turnos de 30 personas cada 30 minutos, quienes deben recogen su comida y volver inmediatamente a su vivienda.

A aquellos beneficiarios con síntomas gripales se les contacta telefónicamente para que autoricen a un familiar para recoger los alimentos.

Bogotá cuenta con 124 comedores comunitarios, distribuidos en 18 localidades, con capacidad para atender a 35.700 personas al día mediante la entrega de alimentos calientes en adecuadas condiciones sanitarias y de calidad, con un aporte nutricional del 40% de los requerimientos de ingesta de energía y nutrientes para la población colombiana.

La población priorizada en este servicio son niños y niñas mayores de 4 años, adolescentes, personas mayores, mujeres gestantes y personas en riesgo de inseguridad alimentaria severa y moderada.    

 
Facebook

Protocolo para entrega de apoyo alimentario en comedores comunitarios

 

 
Bogotá, 20 de marzo de 2020. La Secretaria Distrital de Integración Social, comprometida con las personas más vulnerables que se encuentran dentro del servicio social Bogotá te nutre, ha dispuesto un protocolo para la entrega de alimentos en comedores comunitarios para mitigar la propagación del virus COVID-19.

La entidad cuenta con el talento humano idóneo y comprometido para la entrega de la alimentación caliente a los participantes de la siguiente manera:

-Las personas harán una fila conservando 2 metros de distancia.
-Al ingresar al comedor deberán lavarse y desinfectarse las manos.
-Pasarán con 4 recipientes para que en ellos le sea entregado sopa, seco, jugo y postre.
-Las personas se retirarán hacia sus hogares.

El horario de entrega de los alimentos será de 10:30 a.m. hasta las 3:00 p.m., hasta nuevas directrices.

Participantes de comedores que se encuentren con gripa no deberán asistir y podrán enviar a una persona de confianza para que reclamen y lleven a su casa el almuerzo, preferiblemente en recipientes desechables.

Los adultos mayores de 70 años deberán quedarse en casa. Ellos estarán amparados con un paquete alimentario durante 26 días, siempre y cuando designen a una persona responsable de reclamar el paquete alimentario y tengan cocina para la preparación de los alimentos.

La seguridad alimentaria de la comunidad más vulnerable es prioridad para la Secretaría de Integración Social. Por eso los profesionales que atienden a nuestros usuarios también acatan las normas con la indumentaria requerida para la preparación y entrega de los alimentos, y promueven las medidas preventivas como el lavado de manos y la desinfección de recipientes.    

 
Facebook

“A mí el comedor me regresó las ganas de vivir”.

 

 
Bogotá 10 febrero 2020. La señora Gilma Benavides Sierra de 59 años es una de las 270 personas que asiste, desde hace algo más de dos años, al comedor Manzanares, del Barrio Charles de Gaulle, en la localidad de Bosa.

Esta bogotana creció en una familia acomodada, pero con la muerte de su padre, cuando ella apenas tenía 16 años, fue el inicio de la crisis familiar. Empezaron los malos tratos proferidos por sus hermanos y su vida se vio carente de ese amor y apoyo, que, en vida, le daba su padre.

Pasó parte de su juventud cuidando a su mamá quien se encontraba muy enferma, una vez murió su madre, quedó más sola que nunca. La mala relación con sus hermanos se agudizó y el tiempo de juventud que no aprovechó, le pasó cuenta de cobro y de pronto se encontró sin recursos, agobiada por los años, enferma y con una inmensa soledad.

Gilma llegó al comedor Manzanares de la localidad de Bosa, remitida por la Secretaría de Salud. Sufre de una enfermedad coronaria, diabetes, falla respiratoria y con un trastorno de ansiedad generalizado. “La llegada al comedor fue como una bendición para mí, primero porque contar con una comida caliente y poder socializar con vecinos y conocidos fue muy valioso, pero lo más importante fueron los talleres que brinda el comedor” afirmó.

“Recuerdo el taller de cultivos, yo había durado varios meses hospitalizada y al regresar a la vivienda las plantas que tanto quería murieron y quedé sin ganas de nada, pero con este taller me despertaron otra vez el amor por las plantas y volví a tener mis matas y eso me alegró mucho” añadió.

En los talleres se abordan temas como economía familiar, emprendimiento, empoderamiento y Derechos, entre otros, el propósito de estos espacios de ‘Desarrollo de Capacidades para la Inclusión Social’, es aportarle a la cualificación de los participantes del comedor y contribuir a mejorar su calidad de vida, y esto fue lo que justamente ocurrió con doña Gilma Benavides, ella recuerda y reconoce que los talleres le aportaron elementos para ver la vida de otra manera, tanto así que sus condiciones de salud mejoraron ostensiblemente.

Pero el taller que más recuerda es el de Entornos Protectores y Territorios Seguros, “En este taller exteriorizamos los monstruos de la violencia en nuestra cotidianidad. Después de tantos años pude comprender lo que me había pasado, las violencias que había padecido a lo largo de mi vida, eso fue muy importante para mí, porque me ayudo a aliviar una gran carga” afirma doña Gilma.

Lo cierto es que con el paso del tiempo se redujeron sus dolencias, se volvió más sociable y lo más significativo, disminuyó su ansiedad. Se tornó más tranquila y segura, un aspecto relevante fue observar cómo doña Gilma se empoderó en sus derechos, con los conocimientos adquiridos en los talleres que recibió en el comedor, restableció sus derechos en salud y la costumbre de indagar y documentarse.

Hoy es una mujer que cuenta con conocimientos que le hicieron ver y sentir que en la vida hay esperanza y a pesar de las dificultades siempre hay razones para vivir y continuar el camino, por eso no exagera cuando dice con firmeza “A mí el comedor me regresó las ganas de vivir “.

La Secretaría Distrital de Integración Social cuenta con 13 comedores en la localidad de Bosa donde se atienden niños, niñas, jóvenes, adultos y personas mayores vulnerables, quienes además de recibir un alimento caliente y balanceado, se benefician también con talleres, actividades artísticas, culturales y de desarrollo personal que le aportan a la calidad de vida de los participantes y sus familias.
 

 
 
Facebook

Servicio de complementación alimentaria tendrá continuidad durante alerta amarilla

 

 
Bogotá, 19 de marzo de 2020. La Secretaria de Integración Social esta comprometidos con el bienestar y la atención de las personas más vulnerables, por eso desde la Dirección de Nutrición y Abastecimiento creó un protocolo para dar tranquilidad a los usuarios sobre la continuidad de su servicio de complementación alimentaria por medio de canastas básicas, paquetes alimentarios de contingencia y refrigerios.

Estas son las orientaciones para los participantes de servicio, contratistas, interventores, profesionales locales de la subdirección y equipo de seguimiento, con el fin de disminuir el riesgo epidemiológico y prevenir el contagio de persona a persona de infecciones respiratorias como las ocasionadas por el COVID-19 y agentes similares.

ACCIONES GENERALES

• Lávese las manos continuamente, en un periodo no mayor a 3 horas.
• Augúrese de acatar medidas de prevención hacia el COVID-19
• Conozca el plan de contingencia ante un posible caso de contagio.
• Difunda la información básica sobre el COVID- 19: signos, síntomas, formas o medidas de prevención y control durante los días de aislamiento.
• Ofrezca información a la comunidad sobre consultas telefónicas y en páginas web de los servicios sanitarios pertinentes.
• Se recomienda a los participantes, manipuladores de alimentos y representantes de la comunidad y/o del cabildo cumplir con la implementación de las recomendaciones de la Alcaldía Mayor de Bogotá́ y las actividades de cuidado preventivo.

RECOMENDACIONES GENERALES PARA MANIPULADORES DE ALIMENTOS

1. Reforzar el protocolo de actividades de buenas prácticas de manufactura
2. Intensificar actividades de capacitación y monitoreo al cumplimiento de los procedimientos, guíasclínicas de atención y protocolos para la detección, diagnóstico y manejo de las infecciones respiratorias agudas establecidos por el Ministerio de Salud y Protección Social y el Instituto Nacional de Salud - INS.

RECOMENDACIONES ESPECÍFICAS PARA PROFESIONALES LOCALES

1. Suspender hasta nueva disposición visitas domiciliarias, encuentros con familias, organizaciones sociales o actividades con otras entidades que impliquen ingreso de personas ajenas a la unidad operativa.
2. Suspenderla toma antropométrica de los participantes, así́ como actividades de estilos de vida saludable y otras que impliquen reuniones masivas.
3. La persona responsable de la entrega de la canasta o el refrigerio debe:
• Organizar turnos de máximo 40 personas para recibir el apoyo alimentario.
• Generar listados oportunos de los participantes, con los horarios respectivos de recepción de la canasta o el refrigerio.
• Comunicar temprana y efectivamente, para evitar confusiones y aglomeraciones a la hora de entrega.
• Informar a los usuarios que es obligatorio asistir en el horario programado.
• Cumplir los tiempos de entrega establecidos en las Fichas Técnicas de distribución y entrega de canastas y refrigerios y cabildos indígenas.

Conoce aquí eldocumento completo con el protocolo preventivo para el servicio de complementación alimentaria de la Dirección de Nutrición y Abastecimiento de la Secretaría de Integración Social.

Haga clic aquí para ver el protocolo.
   

 
Facebook

Micronutrientes en la primera infancia, más allá de los cuentos y las fábulas

 

 
Bogotá, agosto 12 de 2019. De pequeños nos convencían que comer espinaca nos haría fuertes como ‘Popeye, el marino’, un personaje de dibujos animados, con músculosos brazos, un tatuaje de ancla y una particular relación con el consumo de vegetales, los cuales aumentan su fuerza a límites sobrehumanos.

Y sin entenderlo muy bien nos comíamos hasta la última verdura que hubiera en el plato. Sin embargo, rara vez entendemos la importancia que tienen las frutas y vegetales para el crecimiento integral de los niños y las niñas.

¿Por qué es tan importante el consumo de micronutrientes en la primera infancia?

Los micronutrientes son conocidos como vitaminas y minerales y son esenciales para el organismo en cantidades muy pequeñas para múltiples funciones como en el crecimiento y desarrollo en los niños y las niñas. Son los encargados del mantenimiento de las funciones normales del cerebro, los huesos y del cuerpo en general, es por ello que la falta de estos micronutrientes puede ocasionar en los niños retrasos en su crecimiento, retrasos cognitivos, debilidad inmunológica, enfermedades en diferentes órganos como los ojos, la piel y el cabello, etc.

Según Martha Liliana Huertas, subdirectora de Nutrición de la Secretaría de Integración Social, “la carencia de estos micronutrientes se desarrolla de manera lenta y cuando se da, por lo general, los daños son irreversibles, por tal motivo es fundamental que los niños y las niñas consuman constantemente los alimentos que contienes gran carga de vitaminas y minerales”, agregó Huertas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia (ENSIN 2015), los déficits de micronutrientes más frecuentes en niños y niñas son: hierro, zinc y vitamina A. No obstante, la carencia de Calcio, vitamina D y Ácido Fólico, es una preocupación importante en la mujer en embarazo ya que puede conducir a complicaciones en la salud de la madre y del bebé en crecimiento.

El déficit de hierro produce anemia en los niños lo cual puede llevar a los niños y niñas a presentar más infecciones, así como, retraso y problemas en el aprendizaje. El déficit de Zinc altera las funciones inmunológicas del organismo, especialmente a nivel gastrointestinal, afecta la absorción de otros nutrientes y por su parte, la carencia de ‘Vitamina A’ afecta la visión, la piel y hace que se presente enfermedades como el Sarampión que puede llevar a la muerte cuando no se es tratado de manera adecuada principalmente en ciertas edades.

¿Cómo garantiza Integración Social prevenir el déficit de micronutrientes en niños y niñas?

La Secretaría Distrital de Integración Social realiza una planificación alimentaria cumpliendo la norma establecida por el Ministerio de Salud y el ICBF para el país, como son las recomendaciones de Ingesta de Energía y Nutrientes (RIEN), para la población colombiana, los mensajes de las Guías Alimentarias Basadas en Alimentos para la población colombiana (GABAS), y las diferentes estrategias para la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión, entre otras. Así mismo, suministra en la alimentación diaria micronutrientes como Calcio, Hierro, Vitamina A, sodio.

Teniendo en cuenta las recomendaciones establecidas en las Guías Alimentarias Basadas en Alimentos para la población colombiana (GABA), en los jardines infantiles del distrito garantizamos el 70% del aporte nutricional de las recomendaciones de ingesta de energía y nutrientes diarios, suministrando lácteos de dos a tres veces al día y vísceras una vez a la semana, frutas y verduras de tres a cinco porciones al día.

Adicionalmente NO se suministran alimentos enlatados y embutidos ya que estos son altos en sus componentes de sodio y pueden generar enfermedades crónicas a futuro.

¿Qué alimentos proporcionar para evitar un déficit de micronutrientes?

Durante los primero meses de vida es indispensable ofrecer a los niños y las niñas una alimentación balanceada y rica en vitaminas en minerales, no solamente rico en el consumo de frutas y vegetales, sino adicionalmente incluir proteínas que favorezcan el bienestar de los menores. Esta alimentación debe garantizarse a los más pequeños durante la primera fase de formación, desarrollo y crecimiento, es decir, por lo menos durante los primeros cinco años.

Según Huertas el principal alimento fuente de estos micronutrientes es la leche materna, “la cual debe suministrarse de manera exclusiva durante los primeros seis meses de vida y de manera complementaria hasta los dos años”. A partir de los seis meses de vida del bebé se debe iniciar con la alimentación complementaria, y en este proceso es fundamental introducir alimentos fuentes de estos micronutrientes así:
 
 MICRONUTRIENTE   ALIMENTOS FUENTE
Hierro Carnes rojas, vísceras de res, de ternera y de pollo
Zinc Alimentos proteicos de origen animal: carne, pollo, huevo, pescado
Vitamina A Vísceras de res y pollo, huevo. Verduras fuentes de carotenos: brócoli, zanahoria, espinaca, tomate. Frutas fuentes de carotenos: durazno, mango, papaya, melón
 
Durante la alimentación de la primera infancia y especialmente del menor de 2 años, deben proporcionarse los alimentos de manera equilibrada, consumiendo todos los grupos alimentarios y realizándose entre tres a cinco tiempos de comida diariamente en los que se les ofrezca a los niños y niñas frutas enteras, verduras cocidas y en ensaladas, cereales integrales, alimentos proteicos de origen animal.

Huertas recomienda que, “los productos ultraprocesados como paquetes, jugos industrializados, productos de bizcochería, entre otros, no deben suplir los tiempos de comida y adicionalmente no se deben consumir en exceso ya que estos no contienen los micronutrientes en las cantidades requeridas y son altos en grasas no saludables como las grasas trans, azúcares simples y sodio”, concluyó la subdirectora de Nutrición de la Secretaría de Integración Social.

 
 
Facebook

Noticias Recientes

LGBTI 30 Enero 2023

Distrito facilita preinscripciones a las estrategias educativas flexibles a sectores sociales LGBTI y población vulnerable

Distrito facilita preinscripciones a las estrategias educativas flexibles a sectores sociales LGBTI y población vulnerable
Cada una de las tres casas LGBTI, ubicadas estratégicamente...
Vejez 30 Enero 2023

A través del Árbol de La Esperanza, Gilma logró sanar sus tristezas

A través del Árbol de La Esperanza, Gilma logró sanar sus tristezas
Gracias a los talleres artísticos que reciben los participa...
Infancia y Adolescencia 30 Enero 2023

Comunicado: Convenios con cajas de compensación familiar para operar jardines infantiles

Comunicado: Convenios con cajas de compensación familiar para operar jardines infantiles
Bogotá, D.C., enero 30 de 2023.- Luego de recibir las obser...