Secretaría Distrital de Integración Social

Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
● Miguel, un habitante de calle que recibió los servicios de la Secretaría Distrital de Integración Social y hoy se encuentra en buen estado de salud.

● Todas las semanas los ciudadanos habitantes de calle tienen jornadas de autocuidado en 19 localidades de la ciudad.

Bogotá, 28 de agosto de 2020. Es viernes y Miguel sabe que es día de la jornada de autocuidado que realiza la Secretaría de Integración Social. A las 8 de la mañana llega a La Academia, un espacio que no solo se encarga de recibir y brindarles todos los implementos de aseo a los ciudadanos habitantes de calle, sino que también trabaja para que mientras ellos visitan el lugar se sientan felices y escuchados por el equipo de profesionales que integra la Subdirección de Adultez.

Minutos antes de las 8 de la mañana, aproximadamente 150 personas habitantes de calle se reúnen a las afueras de La Academia. Apenas dan las 8 en punto empiezan a ingresar, se registran y reciben sus implementos de aseo: cepillo de dientes, jabón, una muda de ropa limpia y un tapabocas. En el ir y venir, en medio de la espera del turno del baño y las risas está Miguel Archila, un habitante de la calle que después de haber pasado por los dos años más tristes de su vida, hoy se ve feliz, amistoso y tranquilo, porque su estado de salud es bueno gracias a las ayudas que recibió de Integración Social.

Miguel sufrió durante dos años el rechazo de la gente a causa de una herida que se le infectó en el estómago y el olor la hacía insoportable. Eso conllevó a que él se excluyera a tal punto que no volvió a ir a las jornadas de limpieza. Esa actitud generó una alerta dentro del equipo de profesionales.
 

“Estuve por debajo de los hombros de todo el mundo, viví los peores años de mi vida. Ahora estoy bien gracias al trabajo de Integración Social y a mi mamá Vivian (refiriéndose a una profesional de la Secretaría)”, cuenta Miguel.

Luego de un trabajo de socialización y de varios meses de trámites, la Secretaría de Integración Social logró que Miguel tuviera atención médica y una intervención quirúrgica que sanara su problema en el estómago.

No fue fácil. Según Vivian Calderón, profesional en psicología, “el acercamiento con él fue difícil porque no confiaba. En los planes de atención en calle nosotros llevamos el servicio hasta donde están ellos y les preguntamos qué necesitan. Luego de conseguir la aprobación de Miguel se empezó con la garantía de derechos. Primero se le sacó la cédula, luego hacer un trámite largo para hacer la afiliación a salud y así arrancamos con sus citas médicas, exámenes y finalmente la cirugía”.

A pesar de que la cirugía era de alto riesgo, Miguel salió victorioso. “Duró dos meses en el hogar de paso Bakatá, pasando su posoperatorio. Allí recibió todos los cuidados y atención, pero él fue claro con nosotros y nos dijo que apenas se sintiera bien se iba”, dice Calderón.

Miguel creyó en los servicios de la Secretaría y hoy en día no solo recibe el de La Academia, sino que quiso hacer parte del programa de Círculos Preparatorios Integrales de Aprendizaje (CIPREIA). Ahora, estudia, trabaja cuidando carros y es el consentido de la cuadra donde vive y cuida.

Ver también:
177 exhabitantes de calle culminaron sus procesos de formación académica

Servicio integral

Así como Miguel, varios ciudadanos habitantes de calle se han visto beneficiados con los servicios y ayudas que ofrece Integración Social. Incluso las mascotas que acompañan a estas personas también son bien recibidas. Es el caso de Sandra, que al igual que Miguel llega todos los viernes con su perro negro. Mientras ella se asea, la mascota se alimenta y descansa.

“Ellos ya saben cuándo son los días de autocuidado. Ya lo tienen en el radar. Tenemos un equipo aquí que aborda todos los ciudadanos que habitan calle, hacemos ejercicios de pedagogía. También habilitamos cupos para que estén en hogares de paso, cuando están enfermos los llevamos al médico. Todos estos procesos que hacemos desde calle tienen un acompañamiento completo hasta que el ciudadano quede bien atendido, si es que requiere hospitalización o si necesita un tratamiento y necesita ser acompañado”, explica Ana María Triana, psicóloga del proyecto de Integración Social.

En los recorridos que hace el equipo de profesionales en calle se encuentran muchos habitantes de calle que padecen enfermedades como tuberculosis. Uno de los logros en esas jornadas es articular con los servicios de salud para que los que requieren atención inmediata, la tengan.

Según Triana, los que no están tan graves reciben su medicamento y se les hace seguimiento para saber si se están tomando la medicina. “Todas esas cosas necesitan de un equipo que está en calle, que los está apoyando, por eso nuestro ejercicio no se limita solo a llevarlos a un hogar porque muchos de ellos, por decisión propia, quieren estar en la calle”, dice.

A raíz de la emergencia sanitaria, el compromiso de la Secretaría con los habitantes de calle ha sido enorme, por eso un grupo de profesionales realizan constantes recorridos facilitándoles agua y jabón para que hagan frecuentemente el lavado de manos, además realizan un ejercicio de creación de conciencia de cuidado entre ellos mismos.
 

 
Facebook

 

 
● Entregan las cenizas del General Sandúa a la Fundación Callejeros de la Misericordia.
 
●  El ‘General Sandúa’ falleció el pasado 6 de junio de 2020. Estuvo en uno de los hogares de la Secretaría de Integración Social recibiendo un trato digno.

Bogotá, 27 de agosto de 2020. La Secretaría Distrital de Integración Social hizo hoy una última despedida a Aníbal Muñoz Valencia, el reconocido personaje que anduvo durante 30 años por las calles de Bogotá que se hacía llamar el ‘General Sandúa’.

Después de casi tres meses de su fallecimiento y luego de un trabajo de la Subdirección de la Adultez, hoy sus restos fueron entregados a la Fundación Callejeros de la Misericordia, quienes se encargarán de trasladar las cenizas a la capilla del Cementerio Central para que su memoria permanezca viva y la ciudad lo siga recordando.
 
 
 
“Entregamos los restos y para la memoria quedará la opción de visitar sus restos en el Cementerio Central de Bogotá. Desde Integración Social y con el corazón seguimos trabajando con la población mayor que está en calle, con los pacientes abandonados y con la población habitante en calle para brindar un servicio digno a los más vulnerables”, dijo el subdirector de la Adultez, Daniel Mora.

“Yo deseo que me entierren con un vestido de San Francisco, con un cristo en la mano y la mano en el corazón”, expresaba en sus momentos de oratoria el General Sandúa, quien falleció el pasado 6 de junio tras una hospitalización en el Hospital El Tunal.

Aníbal murió como uno de los ciudadanos más icónicos, importantes y queridos de la carrera Séptima en el centro de la ciudad. Después de conocer los servicios que le ofrecía Integración Social, en septiembre de 2018 accedió a ingresar voluntariamente a los servicios de protección para las personas mayores.

“Desde el proyecto de Adultez de la Secretaría de Integración Social siempre se le hizo seguimiento a su vida en calle, hasta que él tomó la decisión de formar parte de nuestro proyecto y encontró toda la atención que necesitaba”, indicó Leidy Tatiana Durán, miembro del equipo de ‘ángeles de calle’.

En sus últimos 20 meses de vida, la Secretaría apoyó al señor Aníbal con los servicios del Centro de Protección Social Bosque Popular, allí recibió atención con dignidad y bienestar. Estuvo rodeado de las demás personas mayores con quienes compartió sus historias, reflexiones y anécdotas.

“Con este pequeño homenaje a su vida, a su memoria, quedará en los bogotanos una huella imborrable de las enseñanzas y sabiduría que dejó el general”, expresó la coordinadora distrital del Servicio Social Centro Día, Laura Julieta Gómez.

La Secretaría de Integración Social continúa brindando la atención y cuidado integral a las personas mayores más vulnerables en la ciudad, implementando las medidas preventivas y de contención frente al Covid-19.
 

 
Facebook

 

 
• Después de superar un brote de Covid-19 el centro retomará su operación atendiendo estrictos protocolos de bioseguridad

• El hogar se habilitará para atender a máximo 100 ciudadanos habitantes de calle de la ciudad

Bogotá 04 agosto 2020. Con una jornada de desinfección en el hogar para habitantes de calle Bakatá, concluyen 15 días de preparación para retomar las actividades en este centro de atención integral después de haberse presentando un brote de contagio por covid-19.
 
 
Según el reporte epidemiológico, el brote que se presentó en mayo pasado y que afectó a usuarios y funcionarios de la entidad, se superó gracias al trabajo conjunto de la Secretaría de Integración Social y la Secretaría de Salud, y al cumplimiento estricto de las normas de seguridad del personal del centro.

“Son personas muy valientes que están enfrentando una situación difícil ante un virus que nos puede llegar a todos, y más en los servicios sociales. Ya hay control y no hay positivos del brote que inició el 20 de mayo. Todos lograron superar esta difícil situación. Por ustedes vale la pena seguir trabajando; les agradezco profundamente todo lo que hacen”, expresó Xinia Navarro, secretaría distrital de Integración Social, al personal que se dedica a la atención de este centro, y en general a los funcionarios que entregan su tiempo y compromiso a la prestación de los servicios sociales de la Secretaría de Integración.
 

“En coordinación con Secretaría de Salud llevamos a cabo los procesos de desinfección, descontaminación y renovación de elementos que tuvieron contacto con el brote”, indicó Daniel Mora, Subdirector de Adultez de la Secretaría, que tiene a su cargo el trabajo con ciudadanos habitantes de calle en la ciudad.

Durante el tiempo de contagio, los servicios para habitantes de calle se estuvieron prestando en otros centros de atención de la Secretaría Distrital de Integración Social, donde los usuarios también tuvieron garantizada la alimentación, el techo y la higiene personal, entre otras actividades, con las cuales comienzan a generar procesos de recuperación de hábitos saludables.

Desde el próximo fin de semana ingresarán de nuevo habitantes de calle que quieran hacer procesos de desarrollo personal. Para ello hay tres reglas: todas las personas que ingresen deben pasar por una evaluación de salud que verifique ausencia del virus y no poner en riesgo a las personas del lugar; habrá distanciamiento social, por lo tanto la capacidad se reducirá a la mitad al pasar de 200 a 100 cupos; y habrá un compromiso de todos por el cuidado personal y el cuidado de los demás.

“Los usuarios van a tener dos metros de distancia, su cama no va estar pegada con otra, y para la alimentación habrá turnos. Los ciudadanos que ingresen deberán comprometerse a ducharse y cambiarse de ropa, a bañarse con jabón y, además, deben aprender a convivir como un equipo en el que todos nos cuidemos”, insistió el subdirector de Adultez.

En el hogar de paso Bakatá los habitantes de calle inician acciones de cuidado con la finalidad de dignificar su condición a través de actividades que mitiguen el consumo de sustancias psicoactivas. Allí, la atención psicosocial tiene una duración de dos meses, tras los cuales se realiza el traslado de los usuarios a uno de los centros de atención transitoria, donde se adelantan acciones de acompañamiento familiar personalizado y procesos de formación y capacitación.

La Secretaría Distrital de Integración Social continúa con su compromiso por la atención de las poblaciones más vulnerables atendiendo las medidas recomendadas por las autoridades de salud frente a situaciones de contagio que se presenten en la contingencia.
 

 
 
Facebook

 

 
● Con guías y videos se adelantaron los procesos pedagógicos

● En agosto comenzó el segundo semestre de formación académica para otro centenar de exhabitantes de calle.

Bogotá, 27 de agosto de 2020. Con cartillas, videos pregrabados y alguna que otra clase virtual, 177 exhabitantes de calle validaron estudios de primaria y secundaria, dirigidos por un equipo de licenciados del eje de ampliación de capacidades y generación de oportunidades de la Secretaría Distrital de Integración Social.

El proceso de validación educativa, que venía adelantándose con este grupo de personas desde el inicio de este año, se interrumpió por causa de la emergencia sanitaria. Pero los miembros del programa Círculos Preparatorios Integrales de Aprendizaje (CIPREIA), junto a la Secretaría de Educación, diseñaron cartillas, evaluaciones y videos con las lecciones para que nadie se quedara atrasado en su aprendizaje en medio de la pandemia.
 


La flexibilidad y virtualidad educativa dieron sus frutos y ahora 177 exhabitantes de la calle lograron avanzar en su educación formal. Mediante esta modalidad vieron clases de ciencias, matemáticas, inglés, sociales y otras.

Para la secretaria de Integración Social, Xinia Navarro, “las segundas, terceras y cuartas oportunidades siempre tendrán cabida en el Estado social y democrático de derecho. Personas que habitaban la calle, sin esperanza y sin futuro, hoy gracias a los servicios de Integración Social se gradúan de bachillerato. Una etapa fundamental en la vida porque va a permitir ser la base para realizar otras labores académicas, laborales o personales. Felicito al equipo de Integración Social y a esas personas valientes que tomaron la decisión de hacer esa transformación y generar un momento diferente en el proyecto de vida”.

Por su parte, Tatiana Ortiz García, líder del CIPREIA, contó que, “ya que no podemos ingresar a las unidades operativas por el confinamiento, se construyeron guías para el aprendizaje, las cuales fueron entregadas periódicamente en cada uno de los centros, además de innovar con videos virtuales, tutoriales y diferentes asesorías para terminar este proceso exitosamente”.

Los estudiantes recibieron sus respectivos certificados en una ceremonia de grado que tuvo todos los protocolos de bioseguridad.“Se diseñó una programación del día con algunas orientaciones para que cada unidad operativa la pudiera ejecutar de manera virtual con las medidas de prevención y protección necesarias”, añadió Ortiz García.

Nelson Hernando Cañón, exhabitante de calle y egresado del Centro de Atención Transitorio de la Secretaría de Integración Social, es uno de los graduados con el título de bachiller académico. Para realizar y entregar sus guías iba a un café internet ubicado cerca a su casa, en la localidad de Simón Bolívar.

“Siempre encontramos inconvenientes para seguir adelante, pero gracias a los servicios que ofrece la Secretaría, a los profes y a los líderes, culminé mis estudios como bachiller y seguiré estudiando para, como dicen ahora, poder reinventarme”, señaló el exhabitante.

Inició su proceso de formación como estudiante de ‘CIPREIA’ en sexto de bachillerato. Y ahora, ya graduado de bachiller, dice que nunca pensó que podría siquiera soñar con un grado porque tiene problemas de consumo de sustancias psicoactivas desde los 8 años. “Gracias a los Ángeles de la Calle conocí los servicios de la Secretaría de Integración y hoy tengo otra visión del mundo”, agregó Nelson.

Para el cierre del segundo semestre del año se proyecta que otro centenar de ciudadanos exhabitantes de calle puedan culminar su formación académica. Ellos iniciaron sus clases en la segunda semana de agosto y, por lo pronto, se seguirán manejando por medio de guías y de manera virtual.

Por último, la secretaria agregó que, “siempre habrá esperanza de cambiar y generar unos procesos diferentes en la vida. No significa que todo el mundo deba tener las mismas expectativas, pero siempre se puede estar mejor”.

Por eso, la jefe de Integración Social invitó a que todos los habitantes de calle busquen la la salida y decidan vivir mejor. “Yo invito a todas las mujeres y hombres que decidieron estar en la calle a que tomen la decisión de trasformar la vida. Busquen el apoyo de Integración Social, de las familias y se den otra oportunidad”, dijo.
 

 
 
Facebook

 

 
• En la jornada, liderada por los Ángeles de Calle, de la Secretaría Distrital de Integración Social, estuvieron también otras entidades del distrito. 

Bogotá, D.C, julio 27 de 2020. La Alcaldesa Mayor de Bogotá, Claudia López, acompañó este fin de semana una jornada de autocuidado para ciudadanos habitantes de calle y sus animales de compañía, que tuvo lugar en el Centro de Desarrollo Comunitario Galán en la Localidad de Puente Aranda.

Durante la jornada, la mandataria sostuvo diálogos con los ciudadanos habitantes de calle que acudieron a la jornada para recibir atención en servicios de autocuidado personal. En el encuentro, la Alcaldesa los invitó a mantener las medidas de protección personal frente al covid, como portar el tapabocas y lavar las manos con frecuencia.

De la misma manera, resaltó la labor de las entidades distritales que trabajan a diario por los más vulnerables y en especial por esta población. “Gracias a todos los Ángeles de calle, la Alcaldía Local, el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPBA), Salud, y todos los que permiten llegar con los servicios del Distrito aún en esta cuarentena”, destacó la mandataria.

La jornada de autocuidado para ciudadanos habitante de calle y sus animales de compañía, adelantada por los Ángeles de Calle de la Secretaria de Integración Social y la Alcaldía Local de Puente Aranda, incluyó servicios de ducha, peluquería, entrega de kits de aseo personal y protección, ropa, refrigerios y acompañamiento psicosocial, como parte del ejercicio de dignificación y restitución de los derechos de esta población.
 

“Las jornadas de autocuidado dirigidas a los ciudadanos y ciudadanas habitantes de calle buscan prevenir riesgos de contagio y dejar en ellos unas pautas mínimas de autocuidado” resaltó Fabián Rico Sosa, Líder de Abordaje Territorial de la Subdirección para la Adultez de la Secretaría Distrital de Integración Social.

Por su parte,el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPBA) a través de su programa ‘Huellitas de la calle’, brindó atención a los animales de compañía de los ciudadanos habitantes de calle, con atención veterinaria, vacunación, implantación de microchip, alimentos y desparasitación, garantizando su cuidado y bienestar.

A su vez, la Secretaría de Seguridad realizó una sensibilización sobre la seguridad y cuidado de las mujeres habitantes de calle,recordando acciones que contribuyen a garantizar una vida libre de violencias y territorios más seguros para las mujeres.
 

El ‘Nuevo Contrato social y Ambiental para la Bogotá del siglo XXI’ plantea tres metas específicas para atender y garantizar los derechos de los habitantes de calle en Bogotá. La primera es incrementar a 825 los cupos de atención a la ciudadanía habitante de calle en la ciudad. La segunda, atender a 12.000 habitantes de calle al año a través de la estrategia móvil en 19 localidades de Bogotá, y finalmente, implementar estrategias de participación y transformación de imaginarios sociales para disminuir el conflicto asociado a la habitabilidad en calle.

Los Ángeles de la calle de la Secretaría Distrital de Integración Social ofrecen atención integral a los y la ciudadanas habitantes de calle, las 24 horas de día, con servicios en 13 centros de atención que incluyen hogares de paso, comunidades de vida y centros transitorios, en donde se ofrecen servicios integrales y acompañamiento psicosocial.
  

 
 
Facebook

Noticias Recientes
Otros 27 Octubre 2020

Secretaría de Integración Social continuará brindando atención presencial a la ciudadanía

Secretaría de Integración Social continuará brindando atención presencial a la ciudadanía
• En las 16 Subdirecciones locales de la Secretaría de Inte...
Discapacidad 27 Octubre 2020

Nuevas apuestas que deja el Primer Congreso Internacional sobre Discapacidad

Nuevas apuestas que deja el Primer Congreso Internacional sobre Discapacidad
• Xinia Navarro, Secretaria de Integración Social, aseguró...
Otros 27 Octubre 2020

La alimentación integral motiva los sueños de quienes reciben el servicio en Chapinero

La alimentación integral motiva los sueños de quienes reciben el servicio en Chapinero
● Más de 780 personas son participantes del proyecto ‘Compr...
Footer