Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
Andy y Mateo son dos jóvenes transgéneros e integran una familia en Bosa. Son líderes que luchan porque se reconozca la diversidad sexual.

Bogotá, 29 de mayo de 2020. Andy Manuel y Mateo se conocieron a través de las redes sociales, se enamoraron y decidieron formar un hogar como familia diversa en la Localidad de Bosa.

Andy Manuel tiene 22 años. Al cumplir su mayoría de edad formó un hogar con Mateo. Rompió barreras de discriminación y empezó su camino a la masculinidad. Es activista de la Red de Afecto y del Consejo LGBTI. Su deseo es capacitarse como técnico y encontrar un empleo con mejores condiciones.

Mateo Vergara es líder social de la Localidad de Bosa, defensor de los derechos de la comunidad LGBTI. Terminó su formación media y se capacitó en Derechos Humanos y Seguridad Industrial. Desde los 15 años asumió su condición transgénero con el apoyo de su familia, que lo acepta con su identidad de género.
 

Hace 5 años, esta pareja formó un hogar, al lado de Alison Nicol, la hija de Mateo, quien a sus 10 años de vida ha crecido rodeada del afecto de sus familiares cercanos. En su hogar siempre le han hablado abiertamente, sin tapujos y acepta la condición de su papá.

Mateo destaca que “Alison, al hacer parte de una familia diversa, ha tenido la oportunidad de ver el mundo desde distintos puntos de vista y reconocer en la pluralidad una opción de vida”. .

Las ganas de conocer más sobre las oportunidades, derechos y proyectos personales fueron algunas de las motivaciones para que Andy y Mateo acudieran a la Subdirección Local de Integración Social en Bosa, en donde recibieran orientación y acompañamiento profesional a través de la Dirección para Asuntos LGBT.

Luego de compartir y conocer más sobre la Política Pública LGBTI, esta pareja hace parte de la Red de Afecto de Bosa. Son reconocidos en la localidad por abanderar la defensa de los derechos de la comunidad transgénero. Mateo es representante en el Consejo Local LGBTI, un espacio donde se analizan y proponen acciones a otros sectores locales y distritales para que se reconozcan sus derechos

“Con su experiencia de vida, Mateo y Andy hacen visible que Bosa sea una localidad donde puedan existir distintos tipos de familia”, comenta Lina García, gestora local de Bosa para asuntos LGBTI

Actualmente, esta pareja cuenta con el apoyo de la familia de Mateo y tienen buenas relaciones con la de Andy. Reconocen que gracias al trabajo institucional han visto cómo muchos de sus derechos son reconocidos, pero saben también que queda mucho camino por recorrer.

Gracias al trabajo desarrollado en los espacios de participación local, a las acciones de sensibilización y la articulación interinstitucional, durante el tiempo de cuarentena, no se han presentado denuncias por violencia o discriminación a las personas transgénero en la Localidad de Bosa.
.
El proyecto de asuntos LGBTI en Bosa atiende a unas 100 personas que reciben atención psicosocial participan en talleres de salud y autocuidado, derechos humanos, derechos sexuales y reproductivos y desarrollo humano.
 

 
 
Facebook

 

 
• Dos mujeres jóvenes, profesionales, emprendedoras y animalistas constituyen uno de los diversos modelos de familia que hoy existen en la ciudad. Este es su testimonio de vida en primera persona. 

Bogotá, 19 de mayo de 2020. En el mes de familia la Secretaría Distrital de Integración Social hace un reconocimiento a todas las familias que tejen lazos alrededor del cuidado, el amor y los proyectos conjuntos. Conoceremos a través de sus voces la experiencia de dos jóvenes mujeres que conforman una familia hace casi una década.
*
Nos conocimos hace diez años trabajando en la Alcaldía Local de Chapinero. La admiración y el reconocimiento mutuo dieron lugar a una relación poco formal en medio de la curiosidad y un inmenso magnetismo entre nosotras, dos mujeres con personalidades diferentes pero ambas de carácter dominante.

Paola, ya celebró en 34 ocasiones el placer de estar viva y jamás imaginó establecerse y hacer eso a lo que llaman “echar raíces” con alguien, y yo, Francy, a pocos meses de cumplir 30 años de experiencia vital, recuerdo mi versión adolescente imaginando la vida como madre soltera y haciendo todo por mi cuenta.

Nuestros planes de futuro tuvieron un giro cinematográfico, como una manifestación “burlesca” de los multiversos, cuando asumimos abiertamente y sin restricciones que amábamos compartir el tiempo juntas, que anhelábamos las eternas conversaciones que iban de lo pragmático a lo reflexivo, que era casi increíble de repente caer en la noción del tiempo tras horas de ‘conversa’ que iban hasta la madrugada, momentos preciados que marcan el inicio de esta historia y el final de lo que creíamos seríamos cuando fuéramos grandes (risas).

Después de ese tiempo entre romántico e idílico, y tras asumir las experiencias vividas con extrañeza por no haber sido planeadas, un día cualquiera de 2012, mientras caminábamos por las calles empedradas del Chorro de Quevedo, en el centro de Bogotá, Paola preguntó con sonrisa picarona:

- ¿Sabes que es lo que llevan las lesbianas a la segunda cita?

Con sorpresa y sin entender ni un poco a lo que se refería, respondí: “No, ¿Qué es?”

- Las maletas, dijo Pao con timidez en su rostro. Tras un momento de silencio marcamos el cierre de un capitulo y dimos inicio a uno nuevo : Seríamos familia.

A partir de ese día hay cientos de historias qué contar, momentos qué rescatar, lecciones aprendidas en el camino de ser una familia poco planeada que se ha construido sin un ejemplo o un modelo a seguir, sin nada preestablecido que nos diera una guía para organizarnos. Esa fue la oportunidad perfecta para experimentar la multiplicidad de posibilidades para ser y hacer familia.

Ya van a ser nueve años desde que decidimos ser pareja y ocho desde que decidimos conformar una familia, una de la que también hacen parte nuestros dos gatos, Set y Maat. El primero, un criollito de pelo blanco y dorado y hermosos ojos verdes. Lo adoptamos recién empezamos a convivir porque Pao siempre había querido tener uno. Como llegó durante la etapa de enamoramiento fue recibido en un ambiente lleno de amor pero con prácticas primerizas en casi todo.

Con el segundo fue muy distinto, ya que llegó cinco años después. Era un hermoso gato negro que fue rescatado tras vivir sus primeros meses en la calle. Esa era nuestra intención: darle la oportunidad a un gato que no la hubiese tenido fácil. Maat, además se convirtió en el símbolo de una etapa muy distinta en la que hubo aprendizajes vividos en tiempos de dificultad, dejando lecciones acerca del cuidado, la compasión, la paciencia, la reinvención, la reafirmación, el soltar, el reconocimiento mutuo, el reconstruirse, el perdonar, el amarse y amar, el luchar, el creer, el confiar, el dar, el recibir y un sinfín de cosas que llegaron a nutrirnos.

Bueno y ahora, a casi una década de emprender este viaje juntas del que hemos saltado al vació infinidad de veces, en el que nos hemos perdido y nos hemos reencontrado en lugares inhóspitos, abandonados y transitando un momento que jamás creímos vivir: “Una pandemia mundial”.

Como muchas otras familias, no sabemos lo que nos depara el futuro, pero ha sido un tiempo valioso para recordar el pasado, agradecer la vida que hemos tenido juntas y las decisiones que hemos tomado: como cuando dejamos la supuesta estabilidad laboral para vender productos orgánicos, o cuando empezamos a alquilar equipos de audio y video, cuando hemos producido merchandising y nos hemos encaminado en el mundo de la gestión de la comunicación y la cultura, camino por el que aún seguimos.

Hemos recordado cada comida, cada salida al cine, cada ida al parque a ver el cielo, cada café, cada viaje, cada minuto de arrunchis los cuatro, y sin importar lo que pase mañana, la vida en familia que hemos construido ha sido increíble, con sus defectos y virtudes.

Ahora tiene poco de lo romántica e idílica como empezó y es más realista, aunque con muchos sueños que se transforman a cada instante en medio de una conversación acompañada de un té de albahaca. Así hemos ido y venido entre las ideas de conocer el mundo y la posibilidad de tener una casa en la cima de una montaña.

Al final siempre llegamos a la misma conclusión: lo que importa es ser felices, y mientras la felicidad sea estar juntas no importará el lugar. Siempre querremos lo mejor para la otra, que es lo que creemos deben hacer las familias, no importa su tamaño o cómo estén conformadas. 
 

 
 
Facebook

 

 
El 26 de abril se celebra el día de la visibilidad lésbica. La celebración desafía a una sociedad hetero-normativa que discrimina, estigmatiza y violenta expresiones sexuales diversas.
 
Los principales problemas de las mujeres con orientación sexual diversa se refieren a violencia Intrafamiliar, violencia en relación con el cuidado de los hijos/as, violencia ginecológica y violencia simbólica.

Bogotá, abril 25 de 2020. El 26 de abril se celebra el día de la visibilidad lésbica, una conmemoración que se realiza desde 2008 en todo el mundo.  

En Bogotá, esta actividad responde a una meta de la Política Publica de Mujeres y Equidad de Género relacionada con el derecho a una cultura libre de sexismos, cuyo objetivo específico es el de superar estereotipos y prácticas sociales, culturales, religiosas e ideológicas y avanzar en la superación de los estereotipos y los roles sociales afianzados en la cultura que reproducen discriminación, desigualdad y subordinación en las mujeres. 

En esa medida se propone como actividad conmemorar fechas emblemáticas relacionadas con los derechos de las mujeres, de género y diferencial las cuales visibilicen necesidades, demandas y particularidades de las Mujeres LBT.

La necesidad de la visibilización implica desafiar una sociedad hetero-normativa, que discrimina, estigmatiza y violenta expresiones sexuales diversas.La visibilidad subvierte ese orden social, lo desafía y lo provoca, a través de una política del amor, de la cooperación, de la sororidad del cuidado entre mujeres que se aman.

Para muchas mujeres lesbianas estas dos condiciones son sinónimo de discriminación. De ahí la importancia del lema de la campaña ´Lesbianas y visibles´,de la Subdirección para asuntos LGBTI de la Secretaría de Integración Social, de hacer públicos sus aportes sociales en la construcción de comunidad a través de arte, política, investigación, cultura, deporte y demás áreas donde habitan, pero son invisibles por la heterónoma obligatoria que produce miedo y ocultamiento.

“La ciudad de Bogotá vive un momento histórico, es gobernada por una alcaldesa que se identifica como abiertamente lesbiana, una líder con cualidades de ecuanimidad y ética del cuidado, que son características no sólo de una mujer sino de una mujer diversa. Su elección evidencia el cambio de una sociedad que apunta a tener menos prejuicios, reconoce la diferencia, que discrimina menos, visibiliza una transformación social y cultural”, señaló Daisy Olarte Navarro, Subdirectora para asuntos LGBTI de la Secretaría de Integración Social.

Aunque la ciudad parece estar reduciendo esterotipos, las mujeres con orientación sexual diversa son aún enfrentan estas situaciones:

• Violencia Intrafamiliar (Al interior de las familias nucleares y también en las familias diversas -homoparentales).
• Violencia en relación con el cuidado de los hijos/as: se invisibiliza y vulnera el rol de cuidadoras y madres.
• Violencia ginecológica (procedimientos médicos y servicios de salud)
• Violencia simbólica (normas hetero-patriarcales).
• Violencia verbal cuando se presumen expresiones identitarias masculinas, como machorra o camionera.

Acciones durante la pandemia

En el marco de la pandemia, la Subdirección para Asuntos LGBTI ha prestado los servicios de acompañamiento y asesoría psicosocial para atender los efectos emocionales y mentales derivados del confinamiento.

Así mismo, ha brindado orientación y traslado de servicios sociales a mujeres lesbianas a Comisarias de Familia para los casos de violencia derivados al confinamiento; a los servicios de Enlace Social y Bogotá Solidaria en Casa para la recepción de ayudas, mercados y transferencias monetarias en el marco de la emergencia social; y orientación socio-jurídica para la garantía de derechos en los casos de violencia derivados por la aplicación del decreto de Pico y Género.“En esta pandemia, las mujeres lesbianas no están solas, tienen una Subdirección que vela por la garantía de sus derechos”, recalca Olarte.

Con el Hashtag #VisibilizaTusDerechos y #LesbianasyVisiblesen redes sociales se hará la visibilización de las mujeres LGBT de Bogotá.

Ver: Línea Diversa intensifica atención psicosocial para población LGBTI durante cuarentena
 

 
 
Facebook

 

 
• Este 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homolesbitransfobia. La historia de Carlos habla de violencia, discriminación, vida en la calle y transformación.

• La estrategia de empleabilidad y emprendimiento para la inclusión socio laboral de personas LGBTI, de la Subdirección para Asuntos LGBTI de la Secretaría Distrital de Integración Social, busca contribuir en el mejoramiento de la calidad de vida y reducir sus niveles de vulnerabilidad.

Bogotá, 15 de mayo de 2020. Fue el día de su cumpleaños número 15 cuando se despidió de ella para siempre. Se cortó su larga melena y salió de casa para no volver. Ese aniversario, que celebró con una rumba en una discoteca en el centro de la ciudad, fue el inicio de la nueva vida de Helena, que desde entonces sería Carlos.

Apenas un año antes había recibido una puñalada “por tener el pecado encima”, ese de querer llevarle la contraria a la naturaleza, convirtiéndose en hombre cuando había nacido hembra. Sus victimarios: los miembros de la pandilla del barrio en el que vivía.

Hasta los 9 años su infancia transcurrió con tranquilidad en la casas de familia donde su mamá trabajaba como empleada doméstica, hasta que llegaron al hogar de un patrón abusador. “Allá pasó algo feo, el señor intentó abusar de mí. Desde entonces recibí maltrato sicológico por parte de él, que además manipulaba a mi mamá, pero yo nunca tuve el valor de decirle a ella lo que pasaba”. Fue tan tensa la situación que su mamá un día le pidió que se fuera de la casa. Helena tenía 12 años.

Ahora buscaba refugio en la nueva familia que había encontrado en un parche de parceros con los que se sentía tranquilo y aceptado, le daban posada de cuando en cuando y le enseñaron a sortear la dureza de la calle.

Por muchos años estuvo en el Cartucho y en el Bronx, aprendió a robar, sucumbió al consumo de drogas, fue taquillero, reciclador y hasta administró una zona del Bronx.

De vez en cuando Carlos le llevaba dinero y medicamentos a su mamá, pero nunca se quedaba de nuevo con ella. Ya habían completado casi 20 años separados cuando un accidente determinó su reencuentro definitivo. “Un día desperté en el hospital Samper Mendoza. Me había atropellado un taxi, me dañó un pie, ¡Por poco me lo quita! Tenían que operarme pero se necesitaba la autorización de un familiar”.

Cuando ella se enteró del accidente corrió a su lado para acompañarlo. Y desde entonces siguen juntos.

Sin trabajo, sin dinero y con Carlos aún convaleciente, consiguieron una pequeña habitación que compartían con una perrita rescatada del Cartucho. Solo tenían una cama. Las necesidades empezaron a crecer, así que aún en muletas, Carlos comenzó a recorrer las zonas comerciales de Bogotá para vender CD’s piratas, y luego consiguió trabajo en una recicladora. “Ayudaba a clasificar material, pero más que todo me ponían a contar la plata. Me dieron un cuaderno, yo anotaba todo y ellos decían que todo se entendía y las cuentas estaban claras. En ese trabajo me sentía tranquilo porque le brindaba una estabilidad económica a mi mamá… pero volví a la calle”.

Los apuros económicos regresaron y empezó a buscar ayuda. Así, llegó a la Subdirección para Asuntos LGBTI de la Secretaría Distrital de Integración Social. “Sentí esa aceptación y la alegría de ver gente cómo tú que están en oficinas trabajando para que personas como yo tengan acceso a beneficios. Me gustó ver gente humana, cálida, que escucha, que te hace sentir bien, que no te trata de lejitos, sino con cercanía y calor humano”.

Con pocos estudios y sin experiencia formal pero lleno de ganas, asumió el reto de emplearse formalmente por primera vez, la alternativa que le planteó la estrategia de empleabilidad de la subdirección. Allí lo acompañaron durante 2 meses para conseguir entrevistas y lo orientaron para desenvolverse de la mejor manera. Gracias a eso, empezó a trabajar como temporal en labores de limpieza y reabastecimiento de las áreas de cocina en restaurantes y hoteles.

Una compañía de servicios multinacional lo capacitó con un curso a través de su fundación. “Duró 20 días. Para sustentarme me tocó ponerme a reciclar. Iba al curso en el día y reciclaba por la noche. A las seis de la mañana me bañaba y salía de nuevo para el curso. No dormía, con tal de salir adelante”. Y finalmente pasó, lo felicitaron, y le dijeron que “era uno de los mejores, que muy pilo”, dice cargado de orgullo.

Esta experiencia fue su renacer. Atrás quedaron las calles, la violencia, la discriminación… “Me ha cambiado la vida y ahora pienso estudiar. Este año acabo el bachillerato y después quiero estudiar trabajo social para apoyar a personas como yo. Sería como estar en los 2 extremos del camino: yo necesité la ayuda y como trabajador social no miraría a la gente de lejitos. Sería un ejemplo para mostrar lo que he hecho para que otros se animen y vean otra alternativa. ¡Nunca es tarde!”.

*Los nombres de los protagonistas de la historia fueron cambiados para proteger su identidad.
 

 
 
Facebook

 

 
• La ‘Línea Diversa’ 3108644214 cuenta con un equipo de profesionales psicosociales para atender a la población LGBTI. La atención se realiza de lunes a viernes, de 8 a.m. a 6 p.m. 

Bogotá, 22 de abril de 2020. El mayor pico en la demanda de atención psicosocial telefónica de la Línea Diversa, para comunidad LGBTI, desde junio pasado cuando entró en operación, ha sido ahora, durante la implementación de la medida de distanciamiento social determinada por la actual administración, como mecanismo de contención del virus COVID-19.

Durante el pasado mes de marzo se recibieron 30 llamadas, mientras que solo en los primeros 10 días de abril se registraron 46, y la demanda va en aumento, de acuerdo con lo reportado por Geovany Suaza, psicólogo y líder del componente psicosocial de la Subdirección para asuntos LGBTI de la Secretaría Distrital de Integración Social.

Durante esta coyuntura los temas de mayor consulta por los usuarios son las relacionadas con la imposibilidad de cubrir necesidades básicas como vivienda, alimentación y salud. Estos casos se orientan y referencian a los diferentes servicios ofrecidos en el distrito.

Un equipo profesional de 4 psicólogos y 2 trabajadores sociales están disponibles de lunes a viernes entre las 8 a.m. y las 6 p.m., para recibir las llamadas o mensajes por WhatsApp de participantes LGBTI, sus familias y redes de apoyo que requieran orientación.
 

El servicio tiene tres modalidades de atención:

• Intervención breve a quienes se encuentren en situaciones de crisis o emergencia emocional o requieran de orientación para la resolución de conflictos.

• Información sobre ofertas de servicios de la Subdirección para Asuntos LGBTI.

• Información sobre rutas de atención institucionales en otros servicios distritales.

Para Suaza, “la situación de cuarentena representa mayores riesgos cuando las personas de los sectores LGBTI no cuentan con un entorno acogedor y de reconocimiento de su diversidad, aumentando así las violencias simbólicas, emocionales y físicas por parte de los grupos familiares. Por tanto se identifica un incremento de solicitudes de atención frente a situaciones emocionales y conductuales por ansiedad, angustia, sentimientos de amenaza e incertidumbre y falta de sentido, que requieren un acompañamiento y seguimiento psicosocial”.

Cómo opera la Línea Diversa

El proceso de atención se desarrolla a través de protocolos, lo que significa que hay una preparación previa para atención en crisis emocional y también para la identificación de la conducta suicida. Si esta conducta es identificada, se valora la atención con el protocolo de conducta suicida y la escala del riesgo. Si es alto se activa la línea 123 para emergencias y el servicio de SISVECOS (Sistema de vigilancia epidemiológico de la conducta suicida) de la Dirección de Salud Pública de la Secretaría Distrital de Salud.

Cuando se identifican situaciones de violencia o está en riesgo el bienestar e integridad de las personas se activa un protocolo interno con la UCD (Unidad Contra la Discriminación), y se activan las rutas de articulación con las entidades competentes en el distrito.

“La Línea Diversa se ha convertido en un canal directo para que los y las participantes LGBTI, sus familias y redes de apoyo y afecto manifiesten sus experiencias, vivencias y situaciones de dificultad y garantiza el respeto y cuidado por las experiencias vida de quienes se comunican, en un marco de confidencialidad y debido proceso”, señaló Suaza.

Aunque la Línea Diversa es distrital, durante la cuarentena los profesionales han recibido llamadas de personas de la comunidad LGBTI de otras ciudades como Pasto, Barranquilla, Santa Marta, Medellín y Villavicencio, una situación que revela la urgencia de implementar este tipo de atención en otras regiones del país.

La ‘Línea Diversa’ garantiza que el servicio psicosocial no solo se ubique en la presencialidad de las unidades operativas y plantea una alternativa de fácil acceso para las personas de los sectores LGBTI.

“En nuestros servicios las personas de los sectores sociales LGBTI siempre encuentran un lugar de atención respetuoso, de confianza, seguro, que garantiza el reconocimiento de sus orientaciones sexuales e identidades de género diversas” concluyó Geovanny Suaza.

‘Línea Diversa’ 3108644214.
Atención de lunes a viernes, en el horario de 8 am a 6 pm.
 

 
 
Facebook

Página 1 de 9

Noticias Recientes
Otros 02 Junio 2020

Aclaración sobre continuidad de contratistas de Secretaría de Integración Social

Aclaración sobre continuidad de contratistas de Secretaría de Integración Social
• Secretaría Distrital de Integración Social desarrolla est...
Otros 02 Junio 2020

Secretaría de Integración atiende población de asentamientos ilegales en parque ‘Entre Nubes’, de Usme

 Secretaría de Integración atiende población de asentamientos ilegales en parque ‘Entre Nubes’, de Usme
• El parque ‘Entre Nubes’, en la localidad de Usme, present...
Seguridad Alimentaria 02 Junio 2020

30 mil hogares formados en alimentación sana y económica durante la cuarentena

30 mil hogares formados en alimentación sana y económica durante la cuarentena
• Con guías, Secretaría Distrital de Integración Social hao...
Footer