Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
Bogotá, diciembre 21 de 2018. “Nadie ha dicho que sea fácil, pero tampoco nadie ha dicho que sea imposible… Sí se puede volver a empezar”. Gabriel Rosero, exhabitante de calle, con estas palabras dirigidas a más de 1.500 personas entres habitantes y exhabitantes de calle, artistas, periodistas, modelos, presentadoras, actores, gabinete distrital, medios de comunicación agradeció por la celebración de la tradicional ‘Cena Navideña’ ofrecida por el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa.

Exhabitantes y habitantes de calle de los Centros de Atención de la Secretaría Social y el Idiprón fueron los anfitriones de la tradicional ‘Cena Navideña’, que se celebra días antes de la ‘Nochebuena’, en donde en cabeza del Alcalde se sirvieron más de 1.500 platos con un menú navideño que tenía un sabor especial, sabor a cariño y afecto.

Con la mejor pinta, Gabriel Rosero, exhabitante de calle, quien luego de tantos años andando por el antiguo ‘Bronx’, algunos intentos frustrados para dejar el consumo y otros inconvenientes, arribó al ‘Centro de Convenciones Montevideo’, ubicado en la Zona Industrial de la ciudad con toda la energía que trae una nueva vida, se fue encontrando con viejos amigos de calle, quienes también tuvieron la fortuna de tomar la decisión de aceptar la mano amiga de los ‘Ángeles Azules’, y gracias al acompañamiento social en los centros de desarrollo; hoy orgullosamente llevan una nueva vida. Adicional a ese ‘combo’ de amistad, por el ‘lobby’ del lugar, iban saludando a otros tantos que aún están luchando contra ese flagelo de la droga y que avanzan en sus procesos de recuperación personal.
 
 
 

El escenario por otra parte, ya estaba listo y preparado para la llegada de los invitados. Las mesas vestidas por manteles blancos y azules, se adornaba con hermosas hortensias. Luces de colores por todo lado y una espectacular tarima ya estaban listas. En la puerta los ‘Ángeles Azules’ con esa cordialidad y afecto que los caracteriza, con fuertes apretones de manos, abrazos y mucha alegría recibían a sus invitados especiales.

En el camerino, adentro del salón principal, también se vivía otra situación. ‘Hassan’, humorista colombiano, reconocido por sus múltiples personajes que llevan alegría y diversión; se preparaba para presentar su mejor rutina. A pesar de su profesionalismo y experiencia, se dejaba ver algo de nervios previos a su presentación.

Ya en el salón principal, los presentadores del evento animaban a los invitados. Todos ello, luego de esa recepción principal, disfrutaban de una deliciosa natilla acompañada por sus fieles compañero el ´buñuelito y el panetón’, amigos inseparables que no pueden faltar en las celebraciones navideñas. De repente el escenario se oscurece y una voz en medio de la oscuridad anuncia la apertura de una tarde de comedia, música decembrina y la tradicional ‘cena navideña’ para habitantes de calle.

“Con ustedes esta tarde, Hassan”, anunció el presentador del evento. La gente presente emocionada y en medio de la oscuridad, trataban de buscar el mejor ángulo para disfrutar de una buena sobrecarga del mejor humor a un estilo muy particular. De repente saltó al escenario el esperado comediante, quien durante más de una hora, llevó carcajadas y carcajadas de risa a los cientos de habitantes y exhabitantes de calle que no pararon de reír. “Ese momento fue único, nunca esperé en mi vida, luego de vivir en calle ver a una persona tan conocida como ‘Hassan’. Este ‘man’, sí que me hizo llorar de la risa”, comentó Jeffrey uno de los invitados a la cena navideña.

Mientras tanto en otro lugar del salón, nuestro amigo Gabriel Rosero, muy nervioso por cierto, ensayaba línea a línea las palabras que desde lo más profundo de su corazón escribió con un solo objetivo: dedicárselas a los invitados, y porque no decirlo así excompañeros y compañeros de viejas andanzas en calle que lo escucharían en ese momento.

“Para mí es un sueño que se materializó poco a poco realizar, eso sí con mucho esfuerzo, lagrimas, caídas, derrotas y frustraciones familiares. Me siento muy feliz de poder creo yo en unos cinco minutos, motivar, invitar y apoyar a todas estas personas presentes que a través de mi experiencia personal puedan dar ese primer paso y volver a empezar”, comentó Gabriel entrelazando sus manos para calmar los nervios que tenía.

Afuera en el salón principal, ya los invitados más tranquilos y luego de disfrutar de las historias con el humor ‘pícaro’ de ‘Hassan’ y algunas canciones que el ‘DJ’ de la fiesta tenía programadas para ponerlos a mover la cadera, esperaban el siguiente momento de la noche. La tarde calurosa de la capital ya finalizaba. Las 6:30 de la tarde marcaban en el reloj del presentador, quién retomó a la tarima invitando a los bailarines y bailarinas que estaban en la pista a pasar de nuevo a las mesas, ya que venía la sorpresa de la velada.

Y no era para menos, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, gabinete distrital y más de cien personas voluntarias entre artistas de televisión, periodistas, modelos, cantantes y funcionarios públicos, aceptaron la invitación del Distrito a participar, siendo ellas las personas que ofrecerían la tradicional ‘cena navideña’ para habitantes y exhabitantes de calle.

Con un saludo de bienvenida que se convirtió en miles de abrazos, agradecimientos y muchas pero muchas ‘selfies’, los invitados recibieron al mandatario y los artistas invitados. Luego de este momento, ya en tarima, la secretaria social, Cristina Vélez Valencia, agradeció la presencia de todos y motivó con sus palabras a los asistentes.

”Hoy, no solo estamos sirviendo la cena de navidad, sino estamos haciendo un símbolo de las nuevas oportunidad para un cambio de vida. Estamos reconociendo el trabajo que durante estos tres años bajo el liderazgo del alcalde hemos ido modificando y ampliando nuestros servicios para nuestros habitantes de calle”, resaltó la funcionaria.

El paso fue para Gabriel Rosero, quien en tarima se acercó al micrófono iniciando un discurso que con el paso de cada frase conmovió a los asistentes que se fueron interiorizando en su relato.

“Y sí, para los que hoy se preguntan, sí estuve en el ‘Bronx’, caí a ese lugar sin un camino, sin una ilusión, solo veía el vicio en mis ojos y ya; pero tenía muy adentro de mi corazón ese sueño de volver a ser aquella persona que era antes de conocer las drogas. Una mañana acepté un saludo, un abrazo y unas palabras de parte de estos ‘Ángeles Azules’, quienes con amor y sin conocerme siquiera, me ofrecieron ayuda, me dijeron que podría recuperar mi vida, mi familia y mis sueños. Darnos la oportunidad de volver a empezar”, mencionaba Gabriel con voz pausada y la mirada siempre a sus viejos amigos. Los asistentes se pusieron de pie y en una sola voz, gritaron “Sí, se puede”, luego aplaudieron por más de dos minutos a Gabriel por su testimonio de vida.

Finalmente el alcalde, Enrique Peñalosa, se dirigió a todos los asistentes. Primero agradeció a los invitados de honor, voluntarios que dejaron atrás su novenas de aguinaldos en casa y dedicaron ese tiempo a compartir con esas personas que lo necesitan tanto. “Es de admirar, esa voluntad y esa capacidad de volver a empezar a todos estos ciudadanos exhabitantes de calle presentes y aquellos que están actualmente en su proceso. Aumentamos nuestros recursos para brindar una mejor atención con la apertura de nuevos centros de atención y la ampliación de la oferta institucional en calle por medios de estos héroes como son los ‘ángeles azules’ que durante las noches, madrugadas, en cualquier clima presente, llevan ese apoyo a los habitantes de calle”, resaltó el mandatario.

Después del agradecimiento, cada artista, el Alcalde, secretarios de despacho, concejales y funcionarios con el delantal puesto dieron paso a servir la cena navideña.

Desde el cóctel de frutas, plato fuerte, postre, jugo y una buena charla en cada mesa se disfrutó de una noche mágica que finalmente se cerró con la presentación de la orquesta los ´Tupamaros’ que con sus trompetas, voces y percusión; dieron la bienvenida a la navidad deseando un año 2019 con mucha voluntad porque sabemos que ¡Sí se puede volver a empezar! 

 
Facebook

 

 
• Tres nuevos centros de atención para habitantes de calle, se abrieron durante 2018.
 
• La Alcaldía de Bogotá entregó a la ciudad los resultados del ‘VII Censo de Habitantes de calle’ en este año.

• 2.216 habitantes de calle decidieron volver a empezar una nueva vida y de ellos 558 ya disfrutan con sus familias en estas fechas.

Bogotá, diciembre 20 de 2018. Más de mil habitantes y exhabitantes de calle recibieron, una cena caliente y un caluroso abrazo de Navidad en la masiva cena navideña organizada por la Alcaldía de Bogotá encabezada por el Alcalde Enrique Peñalosa.

Fueron 1.500 personas de esta población beneficiarios de los servicios de la Secretaría Social e Idiprón, a quienes les fue servida una cena navideña, que los motiva de manera positiva para continuar en los procesos de recuperación personal.

El centro de Convenciones ‘Montevideo’ en Puente Aranda, acogió no solo a los habitantes y exhabitantes de calle, sino también a periodistas, artistas, famosos y miembros del gabinete distrital y ciudadanos del común, quienes se convirtieron en meseros, atendiéndolos con un gran banquete navideño, acompañado de música tradicional de navidad por parte de la Orquesta ‘Tupamaros’ y el humor de ‘Hassam’, quien estuvo amenizando la tarde de fiesta.
 

En las mesas donde se sirvió la cena, se hicieron presentes los ‘Ángeles Azules’, servidores de la Secretaría Social, quienes acompañan los procesos personales en los centros de atención e invitan a la recuperación en sus diferentes recorridos en puentes, calles y parques a los habitantes de calle.

Actualmente 8.934 habitantes de calle han recibido servicios en los diferentes centros de atención, durante lo corrido del 2018. Durante la ‘Bogotá Mejor para Todos’ 2.216 habitantes de calle iniciaron su proceso para cambiar su vida y 558 culminaron con éxito y ya están con sus familias.

Durante el último trimestre del presente año, la Secretaría Social dio apertura a tres nuevos centros de atención. Un hogar de paso para habitantes de calle con carretas y sus mascotas de compañía, así como una comunidad de vida en la modalidad de ‘Granjas Agropecuarias’, que por primera vez vincula acciones para desarrollar capacidades con inclusión social y productiva por medio del aprendizaje de oficios agropecuarios, que promuevan un desarrollo personal y ocupacional, así como alternativas para la generación de ingresos. Y por último, un hogar de paso para ‘Mujeres diversas’ que incluyen mujeres LGBTI, raizales, indígenas, afrodescendientes y gestantes.

En relación con la anterior administración se incrementó el presupuesto para el cuatrienio un 73% para atender a ciudadanos habitantes de calle. Se pasó en el Sector Social (Secretaría e Idiprón), de $156.534 millones a $270.157 millones en la ‘Bogotá Mejor para Todos’.

Son más de 700 ‘Ángeles Azules’, quienes en centros de atención y abordaje en calle, con mucha vocación y persistencia, ofrecen las 24 horas del día los servicios a las personas de esta población. Durante esta administración, han adelantado más de 20.300 recorridos, con un promedio de alrededor de 19 km diarios, los 7 días de la semana.

Para este 2018, la Secretaría Social lideró el ‘Primer Foro Iberoamericano de Habitabilidad en Calle’, con la presencia de 15 representantes de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI). Por otro lado, el Distrito entregó los resultados del ‘Séptimo Censo para Habitantes de Calle’ adelantado el año inmediatamente anterior y que determinó que en la ciudad hay 9.538 personas de esta población, donde 8.477 son hombres y 1.061 son mujeres.

El número de habitantes de calle en la ciudad, según el VII Censo de habitante de calle realizado en el 2017, se ha mantenido estable, así lo demuestra el Censo. Tras la intervención del ‘Bronx’ el fenómeno se hizo más visible en toda la ciudad.

El censo confirma que no hubo incremento tras la intervención del ‘Bronx’. En el 2011, por cada 1.000 habitantes de Bogotá había 1,3 habitantes de calle. Para el 2017, había 1,2. La tasa se redujo en 9% mientras, que la tasa de crecimiento de la población en Bogotá creció, en promedio, 8,2% durante el mismo período.

De la misma manera el Distrito informa que se han reducido los homicidios de habitantes de calle. En el 2015 se tuvo la cifra más alta desde el pico de 2010 (65 homicidios), con 56 homicidios. En el 2016 bajó a 30 y en el 2017 bajó a 25 A noviembre de este año la cifra está en 20 casos.

Para el 2019 se espera atender a 11.897 personas por medio de los centros y los servicios de abordaje en calle.

 
Facebook

 

 
Bogotá, diciembre 6 de 2018. La administración del alcalde, Enrique Peñalosa, hoy le entrega a la ciudad el ‘Hogar de Paso para Mujeres Diversas’, que cuenta con atención diferencial entendiendo las necesidades de mujeres como el autocuidado, la imagen personal, la identidad y las actividades personalizadas. 

Con una inversión superior a los $1.600 millones y una cobertura de 100 cupos, entre el día y la noche, el hogar de paso brinda a todas la mujeres habitantes de calle con sus particularidades, historia y sus proyecciones de vida un centro de atención con servicios especializados para ellas sin distinción cultural, sexual, género, biológica y física. Entre esta población se incluyen mujeres LGBTI, raizales, indígenas, afrodescendientes y gestantes.

“Tener una hogar de paso para la atención de mujeres habitantes de calle, nace de las propuestas que muchas de ellas, a través de las diferentes mesas de trabajo y los diálogos realizados en los centros de atención del Distrito, nos hicieron. Trabajar por el respeto y la dignidad de la mujeres, evitar las vulneraciones a sus derechos, el maltrato y la violencia, así como otras acciones que a diario se pueden presentar en calle por parte del género masculino hacia ellas, es la labor diaria propuesta en el servicio”, resaltó Cristina Vélez, secretaria social.

Articulación con entidades que focalizan su atención a las mujeres, actividades, talleres adicionales a los servicios como aseo personal, alimentación, dormitorios y acompañamiento psicosocial; recuperación de lazos familiares y superación de duelos personales, son algunos de los servicios que el nuevo ‘Hogar de Paso para Mujeres Diversas’ brindará.

A su vez, es importante destacar que si bien esta población es solo el 10% del número total de habitantes de calle, según el último censo (9.538 personas), necesitan atención diferencial para que vayan a los centros y empiecen procesos de recuperación personal y nuevos proyectos de vida.

La Secretaría Social actualmente adelanta los procesos necesarios con los nuevos proponentes seleccionados, para la apertura de un próximo hogar de paso para habitantes de calle con carretas y sus mascotas de compañía, así como una comunidad de vida en la modalidad de ‘Granjas Agropecuarias’, que por primera vez vinculará acciones para desarrollar capacidades con inclusión social y productiva por medio del aprendizaje de oficios agropecuarios, que promuevan un desarrollo personal y ocupacional, así como alternativas para la generación de ingresos.

Actualmente 8.933 habitantes de calle han recibido servicios en los diferentes centros de atención, durante lo corrido del 2018. Durante la administración de la ‘Bogotá Mejor para Todos’, 2.216 habitantes de calle iniciaron su proceso de recuperación para cambiar su vida y 558 culminaron con éxito, lo que representa una tasa del 25%, un ideal si se tiene en cuenta que promedio mundial es del 3%.

 
Facebook

 

 
Bogotá, diciembre 18 de 2018. Con luces de muchos colores, el árbol ya casi lleno de regalos, el pesebre con todos los animalitos y figuritas tradicionales del mismo, acompañado del tradicional buñuelito, natilla y panetón, así fue el inicio de las tradicionales novenas navideñas en los centros de atención para habitantes de calle de la Secretaría Social.

Un show musical que incluyó villancicos, canciones populares decembrinas, baile y mucha diversión, le dieron la bienvenida a las novenas navideña celebradas en el hogar de paso de la ‘Calle 18’ y el ‘Centro de Atención Transitorio’. Más de 300 habitantes y exhabitantes de calle, quienes a diario reciben atención integral con servicios de alimentación, aseo, dormitorios y acompañamiento profesional psicosocial, disfrutaron de la novena, la cual fue acompañada por el 'Coro Aire’, quienes interpretaron acompañados de instrumentos tradicionales navideños cada una de la canciones que animaron la mañana.
 

“La Navidad, es una temporada en donde los habitantes de calle también quieren disfrutar como cualquier otra persona. En la restitución de sus derechos y dignificación. Se trabaja constantemente para que todo tipo de actividades, celebraciones y demás, que normalmente se realizan en una familia, sean también parte de ellos tanto en calle como en los centros de atención”, informó Fabio Forigua, líderl del hogar de paso ‘Calle 18’.

Durante la semana, más de 800 habitantes y exhabitantes de calle en los centros de atención y algunos sectores de la ciudad, disfrutarán de la celebración de la Novena de Aguinaldos. De la misma manera, se celebrará la tradicional ‘Cena Navideña’ en donde de parte del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, la secretaria social, Cristina Vélez Valencia, el gabinete distrital, honorables concejales y artistas de la farándula ofrecerán una atención especial a más de mil habitantes y exhabitantes de calle como anfitriones de la noche.

Todas estas acciones están encaminadas a que los exhabitantes de calle recuperen sus proyectos de vida y así puedan pasar unas fechas felices, lo que les generan mayor confianza en sí mismos.

 
Facebook

 

 
Bogotá, 4 de diciembre de 2018. A John Alexander Mahecha, como dice él mismo, sus pulmones le “hablaron al oído y le suplicaron que no lastimara más su cuerpo”, como venía haciéndolo desde hacía 35 años atrás, cuando decidió cambiar el deporte y el estudio por el sofocante humo del bazuco y las drogas.

Luego de pasar parte de su vida en la calle, en medio de las miles de alucinaciones, producto de cientos de ‘bichas’ de bazuco fumadas, muchas noches en medio de largas ‘trabas’ en el ‘Bronx’ y algunas cuantas humillaciones durante sus días como ‘cotero’ en la plaza mayor de mercado de Bogotá, hoy logra dejar ese pasado atrás. No solo ha dejado las calles y el vicio. Adicional a este primer triunfo, ese día que decidió abandonar la droga también se propuso culminar el bachillerato que dejó tirado tiempo atrás.

Desde los trece años de edad, empezó a habitar la calle, trabajaba en los viejos pero tradicionales ‘San Andresitos’ de la ciudad; lugares en donde el comercio y las ventas ambulantes eran fuente de ingresos de muchas personas. Allí cuidaba carros y hacia ‘vueltas’. Luego de ese paso, decidió irse lejos de la ciudad. El rumbo nunca fue algo planeado. De pueblo en pueblo iba andando, hasta que finalmente llegó a San José del Guaviare.
 

“En ese lugar me dedicaba a ser ‘merquero’, conseguía droga para algunos carteles en esa época, pero me calenté con uno de los duros y me fui. Después de esos viajes, terminé siendo comerciante de todo lo que salía, claro sin los documentos al día, pero vivía de eso”, recuerda John hoy, un poco más consciente de las malas acciones de su pasado.

Retornó a la ciudad y su paso por la calle lo llevó casi hasta los 35 años de edad. Llegó finalmente a ser ‘cotero’ en ‘Corabastos’ por esas casualidades de la vida. “No era el trabajo que yo deseaba, pero allí podría cargar cosas, obedecer y conseguirme para mi vicio sin molestar a nadie, sin quitarle el dinero a otro”, comenta John afligido por ese pasado.

Aunque recibía dinero partiéndose el ‘lomo’ todo el día, cuando mencionan lo duro que es ese trabajo de ‘cotero’ recuerda que igual todo se lo fumaba. Iba al ‘Bronx’ a meterse sus ‘sustos’ hasta que finalmente su cuerpo le cobró tanto golpe de la vida.

“Yo me la pasaba por los lados de la localidad de Kennedy ya que me quedaba cerca del trabajo. Allí ya estaba muy enfermo. Vivía muy mal de los pulmones. Una vez me llegaron allá unos muchachos, dizque los ‘Ángeles Azules’. Ellos me decían que me podían ayudar a salir de la calle y volver a tener sueños y metas. De ahí me llevaron al hogar de paso ‘Bakatá’ donde empecé a recuperar mis hábitos de aseo, alimentación, volví a dormir en una cama caliente y los más importante recuperé el amor de mi familia.

Gracias al interés por salir adelante, John continuó su proceso de recuperación y decidió vincularse a los cursos de formación en artes y oficios que el ‘Centro Para el Desarrollo de Capacidades’, de la Secretaría Social, le ofrecía para participar meses atrás. Aprovechó también para inscribirse de nuevo y volver a empezar a estudiar, o mejor, poder finalizar su bachillerato como “Dios manda”.

Aunque toda una vida en calle, nunca perdió el gusto por leer y esto le ayudó mucho para no perderle el cariño a los libros y las tareas. John acepta que estudiar química, física y algo de matemáticas, le iba ‘sacando canas’, pero con mucho esmero, logró superar esos difíciles problemas matemáticos, pero simples para todo lo que él había afrontado en calle.

Hace algunos días atrás, recibió de manos del director del colegio donde validó sus estudios, su tan anhelado diploma de Bachiller. Noveno, décimo y once fueron lo grados que finalmente terminó con muchos honores logrando una meta más para su vida. Hoy hace parte de los 96 ciudadanos exhabitantes de calle vinculados a los centros de atención de la Secretaría Social quienes recibieron durante el último trimestre del año, formación en artes y oficios.

“Desde el Centro Para El Desarrollo de Capacidades se llevó a cabo la entrega de 96 certificados a ciudadanas y ciudadanos que han recibido formación ocupacional, todo gracias a las gestiones y articulaciones a nivel institucional con el SENA, Universidad Católica de Colombia, Biblioteca Virgilio Barco y el CDC de Bellavista; logrando capacitación en temas como natación, talla y pintura sobre madera, emprendimiento, auxiliar trabajador de la madera, manipulación de alimentos. Además, sistemas básico mantenimiento de celulares 1 nivel, servicio al cliente, alfabetización informática mercadeo y ventas. Torno y fresa, manejo básico de maquina plana y fileteadora, soldadura, diplomado en administración y gestión comunitaria y mantenimiento de bicicletas gama baja”, menciona Giovanny Jiménez, líder del Centro para el Desarrollo de Capacidades.

“Con esta formación he recibido más herramientas para al finalizar mi proceso de recuperación en la ‘Comunidad de Vida El Camino’ buscar un empleo. Tengo mi diploma de bachiller, quiero continuar estudiando y superándome cada vez más. Los días en que me dedicaba a trabajar como ‘cotero’ y cargaba bultos a mi espalda, pensaba en poder dejar un día todo esto, volver a estar tranquilo, sin el vicio y porque no, empezar de nuevo a estudiar. Hoy puedo decir que sí es posible volver a soñar, gracias a la ayuda que nos brinda la Secretaría Social a todos los habitantes de calle”, afirma John, hoy feliz posando para la foto con su diploma en la mano.

 
Facebook

Noticias Recientes
Discapacidad 28 Octubre 2020

El acompañamiento de la Secretaría Distrital de Integración Social a las personas con discapacidad

El acompañamiento de la Secretaría Distrital de Integración Social a las personas con discapacidad
Isaac Bello es un joven artista plástico con discapacidad v...
Otros 28 Octubre 2020

Bosa y sus orígenes muiscas al servicio de la comunidad

Bosa y sus orígenes muiscas al servicio de la comunidad
En la Localidad, más de 160 niños y niñas se benefician con...
Otros 27 Octubre 2020

Secretaría de Integración Social continuará brindando atención presencial a la ciudadanía

Secretaría de Integración Social continuará brindando atención presencial a la ciudadanía
• En las 16 Subdirecciones locales de la Secretaría de Inte...
Footer