Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
• Tras la identificación de nuevos casos positivos de Covid-19, la Secretaría Distrital de Integración Social implementa medidas epidemiológicas para afrontar la situación.

Bogotá, 29 de mayo de 2020. El más reciente reporte epidemiológico de la Secretaría de Salud ha señaladola existencia de casos positivos para Covid-19 en el Hogar de Paso Bakatá, un lugar de la Secretaría Distrital de Integración Social que atiende a población habitante de calle.

De acuerdo con el reporte, 11 contratistas de la entidad dieron positivo para COVID 19 y hoy están en sus casas aislados y con seguimiento riguroso encaso de presentar síntomas o enfermedad respiratoria aguda, para informar a las autoridades sanitarias.

Hasta este momento los casos reportados son asintomáticos y están en buenas condiciones físicas. Así mismo se han practicado pruebas a todos los contratistas y beneficiarios del centro y paulatinamente se estarán conociendo los resultados.

Hasta el momento, el parte reportado por el equipo epidemiológico es de tranquilidad y, bajo el acompañamiento permanente de la Sub Red Centro Oriente, las personas contagiadas estarán en cuidado especial hasta el próximo 12 de junio, de acuerdo con los protocolos correspondientes.

En video-conferencia con los funcionarios afectados, y que permanecen en aislamiento en sus hogares, la Secretaria de Integración Social, Xinia Navarro, manifestó su agradecimiento y exaltó la labor comprometida por la atención de quienes más lo necesitan, dando un parte de tranquilidad sobre la continuidad de los contratos de prestación de servicios y sobre el acompañamiento a todo el centro Bakatá en medio de esta emergencia.

“Ustedes son personas muy valientes que están enfrentando una situación difícil ante un virus que nos puede llegar a todos, y más en los servicios sociales. Quisiera que el contagio no se presentara, pero es algo que no es posible de evitar. Sin embargo, seguimos dando respuesta y mitigando al máximo la situación. Por ustedes vale la pena seguir trabajando. Les agradezco profundamente todo lo que hacen”, expresó Xinia Navarro, secretaria de Integración Social.

La Secretaría Distrital de Integración Social continúa con su compromiso por la atención de las poblaciones más vulnerables y cuenta con las medidas recomendadas por las autoridades de salud para atender las situaciones de contagio que se presenten ante la contingencia.
 

 
 
Facebook

 

 
• Pasó su infancia y adolescencia en el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud, y ahora hace parte del equipo de ‘Ángeles de la calle’ de la Secretaría Distrital de Integración Social. 

Bogotá 29 de mayo de 2020. Egresado del Instituto Distrital Para La Protección De La Niñez y La Juventud, (IDIPRON), Carlos Montaño relata su historia con pasión y mucho orgullo, porque pasó de ser un niño en condición de abandono a ser un ángel para los habitantes de calle. Es un ejemplo a seguir.

A los 8 años llegó a IDIPRON, gracias al programa de trabajo en calle denominado ‘Operación amistad’ que orientaba el padre Javier de Nicoló, quien lo encontró en situación de calle dada la extrema pobreza de la familia.

“Estando allí aprendí variedad de cosas, ya que el padre basaba su pedagogía en los intereses individuales y ponía todo un abanico de posibilidades para que los jóvenes participantes como yo aprendieran un oficio”, dijo Montaño.

Se inclinó por el arte e ingresó al grupo de danzas, con el que representó al Instituto en muchas lugares del país. Su ciclo en Idiprón terminó en 2005, y al salir encontró una realidad con muchos obstáculos para laborar. Fue vendedor ambulante, monitor de rutas y auxiliar de cocina en un hotel.

Pero ninguno de estos trabajos lo llenaba. Quiso trabajar con las poblaciones vulnerables de Bogotá, y el mismo Instituto le dio la oportunidad como instructor de danzas y luego como facilitador social. "Esta experiencia cambió mi vida y me llevó a tomar la decisión de servir a los más vulnerables. Me parecía gratificante y sentía mi lugar era trabajar con los más necesitados", cuenta Montaño.

En el 2012 se presentó a una convocatoria de la Secretaría Distrital de Integración Social
Fue seleccionado y empezó a trabajar con la subdirección para Asuntos LGBTI.

“Trabajar allí me trajo un conocimiento y respeto profundo por las orientaciones sexuales y la diversidad. Esto me permitió entender las diferentes formas de amar y de pensar y la riqueza que tenemos como seres humanos cuando entendemos que no todos somos iguales”, cuenta Carlos. De hecho, ahora Carlos se reconoce como un hombre homosexual y ha encontrado en su entorno mucho respeto y aceptación.

Después de un tiempo en esa área, Carlos ingresó al proyecto de adultez de la Secretaría como un 'Ángel de la Calle', ese equipo que recorre las calles de la ciudad atendiendo las necesidades de los ciudadanos que no tienen un techo.

"Estoy muy feliz de hacer parte de este equipo. Llevar comida, saludar, escuchar y hacer acompañamientos a diferentes personas es una forma de cercanía, de decirle al ciudadano habitante de calle que es importante y que el Estado, por medio de nuestro trabajo, está presente sea cual sea la situación. Doy lo mejor de mí, la empatía siempre es mi consigna", cuenta Montaño.

Son cerca de 700 ‘ángeles’ los que visitan día y noche ‘cambuches y ‘parches’ para llevar ayuda y aliento y, reforzar las medidas de autocuidado en esta época de aislamiento preventivo en la que el cuidado es primordial.

Mientras tanto, otros 2.000 ciudadanos habitantes de calle permanecen en su etapa de aislamiento en los 13 centros de atención del Distrito, donde reciben servicios integrales para su recuperación personal, minimizando el consumo y la habitabilidad en calle. 
 

 
 
Facebook

 

 
• Una mujer y sus dos hijos, ambos mayores de edad, viven del reciclaje y luchan por permanecer unidos y recuperar la posibilidad de una vivienda digna. 

• Aprovechan la estrategia móvil de la Secretaría de Integración Social y las jornadas de aseo personal y dotación de elementos de protección.

Bogotá 28 de mayo de 2020. Para Jaquelín Ortiz Rodríguez cada día de los últimos siete años ha sido una lucha por la supervivencia en las calles de Bogotá. Vive del reciclaje junto a sus hijos Antonio, de 24 años, y Paola, de 22, y para ellos no ha sido posible lograr una estabilidad económica que les permita volver a tener un techo.

Con rabia y melancolía, Paola recuerda las situaciones que han pasado desde el momento que un andén se volvió su hogar tras diferencias con los dueños del lugar donde vivían. “Primero falleció mi abuela. Luego, a mis 16 años, me llevó el Bienestar Familiar porque mi familia no me podía brindar las garantías en alimentación, salud y educación. Y para completar mi hermano estuvo en la cárcel dejando a mi mamá sola”, cuenta la joven, quien alcanzó a culminar el bachillerato y sueña con estudiar criminalística.

Ella estuvo 8 meses en el ICBF y su hermano 9 meses en prisión. Fueron tiempos difíciles que les hicieron anhelar la unión familiar en la que han permanecido desde entonces sin importar las circunstancias. Para ellos, eso es lo más importante y, a pesar de todo, agradecen a la vida porque juntos han superado todo los problemas.

En sus jornadas diarias alcanzan a sentir la discriminación de algunas personas que desprecian a los habitantes de calle. "Nos sentimos incómodos en la calle, no tenemos dónde cocinar, compramos alimentos preparados con lo que nos da el reciclaje o algunos vecinos. Para bañarnos íbamos a un centro de habitante de calle, pero ahora en época de Covid eso es más difícil por la cuarentena. Entonces debemos esperar a los 'Ángeles de la Calle' que ofrecen los servicios de autocuidado. Ahí es cuando sentimos que somos importantes para alguien", dice Paola, en el cambuche que armaron en un rincón de Fontibón.

Los 'Ángeles de la Calle' son miembros de un programa de la Secretaría de Integración Social que busca que los habitantes de calle vayan a los centros, inicien un proceso de recuperación de hábitos y rehagan sus vidas. Gabriel Rosero es uno de ellos y ha estado encargado del acompañamiento de esta familia.

"Hemos trabajado mucho con ellos porque realmente muestran interés por su cambio en el estilo de vida. Están cansados de la vida en calle”, manifiesta Rosero, quien también estuvo en la calle durante siete años y ha logrado una relación de camaradería con esta familia.

El equipo de la Subdirección para la Adultez de la Secretaría Distrital de Integración Social se encuentra trabajando para lograr la reubicación de esta familia en los centros que aplican según la edad: el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron) para Paola y Antonio, y uno de los centros de persona mayor para Jacquelín, para que puedan buscar alternativas que les permitan lograr una vivienda digna en donde puedan seguir como siempre: juntos.

Servicios integrales para los ex y habitantes de calle

Más de 1.200 ciudadanos habitantes de calle permanecen en su etapa de aislamiento en los 13 centros de atención del Distrito, donde reciben servicios integrales para su recuperación personal, minimizando el consumo y la habitabilidad en calle.

También hay una estrategia móvil para llegar con elementos de aseo, agua, y alimentación a los ‘cambuches’ en donde los habitantes de calle adelantan su aislamiento preventivo.

“Estamos con todos los ‘ángeles’ en los centros de atención y en territorio. Así mismo, tenemos una estrategia móvil de autocuidado con acciones diarias en aseo personal y dotación de elementos de protección como tapabocas, gel y demás. Estas jornadas se han venido haciendo antes del asilamiento, solo que se refuerzan con los protocolos de seguridad para afrontar el coronavirus”, destaca Daniel Mora, subdirector para la Adultez de la Secretaría de Integración Social.

Más información sobre atención de habitantes de calle haciendo clic aquí 
 

 
 
Facebook

 

 
Llamado de la secretaria de Integración Social, Xinia Navarro, para tener un trato sin discriminación con las personas que no tienen techo y deambulan por las calles, cuatro años después de la intervención en el Bronx.

Bogotá 28 de mayo de 2020. En 2016, exactamente hoy hace cuatro años, la ciudad conoció de la intervención realizada en el sector conocido como el Bronx, en donde se desarticuló una importante red de microtráfico pero a su vez quedó al descubierto y con mayor notoriedad, una situación que se vive en la capital: la de los habitantes de calle.

“Hace cuatro se hizo la intervención en el Bronx en la localidad de Los Mártires, la cual generó gran atención de la ciudadanía, con personas a favor y en contra, y con la que se develó la realidad social presente en todos los barrios de Bogotá como lo es la habitabilidad en calle”, expresó Xinia Navarro.

La Secretaría Distrital de Integración Social tiene un programa dirigido a esta población que está en la Subdirección de Adultez. “Es un programa basado en la sentencia de la Corte Constitucional que señala que a los habitantes de calle se les debe atender bajo el principio fundamental de la voluntariedad. Es decir, a los habitantes de calle no se les puede exigir ni obligar a que acudan a uno de nuestros servicios sino que los equipos territoriales, con aquellas personas conocidas como los ángeles, son las que van hasta esas alcantarillas y puentes para decirles a las personas que hay otra opción en la vida y que se puede salir del mundo de las drogas y que se puede tener un proyecto distinto sin importar la edad o lo que haya sucedido en la vida”, indicó la secretaria.

Xinia Navarro extendió una invitación a la ciudadanía para que a los ciudadanos habitantes de calle se les trate como ciudadanos, igual que al resto de la población: “no los debemos discriminar. Debemos, al contrario, determinar acciones de solidaridad que implican conexión con el Estado y que reporten a Integración Social cuando vean un habitante de calle en riesgo o que merezca alguna atención específica”, puntualizó.
 

 
 
Facebook

 

 
• 1.200 ciudadanos exhabitantes de calle permanecen en su etapa de aislamiento preventivo en centros de la Secretaría Distrital de Integración Social.
• La Secretaría cuenta con 13 unidades operativas para la atención de habitantes de calle en Bogotá.

Bogotá, 21 de mayo de 2020. Con 51 años de edad, Luis Eduardo Jaramillo ha transcurrido más de la mitad de su vida consumiendo drogas. Para él, como para los 110 ex habitantes de calle que están en proceso de recuperación en la comunidad de vida ‘El Camino’, “entrar a las drogas es fácil pero salir de ellas requiere mucho amor propio”.

Fernando Lara es otro de los participantes de esta familia. Deambuló sin rumbo fijo durante 7 años, y la drogadicción le arrebató su voluntad.

“Uno se ve acabado cuando toca la calle y no le encuentra motivación a nada. Pero cuando aparecen los ángeles de la Secretaría nos brindan una oportunidad para poder empezar de nuevo”, cuenta Lara.

En El Camino, los ciudadanos ex habitantes de calle que deciden seguir en proceso de recuperación rediseñan sus proyectos de vida y recobran sus redes familiares. Para eso deben superar otras etapas en centros como Bakatá o el Centro de Atención Transitoria, donde fortalecen sus hábitos de cuidado y estilos de vida saludables.
 

Luis Eduardo, Fernando y el resto de la comunidad participan en talleres de capacitación en los que aprenden oficios a través de convenios con el SENA y la Secretaría de Educación, que les permitan tener autonomía para alejarse definitivamente de las calles.

“En este servicio buscamos recuperar el concepto de convivencia en comunidad, y a través de las ferias de empleo y emprendimiento que realiza la Secretaría de Desarrollo Económico buscamos la posibilidad de que nuestros participantes accedan a un empleo digno”, cuenta Daniel Mora, subdirector de Adultez.

Para ese propósito la entidad también gestiona acercamientos con empresas privadas para establecer una vinculación de clúster laboral donde los perfiles de los ciudadanos ex habitantes de calle que ya hayan recuperado su conciencia y hábitos puedan vincularse laboralmente.

Los procesos de estadía en El Camino duran de 9 meses a 1 año y son guiados por 12 profesionales: 3 psicólogas, 3 pedagogos, 2 trabajadoras sociales, 1 educador físico, 1 psicoterapeuta y una terapeuta ocupacional.

A la fecha, más de 1.200 ciudadanos habitantes de calle permanecen en su etapa de aislamiento preventivo en los 13 centros de atención del Distrito por cuenta del COVID, donde reciben servicios integrales (salud y formación) que les permitan retomar el rumbo.
 

 
 
Facebook

Noticias Recientes
Otros 27 Octubre 2020

Secretaría de Integración Social continuará brindando atención presencial a la ciudadanía

Secretaría de Integración Social continuará brindando atención presencial a la ciudadanía
• En las 16 Subdirecciones locales de la Secretaría de Inte...
Discapacidad 27 Octubre 2020

Nuevas apuestas que deja el Primer Congreso Internacional sobre Discapacidad

Nuevas apuestas que deja el Primer Congreso Internacional sobre Discapacidad
• Xinia Navarro, Secretaria de Integración Social, aseguró...
Otros 27 Octubre 2020

La alimentación integral motiva los sueños de quienes reciben el servicio en Chapinero

La alimentación integral motiva los sueños de quienes reciben el servicio en Chapinero
● Más de 780 personas son participantes del proyecto ‘Compr...
Footer