Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

La historia de un hombre trans que se le escapó a la discriminación

 

 
• Este 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homolesbitransfobia. La historia de Carlos habla de violencia, discriminación, vida en la calle y transformación.

• La estrategia de empleabilidad y emprendimiento para la inclusión socio laboral de personas LGBTI, de la Subdirección para Asuntos LGBTI de la Secretaría Distrital de Integración Social, busca contribuir en el mejoramiento de la calidad de vida y reducir sus niveles de vulnerabilidad.

Bogotá, 15 de mayo de 2020. Fue el día de su cumpleaños número 15 cuando se despidió de ella para siempre. Se cortó su larga melena y salió de casa para no volver. Ese aniversario, que celebró con una rumba en una discoteca en el centro de la ciudad, fue el inicio de la nueva vida de Helena, que desde entonces sería Carlos.

Apenas un año antes había recibido una puñalada “por tener el pecado encima”, ese de querer llevarle la contraria a la naturaleza, convirtiéndose en hombre cuando había nacido hembra. Sus victimarios: los miembros de la pandilla del barrio en el que vivía.

Hasta los 9 años su infancia transcurrió con tranquilidad en la casas de familia donde su mamá trabajaba como empleada doméstica, hasta que llegaron al hogar de un patrón abusador. “Allá pasó algo feo, el señor intentó abusar de mí. Desde entonces recibí maltrato sicológico por parte de él, que además manipulaba a mi mamá, pero yo nunca tuve el valor de decirle a ella lo que pasaba”. Fue tan tensa la situación que su mamá un día le pidió que se fuera de la casa. Helena tenía 12 años.

Ahora buscaba refugio en la nueva familia que había encontrado en un parche de parceros con los que se sentía tranquilo y aceptado, le daban posada de cuando en cuando y le enseñaron a sortear la dureza de la calle.

Por muchos años estuvo en el Cartucho y en el Bronx, aprendió a robar, sucumbió al consumo de drogas, fue taquillero, reciclador y hasta administró una zona del Bronx.

De vez en cuando Carlos le llevaba dinero y medicamentos a su mamá, pero nunca se quedaba de nuevo con ella. Ya habían completado casi 20 años separados cuando un accidente determinó su reencuentro definitivo. “Un día desperté en el hospital Samper Mendoza. Me había atropellado un taxi, me dañó un pie, ¡Por poco me lo quita! Tenían que operarme pero se necesitaba la autorización de un familiar”.

Cuando ella se enteró del accidente corrió a su lado para acompañarlo. Y desde entonces siguen juntos.

Sin trabajo, sin dinero y con Carlos aún convaleciente, consiguieron una pequeña habitación que compartían con una perrita rescatada del Cartucho. Solo tenían una cama. Las necesidades empezaron a crecer, así que aún en muletas, Carlos comenzó a recorrer las zonas comerciales de Bogotá para vender CD’s piratas, y luego consiguió trabajo en una recicladora. “Ayudaba a clasificar material, pero más que todo me ponían a contar la plata. Me dieron un cuaderno, yo anotaba todo y ellos decían que todo se entendía y las cuentas estaban claras. En ese trabajo me sentía tranquilo porque le brindaba una estabilidad económica a mi mamá… pero volví a la calle”.

Los apuros económicos regresaron y empezó a buscar ayuda. Así, llegó a la Subdirección para Asuntos LGBTI de la Secretaría Distrital de Integración Social. “Sentí esa aceptación y la alegría de ver gente cómo tú que están en oficinas trabajando para que personas como yo tengan acceso a beneficios. Me gustó ver gente humana, cálida, que escucha, que te hace sentir bien, que no te trata de lejitos, sino con cercanía y calor humano”.

Con pocos estudios y sin experiencia formal pero lleno de ganas, asumió el reto de emplearse formalmente por primera vez, la alternativa que le planteó la estrategia de empleabilidad de la subdirección. Allí lo acompañaron durante 2 meses para conseguir entrevistas y lo orientaron para desenvolverse de la mejor manera. Gracias a eso, empezó a trabajar como temporal en labores de limpieza y reabastecimiento de las áreas de cocina en restaurantes y hoteles.

Una compañía de servicios multinacional lo capacitó con un curso a través de su fundación. “Duró 20 días. Para sustentarme me tocó ponerme a reciclar. Iba al curso en el día y reciclaba por la noche. A las seis de la mañana me bañaba y salía de nuevo para el curso. No dormía, con tal de salir adelante”. Y finalmente pasó, lo felicitaron, y le dijeron que “era uno de los mejores, que muy pilo”, dice cargado de orgullo.

Esta experiencia fue su renacer. Atrás quedaron las calles, la violencia, la discriminación… “Me ha cambiado la vida y ahora pienso estudiar. Este año acabo el bachillerato y después quiero estudiar trabajo social para apoyar a personas como yo. Sería como estar en los 2 extremos del camino: yo necesité la ayuda y como trabajador social no miraría a la gente de lejitos. Sería un ejemplo para mostrar lo que he hecho para que otros se animen y vean otra alternativa. ¡Nunca es tarde!”.

*Los nombres de los protagonistas de la historia fueron cambiados para proteger su identidad.
 

 
 
Facebook

En cuarentena, las mujeres con orientación sexual diversa celebran su visibilidad

 

 
El 26 de abril se celebra el día de la visibilidad lésbica. La celebración desafía a una sociedad hetero-normativa que discrimina, estigmatiza y violenta expresiones sexuales diversas.
 
Los principales problemas de las mujeres con orientación sexual diversa se refieren a violencia Intrafamiliar, violencia en relación con el cuidado de los hijos/as, violencia ginecológica y violencia simbólica.

Bogotá, abril 25 de 2020. El 26 de abril se celebra el día de la visibilidad lésbica, una conmemoración que se realiza desde 2008 en todo el mundo.  

En Bogotá, esta actividad responde a una meta de la Política Publica de Mujeres y Equidad de Género relacionada con el derecho a una cultura libre de sexismos, cuyo objetivo específico es el de superar estereotipos y prácticas sociales, culturales, religiosas e ideológicas y avanzar en la superación de los estereotipos y los roles sociales afianzados en la cultura que reproducen discriminación, desigualdad y subordinación en las mujeres. 

En esa medida se propone como actividad conmemorar fechas emblemáticas relacionadas con los derechos de las mujeres, de género y diferencial las cuales visibilicen necesidades, demandas y particularidades de las Mujeres LBT.

La necesidad de la visibilización implica desafiar una sociedad hetero-normativa, que discrimina, estigmatiza y violenta expresiones sexuales diversas.La visibilidad subvierte ese orden social, lo desafía y lo provoca, a través de una política del amor, de la cooperación, de la sororidad del cuidado entre mujeres que se aman.

Para muchas mujeres lesbianas estas dos condiciones son sinónimo de discriminación. De ahí la importancia del lema de la campaña ´Lesbianas y visibles´,de la Subdirección para asuntos LGBTI de la Secretaría de Integración Social, de hacer públicos sus aportes sociales en la construcción de comunidad a través de arte, política, investigación, cultura, deporte y demás áreas donde habitan, pero son invisibles por la heterónoma obligatoria que produce miedo y ocultamiento.

“La ciudad de Bogotá vive un momento histórico, es gobernada por una alcaldesa que se identifica como abiertamente lesbiana, una líder con cualidades de ecuanimidad y ética del cuidado, que son características no sólo de una mujer sino de una mujer diversa. Su elección evidencia el cambio de una sociedad que apunta a tener menos prejuicios, reconoce la diferencia, que discrimina menos, visibiliza una transformación social y cultural”, señaló Daisy Olarte Navarro, Subdirectora para asuntos LGBTI de la Secretaría de Integración Social.

Aunque la ciudad parece estar reduciendo esterotipos, las mujeres con orientación sexual diversa son aún enfrentan estas situaciones:

• Violencia Intrafamiliar (Al interior de las familias nucleares y también en las familias diversas -homoparentales).
• Violencia en relación con el cuidado de los hijos/as: se invisibiliza y vulnera el rol de cuidadoras y madres.
• Violencia ginecológica (procedimientos médicos y servicios de salud)
• Violencia simbólica (normas hetero-patriarcales).
• Violencia verbal cuando se presumen expresiones identitarias masculinas, como machorra o camionera.

Acciones durante la pandemia

En el marco de la pandemia, la Subdirección para Asuntos LGBTI ha prestado los servicios de acompañamiento y asesoría psicosocial para atender los efectos emocionales y mentales derivados del confinamiento.

Así mismo, ha brindado orientación y traslado de servicios sociales a mujeres lesbianas a Comisarias de Familia para los casos de violencia derivados al confinamiento; a los servicios de Enlace Social y Bogotá Solidaria en Casa para la recepción de ayudas, mercados y transferencias monetarias en el marco de la emergencia social; y orientación socio-jurídica para la garantía de derechos en los casos de violencia derivados por la aplicación del decreto de Pico y Género.“En esta pandemia, las mujeres lesbianas no están solas, tienen una Subdirección que vela por la garantía de sus derechos”, recalca Olarte.

Con el Hashtag #VisibilizaTusDerechos y #LesbianasyVisiblesen redes sociales se hará la visibilización de las mujeres LGBT de Bogotá.

Ver: Línea Diversa intensifica atención psicosocial para población LGBTI durante cuarentena
 

 
 
Facebook

Bogotá celebra el ‘Día Internacional de la Visibilidad Trans´

 

 
Bogotá, 31 de marzo de 2020. Con el lema ‘Orgullosamente Trans’, la Secretaría Distrital de Integración Social se une al ‘Día Internacional de la Visibilidad Trans´, celebración que se fundamenta en el reconocimiento de los aportes de esta población a la sociedad, así como en la necesidad de continuar fortaleciendo la lucha contra su discriminación y cualquier otra forma de violencia.

Bogotá ha sido una de las ciudades en la que la población transgénero ha logrado avanzar positivamente en la conquista de espacios participativos antes vedados para esta comunidad.

Actualmente los escenarios públicos y privados con las más altas responsabilidades, cuentan con el talento, el profesionalismo y el compromiso de representantes de este sector desde los roles de decisión e incidencia social, económica, política y cultural.

Los espacios académicos también gozan de los aportes y orientaciones en distintas áreas del conocimiento y la investigación y los escenarios laborales hoy cada vez son más incluyentes.

Con una nueva mirada y desde la reivindicación de una ciudadanía activa y el ejercicio de derechos plenos, gradualmente este sector social cobra relevancia y un rol protagónico a través de liderazgos representativos, cada vez más cualificados y preparados para los desafíos que deben enfrentar en todos los ámbitos.
 

Según Deysi Olarte, Subdirectora para asuntos LGBTI de la Secretaría, “estamos en un momento muy importante, pues nos pone en la sociedad contemporánea en un lugar de empoderamiento cultural, económico, político y de incidencia social. Históricamente, por lo menos desde la cultura occidental, hemos sido invisibilizadas, violentadas, segregadas...Que haya un día que conmemora la visibilidad trans es un acto político con el que le decimos a la sociedad que siempre hemos estado acá, siempre hemos contribuido al desarrollo social, incluso desde la marginalidad”.

“En este momento es importante salir a la luz, mostrarnos como somos, mostrar nuestras identidades, nuestros cuerpos, nuestras formas de ser y de vivir, de habitar y de convivir en el mundo y con los demás seres humanos; lo que considero es un tema revolucionario en el cual buscamos que la estructura de la sociedad mejore para entender la diversidad, para entender al otro, para entendernos desde nuestra dimensión humana que va más allá de a quién amo, o más allá de si tengo un sexo o un género. Lo más importante es potencializar al ser humano y la forma diversa de serlo que no necesariamente debe obedecer a unos parámetros binarios desde la genitalidad sino que yo desde la autonomía de mis derechos puedo hacer uso y disfrute de mi cuerpo y de mis acciones desde la identidad de género que yo quiera”.

Otro de los avances que destaca Olarte es la transformación de la visión de la familia en la comprensión sobre la diversidad y las personas trans y su entendimiento frente a la construcción de identidades, lo que garantiza que los miembros transgénero al interior de una familia sean protegidos y no expulsados sometiéndolos a situaciones de marginalidad y riesgo.

Sin embargo, aún hay mucho camino por recorrer, enriqueciendo la política pública LGBTI, fortaleciendo el acceso a la educación, la salud, el trabajo y la cultura con igualdad de oportunidades, para las personas trans.

Es el momento para que esta comunidad se robustezca desde el tejido social y la construcción de redes que permitan de manera solidaria y cooperativa seguir trabajando por los intereses colectivos desde la inclusión en la búsqueda constante del bienestar y la calidad de vida de todas, todos y todes.

Desde la Secretaria Distrital de Integración Social se desarrolla un trabajo constante y continuo por la garantía plena de los derechos de las personas de los sectores sociales LGBTI, a través de estrategias de fortalecimiento de capacidades y generación de oportunidades por medio de procesos de formación con alianzas públicas y privadas y de la gestión inter y transectorial.

Así mismo en el desarrollo de una labor comprometida en pro de la sensibilización y transformación de imaginarios y representaciones sociales con acciones encaminadas a lograr el cambio de prácticas y patrones culturales que reproduzcan distintas formas de violencia.

La Subdirección Para Asuntos LGBTI se suma a esta celebración desde una apuesta comprometida con el empoderamiento y la transformación de imaginarios abriendo los caminos para la visibilidad y la participación de las personas trans en los distintos campos de desarrollo en la ciudad.
    

 
Facebook

Línea Diversa intensifica atención psicosocial para comunidad LGBTI durante cuarentena

 

 
• La ‘Línea Diversa’ 3108644214 cuenta con un equipo de profesionales psicosociales para atender a la población LGBTI. La atención se realiza de lunes a viernes, de 8 a.m. a 6 p.m. 

Bogotá, 22 de abril de 2020. El mayor pico en la demanda de atención psicosocial telefónica de la Línea Diversa, para comunidad LGBTI, desde junio pasado cuando entró en operación, ha sido ahora, durante la implementación de la medida de distanciamiento social determinada por la actual administración, como mecanismo de contención del virus COVID-19.

Durante el pasado mes de marzo se recibieron 30 llamadas, mientras que solo en los primeros 10 días de abril se registraron 46, y la demanda va en aumento, de acuerdo con lo reportado por Geovany Suaza, psicólogo y líder del componente psicosocial de la Subdirección para asuntos LGBTI de la Secretaría Distrital de Integración Social.

Durante esta coyuntura los temas de mayor consulta por los usuarios son las relacionadas con la imposibilidad de cubrir necesidades básicas como vivienda, alimentación y salud. Estos casos se orientan y referencian a los diferentes servicios ofrecidos en el distrito.

Un equipo profesional de 4 psicólogos y 2 trabajadores sociales están disponibles de lunes a viernes entre las 8 a.m. y las 6 p.m., para recibir las llamadas o mensajes por WhatsApp de participantes LGBTI, sus familias y redes de apoyo que requieran orientación.
 

El servicio tiene tres modalidades de atención:

• Intervención breve a quienes se encuentren en situaciones de crisis o emergencia emocional o requieran de orientación para la resolución de conflictos.

• Información sobre ofertas de servicios de la Subdirección para Asuntos LGBTI.

• Información sobre rutas de atención institucionales en otros servicios distritales.

Para Suaza, “la situación de cuarentena representa mayores riesgos cuando las personas de los sectores LGBTI no cuentan con un entorno acogedor y de reconocimiento de su diversidad, aumentando así las violencias simbólicas, emocionales y físicas por parte de los grupos familiares. Por tanto se identifica un incremento de solicitudes de atención frente a situaciones emocionales y conductuales por ansiedad, angustia, sentimientos de amenaza e incertidumbre y falta de sentido, que requieren un acompañamiento y seguimiento psicosocial”.

Cómo opera la Línea Diversa

El proceso de atención se desarrolla a través de protocolos, lo que significa que hay una preparación previa para atención en crisis emocional y también para la identificación de la conducta suicida. Si esta conducta es identificada, se valora la atención con el protocolo de conducta suicida y la escala del riesgo. Si es alto se activa la línea 123 para emergencias y el servicio de SISVECOS (Sistema de vigilancia epidemiológico de la conducta suicida) de la Dirección de Salud Pública de la Secretaría Distrital de Salud.

Cuando se identifican situaciones de violencia o está en riesgo el bienestar e integridad de las personas se activa un protocolo interno con la UCD (Unidad Contra la Discriminación), y se activan las rutas de articulación con las entidades competentes en el distrito.

“La Línea Diversa se ha convertido en un canal directo para que los y las participantes LGBTI, sus familias y redes de apoyo y afecto manifiesten sus experiencias, vivencias y situaciones de dificultad y garantiza el respeto y cuidado por las experiencias vida de quienes se comunican, en un marco de confidencialidad y debido proceso”, señaló Suaza.

Aunque la Línea Diversa es distrital, durante la cuarentena los profesionales han recibido llamadas de personas de la comunidad LGBTI de otras ciudades como Pasto, Barranquilla, Santa Marta, Medellín y Villavicencio, una situación que revela la urgencia de implementar este tipo de atención en otras regiones del país.

La ‘Línea Diversa’ garantiza que el servicio psicosocial no solo se ubique en la presencialidad de las unidades operativas y plantea una alternativa de fácil acceso para las personas de los sectores LGBTI.

“En nuestros servicios las personas de los sectores sociales LGBTI siempre encuentran un lugar de atención respetuoso, de confianza, seguro, que garantiza el reconocimiento de sus orientaciones sexuales e identidades de género diversas” concluyó Geovanny Suaza.

‘Línea Diversa’ 3108644214.
Atención de lunes a viernes, en el horario de 8 am a 6 pm.
 

 
 
Facebook

Con una importante participación ciudadana, finalizó ‘Diplomado en liderazgo LGBTI e Incidencia Social’

 

 
Bogotá, 4 de marzo de 2020. Estrategias de Aprendizaje, habilidades para el liderazgo, formulación de proyectos, bioética, humanismo, desarrollo de capacidades personales, construcción de paz y enfoque de género, fueron los temas centrales del primer nivel del Diplomado en ‘Liderazgo LGBTI e Incidencia Social’ .

Este proceso de formación a líderes sociales LGBTI, en articulación con la Organización SEISCO y la plataforma ‘LGBTI por la Paz’ se desarrolló durante 13 jornadas en el Centro de Atención Integral a la Diversidad Sexual y de Género, ´CAIDSG Sebastián Romero’.

Como producto de este proceso se desarrollaron 4 micro proyectos ciudadanos denominados: Auto cuidado y buen vivir, Organizaciones basadas en la fe, Tu mente territorio de paz, Visualizarte, los cuales dan cuenta del capital transformador de nuestros líderes y su trabajo en red, desde la Política Pública LGBTI.

Luis Carlos Caballero quien orientó el programa de 60 horas en el que se generaron estos micro proyectos afirmó, “Nos interesa impulsar y acompañar esos liderazgos jóvenes y esos liderazgos que están en los barrios, que llevan muchos años y que han sentido que están trabajando solos y no es así. Que sepan que aquí hay todo un respaldo institucional y de otras organizaciones de base, que estamos para apoyarlos en su trabajo de construcción social, tejido e inclusión”.

Por su parte Carlos Alberto Castillo, miembro activo de la ‘mesa de afirmación mormones LGBTI, familia y amigos’, indicó que “culminó el Diplomado de Incidencia Social LGBTI, con unos maravillosos docentes, personas que tienen una trayectoria interesante en asuntos políticos y académicos, esta es una de las tantas cosas que se hacen en la casa Sebastián Romero de Teusaquillo, entre ellas este tema de formación, el diplomado va a potenciar mucho más nuestro liderazgo”.
 
 
 

“Nuestro proyecto lo llamamos red de organizaciones basadas en la fe porque hemos visto mucho tema relacionado con el suicidio de personas trans y LGBTI. El índice de suicidios de las personas sexualmente diversas que profesan o pertenecen a algún grupo religioso o no, en la mayoría de los casos se genera por los discursos de odio y discriminación, pero también por otros contextos” señaló Castillo.

“Mediante el uso de los medios tecnológicos queremos presentar una propuesta digital, con potencial de difusión, con un mensaje de esperanza y valor que reivindique la fe y ayude a reconciliarla con la orientación sexual e identidad de género; de manera que las personas puedan vivir libres de culpa y del dolor que genera el choque entre la fe y la diversidad sexual”. afirmó Castillo, líder destacado del Diplomado.

El Centro de Atención Integral a la Diversidad Sexual y de Género ‘CAIDSG Sebastián Romero’, programará el segundo nivel del ‘Diplomado en liderazgo LGTBI e Incidencia Social’, y seguirá abriendo espacios de formación y desarrollo de capacidades, dirigido a líderes y lideresas de los sectores sociales LGBTI y ciudadanos interesados en estos procesos, fortaleciendo así la implementación de la Política Pública en los territorios.
   

 
Facebook

Noticias Recientes

LGBTI 05 Julio 2022

Integración Social le apunta a ambientes laborales inclusivos

Integración Social le apunta a ambientes laborales inclusivos
Servidoras y servidores de la Secretaría de Integración Soc...
Adultez 05 Julio 2022

Con atención a habitantes de calle, se conmemoraron 6 años de la intervención del Bronx

Con atención a habitantes de calle, se conmemoraron 6 años de la intervención del Bronx
1.000 ciudadanas y ciudadanos habitantes de calle fueron co...
Adultez 05 Julio 2022

Así avanza la política pública de adultez en Bogotá

Así avanza la política pública de adultez en Bogotá
El Comité Operativo Distrital de Adultez (CODA), sesiona du...